¿Le queda recorrido alcista a las bolsas en el 2018?

17 de noviembre 0
Gestor de Sicavs, cestas de fondos y de renta variable. España. Analizo los mercados financieros desde una visión global para proporcionar las... [+ info]
Gestor de Sicavs, cestas de fondos y de renta variable.... [+ info]
4º en inB
4º en inB

Todo es relativo y depende de con qué nos comparemos. Subidas de algunos mercados de renta variable de más del 50% en los últimos meses, generan muchísimas dudas a la mayoría de inversores a la hora de seguir apostando por la bolsa, o de entrar a los que aún están en liquidez. Evidentemente no estamos en una situación de máxima oportunidad financiera como la que se pudo presentar en febrero del año pasado o tras las caídas que acontecieron con el Brexit, pero tampoco parece que estemos en una situación que invite a ponerse cortos en bolsa (apostar a que corrija yendo contra la tendencia) o incluso estar al 100% en liquidez.

En el siguiente gráfico del MSCI World, el más amplio índice de renta variable, vemos que desde los mínimos del año pasado, el índice sube un 40%, a razón del 20.84% anualizado. El canal alcista desde entonces es claro y la base del mismo pasaría a final de año ligeramente por debajo de 2.000 puntos y el techo ligeramente por encima de 2.100 puntos. El índice cotiza más o menos en mitad del rango del canal.

027ec32082e291fbbae5ea539be4ca3417936e8c

Estas son tasas de crecimiento que no son sostenibles a largo plazo en ningún mercado, pero hay que ser conscientes de que en el gráfico hemos extraído una porción de precios dentro de una serie histórica. Las tendencias de precios siempre son en hojas de sierra, y tras una corrección viene un rebote, por lo que tras el rebote actual, evidentemente tarde o temprano vendrá una corrección. La clave es saber si las correcciones serán mayores que los rebotes o no para determinar si la tendencia continuará siendo alcista o no y si estos recortes serán oportunidad de compra. Si ampliamos el gráfico anterior y vemos la evolución de los tres últimos años, apreciamos que la subida desde noviembre del 2014 es del 18.74%, lo que responde a una tasa de crecimiento del 5.9% anualizado.

b8d320d10f580df6e4aa2a49835cc50ada3ce773

Y es que en estos tres últimos años la bolsa global ha alternado final de tramo alcista con tendencia bajista de más de un año de duración, con el actual tramo alcista iniciado en los mínimos del año pasado. En definitiva, la sensación de vértigo o creer que el mercado ha subido mucho depende siempre de los horizontes temporales. Una subida del 5.9% anualizada de la bolsa en los tres últimos años, en los que el ciclo económico ha sido positivo, no parece que sea algo exagerado. Y qué decir tiene si lo que analizamos es el comportamiento, por ejemplo, de las bolsas europeas, que hoy cotizan en los mismos niveles de abril del 2015 tras varios trimestres de crecimiento económico por encima del 2% (el Ibex 35 aún cotiza un 15% por debajo de aquellos niveles del 2015).

Por tanto, cuando nos preguntamos si las bolsas han subido mucho, debemos especificar desde cuándo. Tras la grave crisis financiera nos encontramos un gran número de compañías cotizadas aún a precios inferiores a los que tenían en el año 2007, por lo que no podemos venir a decirle a un accionista de estas compañías que la renta variable ha subido mucho cuando pierde dinero después de estar más de 10 años invertido en bolsa. Pero siguiendo con el gráfico del MSCI World y comprendiendo que la tasa de un 20% anualizado no es sostenible en el tiempo, analizamos la evolución del mismo de los últimos 10 años. En el gráfico se aprecia que el momento de máxima oportunidad financiera se produjo en marzo del 2009. Ahí las bolsas rebotaron con muchísima fuerza hasta el punto de que subieron un 70% hasta final del 2009 (una tasa anualizada del 105%). Esta subida evidentemente no era sostenible y el mercado estuvo consolidando las subidas desde final del 2009 hasta mediados del 2012, donde de nuevo desplegó un tramo al alza que duró hasta mediados de 2014 (el MSCI World subió en ese periodo un 53% a una tasa anualizada del 22%)

Evolución del MSCI World los 10 últimos años. Aquí se aprecian los movimientos en diente de sierra que comentamos, con alternancia de subidas, bajadas y rango lateral de la bolsa global.

0c8017150b2580bc2586402897c14361398fc3cc

Claramente, desde los mínimos del 2008 o del 2009, la bolsa global se encuentra en un canal alcista de largo plazo, sostenido claramente tanto por la mayor liquidez que han proporcionado los bancos centrales como por la coyuntura económica en la que Estados Unidos y los emergentes globales han estado en fase de crecimiento económico más o menos acelerado, y Europa y Japón han tenido más sombras que luces. Pero ahora todos los países de la OCDE crecen, y lo hacen con robustez, por lo que no debemos preguntarnos si la bolsa seguirá subiendo a la tasa del 20% del último año. Lo que nos debemos preguntar es si la bolsa global tiene capacidad de seguir dentro del citado canal alcista, que es un crecimiento a una tasa del 11% si lo anualizamos desde el mínimo de la crisis, pero inferior al 10% si usamos términos medios.

A priori, sin un claro temor a corto plazo de que las economías entren en recesión, ni tan siquiera en desaceleración, podemos apostar a que sí que es factible que este canal se mantenga al menos un año más. De ser así, si lo proyectamos a final del 2018, vemos que la base del mismo se situaría en niveles de 2.060 puntos. Este podría ser un escenario neutro para las bolsas, que nos indicaría un cierre plano desde los niveles actuales, pero que nos daría margen de apostar por renta variable si vemos correcciones a la base del canal (puesto que ahora el MSCI World cotiza claramente por encima de esta base). Además, podemos ver un año plano para las bolsas pero muy positivo para determinados sectores o zonas geográficas.

El escenario optimista podría ser que el MSCI World continuara las alzas apoyado por nuevas revisiones al alza de beneficios empresariales y crecimiento económico, con los tipos aún en mínimos. Somos conscientes de que la bolsa no está barata en términos fundamentales, por lo que es muy improbable un disparo alcista que lleve al índice a la parte superior del canal alcista (niveles superiores a 3.000 puntos), pero sí que sería factible que el índice se acercara en algún momento del año a la parte superior del canal intermedio (en azul) que a final de año pasaría por 2.400 puntos.

El escenario pesimista sería que a lo largo del año se perdiese el canal alcista. No obstante, el índice presentaría fuertes soportes en niveles entre 1.750 y 1.900 puntos. Ahí se encuentran los máximos de 2007 y 2015, así como la media de 200 semanas. Además, hay que ser conscientes que la pérdida del canal alcista no significa que la bolsa deje de serlo (es alcista mientras haya mínimos y máximos crecientes).

Por tanto, este dibujo debemos tenerlo presente a la hora de asumir más o menos riesgos en cartera. Ahora con la bolsa en mitad del rango del canal alcista, mantenemos riesgos de forma prudente con al idea de aumentarlos si nos acercamos a la base del canal o incrementarlos si nos acercamos a la parte superior.  



El artículo original se encuentra en el Blog de Unicorp Patrimonio S.V.

(http://blog.unicorppatrimonio....)

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad