Una sutil muestra del sentimiento de mercado entre 1998 y 2001 - Las alabanzas a Cisco de Jeffrey S. Young

11 de febrero 4
Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la historia del pensamiento económico y los ciclos económicos.
Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la... [+ info]
10º en inB
10º en inB

No hay dos mercados o ciclos iguales, ya que cada uno de ellos tiene características y eventos particulares a pesar de que se repiten algunos patrones. Desde mi punto de vista, el entorno bursátil actual tiene algunos parecidos con el de finales de los años 90, que hizo techo en 2000-2001 teniendo como protagonista a las compañías consideradas como “tecnológicas”. Por esta razón, en los últimos tiempos me he interesado por las opiniones e ideas que circulaban en aquel entonces con el objetivo de compararlas con las que nos llegan en los últimos años de forma repetida. El único problema es que muchas publicaciones se distribuían todavía en papel, ya que Internet estaba todavía en una fase inicial. El libro mencionado posteriormente no puede encontrarse en formato electrónico, por lo que es posible que caiga en el olvido junto con otras muchas publicaciones que no están a golpe de click.

No se trata de las típicas declaraciones eufóricas que fallaron estrepitosamente, tampoco del optimismo sobre alguno de las compañías fraudulentas de aquel mercado alcista. El autor de los textos conocía muy a fondo la historia de la electrónica desde sus inicios, con numerosas historias de éxito y fracaso por el camino. Jeffrey S. Young hizo un trabajo excepcional en su libro “Forbes Greatest Technology Stories” de 1998, con incluso visiones bien encaminadas sobre el futuro. Es un libro objetivo, que no abusa de ensalzamientos a compañías o empresarios (salvo en las más icónicas), centrándose en la descripción y el contexto de muchos acontecimientos. Este es uno de los libros (junto con “Americana”, “The Innovator’s Dilemma” o “Innovation and its Enemies”) que he utilizado para la 6ª clase del Curso de Análisis Fundamental, que trata sobre la historia de los ciclos tecnológicos y sus protagonistas. Se pueden ver también algunas muestras en artículos recientes de este blog como el lanzamiento del primer ordenador personal de IBM.

Este estilo riguroso e histórico contrasta con su posterior obra “Cisco Unauthorized”, en la cual deja numerosas muestras de efusividad y convencimiento sobre el futuro brillante que le depara a Cisco. En él, ensalza constantemente a su CEO John Chambers y se muestra muy orgulloso de haber recomendado Cisco como inversión en 1999. En realidad parece una persona totalmente transformada, tanto en el ánimo como en las seguridad de sus alabanzas a Cisco. Y entre medias tan solo pasaron menos de 3 años, ya que el primer libro fue publicado en 1998 y el segundo entre el año 2000 y 2001. En ambos es optimista con respecto a Cisco y escéptico con respecto a otras compañías, pero el lenguaje y la emoción cambian por completo. 

When the evening’s meeting ended, I was peppered with questions. The club had recently purchased Microsoft stock, and they wanted to make sure I thought there was still growth in it. But very quickly the discussion turned to the Internet. A show of hands indicate that most of the club’s thirty members were already online. We discussed a number of small start-ups, many of which were getting lots of ink back then at the start of 1999 - Amazon, eBay, eToys. One fellow sitting on an old sofa struggled to make himself heard. “We’re thinking about investing in this Internet,” he explained. “What do you think about Lucent?”

Emboldened by the beer and my place in the spotlight, I launched into an answer that described how Lucent didn’t get it, Cisco did, and how the world had changed - and along the way I recommended that they invest in Cisco, not the Internet wanna-be Ma Bell has tried to make Lucent become. 

Cuando la reunión de la tarde terminó, fui acribillado a preguntas. El club había comprado recientemente acciones de Microsoft, y querían que les asegurase que todavía le quedaba crecimiento. Pero rápidamente la discusión se desvió hacia la cuestión de Internet. Numerosas manos levantadas indicaban que la mayoría del club ya estaba en Internet. Discutimos una serie de pequeñas startups, muchas de las cuales estaba recibiendo artículos a comienzos de 1999 (Amazon, eBay, eToys). Uno de los integrantes en un sofá antiguo intentaba hacerse oír. “Estamos pensando en invertir en esta tendencia de Internet”, explicó. “¿Qué piensas de Lucent?”.

Animado por la cerveza y mi protagonismo, me lancé en una respuesta en la que describí cómo Lucent no había entendido la coyuntura, Cisco sí lo había conseguido, y cómo el mundo había cambiado - y por el camino recomendé que inviertan en Cisco, no el aspirante a gigante de Internet que Ma Bell estaba intentando vender.

Cisco Unauthorized: Inside the High-Stakes Race to Own the Future - Jeffrey S. Young (2000)

Llama la atención que, mientras que en su libro de 1998 no hay opiniones explícitas sobre valores cotizados, en el año 2000-2001 se enorgullece de haber recomendado Cisco en 1999. Y podemos entenderlo, ya que las subidas bursátiles de Cisco en el 99 y 2000 son espectaculares. Desde 1999 la acción pasó de 20$ por acción hasta un máximo de 60$ después de ajustar por splits, y eso sin contar con la subida previa desde los 5$ en 1997 hasta los 20$ en 1999. Como muchas otras compañías etiquetadas como tecnológicas cayeron con fuerza tras 2001 de forma casi permanente (solo volvieron a cambiar las cosas más de una década después sin haber recibido dividendos):

4H5c8Afn3PMdKvq0a21u3orE8MNqIn4hKxdXkt9uctnLkm75KUUKP1vljiIwasTWDqzuUHDQ29zcxOYYujAm5q_QO0BLVZnGpXDgKW6-r-n96GZnHO9K1T_ELarmKfA4kxPMvijg

Esta es una de las pocas veces que habla de la acción o recomendaciones en un club de inversores, el resto del libro se centra en la historia y oportunidades de Cisco. Pero se notan las emociones al ensalzar a su CEO constantemente, así como el éxito de la compañía y lo singular que era frente a otras. El lenguaje es más literario y triunfal, obsesionado con una sola compañía. En el primer libro se tratan los temas con equidistancia y de forma comprensiva con respecto a los protagonistas. Es la diferencia entre la perspectiva de la historia y las emociones del momento.

Siendo justos, al menos escogió ensalzar a una compañía que sobrevivió y finalmente acabó recuperando la caída de 2001 aunque fuese más de 10 años después. Y acabó remunerando al accionista con constantes dividendos, dando lugar a otra gran tendencia de crecimiento en la última década. Es decir, puestos a escoger en el grupo de compañías calientes de aquel entonces, Cisco o Microsoft fueron los males menores a 10 años vista. Y de hecho, en su libro de 1998 (probablemente escrito antes) se muestra optimista con respecto a Cisco y escéptico frente a Netscape, la salida a bolsa más caliente de principios de los 90. Desde esa perspectiva, también podemos considerarlo una visión bien encaminada. No estamos ante el peor de los peores ni mucho menos, acierta en varias cosas y no es el más imprudente de los opinadores del momento. Y esta es la razón por la que me parece un buen contraste de opiniones: las emociones del mercado en los puntos más extremos afectan incluso a personas analíticas e inteligentes. Hay que ser cuidadoso con la información que se maneja, sobre todo cuando estamos ante opiniones muy confiantes en una cierta estrategia o forma de operar. 

¿Era Cisco una mala compañía? ¿Era un modelo de negocio fallido? Nada más lejos de la realidad, con el tiempo ha demostrado ser uno de los ganadores en el sector tecnológico. ¿Es errónea la información sobre las características de la tecnología del autor? Tampoco. El único problema es que, en la valoración de compañías, importan más cosas que las cualidades. Cuando los inversores se olvidan de esos otros aspectos tenemos fenómenos como el de Cisco o Microsoft en el año 2001, buenas compañías sobrevaloradas en cierta medida. El análisis de una compañía debe tener en cuenta también los aspectos financieros y tener al menos una idea de cuánto podrá entregar la compañía en los próximos años. Esto implica manejar números y previsiones aunque sea de forma sencilla. En otras palabras, el inversor debe ser capaz de describir cuánto espera obtener de esa compañía en términos generales y para eso es necesario un modelo que permita incluir en el análisis otros factores también relevantes.

Si hay algo que afecta a la forma de opinar en los foros financieros, ya sea en el contenido o en las formas, es la experiencia reciente. La información es frágil y tiende a estar contaminada en los momentos extremos de mercado, debido a la agresividad y efusividad de diferentes comunidades de inversores o propagandistas. Aunque no todo el mundo tiene una larga experiencia en los mercados (yo mismo no viví en persona ese mercado), es posible reparar esas carencias con lecturas históricas y experiencias de otros inversores. Este es para mí el área de la formación financiera con mayor potencial de mejora: el estudio de la historia y cómo eran interpretados los acontecimientos de otros entornos económicos y bursátiles. 

Si está interesado en la 4ª edición del Curso de Análisis Fundamental en 2020 que tendrá lugar entre mediados de marzo y principios de mayo, puede visitar la página de ventas o contactar con enrique.garcia@inbestia.com.

Artículos relacionados:

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 4 comentarios
Hola:
Queria hacer una pregunta:las financieras de los coches en caso de impago,cogen el coche usado y li revenden ganando,pero que va a pasar con los coches diesel y su valor residual ,a lo mejor la reventa es una ruina?Es decir el nivel de inversion para la nueva normativa de Europa(no contaminar),mas la mala reventa de los coches diesel,junto con la mida de los milenials de no comprar coche ,si no compartir,desemboque en un cambio ruinoso en el modelo de automocion,al igual que las telecos con el 5G y los no telefonos fijos de toda la vida y con una banca en la pay pal y los watsap no permiten las comisiines de transferencias ,ademas de las fintech ,etc..?Gracias,hablaremos
13/02/2020 13:37
En respuesta a alberto devesa sobrino
Buenos días, el tema de las financieras de automóviles es interesante. En principio, son préstamos que el cliente tiene que devolver con todas las consecuencias, otra cosa es que se declare en suspensión de pagos o quiebra personal y se utilice el coche como garantía. En ese escenario, el coche se podría utilizar para recuperar el préstamo. Normalmente, las financieras suelen amortizar el préstamo con mayor rapidez que la devaluación del coche, aunque siempre pueden darse casos y abusos. De esta forma, el valor del coche en el mercado de 2ª mano tiende a ser claramente mayor a la deuda pendiente. Como digo, es un tema interesante y que merece la pena tener en cuenta.

Un saludo,
Enrique
13/02/2020 13:51
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos