Lo que hace falta para ser mejor inversor + Mejores artículos de mi blog en 2021

21 de diciembre, 2021 4
Gestor cuentas gestionadas en GPM (All Seasons Momentum) Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de Alicante Autor libro "El... [+ info]
Gestor cuentas gestionadas en GPM (All Seasons... [+ info]
2º en inB
2º en inB

Hay dos cosas que me gustan mucho: escribir y los mercados financieros. Así que el tener un blog sobre de inversión es lo más natural para mí. Por supuesto ha sido y es una herramienta de trabajo, pero la devoción siempre ha estado antes que la obligación.

Cuando escribo de mercados, por supuesto que a veces estoy más fino y otras veces más obtuso; pero siempre lo hago con gran pasión y las horas que le dedico son como tiempo que no pasa. Por eso agradezco de corazón a todos los que tienen a bien el leerme, ya que si no tuviera decenas de miles de lectores, no estaría tan motivado para hacer una de las cosas que más me gusta. 

Quien lleve años leyéndome (y son más de 12) será consciente de que este siempre ha sido un blog (o un autor) en evolución. Lo que hablamos hoy en día no tiene nada que ver con lo que hablaba hace 10 años. Ni tan siquiera con casi nada de lo que hablaba hace 5 años. En ese sentido este blog es un reflejo perfecto de mi evolución. 

Hace más de 10 años era un inversor particular que había aprendido algunas cosas interesantes y así lo comunicaba. Pero no dejaba de ser un inexperto aún en fase de aprendizaje y que operaba para sí mismo. Poco a poco fui dedicando mi vida profesional a los mercados y teniendo clientes y de forma natural comencé a trabajar en la industria. Esa primera fase en la industria fue una época difícil donde hubo muchos errores y muchas enseñanzas. 

Las teorías con las que me había armado y lo que hacía para mí mismo se encontraron con las dificultades del mundo real, donde los mercados se pueden poner difíciles durante demasiado tiempo (más tiempo del acostumbrado) y donde el trabajar para clientes modifica por completo la psicología necesaria para hacer las cosas. Hay una diferencia gigantesca entre ser un jinete yendo a donde uno quiere en cada momento y el conducir un avión con pasajeros. Otros empiezan a trabajar directamente en la industria y muchas reglas les son dadas, pero siendo yo un completo outsider, había algunas cosas que ignoraba, siendo dicha ignorancia y mi asilvestramiento una de las causas de mis errores. 

Las épocas de dificultades te pueden hundir del todo (la ley de naturaleza es que los no aptos son eliminados) o pueden ser una lección de la que aprender y corregir el rumbo. Yo decidí tomar este segundo camino a pesar de las dificultades personales. Puede que a veces sea bastante tonto y esté confundido, pero en el fondo estoy comprometido con la verdad. Así que decidí persistir, pero no si antes aceptando del todo, sin matices ni peros, que me había equivocado por completo. Un día me levanté y simplemente dije "estoy equivocado" y pedí perdón. 

A nadie le gusta fracasar y equivocarse. Pero el lado bueno de todo fracaso -porque casi todo tiene un lado bueno- es que has podido descender al valle de los errores y ver exactamente cómo son esos errores, de forma material y precisa. No son cosas que otros te han contado, no son teorías que has leído, sino cosas que has visto en primera persona. Una vez allí descubres el sentido profundo del por qué y del por qué no de muchas cosas y entonces te liberas. Y con esa renovada libertad empecé a pensar de otra manera tratando de capitalizar todo lo que había aprendido.

Mi blog de tantos años ya, refleja todo eso, mi evolución. Mi proceso de inversión actual, imperfecto como todos, pone el acento no en los mercados, ni en si algo va a subir o bajar, o si será más o menos rentable, sino en el ingrediente más importante de todos: el inversor

No hay ni se busca la mística. Créeme. En un sentido totalmente práctico, material y directo, el principal factor de una inversión suele ser el inversor en sí mismo. Conocerse a sí mismo para alinear sus inversiones con su personalidad y no al revés. No proceder así es luchar contra las fuerzas de la naturaleza, algo tan pueril e inútil como desear que el Sol salga por el norte. Hay que fluir en armonía con la verdad de los hechos de la misma manera que un río cursa por el camino más fácil de todas las posibilidades que se le presenta. 

¿De qué sirve el estudiar el flujo de caja de una empresa y sus ventajas competitivas si cuando se pase 10 años a la baja -algo que inevitablemente ocurrirá- el inversor pierde la disciplina y vende? O incluso no queriendo, si el inversor se ve forzado a vender. ¿De qué sirve indexarse pagando pocas comisiones si cuando el mercado caiga un 60%, algo que invariablemente ocurrirá, si el inversor vende desesperado por mucho que haya firmado un contrato consigo mismo cuando todo iba bien?

Los diferentes estilos de inversión responden a las preferencias y conocimientos de cada uno y casi todos son posibles, teniendo todos sus propias ventajas e inconvenientes. Pero lo que todos los estilos tienen en común es que no sirven de nada si no están alineados a la perfección con quién de verdad es el inversor. Buffett ni se inmuta si pierde 10 años (por ejemplo, no ganó nada entre 1998 y 2009) porque él es tu método de inversión, lo conoce al milímetro, sabe qué puede esperar del mismo y sabe por qué hace lo que hace. El qué, el cómo, el cuándo, y el por qué, dependen de el quién.

Para ser mejor inversor, no preguntes qué acción va a subir, o cuánto te puede rendir una inversión. Esas son las preguntas que hacen las jubiladas nonagenarias cuando entran por la puerta de un banco. Un inversor profesional tiene un método, sabe íntimamente por qué usa ese método, sabe lo que puede esperar del mismo en los buenos y en los malos tiempos y, sobre todo, lo sigue a rajatabla. Llueva o haga calor. 

Me costó muchos años y millones de euros entender esto. Así que si estás buscando tu camino, tal vez valga la pena reflexionar mis palabras viendo qué hay de valor y verdad en las mismas.

Por último, el año se acaba y como suele ser habitual hago un índice de lo publicado en el último ejercicio. Pero este año no comparto lo más leído, sino los artículos que considero más importantes, independientemente de la reacción de mis lectores y los he dividido en diferentes categorías. Si no los has leído, espero que los disfrutes, al menos casi tanto como yo me lo pasé en grande escribiéndolos para ti.

Saludos cordiales, feliz Navidad y te deseo un gran 2022.


Epistemología de las inversiones y métodos:

Lo que los inversores activos deberían aprender de la inversión pasiva

Cómo invertir en Private Equity sin pagar las prohibitivas comisiones de los fondos de Private Equity

21% anual ¿El sistema de inversión en acciones más rentable del mundo?

El mejor seguidor de tendencias de todos los tiempos (+60% anual)....no sigue el mercado

Por qué funcionan el Momentum y el Value (y por qué el Growth es una estrategia inferior)

Value Investing: la única razón por la que dejó de funcionar


Mitos expuestos y como interpretarlos correctamente:

No, el mayor ratio PER en 12 años en la bolsa de EE.UU. no señala peligro

Los directivos de las cotizadas (insiders) venden acciones como nunca ¿bajista?

La razón por la que el Bitcoin no es sustituto del Oro

Crash en el mercado de bonos. ¿Problemas económicos y bursátiles a la vista?

A contrario sensu: Por qué el Oro cotiza como un activo deflacionario en vez de inflacionario


Análisis macro aún de actualidad:

1 Diciembre 2021: el día que explotaron las tuberías de las finanzas mundiales

El indicador líder global declina por quinta vez desde 2007: bajista para la bolsa, alcista para bonos y Oro

El brutal y extraño aplanamiento de la curva de tipos en el día de ayer

¿Qué está ocurriendo exactamente en China? ¿Vamos hacia un crash?


Análisis de mercado aún de actualidad:

La marca de autenticidad de que estamos al final de un ciclo alcista

Los inversores invertidos hasta los dientes en acciones....como en la burbuja tecno

Es la hora de los activos defensivos

Por qué creo que el Oro va a subir como la espuma


Reflexiones personales:

Dinero

Cómo detectar el punto ciego de tu personalidad

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 4 comentarios
Hola Hugo, Kala Xristougena!! En mi humilde opinión y lo que más me ha ayudado todos estos años es mejorar LA DISCIPLINA. Sin más. Ojalá tuviera mucha más disciplina. Todo sería mucho más fácil.
22/12/2021 06:15
Para ser inversor es inevitable seguir la evolución que has tenido. El sufrimiento de los errores llevan a su análisis y este a mejorar. La exigencia es máxima y así debe serlo la autocrítica para que el proceso y el método personal se vaya haciendo más robusto. Como bien dices, el mercado va a poner en tela de juicio los procesos de inversión de todo el mundo y solo si es robusto tendrás la fe suficiente para mantenerlo que es la clave de todo.
Sigue escribiendo que a mi desde luego me parecen artículos muy interesantes.
Abrazo y gran 2022 para ti y para ASM
26/12/2021 09:03
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos