Las bolsas apuestan por el fin de la desaceleración. ¿Trampa alcista o vuelta a máximos?

10 de octubre 0
El dato del día, una cuenta gestionada por el equipo de inBestia
El dato del día, una cuenta gestionada por el equipo de... [+ info]
6º en inB
6º en inB

El golpe que está asestando la interminable guerra comercial entre China y Estados Unidos está impactando de lleno en la economía mundial y la desaceleración económica parece no tener fin, aunque seguramente no es el único factor detrás de la misma. El sector manufacturero a nivel global está inmerso en una recesión y el resto de sectores económicos, que hasta la fecha se habían salvado de la quema, parece que no son inmunes a la debilidad.

Sin embargo, las bolsas, que suelen considerarse el indicador económico más adelantado y preciso que existe (más preciso que los analistas, aunque eso tampoco es decir gran cosa), podrían estar empezando a cambiar su percepción sobre la economía, apostando a que la actual desaceleración llegue a su fin. Si nos fijamos con atención en el gráfico inferior, en el que se correlacionan la evolución interanual del índice FTSE World junto con el indicador económico adelantando elaborado por la OECD, se aprecia cómo los mercados bursátiles están empezando a recuperar posiciones, descontando una mejoría económica en los próximos meses

d508ded66b13a529a19248842c443e4d6b671de3.

(Fuente: MACRO-OPS)

Sin embargo, y aunque algunos analistas apuestan a que estamos en una simple desaceleración económica como las vividas en los años 2011 - 2012 y 2015 - 2016, la realidad macroeconómica que subyace puede ser bastante distinta. En la actualidad, las señales de alerta recesiva son mucho más potentes que en años precedentes (inversión de la curva de tipos de interés, recesión del sector manufacturero global, debilidad del mercado laboral estadounidense, oscuras perspectivas económicas que manejan los CEOs de las grandes compañías, aumento de las ventas por los “insiders”, etc.), por lo cual el inversor debería extremar las precauciones. 

Pero además de todo esto, el inversor debe tener muy presente que la guerra comercial podría acelerar de forma importante la entrada en recesión si China y Estados Unidos no llegan a un acuerdo pronto y consiguen revertir el deterioro que vive el comercio mundial. Pero mientras todo eso ocurre (si es que llega a ocurrir), a día de hoy los mercados apuestan a que lo peor de la desaceleración económica ya lo habríamos visto (tampoco hay que olvidar que estamos entrando en el período estacional más alcista del año). ¿Acertarán de nuevo los mercados en su estimación del futuro o la recesión les estallará ante las alertas de muchos analistas?

Otros artículos relacionados publicados por el equipo de inBestia:

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos