Resolviendo el puzle económico norteamericano - Señales mixtas

9 de octubre 5
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la historia del pensamiento económico y los ciclos... [+ info]
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en... [+ info]
7º en inB
7º en inB

Es necesario tener un mínimo entendimiento de la historia económica para entender las señales contrarias que están dando algunos indicadores económicos recientemente. Observemos la serie de empleo por sectores, que muestra una caída de algunos sectores importantes:

8002e1a6ab3ccad0549c4b554fdd244a4f592974

De esta forma, hay quien se puede asustar, dejando la puerta abierta a la posibilidad de que esté llegando una recesión de forma inminente. Si solo se tratase de seguir indicadores y gráficos, la conclusión sería clara: los inversores deberíamos estar preocupados en el corto plazo.

Sin embargo, un contexto más amplio obliga a rechazar claramente esta hipótesis. Para ello es necesario tener un esquema previo que sea consistente con la historia económica.

Es cierto que los datos de empleo en el mes de septiembre han sido negativos, pero hay un motivo claro y transitorio: el temporal en el Sur de Estados Unidos (los huracanes en Texas y Florida). Los datos de peticiones semanales de desempleo mostraron el impacto semana a semana, tendencia que parece estar revertiéndose en el último dato. También hay que tener en cuenta las grandes revisiones a las que se someten estos datos de un mes a otro, lo cual es probable en este caso debido a la gran discrepancia con el dato de ADP, agencia privada según la cual se crearon 135.000 empleos en septiembre frente a la supuesta destrucción de empleo de 33.000 según el Departamento de Trabajo.

Además, aunque los datos de empleo hayan sido débiles coincidiendo con los huracanes en Texas y Florida, hay otros datos adelantados que muestran una situación muy diferente. En primer lugar, el indicador de venta de camiones sigue acelerándose tras el bache en 2016. Tanto en términos brutos como desestacionalizados, el indicador ha vuelto a los niveles previos a la caída y ha entrado en crecimiento interanual:

76729bfd73e0cb1b065ed238b92b29d720555d67

8e4f7fdd24b97b398adaff9a11b592a849f28429

Aún más importante es la situación del principal indicador monetario que podemos considerar como el motor del ciclo: la expansión o contracción del crédito. Este no está acelerándose, pero sigue creciendo a tasas significativas, por encima del 7%. De hecho, la anterior desaceleración en 2015-2016 fue el preludio de una crisis económica en los países emergentes y de una corrección bursátil global. Desde entonces, se ha vuelto a acelerar tal y como comenté hace un año, actualmente crece a tasas que se encuentran en claro terreno positivo por el momento:ddd8ef97d0b40b27fdcef6469117f9099ed88c6d

A todo esto hay que añadir que el deterioro de las series de empleo no sigue el patrón habitual, es decir, con los sectores cíclicos haciéndolo peor que los sectores no cíclicos. Por ejemplo, el empleo en la construcción residencial sigue manteniendo una mejor evolución que el del comercio al por menor o el de ocio y restauración. De forma casi infalible, al final de cada ciclo alcista los sectores cercanos al consumo corriente suelen hacerlo mejor que los sectores cíclicos, que dan señales adelantadas (Efecto Ricardo). También hay que recordar que la curva de tipos no se ha invertido, aunque no considero a este fenómeno algo estrictamente necesario para un descenso de la actividad económica.

Por lo tanto, no apostaría a una recesión inminente en los próximos 4 o 5 meses. Sin embargo, ya hay algún signo interesante desde el punto de vista del desarrollo del ciclo económico. El salario medio por hora ha comenzado a acelerarse en Estados Unidos, lo cual puede acabar generando desequilibrios, principalmente a través de un repunte inflacionario:

0ea8ab809e7d2f5a03fb904ae2d24881f7a44bfa

Este no es un indicador con una trayectoria histórica suficiente para comparar, pero desde el punto de vista de la evolución de las sucesivas fases en el ciclo económico, es importante observar si esta expansión del salario medio se traslada a un repunte inflacionario significativo de ahora en adelante.

En conclusión, los recientes movimientos en algunos indicadores tienen motivos claros y probablemente temporales. No se puede afirmar que la mayoría indiquen un empeoramiento económico, aunque sí hay algunos síntomas de que el ciclo económico está avanzando, algo nada extraño teniendo en cuenta que la tasa de paro se encuentra en mínimos históricos.

Para profundizar en estos indicadores recomiendo la siguiente lista de artículos que he publicado en inBestia sobre el ciclo económico:

- ¿Qué indicadores seguir para describir bien el ciclo económico?

- El Efecto Ricardo y la Teoría Austriaca del Ciclo Económico

- ¿Cómo enfocar la inversión de la curva de tipos de interés? No hay señal de recesión en Estados Unidos a día de hoy

- El significado económico de la inversión de la curva de tipos de interés

- Los depósitos bancarios, el indicador monetario por excelencia

- Indicadores del ciclo económico - La actividad del transporte

Cartera Value: Si está interesado en el análisis de compañías desde una perspectiva de largo plazo, no dude en visitar la página de información de la Cartera Value.



Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 5 comentarios
Creo que estás en lo cierto. La gran diferencia de los NFP con el dato de ADP hace pensar que los malos datos de NFP están un poco "exagerados". Pero también creo que no todo es consecuencia de los huracanes. Los huracanes no han pasado por 17 estados que han empeorado sus condiciones económicas. Que el desempleo baje y suban los salarios es síntoma de que hay escasez de trabajadores. Subidas de tipos, inflación rebotando...se empiezan a generar desequilibrios que se pueden cargar el ciclo. En definitiva, no hay que ponerse nervioso pero tampoco mirar para otro lado. Dicho esto, el escepticismo que comentaba Hugo puede hacer que los últimos meses sean muy rentables para las bolsas.
09/10/2017 13:50
En respuesta a Ramón Sánchez
Estoy de acuerdo, Ramón. El otro día leía sobre la relación entre salarios e inflación, y la evidencia empírica no es concluyente. El aumento de salarios no sería el factor determinante de repuntes inflacionarios. Tampoco es imprescindible que haya un notable repunte de salarios para que aumente de forma significativa la inflación. Puede ser al revés: que haya un repunte inflacionario y éste cause el aumento de salarios.

Dicho esto, coincido con Enrique. Como comenté en mi artículo sobre el dólar del viernes, hay alguna señal de presiones inflacionarias que merecen la pena vigilarse. https://inbestia.com/analisis/el-dolar-rebota-que-podemos-esperar-del-eur-usd
10/10/2017 08:30
En respuesta a Ángel Martín Oro
Como bien decís, no es una relación constante el hecho de que las subidas de salarios generen inflación, y hay muchos motivos para que no sea una relación simple. Sin embargo, yo en el artículo lo planteo como una posibilidad, no como algo que tenga que suceder inmediatamente.

Un saludo
10/10/2017 08:45
Más allá del mal dato de empleo privado del mes de septiembre, que sólo "a posteriori" sabremos si es algo puntual o el inicio de algo más gordo, la situación actual muestra cierto sobrecalentamiento tal y como nos dice el "reloj de la inversión" del que hablamos el otro día > https://inbestia.com/analisis/compre-materias-primas-se-lo-recomienda-el-reloj-de-la-inversion

Sabiendo dónde estamos, podemos intuir por dónde pueden ir las cosas en los próximos meses.
09/10/2017 19:04
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Nube de tags

ChurchBrown-Forman corpDiageoReckitt BenckiserHistoriaburbujadineroCAFBiografíasTeoría del cicloSesgos cognitivosIncertidumbreEstructura de la producciónREERegulaciónPrimCaja netaM1MDFTécnicas ReunidasDFEFlujos de efectivoFerrovialHeathroweconomías de escalaEnterpriseOperaciones corporativas407 ETRIPCDeflaciónEdad de OroIndicadoresViviendaIncentivosActivision BlizzardATVIAnálisis sectorialKofaxVRSUbiquitiWifiApalancamiento operativoSerendipiaPIBConsumos IntermediosContabilidad NacionalWoWCoDCarteraNasdaqIndicadores monetariosAdquisicionesDepósitos bancariosQEExpansión monetariaCurva de tiposVenta insiderContabilidadMetodologíaKen FisherSuper StocksPSRMúltiplo sobre VentasTransportationMotor Vehicle Retail SalesTrucksCartera TecnológicaGorilla GlassEfecto RicardoBeige BookPoste ItalianeKingHearthstoneCasual GamesBancaPrincipio de devengoBookingsEEUUComercio ElectrónicoEleccionesInlaciónVentaja en costesRevolución IndustrialDeuda PúblicaDavid HumeUniFiAirMaxCartera ValueBenjamin GrahamDividendoEconomía del desarrolloPolítica económicaPERTasa de rentabilidadSynapticsAmazonRenta FijaInflaciónReseñasRumoresCuenta de resultadosRonald CoaseCurso BenéficoReserva FederalEBITDAAnálisis financieroContextualizaciónAlternativas de inversiónValoración de activosMarketingTecnologíaTeoría económicaKeynesianismoRentabilidad sobre capital empleadoValor contableTrack RecordExpectativasCrash de 1929AprendizajeComparativa con índicesRecompras de accionesCurso de Bolsa ZeroPrincipios básicosAnálisis cualitativoCompetenciaDiferenciaciónCurso de Análisis FundamentalToma de decisionesPhilip A. FisherTimingGestión del capitalFuentes de informaciónReducción al absurdoFabricantes de vehículosVolkswagenTipos de interésAseguradorasCiclo EconómicoJergaComunicaciónModelo de negocioFragilidadSistema EléctricoDistribución al por menorSingletonOutsidersCEOsReglasBibliografíaWebinarsAlphabetMaterias primasVídeosReinversiónCitasDirectivosFiscalidadMatemáticasCapitalización compuestaCálculosCloudConsultoría tecnológicaEfecto sustituciónRentabilidad realMonopolioTelecomunicacionesTecnología de redesTelefónica
Publicidad