Una de las mejores operaciones corporativas de la historia: la adquisición de Booking

24 de noviembre, 2017 Incluye: PCLN 0
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la historia del pensamiento económico y los ciclos... [+ info]
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en... [+ info]
10º en inB
10º en inB

Probablemente usted ya haya reservado habitaciones de hotel a través de la popular aplicación Booking.com, así que no le resultará extraño el hecho de que esa plataforma genere beneficios desorbitados para su propietario. Pero a lo mejor no sabe que Booking.com ha sido la protagonista de una de las adquisiciones más exitosas que se recuerden en décadas.

En 2005 Priceline cerró la compra de Booking, entonces plataforma online de reservas de hoteles y habitaciones principalmente en Europa. El precio de adquisición fue fijado en 110 millones de €, 135 millones de $ en aquel entonces. El beneficio que ha llegado a lograr la plataforma desborda por completo la cantidad desembolsada inicialmente. Para que nos hagamos una idea, podemos realizar unas estimaciones aproximadas de lo que valdría Booking descontando el beneficio que aporta a día de hoy al grupo Priceline. Más del 70% de los ingresos en 2016 provinieron de Holanda, país donde tiene sede Booking. Se puede estimar que el beneficio antes de impuestos aportado por Booking en 2016 fue de 2.692 millones de $ (si eliminamos uno de los resultados extraordinarios), por lo que con un tipo impositivo del 25%, el beneficio neto sería de 2.019 millones de $. Las cifras pueden variar ligeramente dependiendo de si esa sección tiene mayor margen que el resto, así como el impacto de algún otro negocio minoritario en Europa por parte de Priceline. Pero redondeo arriba redondeo abajo, queda claro a primera vista el enorme negocio que ha supuesto esta adquisición y la buena gestión posterior.

Si Booking genera hoy alrededor de 2.019 millones de $ después de impuestos y consideramos una tasa de rentabilidad del 5% al ser un negocio que crece (descuento extremadamente prudente), podríamos valorarla en 40.380 millones de $, o traducido a euros, 34.075 millones de €. Han pasado 12 años y medio, por lo que la rentabilidad anual de la adquisición ha sido del 60,3% anual en dólares. En realidad sería superior, porque no hemos tenido en cuenta el gran excedente generado por Booking durante este periodo, tan solo hemos capitalizado el beneficio actual. Probablemente haya acumulado una caja de más de 7.000 millones de $ durante este periodo, excedente que parcialmente ha invertido Priceline en otros negocios.

¿Cuáles han sido las consecuencias en la cotización? Pues desde junio de 2005 hasta noviembre de 2017 la revalorización anualizada ha sido del 41,32% en 12 años y medio si tomamos los datos de Yahoo Finanzas. Se trata de una trayectoria espectacular:

aD6QZrY7774RACMpDr0YBrzbN6zMcQiCBbw2VeMJ

Los datos encajan bastante bien con las estimaciones que hemos realizado para la adquisición de Booking. La rentabilidad es algo menor porque desde 2005 la compañía también ha invertido en otros proyectos y alternativas de inversión, que obviamente es difícil que hayan logrado rentabilidades del 60%. Por lo tanto, si el negocio tradicional ha rendido un 15% anual, eso ha tirado a la baja la rentabilidad de Booking que es difícil de igualar. Así, en el conjunto de la compañía ha logrado un 41,3% anual en dólares para el accionista desde 2005, algo de lo que muy pocas compañías pueden presumir en un periodo de tiempo tan largo.

Un detalle interesante es que la compañía no ha distribuido ni un solo dividendo en el periodo, lo que no ha impedido la creación de valor para el accionista que ha visto sus acciones subir y subir sin pagar ni un solo euro en impuestos por el momento. Se trata de un ejemplo más de cómo el inversor debe fijarse en la generación de beneficios de la compañía y el empleo que hace de los recursos disponibles.

Todo lo anterior muestra la importancia que puede llegar a tener la directiva de una compañía y su filosofía. Y esa es la razón por la que esta semana en la Cartera Value hemos echado un vistazo a la estrategia de expansión que está llevando a cabo Priceline a día de hoy. Cuando una filosofía directiva genera tan buenos resultados, merece la pena escuchar lo que nos tiene que decir. Ha habido varios cambios directivos desde aquella adquisición, se ha dado paso a dos CEOs diferentes desde entonces. Sin embargo, el actual CEO lleva 17 años en diversos puestos directivos, en caso de que no fuese el principal impulsor de aquella operación corporativa, probablemente se haya impregnado de las enseñanzas de semejante éxito, como los aspectos más importantes del sector y las preguntas relevantes. Precisamente, recientemente he escrito varios artículos (I, II, III) sobre el impacto de las directivas en las compañías, y qué aspectos cumplen los CEOs que mayor valor generan.

En esa estrategia actual de expansión destaca la participación de Priceline en algunas compañías de intermediación digital en China, así como acuerdos de colaboración directos entre ellas y las plataformas de intermediación de Priceline. En el informe de esta semana analizamos una de esas participaciones, una cotizada en el Nasdaq que crece en el sector de intermediación turístico chino. El factor humano tiene un gran impacto en el devenir de las compañías, y no debería pasarse por alto en una filosofía de inversión.

Cartera Value: Si está interesado en el análisis de compañías desde una perspectiva de largo plazo, no dude en visitar la página de información de la Cartera Value.

Contenidos relacionados:

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad