Reseña libro "Hedgehogging" de Barton Biggs

25 de noviembre, 2015 6
Autor libro "El Inversor Global: inversión y especulación siguiendo las fuerzas económicas que dirigen el mercado de acciones", profesor del... [+ info]
Autor libro "El Inversor Global: inversión y... [+ info]
6º en inB
6º en inB

Ya saben que de vez en cuando me gusta hablar de libros y hago reseñas (1234) y que en inBestia tenemos una librería donde vamos añadiendo obras y publicando valoraciones y reseñas. De hecho, si te gustaría que se añadiese algún libro solo tienes que solicitar su inclusión escribiendo a la cuenta de correo info@inbestia.com.

Hace una semana terminé de leer el libro Hedgehogging de Barton Biggs (1932-2012) y me parece bastante recomendable (no existe versión en castellano).

Creo que los libros de interés para los inversores se pueden dividir en varias categorías. Por un lado están las obras donde se explica un método o ideas y enfoques de inversión de forma bastante explícita (por ejemplo mi propio libro El Inversor Global), luego están las obras que sin explicar un método concreto hablan de grandes principios como podrían ser el legendario libro Memorias de un Operador de Acciones de Jesse Livermore o Beating the Street de Peter Lynch; por otro lado hay libros que son entrevistas a inversores, entrevistas de las que se puede aprender muchas claves importantes (ejemplo 123); y también hay libros que no siendo estrictamente bursátiles pueden aportar grandes enseñanzas a los inversores. Hablamos de libros de psicología, estadística, historia y otras temáticas de interés que ayudan a ampliar los horizontes intelectuales.

¿En qué categoría recae Hedgehogging? No es fácil definirlo. Por un lado es un libro que menciona muchos principios e ideas generales de inversión -siempre principios contrarians-, pero no es un libro tan centrado en los mercados como en la inversión en vehículos de inversión (fondos y hedge funds).

Por tanto es una obra que principalmente habla sobre la industria de inversión: los diferentes gestores y la inversión en ellos; como la institucionalización de la industria (fondos de fondos) y otros elementos (burocracia) crean incentivos perversos en los gestores que acaban provocando malos resultados; y qué es lo que inversor debería buscar -y qué enfoque tener- a la hora de elegir un buen gestor y fondo de inversión.

No recuerdo como llegué al libro pero, cuando vi que comenzaba con este siguiente párrafo que libremente traduzco, no pude dejar de devorarlo y subrayarlo porque es justo uno de los temas que he tocado recientemente y que más me interesa:

"El lado negativo de los fondos de fondos es que aborrecen la volatilidad y los drawdowns . Un drawdown es cuando un fondo reporta una pérdida en un determinado periodo. Una pérdida mensual es tolerada, pero un solo trimestre de pérdidas pronunciadas puede ser suficiente para provocar un reembolso masivo por parte del fondo de fondos. Por supuesto, estos fondos de fondos también buscan rentabilidad. El resultado de su actitud es que los gestores de los fondos en los que invierten se vuelven terriblemente sensibles a las pérdidas y, ante la más mínima percepción de que le mercado se debilita, estos gestores se salen del mercado, muchas veces sin sentido teniendo que regresar al poco tiempo. En resumen, los gestores se ven forzados a convertirse en seguidores de tendencias. En mi opinión, no se puede producir un resultado de largo plazo excepcional si se deja que las consideraciones del negocio interfieran con las buenas decisiones de inversión"

Y es que esa es la tesis principal del libro. En la industria de inversión hay dos aspectos: uno es el negocio de llevar un fondo que tiene clientes y otro es el aspecto de tomar buenas decisiones de inversión para obtener una buena rentabilidad. El problema surge de que una buena decisión de inversión muchas veces está reñida con el confort psicológico de tu cliente particular y con el circuito de incentivos de tu cliente institucional.

Por ello, Biggs aboga por evitar gestoras y gestores institucionalizados (o vampirizados) y aconseja apostar por las firmas y gestores independientes con talento.

"Seleccionando gestores con una orientación emprendedora aumentan las probabilidades de éxito. Las grandes firmas multiproducto con todos sus procesos burocráticos acaban fagocitando la toma de decisiones creativa y ágil. Las firmas independientes y pequeñas con gestores enfocados en un segmento definido de mercado, ofrecen las mayores posibilidades de detectar y apostar por las grandes oportunidades contrarians que ofrezcan un buen resultado inversor."

Solo por esta tesis que Biggs aborda largo y tendido con muchas historias entretenidas, vale la pena leer el libro. Creo que no solo hará que el lector entienda mejor cómo funciona la industria de inversión y los gestores, sino cuáles son sus luces y sombras y qué es lo que hay que hacer para obtener un resultado superior cuando se invierte en talento inversor (que al final es de lo que trata la inversión en fondos de inversión).

Creo que es una obra muy recomendable y hasta diría indispensable para quien busca invertir con seriedad en vehículos de inversión. La obra es de fácil lectura y muy amena, llena de historias y anécdotas con ideas atemporales que todos los inversores disfrutarán. Y sí, Barton Biggs es muy contrarian. En la librería de inBestia le he dado 4 de 5 estrellas, lo cual es una muy alta calificación (las 5 estrellas las reservo para obras maestras).

A continuación reproduzco algunas de las 'perlas' memorables  que Biggs menciona a lo largo del libro:

"Los mercados son inherentemente ineficientes y siempre lo serán debido a la naturaleza humana, a causa de la codicia y el miedo, a causa del instinto de masas"

"La teoría de las finanzas conductuales muestra que el mejor antídoto contra el sesgo de confirmación es escuchar los argumentos en contra y, luego, desapasionadamente, identificar las debilidades de ese argumento"

"El juego del dinero tiene lugar en las terceras y cuartas dimensiones (grados de pensamiento)"

"Mi teoría es que los gestores estrella tienen un toque mágico con el mercado que les permite de forma intuitiva hacer lo correcto la mayoría de las veces. De alguna manera estas superestrellas fertilizan su mente con significado y sabiduría de tal manera que perciben las cosas que van a pasar"

"La industria de inversión tiene un incentivo todopoderoso para vender lo que es más fácil de vender, sin importarle las consecuencias. Y lo que es fácil de vender es lo que ha estado subiendo más recientemente"

"Ser contrarian es muy chic, el problema es que ahora todo el mundo es contrarian"

"Básicamente creo que el análisis técnico es una herramienta que alcanza todo su potencial junto con el análisis fundamental. Miro gráficos todo el día, pero los miro como un mapa de por donde transcurren los eventos"

"La naturaleza humana no cambia y por ello la historia se repite"

"Las cualidades cardinales de la masa son la homogeneidad y la conformidad"

"Son los cambios relativos lo que mueven el mercado"

"Enamórate de las personas, los niños y los perros, pero no de las acciones"

Al hablar de los siempre-bajistas "Si estás mucho tiempo en el abismo, te conviertes en el abismo"

Y después de explicar cual es la tesis principal del libro y mostrar algunas de sus 'perlas' falta la pregunta de ¿Quién fue Barton Biggs? 

Podemos decir que Biggs fue una de las figuras más notables de la industria durante el último medio siglo. En los años 60 fundó uno de los primeros hedge funds, Fairfield Partners, nada menos que treinta años antes de que los hedge funds se hicieran populares o de que George Soros tumbara al Banco de Inglaterra. Posteriormente en 1973 se convirtió en socio (general partner) y director de Morgan Stanley donde estaría  hasta el año 2003, año en el que fundó su segundo hedge fund llamado Traxis Partners. 

Es decir, Barton Biggs fue un pionero, tuvo una de las posiciones más destacadas de la industria y vivió sus últimos años haciendo lo que más amaba, tomar riesgos calculados. 

Así que estamos hablando de una excelente obra de un inversor prominente. 100% recomendado.

Ir a ver Hedgehogging en la librería de inBestia

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 6 comentarios
¡Que buena pinta!
¡¡¡Se me acumulan!!! Aún estoy acabando Antifragile y Superforecasting...
La verdad es que poniéndose en la piel de las personas que tienen que "asesorar" a los clientes (con conceptos muy erróneos) y "lidiar" con la política corporativa (con intereses muy marcados) tienen un papelón.

Al final la educación es clave, para exigir los productos que queremos, no lo que nos quieren vender.
Por cierto, mañana vienen a mi pueblo a darnos una charla sobre educación financiera... En 12 años que llevo aquí es la primera vez que tocan estos temas en la asociación cultural. ¡A ver que nos cuentan!
26/11/2015 11:32
Barton Biggs fue un gran inversor que anticipó varios de los grandes movimientos de los mercados al menos desde 1982. Solo hay una cosa con la que no estoy de acuerdo y es que un inversor no puede fiarse tanto de su intuición.
26/11/2015 13:23
En respuesta a Carlos Torres Blánquez
Igual al haber destacado la frase parece que Biggs pudo decir eso, cuando solo es una frase (la del "toque mágico").

Pero nada más alejado de la realidad, la tesis es la independencia, flexibilidad, alejarse de la burocratización y la institucionalización.

s2
26/11/2015 20:50
Intuición no es otra cosa que la capacidad de reconocer los escenarios. Y esa capacidad nace principalmente de la experiencia y de la forma en como "vemos" los escenarios en general.. ya sabes como un erizo encasillando lo que vemos en nuestras creencias o como un zorro racionalizando todas las piezas de información. Trabajar con un método y esperar que el mercado se adapte a el por el mero hecho de que lo hizo en el pasado no es racional.
26/11/2015 20:43
En respuesta a Ramón Sánchez
La intuición es muy importante. Muchísimo. Pero hay que tener intuición sobre un método de calidad y con muchos elementos objetivos, claro.
26/11/2015 20:52
¡De nuevo una reseña excelente! Este libro ya lo tengo en mi lista de pendientes para leerlo en cuanto acabe "El inversor inteligente" con el que estoy ahora.

Sobre el tema de la intuición es algo muy relativo, ya que la percepción de la intuición de alguien que cuenta con más información no es la mismo que la de alguien que carece de ella (información empírica). El concepto de lo que Barton Bigs, Warren Buffet o Nate Silver llaman intuición cuenta con un factor mucho más alto de datos que para cualquier inversor medio. De ahí que mucha gente lo que esté haciendo más que intuir sea saltar al vacío.
30/11/2015 17:27
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos