¿Cuándo llegará la próxima recesión? Analizando el ciclo económico para invertir mejor

21 de marzo Incluye: SPX 7

Esta es una pregunta que suele rondar las mentes de los analistas e inversores. No en vano, aquel que sea capaz de detectar con antelación un proceso recesivo podrá evitar caídas significativas en su cartera. Hay que recordar que las dos últimas recesiones económicas (2000-2003 y 2007-2009) se saldaron con caídas de los mercados del 50% aproximadamente. Eso explica que intentar adelantarse a la próxima recesión sea un ejercicio muy practicado, dado que, aunque resulta muy difícil acertar con precisión, puede tener una gran recompensa. 

El equipo de análisis macroeconómico de JP Morgan está constantemente monitorizando el riesgo y probabilidad de una recesión, particularmente en la economía estadounidense. Ésta sigue siendo, con diferencia, la economía más importante para los mercados financieros globales, por lo que los inversores europeos debemos permanecer atentos. Más aún cuando la actual expansión económica de Estados Unidos es ya la segunda más larga desde la Segunda Guerra Mundial y la estadística empieza a advertir que una recesión no debería estar muy lejos.

Una de las principales herramientas que utilizan para este fin los analistas del banco es un modelo que proporciona la probabilidad de recesión para los siguientes uno, dos y tres años. Según este modelo, en la actualidad la probabilidad de asistir a una crisis económica en los próximos 12 meses es solo del 18%, pero asciende al 52% y 72% en los próximos dos y tres años, respectivamente. Un detalle interesante, que se observa en el siguiente gráfico, es que las probabilidades de recesión a 1 año vista se han reducido en los últimos trimestres.

c9c6d0c91aeb2e039f0bba72a4ddb6ef9d8bab7a.

(Fuente: Business Insider)

A partir de estos datos, JP Morgan concluye que la economía estadounidense se encuentra en el “ocaso de mitad del ciclo” ("twilight of the mid-cycle" en sus palabras en inglés), es decir, a punto de entrar en la fase final del actual ciclo económico. El responsable de estrategia fundamental multi-activos de la entidad, señaló que la economía de Estados Unidos aún no ha exhibido las características típicas de final de ciclo, a pesar de la elevada duración de la expansión económica. Pero, como él mismo indica, los ciclos económicos no mueren de viejos, sino como consecuencia de una confluencia de factores, como son la caída de los márgenes empresariales, la desaceleración del crecimiento de la productividad y un fuerte aumento de los tipos de interés que fija la Reserva Federal en términos reales.

¿Qué significa todo esto desde el punto de vista práctico para los inversores en el momento actual? ¿Cómo deberían reaccionar a esta información? Siempre es importante disponer de información de calidad, pero más aún lo es saber interpretarla y actuar en consecuencia.

Desde JP Morgan consideran que la mejor estrategia desde la perspectiva de la asignación de activos es prepararse para el inevitable cambio hacia un entorno de final de ciclo, debido a que diferentes tipos de activo, sectores y regiones geográficas tienen un mejor o peor desempeño dependiendo de la fase del ciclo en la que nos encontremos (como refleja el gráfico inferior).

e1978fcd0b620ee9b41e35e6b8821edfefb78ff4.

A pesar de que las probabilidades de asistir a una recesión en los próximos 2-3 años han aumentado sustancialmente, la firma sigue recomendando a sus inversores mantener una cartera relativamente agresiva y cíclica, lo que implica estar sobreponderado en acciones vs crédito, mercados emergentes vs desarrollados, y sector financiero e industrial vs defensivos. Pero señalan varias condiciones para empezar a reducir progresivamente el grado de riesgo y exposición cíclica de la cartera, en caso de que: 1) las probabilidades de recesión a 1 año aumenten hasta niveles del 30% aproximadamente (actualmente esta cifra se sitúa por debajo del 20%); 2) el S&P 500 alcance el máximo cíclico anticipado por la entidad en los 3.000 puntos; 3) el mercado monetario de Estados Unidos descuente una mayor restricción de la política monetaria (subidas de tipos más agresiva) de la que incluyen en su escenario base; o 4) los márgenes empresariales empiecen a caer con fuerza.

Pero hasta que esto suceda, y realmente haga saltar las alarmas, los sectores y activos que históricamente han proporcionado una mayor rentabilidad en la última fase previa a una recesión han sido las utilities (han proporcionado una rentabilidad media trimestral del 8,8%), futuros de energía, acciones del sector energético y de salud, metales preciosos y valores del Tesoro protegidos contra la inflación. Es decir, activos que suelen funcionar bien en un entorno de repunte inflacionario, en buena parte aquellos relacionados con las materias primas (metales preciosos, energía, etc.) o sectores más defensivos.

923bb98f912ba5b1189ec17ffbf0e4340c5e17d0.

(Fuente: Business Insider)

Esta tesis alcista en las materias primas también viene apoyada por el modelo de análisis del ciclo económico conocido como el “reloj de la inversión”. El análisis de los diferentes parámetros del modelo señalaba, allá por octubre de 2017, que el ciclo económico se encontraba en la fase de “Sobrecalentamiento”, caracterizada por un aumento simultáneo de la inflación y del crecimiento, lo que fuerza a los bancos centrales a subir los tipos de interés. Estas subidas de tipos hacen que la renta fija empiece a ganar atractivo y a competir con aquella, aunque la bolsa suele continuar durante un tiempo con su buen comportamiento. Es precisamente en esta fase donde las materias primas tienden a ser ser el activo que mejores rentabilidades proporciona, así como las acciones de los sectores industriales y de materiales básicos.

f146b43d2a37b9c734e17a766b1950596a557da5.

(Fuente: Macro Ops)

A estos argumentos apoyados en el ciclo se unen los que han aportado gestores como Jeff Gundlach o Álvaro Guzmán y Fernando Bernad de azValor. En el caso de la gestora española, sus argumentos quedaron claramente expuestos en este artículo de Ángel Martín Oro hace unas semanas. Este sector constituye su apuesta más clara, ya que en torno a un 60% de su cartera está expuesta a diferentes materias primas, apostando por compañías como Buenaventura (metales preciosos y cobre), Grupo Mexico (cobre), Cameco (uranio), Tullow Oil (petróleo y gas natural) o Agnico Eagle Mines Ltd (oro).

Va a resultar importante en los próximos meses vigilar los datos macroeconómicos, particularmente por las señales potencialmente bajistas que se avistan en el horizonte. Los datos proporcionados por JP Morgan son una foto fija de la situación económica actual, pero el inversor debe ser consciente del dinamismo de la economía y que los datos que manejamos actualmente pueden variar de forma significativa. Muchos observadores coinciden en que nos estamos adentrando en las etapas finales de la expansión del ciclo económico. Por ello, el inversor debe estar cada vez más preparado para afrontar un escenario recesivo en los próximos años.

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 7 comentarios
Sería la primera vez que los grandes bancos y casas de análisis anticipan una gran caída
En la anterior ahora dirán lo que quieran pero les pillo con todo el equipo, no hay más que ver lo que les pasó a los grandes bancos de inversión
Desde el futuro todos han adivinado el pasado pero yo estaba ahí, y no recuerdo esta versión
21/03/2018 20:32
Me parece raro-raro que en el "chart 3" los rendimientos de los diferentes activos sean todos positivos siempre, incluidas las equities del sp500 durante el periodo de recesión. Siendo así, para qué abandonar el barco?
22/03/2018 10:28
En respuesta a santiago martinez miguel
Cierto, ese es el gráfico que proporciona JP Morgan, pero como muy bien comentas chirría un poco.
Todos sabemos que durante una recesión, al RV es un activo que sufre mucho (no es extraño ver caídas del 30-40%). En realidad, lo más significativo es el 1º gráfico, en el que se miden las posibilidades de recesión.
22/03/2018 10:35
En respuesta a Jorge Alarcón
Estamos con riesgo asimétrico en el Dow Jones
tien máximos por los 26500 y resistencia por 21600. Las gráficas ya asustan mas que los arranceles
22/03/2018 17:42
En respuesta a santiago martinez miguel
Hola Santiago. Eso tiene que ver con la forma como el gráfico mide los retornos. Es ciertamente confuso y chirría con la experiencia de que las bolsas caen muy fuerte en las recesiones. Pero ellos lo miden con los retornos promedio trimestrales durante los periodos de recesión (según se identifican oficialmente), en concreto de las últimas 5 recesiones. He adjuntado un gráfico para que se vea esto (los periodos sombreados indican recesión). Hay alguna cuestión a comentar:

1. No todas las recesiones son iguales. Las de 2008 y 2001 generaron grandes desplomes en bolsa. No fue así en las anteriores. Al coger los "promedios", unas se compensan a las otras.
2. Se utiliza el concepto recesión técnico definido por el NBER, pero eso no tiene por qué coincidir con las fases de la bolsa. De hecho la bolsa suele subir muy fuerte después de haber alcanzado el punto más álgido de una recesión, aunque todavía estemos dentro de una recesión oficialmente. Por eso también al calcular los promedios estos datos empujan la media hacia arriba y al final el dato final es positivo.

Por tanto no hay que quedarse con la cifra exacta, sino con que en periodo de recesión la renta variable es el activo que peor lo hace, junto con los bonos emergentes. Sin duda, JPMorgan lo podría haber expresado mejor...
26/03/2018 10:51
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad