Ray Dalio logra una rentabilidad del 15% en 2018 mientras la mayoría de fondos sufren

12 de enero Incluye: SPX 7

El pasado año 2018 fue especialmente negativo para la mayoría de inversores. No tanto en términos de enormes rentabilidades negativas, sino más en lo relativo al elevado número de categorías de activos que arrojaron pérdidas: el efectivo fue la única clase de activo que se salvó de la quema con rentabilidad positiva. Sin embargo, esto no impide que haya fondos o gestores que hayan sido capaces de esquivar estos malos resultados y hayan generado rentabilidades positivas (en algunos caso extraordinarias) para sus partícipes.  

Más allá de Crescat Capital, de la que ya hemos escrito, el buque insignia de la gestora de hedge funds más grande del mundo Bridgewater Associates (Ray Dalio), es un buen ejemplo. El año pasado Pure Alphalogró una rentabilidad del 14,6% (12% rentabilidad anualizada desde 1991), lo que contrasta con la caída promedio del 6,7% que obtuvo el índice HFRX Global Hedge Fund Index.

Ha sido un año tan malo para la industria que incluso muchos vehículos han tenido que liquidarse (lo que algunos han denominado Hedge Fund Armaggedon), ante un comportamiento mediocre en los últimos años que ha llevado a la petición de reembolso del capital por parte de sus inversores. Pero también existen excepciones destacables.  

Otro de los grandes nombres en la industria de los hedge funds es Renaissance Technologies, firma fundada en 1982 por Jim Simons y especializada en trading utilizando modelos cuantitativos derivados del análisis matemático y estadístico. Su producto estrella es el fondo Medallion, el cual sólo está abierto para los propios trabajadores de la firma y se desconoce la rentabilidad generada por el mismo. Sin embargo, otras estrategias que manejan han logrado esquivar las caídas generalizadas de 2018 obteniendo resultados positivos, aunque más discretos que los de Ray Dalio: Renaissance Institutional Equities se anotó una subida del 8,5%, Renaissance Institutional Diversified Alpha un 3,23% y Renaissance Institutional Diversified Global Equity un 10,3%.  

Citadel, la firma de gestión de activos al frente de la cual está el famoso inversor Ken Griffin, es un hedge fund multiestrategia que fue capaz también de obtener resultados positivos durante el año 2018. Su fondo estrella (Wellington) generó una rentabilidad superior al 9% y sus fondos globales de renta variable y “trading táctico” más de un 6% y 9% respectivamente, según datos facilitados por el Financial Times.  

Sin embargo, si analizamos los resultados de firmas con menor volumen de activos bajo gestión, podemos ver que algunos gestores han logrado rentabilidades que parecían impensables hace unos meses. El caso más claro y evidente es el de Crispin Odey, cuyo fondo estrella “Odey European” se anotó una subida del 53%. Sin embargo, el buen resultado de 2018 no compensa el tremendo drawdown de los años anteriores (en 2015 perdió un 12,8%, 49,5% en 2016 y 22% en 2017). Muy cerca de este se encuentra la gestora estadounidense Crescat Capital, de la cual ya hemos hablado anteriormente, y que ha sido capaz de situar dos de sus fondos en las primeras posiciones

baf11dd66a30005665c5ea61c75dcd1528ea1071.

(Fuente: Bloomberg)  

Como vemos en la tabla superior, las estrategias “long / short”, aquellas que combinan posiciones largas (alcistas) y cortas (bajistas) en sus carteras, han tenido oportunidad de brillar en 2018. Y es que en un año en el que hay compañías que han sufrido fuertemente (hemos visto caídas superiores al 50% en multitud de empresas) mientras que otras han seguido imparables su escalada alcista, una acertada combinación de posiciones largas y cortas ha resultado decisiva para obtener estas rentabilidades. Sin embargo, también hay que destacar que las dos estrellas del 2018 (Crispin Odey y Crescat Capital) son dos gestoras especializadas en gestión macro, es decir, que invierten teniendo en cuenta el ciclo económico e invirtiendo a favor o en contra de determinadas temáticas macro.  

Sin embargo, no todos los grandes gestores de la industria han podido sonreír este 2018. David Einhorn (GreenLight Capital) y Dan Loeb (Third Point Management) han sido los dos claros perdedores y se han anotado uno de los peores de sus carreras, ya que sus fondos se han dejado respectivamente un 34% y 11%. El caso de David Einhorn es paradigmático, puesto que tanto las posiciones alcistas como las bajistas (Amazon, Tesla y Netflix) se han movido en su contra, lo que le ha llevado a acumular un brutal “underperformance” en los últimos años con respecto al S&P 500.  

Sin embargo, ha sido el hedge fund Quantitative Tactical Aggresive Fund el que se ha situado a la cola de rentabilidad en este año 2018, con algo más de un 42% de caída. Este hedge fund, que utiliza algoritmos y sistemas cuantitativos para invertir en acciones y ETF, se anotó en el año 2017 una espectacular revalorización del 60%.

97bde0f97e23f11b5c1d2ab5800195455568a323.

(Fuente: Bloomberg)  

Precisamente en épocas de turbulencias, repunte de la volatilidad y caídas generalizadas de los mercados, es donde deben sobresalir estos productos, ya que disponen de menores limitaciones que los fondos tradicionales a la hora de invertir (posibilidad de apalancamiento, utilización de derivados, mayor concentración de cartera, etc.). Estos aspectos deberían dar mayor flexibilidad al gestor para poder batir al mercado y, en consecuencia, proteger al partícipe en momentos de incertidumbre y problemas en las bolsas. Sin embargo, tal y como vemos en el gráfico inferior, la disparidad de resultados dentro del sector es muy amplia como hemos documentado arriba. 

c1805864af22d2da2b436837da4117d593da02d4.

(Fuente: Bloomberg)  

Y aunque los resultados que hemos mostrado de ciertos hedge funds son tremendamente atractivos, la realidad es que la inmensa mayoría de hedge funds no han sido capaces de batir a los índices en términos ajustados al riesgo y ni tan siquiera acercarse. Por ello, el inversor deberá tomar con cautela estos resultados y aplicar más que nunca el dicho de “rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras”, ya que los gestores de estos vehículos de inversión suelen ser tremendamente flexibles.  

Otros artículos relacionados publicados por el equipo de inBestia:  

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 7 comentarios
Que bueno eso de convertirse en " amo del Universo ", me recuerda a la novela la hoguera de las navidades del difunto Tom Wolfe, que falleció a los 87, la edad actual de Buffett, un tipo con una genética tan potente que a pesar de no comer verduras y tomar mucha comida basura (según mencionó el mismo en una entrevista), ahí está, ¡nos va a enterrar a todos!.
ji,ji,ji
un saludete
12/01/2019 16:04
En respuesta a el Pavito
Lo que come Buffet es una dieta proteica comerá pocos hidratos de carbono ,conserva la musculatura y no engorda es un hombre mayor pero nunca será un anciano quizás con cien años,jajaja
13/01/2019 12:11
Es evidente que en Europa las gestoras no manejan adecuadamente la estrategia “long / short” que mencionas y por eso en las caidas todos los fondos pierden y su estrategia se reduce a decir que no hay que salir del fondo porque es peor salir cuando está bajando y volver a entrar abajo, como se dice en el video de Bestinver y el periodista ni le rebate ni le dice explica en que te basas para hacer esa afirmacion.
13/01/2019 10:31
En respuesta a Luis y Gloria Mayoral
Es que la mayoría de gestores son muy mediocres. Luego se extrañan (y critican) la gestión pasiva. Pues lo tienen difícil, porque me temo que es algo imparable.
13/01/2019 11:18
En respuesta a Luis y Gloria Mayoral
Dentro de mi ignorancia, puesto que no conozco al dedillo las normas que se aplican a los fondos de inversión Europeos, si conozco algunas absurdeces que seguramente limitan de narices lo que pueden hacer los fondos y por eso esas diferencias entre Europa y Usa.
Una de esas normas absurdas es la prohibición de invertir DIRECTAMENTE en materias primas, les permiten hacerlo vía etfs, cosa que creo es más peligrosona y les permiten de manera indirecta a través de empresas relacionadas con la producción, distribuciión, etc,,, de las materias primas.
Hace un par de meses los de España cayeron de la burra y quitaron la absurdez que ha durado 10 años y que prohibía a los fondos españoles alquilar acciones y obtener con ello una rentabilidad adicional.
Esta absurdez es lo que ha propiciado el auge de los dichosos CFDS.
En 2016 también cayeron de la burra en un detalle, hasta entonces si un fondo de inversión PAGABA DIVIDENDOS, la fiscalidad era mucho peor que la que obtendría una persona si cobrara ella misma esos dividendos.
un absurdo, que sirvió para que en España los fondos de inversión que pagan rentas sean una minoría muy, muy, muy pequeña.
Cuando se levantan esas prohibiciones apenas se airea el tema y por inercia todo puede seguir la misma senda durante años.
13/01/2019 15:35
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad