¡Precaución, querido inversor! Las oportunidades de inversión empiezan a escasear

28 de octubre Incluye: SPX 6
Redactor en inBestia de contenidos económico - financieros
Redactor en inBestia de contenidos económico - financieros
2º en inB
2º en inB

Los mercados financieros de los países desarrollados se enfrentan a una delicada situación. Están inundados de liquidez, como consecuencia en gran parte de las medidas de expansión monetaria llevadas a cabo al unísono por casi todos los bancos centrales del mundo. Ello ha provocado que, según Barry Ritholtz, fundador de Ritholtz Wealth Management y columnista de Bloomberg, existan muy pocas oportunidades de inversión viables a gran escala.

¿Cómo terminará esta situación? Las consecuencias de este escenario probablemente resultarán conocidas para todos aquellos que hayan estudiado la historia de los mercados financieros. Para los que la desconozcan o quieran refrescarla, Ritholtz nos plantea una posible secuencia en cinco fases de lo que ha ocurrido hasta ahora y lo que podría ocurrir en el futuro:

Fase 1. La acumulación de riqueza se acelera.
Fase 2. La demanda de rentabilidad por parte de los inversores hace que los flujos de capital se dirijan hacia todo tipo de activos.
Fase 3. Los precios se disparan al alza y algunos analistas empiezan a cuestionarse si la situación se está exagerando.
Fase 4. Wall Street responde a la demanda de los inversores creando más productos financieros.
Fase 5. Las valoraciones aumentan hasta un punto insostenible y finalmente se produce un crash bursátil.

¿En qué fase nos encontraríamos hoy? Echemos un vistazo detallado a cada una de estas cinco etapas para poder responder a la pregunta.

¿Alguien tiene dudas de que actualmente hay billones de dólares en riqueza patrimonial (acciones, planes de pensiones, fondos de inversión, etc.)?. Analicemos el patrimonio de los hogares y asociaciones sin ánimo de lucro. La Reserva Federal señaló recientemente que la riqueza patrimonial se había incrementado en 1,7 billones de dólares en el último trimestre hasta alcanzar la cifra de 96,2 billones de dólares. Este incremento se debió fundamentalmente al aumento de valor de los activos financieros (acciones, fondos de pensiones, fondos de inversión, etc.) así como a la revalorización de los precios de la vivienda. Esta situación que mencionamos sólo hace referencia a Estados Unidos, es decir, no se está teniendo en cuenta la riqueza acumulada en regiones como Europa, China o Japón. Como pueden deducir fácilmente, nos encontramos ante una ingente cantidad de riqueza no vista con anterioridad.

e261b2685d0ebc119b5231ad22f1359f92ab6db1

La segunda etapa es aquella en la que el dinero empieza a entrar con fuerza en multitud de activos en busca de rentabilidad. En estos momentos, como señala Ritholtz, está entrando dinero en todo tipo de activos: acciones, bonos, materias primas, capital riesgo, etc. Hace algo más de dos años el autor señaló la enorme escasez de bonos soberanos de calidad de largo plazo así como otros activos de renta fija (investment grade), algo que a día de hoy sigue produciéndose. El aumento de la demanda de bonos a largo plazo con categoría “investment grade” junto con una oferta limitada ha creado una escasez de los mismos, y por consiguiente, unos precios muy altos.

Se puede debatir acerca de las valoraciones de que han alcanzado muchos activos, pero de lo que no hay duda es de que la mayoría de ellos han obtenido rentabilidades positivas, incluso extraordinarias, desde que la Gran Recesión finalizó en el año 2009. A partir de aquí entramos en la tercera etapa. Algunos analistas consideran que muchos activos no sólo cotizan con unas valoraciones ajustadas, sino que en muchos casos éstas se han disparado. Pero esta situación no sólo se circunscribe a Estados Unidos. También apuntan que lo mismo está a punto de suceder en Japón y en Europa y que, por último, ocurrirá en los mercados emergentes y frontera. Como hemos apuntado anteriormente, la valoración que han alcanzado determinados activos es uno de los debates sobre los que más se está discutiendo en los últimos meses. Ritholtz señala que el dinero va donde se le trata mejor, y esto es básicamente lo que ha impulsado fuertemente al alza las valoraciones de las acciones.

Según el fundador de Ritholtz Wealth Management, hoy nos encontramos en mitad de la tercera fase, ya que algunos activos están sobrevalorados mientras que otros se encuentran camino de ello. Tenga en cuenta que la duración de esta etapa suele ser mucho mayor de lo que la gente imagina. A modo de ejemplo, recuerde el periodo comprendido entre 1996 y el año 2000, en el cual el mercado subió cerca de un 150%, si tomamos como referencia el S&P 500, o más de un 700% si consideramos la evolución del Nasdaq 100. En 1996 personalidades como el ex-gobernador de la Reserva Federal, Alan Greenspan, o el premio Nobel Robert Shiller, ya alertaban de la sobrevaloración del mercado.

f1805b3100834879c9fdbc9a392160fcb0e0acd4

La cuarta fase es aquella en la que, como consecuencia de las atractivas rentabilidades que generan la mayoría de los activos, los inversores comienzan a demandar nuevos productos financieros. La respuesta natural de Wall Street a esta demanda es crear más oferta de productos financieros para el inversor. Recuerde, por ejemplo, cómo la industria financiera respondió a principios y mediados de la década del 2000 creando ingentes cantidades de hipotecas subprime con los mayores ratings crediticios (AAA), a pesar de que los activos reales que formaban parte de dichas carteras eran, en su mayor parte, basura. La demanda de más activos es satisfecha con la creación de más oferta.

Inevitablemente las valoraciones seguirán subiendo, pero mientras los precios continúen su escalada, la mayoría de las personas ignorarán las señales de advertencia (elevadas valoraciones, excesiva complacencia, aplanamiento de la curva de tipos de interés, etc.). Esto nos lleva a la quinta y última fase de todo mercado alcista, en la cual el dinero entra de forma indiscriminada en cualquier tipo de activo, hasta el momento en que las entradas de capital comienzan a reducirse y finalmente unos pocos valores, en el caso de los índices bursátiles, son los que tiran de éstos. Esto conduce eventual e inevitablemente al desplome de los precios, que puede ser como consecuencia del estado de la economía (recesión económica), algún evento o shock externo o incluso el comportamiento de las masas.

Ritholtz afirma que no puede establecer con exactitud los plazos que tardará en desarrollarse cada una de estas fases, pero le sorprendería que esta vez no sucediera lo mismo.

El reloj de la inversión, un sencillo modelo que analiza la situación del ciclo económico en función de los parámetros de la inflación y el crecimiento económico, también nos muestra una situación parecida. Según éste, nos encontramos en la fase de “sobrecalentamiento, es decir, una fase que se caracteriza porque el crecimiento económico alcanza niveles máximos y la inflación aumenta, lo que obliga a los bancos centrales a subir los tipos de interés (los mercados descuentan con una elevada probabilidad que la Reserva Federal volverá a subir los tipos en diciembre hasta el rango 1,25% - 1,50%). Como consecuencia de estos movimientos, la curva de tipos de interés comienza a aplanarse, aspecto que estamos viendo cómo se acentúa en las últimas semanas.

b7827951329f03f024f78e33ebbeb10462912974

Así pues, tanto si tenemos en cuenta el reloj de la inversión, como si analizamos el mercado de acuerdo con el esquema planteado por Barry Ritholtz, la situación actual refleja un mercado maduro con valoraciones elevadas. Lo que no podemos decir es cuándo se terminará e iniciará un nuevo ciclo bajista o lateral. Pueden pasar varios años más de mercado alcista, pero no tengan duda de que tarde o temprano esta situación cambiará.

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 6 comentarios
Totalmente de acuerdo, sobre todo en que no es un acontecimiento externo el que necesariamente comienza el desplome. Véase 1987, cuyo derrumbe fue endogeno. Unos empezaron a vender, siguieron otros, etc.
Los bancos centrales son impotentes para frenar el ciclo financiero. Se basan en variables reales (inflación, paro), pero las que producen recesiones y subidas son las financieras.
http://www.miguelnavascues.com/2017/10/el-articulo-de-angel-martin-oro-incita.html
28/10/2017 20:26
Con todos mis respetos, la conclusión final es absolutamente obvia...

"Pueden pasar varios años más de mercado alcista, pero no tengan duda de que tarde o temprano esta situación cambiará"

No pretendo faltar al respeto al autor, pero...¿todo un artículo para decir que no sabemos cuándo se acabará el mercado alcista y que seguro que llegará otra recesión en algún momento futuro?
29/10/2017 08:35
En respuesta a Alejandro Bennasar
Alejandro:
Para tu tranquilidad y según el economista Martin Armstrong, que se basa en un algoritmo basado en el número Pi, la actual fase, explotará el próximo viernes 24 de Noviembre de 2017 y durará hasta el martes 18 de Julio de 2018.
30/10/2017 23:49
Pero... todo es alcista Usa y Europa desde sus minimos es alcista,
En cuanto a la riqueza si es generalizada es peligro de crahs, pero si la acapara unos pocos... es posible un crahs ?
Realmente todo el mundo tiene sensacion de riqueza ?
Yo creo que muy pocos se han beneficiado de las bolsas...
El peligro de la riqueza es que los pobres sean ricos,jjajaja
29/10/2017 10:56
En respuesta a Pepe mary Ferclere
Las bolsas caeran cuando se claudique, mientras haya tantas voces alertando de lo caro que es todo, el dolor de perderse las subidas se aplacará con la claudicacion,
Todos estan condenados a claudicar y a comprar caro ó el dolor no tendrá consuelo...jajaja
29/10/2017 11:11
¡Señores, por favor¡ Sólo con el hecho de que no paren de avisarnos del fin, ya podemos quedarnos mucho más tranquilos. Claro que habrá nueva crisis, como que el sol dejará de brillar, pero cuándo. Si se lleva tantos años avisando no vale, así acierta cualquiera..
Ahora mismo, las cosas están como están: la economía mejora, la producción aumenta y lo que es más importante, como bien dice Pepe, la mejoría aún no ha llegado a la mayoría de la gente y las bolsas siguen asustando a las masas. Hasta que la fantasía de una bolsa de riqueza sin esfuerzo no llegue a la calle no tendremos burbujas.
Llegará seguro, pero no por ahora...
29/10/2017 19:07
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Nube de tags

American Chemistry Councilsector químicoEspañaIBEX 35Leading IndicatorPMI ManufacturingPMI ServicesPMI CompositeEurostoxx 50tasa de parosentimiento económicoEconomic Sentiment IndexEmployment Trends IndexS&P 500The Conference BoardChinamercados emergentesPERWarren BuffettPMI RetailIFOOECDAsiaIndiaKoreaJapónIndonesiaBestinverÁlvaro Guzmán de LázaroTelefónicaBestinver BolsaFEDcurva de tiposRichard BernsteinEurozonaEurozonaMSCI WorldJP MorganFranciaIberdrolaFrancisco García ParamésRusiaItaliaAlemaniasector serviciosCAPEShillerMebane Fabercurva de Coppockmacd mensualDAX XETRACAC 40NIKKEI 225MIBTEL 30José Ramón IturriagaOkavango DeltaKalaharia Alphaorocurva de CoppockFernando BernadBestinfondHedge FundsDavid TepperRay DalioJim Simonssector retailBrasilReino UnidoBestinver InternacionalGreciaAtenasIFOEconomic Sentiment IndexUSAChinaMarket Cap to GDPrenta variablesector manufactureroIPOsConsumer Confidence IndexDow JonesJoel Greenblattvalue investorvalue investingbibliografíaCharlie MungerbibliografíaBerkshire HathawayBBVARepsolSantanderprice to bookprice to cashflowcashflowcashflow por accionprice to cashflowPeter LynchDavid EinhornGreenligh Capitalconfianza del consumidorHoward MarksOaktree Capital ManagementPortugalproducción industrialInitial ClaimsMark MobiusDavid DremancontrarianIndicador de clima económicoventas minoristasChicago FED National Activity IndexrecesiónempleoADPKen Fishersector inmobiliariohipotecasviviendasPIBMorgan HouselFEDEAíndice de actividad económicaJohn BogleBenjamin GrahamQ ratioISM ManufacturingBridgewater Associatescapacidad industrialTurquiaDavid RosenbergBernard BaumohlAndré KostolanyRobert KiyosakiDonald TrumpMicrosoftBill GatesJohn NeffJohn BogleAndrew TobiasEstados UnidosEmployment Trend Indexindicador económico adelantadoChemical Activity BarometerRicardo CañeteBeltrán de la LastraThe Vanguard Grouprenta fijaGustavo TrillobolsaWalter SchlossSoros Fund Management LLCGeorge SorosRockefellerStandard OilpsicologíaAdam NashWeber Asset ManagementKen WeberISM Non ManufacturingAppleSteve JobsJesse LivermoreEdwin Lefevrelibertad financierabeneficios empresarialesStan WeinsteinMark DouglasAlexander ElderNicolas DarvasJohn Maynard KeynesnysenasdaqIvan BoeskyGordon GekkoOliver StoneMichael DouglasapalancamientoAzvalorMetagestiónJavier Ruiz RuizAlejandro Martín ToledoMiguel Rodríguez QuesadaMagallanes ValueIvan Martín AranguezJose María Diaz VallejoValentumJesús DominguezLuis de BlasElcano SicavJJ Fernández BarderaMarc Batlle MercadéPhilip FisherJeremy SiegelSeth KlarmanRobert L. BlochRobert ShillerJean Marie EveillardIrving KahnMario GabelliJohn TempletonJim Rogersratio de BuffettHenry FordFordnegociosliderazgoJames MontierJeremy GranthamGMOGeorge ClasonEl millonario de la puerta de la ladoThomas J. StanleyWilliam D. Dankomillonariosingresosdineroeducación financieragastosdeudasahorroinversiónQuantum FundPaul Tudor JonesTudor Investment Corporationtradingmaterias primasJeff GundlachETFETFsEric Balchunasfondos de inversiónMorgan StanleyEllen ZentnerNassim Nicholas TalebTalebtail riskRussell 2000Hedge FundimpeachmentJason RotenbergGreg JensenCorea del NorteGeorge FriedmanGeopolitical FuturesMike SantolibitcoinDoubleLine CapitalBrian Kellyburbuja tecnológicaburbujaTerraAmazonFacebookGoogleNetflixBank of AmericaMichael HarnettBaidueBayYahooVIXvolatilidadRichard TurnillBlackrockMarc FaberCorea del SurPhilip PeturssonManulife InvestmentsexportacionesMirae Asset Global Investmentstipos de interésReserva FederalBanco PopularLiberbankPrisaOHLDuro FelgueraCNMVManuel MenéndezCorporación MasaveuJuan Luis CebriánBaupost GroupWall StreetJack BogleETFs smart betaMark HulbertHulbert Financial DigestDow Jones Utility AverageKelley WrightfondosdeinversiónISINvalor liquidativopartícipeJens WeidmannBundesbankpánico bancarioBill GrossPIMCOJanus Hendersonbancos centralesfondos garantizadosGregory MannarinoTeslaElon MuskGoldman SachsDavid TamberrinoDave ZubyBrexitMario DraghiVitaly KatsenelsonBanco Internacional de PagosinflaciónWilliam DudleyJeff DesjardinsStan DruckenmillerJacob RothschildfiscalidadIRPFAlan GreenspanbonosBloombergEurostatInstituto Nacional de Estadísticacrash bursátilJanet YellenAbengoaSICAVAjram CapitalJosef AjramKim Jong-unLisa KoppJosh BrownGeorge PearksJeff ClarktraderGreg GhenthnerCobas Asset ManagementAzvalor Asset ManagementCobas Internacional FIAzvalor Internacional FIVenezuelaMichael ConeliusRicardo HausmannMichael HasenstabFranklin TempletonNick MaggiullipetróleoArthur BermanMatthew PartridgesuperinversoresTiho BrkandólarAlejo CzerwonkoMark VincentRohit ChopraJohn-Paul SmithJulian BridgenSmart Social SicavAntoni FernándezVanguardBill McNabbState StreetSteven BregmanJamie DimonESI Moneyinterés compuestoLyxorrobo-advisorsKat TetrinaDayana YochimBen CarlsonRitholtz Wealth ManagementCharles SchwabJeffrey Kleintopruido financierosesgos psicológicosJack M. ForehandAbante PangeaAlberto EspelosínAbante AsesoresJack WeberMerrill Lynchreloj de la inversiónLierdeCésar AliertaAugustus CapitalJuan Uguet de ResayreCarlos Val-CarreresLeuthold GroupDoug RamseyChris VerroneStrategas ResearchJim MooneySolventisXavier BrunSantiago DomingoSelena MaranjianIntesa Sanpaolo SpAUniCredit SpAAssicurazioni Generali SpACarlo MessinaPrysmian SpAEnel SpAClaudio DescalziBarry RitholtzFidelity InvestmentsUrban CarmelBen BernankeJason ZweigKarl G. KarstenJoseph KennedyKarsten Statistical LaboratoryDemonstration FundAzvalor Iberia FIMichael BatnickNicolas WalewskiAlken Asset ManagementAlken European OpportunitiesAlken Absolute Return EuropeAlken Small Cap EuropetulipanesTulip FeverAnne Goldgar
Publicidad