Estos son los tres elementos que podrían iniciar un mercado bajista

24 de noviembre, 2017 Incluye: SPX 5
Redactor de contenidos en inBestia
Redactor de contenidos en inBestia
44º en inB
44º en inB

La subida de la bolsa, iniciada en marzo del año 2009 tras el desplome por la Gran Crisis Financiera, va camino de cumplir los nueve años de duración y sigue imparable, con los principales índices bursátiles estadounidenses marcando máximos históricos prácticamente cada día. Desde los mínimos el S&P 500 se ha revalorizado en torno a un 280%, mientras que el índice tecnológico Nasdaq 100 se ha revalorizado más de un 500% y el Russell 2000 (que aglutina pequeñas y medianas compañías) cerca de un 350% de rentabilidad.

Ahora bien, como señalaba Miguel Ángel Paz en inBestia, “la sensación de vértigo o creer que el mercado ha subido mucho depende siempre de los horizontes temporales”. Si en lugar de empezar a medir en los mínimos, empezamos desde los máximos de 2007, esa notable subida se reduce a menos del 70% en el S&P 500.

A modo de recordatorio, hay que señalar que el mayor mercado alcista de la historia tuvo lugar entre los años 1990 y 2000, con revalorizaciones superiores al 400% para el S&P 500. Como ya sabemos, este mercado alcista terminó con la explosión de la burbuja tecnológica. El segundo mercado alcista más largo de la historia de Wall Street produjo rentabilidades superiores al 300%, y tuvo lugar entre 1932 y 1937, justo después de la Gran Depresión y antes de la Segunda Guerra Mundial.

En la actualidad, el crecimiento de los beneficios empresariales, unas condiciones crediticias laxas (los tipos de interés de la mayoría de economías mundiales se encuentran en mínimos históricas) y una economía cuyos datos principales datos macroeconómicos siguen en expansión han creado un entorno ideal para que el mercado de renta variable continúe su escalada.

Las cosas están yendo tan bien que los inversores casi parecen aburrirse con las subidas. La volatilidad se ha mantenido cerca de mínimos históricos durante la mayor parte del año, en un entorno de mercado donde parece reinar la complacencia.

Con todas estas ideas en mente, Morgan Stanley ha tratado de determinar qué factores podrían terminar con el actual mercado alcista, que en la actualidad es el tercero más largo de la historia. Para ello, el banco de inversión utiliza un indicador propio que analiza el ciclo económico estadounidense e indica cuándo una recesión es inminente.

Según la investigación llevada a cabo por Morgan Stanley, el banco de inversión piensa que el final del actual mercado alcista podría suceder en algún momento a lo largo del próximo año 2018. Según ellos, los tres catalizadores que podrían empujar al indicador de ciclo hacia el terreno de la recesión son el gran apalancamiento (empresas, hogares, administraciones públicas, etc.), un sentimiento bursátil exuberante así como un endurecimiento de las políticas monetarias.

Niveles extremos de apalancamiento

Morgan Stanley señala que los ciclos económicos anteriores han finalizado debido a fuertes incrementos en la deuda en relación al PIB. Aunque no ven unas condiciones tan graves como lo fueron en el período previo a la Gran Depresión de 1929 o en la crisis financiera más reciente (Gran Recesión), sí que observan que el desapalancamiento se ha estancado.

Si bien esta situación puede ser sostenible en el corto plazo, dado que los tipos de interés siguen cercanos a cero, eso podría cambiar pronto con la Reserva Federal señalando una nueva subida de tipos de interés en diciembre de este año (actualmente se encuentran en el rango 1,00% - 1,25%) así como varias subidas a lo largo del próximo año 2018.

Morgan Stanley también señala que la cobertura de intereses (interest coverage) o capacidad para pagar la deuda ha estado disminuyendo desde el año 2015, tanto para la deuda con grado de inversión (investment grade) estadounidense como para los bonos de alto rendimiento (high yield).

El gráfico inferior muestra la relación entre deuda y PIB, la cual  se ha mantenido estable en los últimos años, lo que implica que las empresas ya no están reduciendo la carga de la deuda como lo hicieron cuando intentaban salir del último colapso del mercado ocurrido en los años 2008 y 2009.

7A9SKWR0M_bFw8NbAiyWaiwTITO0UZprUzLOGBPB

(Fuente: Business Insider)

Aunque podría argumentarse que los niveles de deuda de la economía estadounidense en general son demasiado elevados, esta estabilidad reciente es algo lógico teniendo en cuenta la fase expansiva de la economía. Además, debe notarse que han sido los gobiernos quienes más han aumentado el endeudamiento si comparamos la situación previa a la Gran Recesión con la actualidad.

Sentimiento bursátil exuberante

El siguiente driver o factor que podría terminar con el actual mercado alcista es uno que hemos apuntado brevemente en la introducción del artículo: el exceso de confianza de los inversores. La idea que subyace aquí es que cuando los inversores se vuelven demasiado confiados, olvidan los riesgos potenciales que se ciernen sobre la economía y los mercados, por lo que éste se vuelve más sensible a posibles correcciones.

Morgan Stanley no cree que el mercado todavía esté demasiado exuberante, tal y como lo estaba por ejemplo en plena burbuja tecnológica en el año 2000. Si echamos un vistazo al gráfico de la confianza del consumidor elaborado por la entidad privada The Conference Board, podemos apreciar que las expectativas en torno a la economía se han vuelto muy optimistas, aunque aún están por debajo de los niveles alcanzados en la burbuja puntocom.

OwGIRXN6dLzu3G_5iAyksaai_1kdYdjRYQF7syZ-

(Fuente: Business Insider)

Endurecimiento excesivo de las políticas monetarias

Por último, Morgan Stanley apunta que habitualmente el cambio de ciclo económico (en este caso de uno expansivo a uno recesivo) se produce después de períodos prolongados de endurecimiento de las políticas monetarias. Como ya sabemos y podemos ver en el gráfico inferior, la Reserva Federal incrementó las tipos de interés en los períodos previos al estallido de la burbuja puntocom así como antes de la crisis financiera de los años 2008 y 2009. Y aunque las subidas de tipos acaban de empezar, desde el banco de inversión advierten que este endurecimiento de las políticas monetarias podría estar a la vuelta de la esquina. La FED prosigue con sus intenciones de seguir subiendo de forma paulatina los tipos de interés, el Banco de Inglaterra subió a principios de mes los tipos de interés por primera vez en una década y el Banco Central Europeo ha señalado que va a comenzar a reducir sus programas de estímulos monetarios.

Los estrategas de Morgan Stanley esperan que en los próximos doce meses los tipos de interés estadounidenses suban por encima de la inflación subyacente, lo que significaría unos 190 puntos básicos de subidas de tipos de interés en los últimos 24 meses, en línea con el entorno típico de políticas monetarias de fin de ciclo.

cSgBXdZMwjRKRmuFkGKREXdE99aK3ePagyC49cqR

(Fuente: Business Insider)

Pero antes de que empieces a entrar en pánico, Morgan Stanley nos recuerda que los mercados bursátiles pueden seguir subiendo durante mucho más tiempo, incluso en el último año de un ciclo de expansión. A modo de ejemplo, señalan que en el pasado el S&P 500 subió de media un 15% en los últimos 12 meses de un mercado alcista. Por ello, es recomendable que tengas en cuentas las advertencias que los analistas de Morgan Stanley nos hacen, pero antes de vender tu cartera de acciones ante el miedo a una futura recesión y mercado bajista debes debes ponderar estos y otros muchos aspectos.

Tal y como escriben los estrategas de Morgan Stanley, "el último año del mercado alcista todavía puede ser incómodamente rentable. El timing lo es todo".

Artículos relacionados:

- ¿Cuáles serán los mejores activos para afrontar la próxima crisis financiera?
- ¿Cómo proteger tus finanzas personales ante la próxima recesión?
- Las diez reglas que debes seguir para invertir después de un crash
- Las lecciones que debes aprender del crash de 1929 para evitar uno en tu cartera
- Por qué los inversores se equivocan al definir un mercado bajista y por qué debería importarte
- La Bolsa es como una escalera: se sube lento, te caes deprisa y descontroladamente
- Cómo puedes batir al mercado según el reloj de la inversión

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 5 comentarios
antiguo usuario
El timing puede que lo sea todo, pero se da la casualidad de que es imposible acertar con el timing de forma consistente.
La próxima crisis bursátil, como casi todas, nos pillará por sorpresa. Al tiempo.
24/11/2017 21:49
En respuesta a Impassive Wealth
Sin duda, acertar con exactitud el timing de los techos y los suelos es imposible.

Pero si es posible analizar ciertos datos para saber en que punto del ciclo nos encontramos. Saber esto es ya un primer paso que nos puede evitar problemas futuros.
25/11/2017 08:26
antiguo usuario
En respuesta a Jorge Alarcón
Correcto, correcto. Estar al día en coyuntura económica es importante.
Aún así creo que demasiada gente hace demasiado hincapié en "predecir" siendo eso tan complicado.
25/11/2017 09:08
En respuesta a Impassive Wealth
Sin duda. Demasiada gente pasa tiempo tratando de "adivinar" el techo o el suelo, pero lo peor es que no sólo lo hace la gente amateur, sino que los propios profesionales incluso lo hacen con mayor asiduidad.
25/11/2017 09:18
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos