¿Qué indican los últimos datos del sector automoción? Índice de difusión Markit, entregas, Tesla y fusión FCA-PSA

20 de diciembre, 2019 Incluye: TSLARNOUGBMWDAI 5
Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la historia del pensamiento económico y los ciclos económicos.
Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la... [+ info]
10º en inB
10º en inB

Aunque los datos de la industria de la zona euro no terminan de recuperarse según Markit, es interesante observar los más recientes de un sector más concreto: automoción. Más allá del contexto económico que tiene su importancia para las ventas de automóviles, este sector se ha encontrado con circunstancias particulares especiales. En 2018 entró en vigor una nueva regulación por la que se endurecía el proceso de certificación de emisiones de los motores de combustión, realizando las pruebas en conducción real.

En 2020 entra también una regulación que intenta premiar la venta de vehículos eléctricos e híbridos, así como castigar las ventas de vehículos con emisiones elevadas. Los fabricantes necesitarán vender un porcentaje más relevante de eléctricos e híbridos para obtener los créditos necesarios para vender vehículos de combustión. ¿Cómo están las compañías capeando esta oleada de regulaciones?

Es interesante el indicador de Markit para la actividad en el sector automovilístico y de proveedores. Desde mi punto de vista, magnifica las variaciones ya que los índices de difusión suelen quedarse solo con si un subsector aumenta su actividad o desciende. Por lo tanto, es posible que si muchos subsectores descienden muy levemente veamos lecturas muy bajas y viceversa. Lo que vemos es que el indicador cayó fuertemente a finales de 2018 y durante 2019, mientras que se ha recuperado en los últimos meses rápidamente:

JpDsmnJfhQikq2ogaeYilSfQo0jd8HN-wzyhr2yfbApNXNaavM81nnDIs4og1AklSYe_AGMLKE3W7xBbwfCpKR9VI9STLz5nY6UVEOoNCeP--pK3P0qEdZSrStxOR1lrVkRGVoMn

Hay que tener en cuenta que las comparaciones están distorsionadas por el impacto de la regulación de certificación de emisiones en 2018. Los últimos meses de 2018 fueron malos y el indicador empezó a caer. Pero muchos meses de 2019 no fueron tan malos como parece, sin embargo eran comparados con la primera mitad de 2018 que fue muy fuerte. El efecto contrario se ha visto a final del año, al comparar con meses menos buenos de 2018.

Datos de fabricantes y proveedores

Estos datos son consistentes con lo que han ido mostrando los fabricantes en entregas mes a mes. Daimler asegura que ya está entregando más vehículos en los últimos meses de 2019 en comparación con los de 2018, mientras que en la primera mitad de año sucedía lo contrario. Concretamente, entregó un 4,3% más de vehículos en noviembre de 2019 que el mismo mes del año anterior. En el conjunto del año, las entregas crecieron un 0,8%

Por otro lado, BMW publicó un crecimiento de entregas del 1,4% en noviembre y del 1,7% en el conjunto del año. Renault (sin Nissan) es el fabricante europeo que ha presentado datos más fríos. Las entregas caen un 4,9% en el conjunto del año y un 2,1% en noviembre. Las regiones geográficas que mejor se comportaron en noviembre fueron China y Estados Unidos, con crecimientos relevantes en el mes de noviembre y el conjunto del año.

Algunos proveedores de componentes publicaron datos positivos de ingresos, los más rentables han mantenido su nivel de ingresos y beneficios en términos generales. Valeo sorprendió al mercado con un aumento del 8% de los ingresos (+5% en términos comparables) en el tercer trimestre. El resultado neto se ha visto perjudicado en algunas de estas compañías, pero en general han aguantado mejor de lo que las cotizaciones descontaban en verano. Eso explica la buena evolución en bolsa de algunos proveedores de componentes.

Caída de las ventas de eléctricos en China

Durante 2019 el gobierno chino redujo significativamente los subsidios a la compra de vehículos eléctricos, lo que ha tenido un gran impacto en las ventas de los últimos meses. Según Associated Press las ventas de eléctricos e híbridos en China descendieron un 43,7% en noviembre, mientras que en el conjunto del año ya solo aumentan un 1,3%. Es posible que el fin de los subsidios haya adelantado compras a los meses previos, pero lo que observamos es que, en un mercado de crecimiento como China, las ventas de eléctricos este año están estancadas.

En Europa se espera que las ventas de eléctricos se disparen en 2020 con la entrada de la nueva regulación, que premia las ventas de vehículos de bajas emisiones para poder vender otros vehículos más contaminantes. Por eso los fabricantes intentarán ofertar muchos más vehículos eléctricos a partir de enero, y probablemente muchas ventas se han pospuesto para principios del año que viene.

Importante caída en ingresos de Tesla 

A juzgar por la evolución de la cotización, parece que en Tesla las cosas van bien. Sin embargo, llama la atención que en 3er trimestre de 2019 haya presentado una caída en ingresos en su sección de automoción del 13% en comparación con el mismo trimestre del año anterior. Peor aún fue la evolución del resultado bruto, que debido a las bajada de precios de venta desciende hasta el 20% en la sección de automoción. Claramente, el 3er trimestre de 2018 fue el mejor de la compañía en ingresos, y de ahí ha sido incapaz de mejorar. El problema es que, además de haber acumulado pérdidas importantes en los últimos 12 meses, la cotización descuenta un crecimiento extremadamente alto para un negocio altamente endeudado en el que las ventas empiezan a hacer techo. 

Hay dos factores que explican los datos de ingresos y resultado bruto. Primero, la comercialización del Model 3 está canibalizando o expulsando las ventas de mayor margen de Model S. La compañía prefiere presumir de mayores entregas de vehículos, aunque eso conlleve penalizar lo que a priori parece más rentable: modelos de lujo con mayor margen bruto (aunque en realidad Tesla nunca consiguió entrar en beneficios con esa línea de negocio). El otro gran factor es la bajada de precios necesaria para poder vender con más volumen. Los defensores siempre señalaron que Tesla tenía el mayor margen bruto de la industria y han calculado sus expectativas a partir de ahí, sin embargo, a la hora de vender en el mercado de masas ha tenido que bajar precios. Y eso sin entrar en los costes adicionales que supondría cumplir debidamente con el servicio post venta, en el que hay numerosas quejas, incluso en los mercados más favorables para la compañía (EEUU y Noruega). Normalmente, los fabricantes renuncian a un mayor margen bruto que se llevan los concesionarios; a cambio estos gestionan inventarios, comercializan los vehículos y atienden debidamente a los clientes con reparaciones y atención correspondiente.

En los 9 primeros meses de 2019, Tesla tuvo unas pérdidas de 967 millones de $, mientras que realizó ampliación de capital en primavera de este año por más de 840 millones de $. Las cifras encajan y parece más plausible que la causa de la ampliación sean las pérdida, y no tanto los supuestos proyectos ambiciosos que ha anunciado para el futuro.

Fusión FCA - PSA

Lo más relevante en cuanto a la posición competitiva del sector ha sido el acuerdo de fusión entre Fiat Chrysler y el grupo PSA. La lógica dice que ambas compañías intentarán integrar sus plataformas europeas, al igual que se logró con la adquisición de Opel por parte de PSA. A medio plazo debería suponer una reducción de la competencia en Europa, ya que ambas compañías no van a tener necesidad de buscar más escala para reducir costes, sino que al fusionar sus plataformas verán posibilidades de reducir inversión en capital fijo y compartir infraestructura. Podemos interpretar este movimiento como un paso más en la reducción de la presión competitiva en el sector. 

Uno de los objetivos concretos es unir la producción europea de cara al cumplimiento de la nueva regulación de emisiones, aspecto en el cual Fiat necesitaba un compañero de viaje que tuviese más desarrollada la venta de vehículos eléctricos e híbridos. De esta forma no dependerá excesivamente de acudir al mercado de créditos de emisiones para comprarlos a otras compañías con excedente como Tesla.

*Cartera Value: Si está interesado en el análisis de compañías desde una perspectiva de largo plazo, no dude en visitar la página de información de la Cartera Value.

Contenidos relacionados:

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 5 comentarios
Tesla ilustra el problema de las posiciones cortas. La burbuja se puede hinchar mucho y ocasionar pérdidas superiores al 100% y ocasionar mucho "dolor" a los inversores.
20/12/2019 20:36
En respuesta a alberto devesa sobrino
Si dentro de los fundamentales incluimos la posición financiera (deuda vs exceso de caja), Renault tiene muy buenos fundamentales. Es cierto que no tiene la marca más fuerte en comparación con otros fabricantes premium, pero tiene mucha fidelidad en el mercado francés, lleva una década atesorando caja (disciplinada en sus inversiones) y ha conseguido liderar junto con Nissan en ventas de eléctricos en Europa. Para mí la compañía más fuerte de todo el sector es Toyota, pero el mercado la deja también con menos descuento.

Un saludo.
23/12/2019 19:46
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos