Jeff Gundlach se muestra más pesimista que nunca y carga contra la actuación de la Reserva Federal

12 de diciembre, 2019 Incluye: SPX 0
Seguimiento de las principales noticias, comentarios y hechos ocurridos alrededor de la industria de gestión de activos.
Seguimiento de las principales noticias, comentarios y... [+ info]
15º en inB
15º en inB

Jeff Gundlach, fundador de DoubleLine Capital, conocido coloquialmente como el “rey de los bonos” y que en la actualidad gestiona cerca de 150.000 millones de dólares, en una reciente entrevista concedida a Yahoo Finance, sigue mostrando su pesimismo en relación con la renta variable estadounidense. Si bien este pesimismo ha sido la tónica habitual en estos últimos meses (e incluso años), en esta entrevista se ha aventurado a señalar que la bolsa estadounidense se desplomará en la próxima recesión y probablemente no se recuperará en bastante tiempo (incluso considera que no lo hará durante todo el tiempo que le quede de carrera profesional). Afirma que 2019 ha sido un año extraordinariamente sencillo para el inversor, puesto que cualquier cosa que hubieras comprado se habría revaloriza entre un 15 y un 20%, tanto en Estados Unidos como a nivel global. Como se comentó hace unos días en inBestia, en apenas doce meses hemos pasado de una situación de pánico (con el S&P 500 desplomándose cerca de un 20% en apenas cuatro semanas) a otra de euforia en la que prácticamente todos los activos acumulan rentabilidad positiva (en muchos casos de dos dígitos).

Gundlach señala que a pesar de que los mercados americanos han alcanzado máximos históricos recientemente, este “outperformance” de Estados Unidos con respecto al resto de bolsas mundiales ya ha llegado a su fin. El gestor basa su argumentación en el gráfico inferior, en el que compara las cuatro principales regiones económicas del mundo (Estados Unidos, Europa, Japón y los países emergentes). Según él, ninguno de los índices, salvo el S&P 500, ha sido capaz de superar los máximos previos alcanzados justo antes de la última recesión y apuesta a que el S&P 500 seguirá el mismo camino en la próxima recesión (es decir, el mercado estadounidense caerá fuertemente en la próxima recesión y le costará mucho tiempo recuperar de nuevo los niveles actuales).

98a59544b02d8f17d93614ef1d8c77f781696250.png

(Fuente: Yahoo Finance)

Asimismo, espera que se produzca una rotación de capital hacia renta variable internacional (lo que sería renta variable ex USA) y que el dólar, que ha estado relativamente estable durante este año 2019, se debilite conforme los inversores empiecen a preocuparse por los elevados niveles de deuda y déficit del país. En relación con esta rotación de capital hacia otros mercados, Jorge Alarcón apuntaba hace unos días que “en estas últimas semanas empieza a observarse un incipiente cambio en los flujos monetarios...y empieza a moverse capital desde las bolsas estadounidenses hacia los mercados ex-USA (Europa, Japón y mercados emergentes)”.

Gundlach considera que para hacer frente a la próxima recesión, los inversores estarán mejor protegidos en renta variable internacional (ex USA), algo que podría tener su “lógica” teniendo en cuentas las valoraciones con las que cotizan unas y otras regiones.

Por último, el gestor se ha mostrado muy crítico con la actuación de la entidad presidida por Jerome Powell. Señala que lo que motivó el brusco cambio de tendencia de los mercados iniciado a principios de este año fue el cambio de comportamiento de la FED y se muestra muy sorprendido del giro tan radical que ha tomado la política de la Reserva Federal en apenas 12 meses. Según el gestor, hace un año la FED estaba reduciendo el balance y había anunciado progresivas subidas de tipos de interés para los años 2019 y 2020. Sin embargo, el hundimiento de los mercados a finales del pasado año motivó que ésta reanudara la expansión de su balance e incluso comenzara a reducir los tipos de interés. Pero no sólo Gundlach se muestra crítico con la actuación de la FED, sino que otros prestigiosos gestores de la talla de Howard Marks han señalado que el papel de los bancos centrales (en este caso la Reserva Federal) no es apoyar y sostener a los mercados de renta variable, sino controlar la inflación.

2e5a6e17643a36a707a07a020dece97a7ef4dff3.png

Más allá de la capacidad predictiva que tenga este prestigioso gestor (hasta la fecha sus pronósticos no han sido muy acertados), lo que parece evidente a estas alturas es que muy probablemente estemos en las etapas finales del ciclo económico, como ha señalado Hugo Ferrer en diversas ocasiones (i, ii, iii, iv, v y vi). Anticipar si el mercado bursátil estadounidense se desplomará en la próxima recesión y tardará años en recuperarse es una tarea más compleja (por no decir imposible). Sin embargo, la apuesta por los mercados internacionales (ex USA) es algo en lo que cada vez más analistas están de acuerdo

Otros artículos relacionados publicados por el equipo de inBestia:

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos