Peter Lynch: "Mucha gente prefiere invertir en un sector de alto crecimiento. No es mi caso"

24 de agosto 5
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la historia del pensamiento económico y los ciclos... [+ info]
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en... [+ info]
10º en inB
10º en inB

Una idea de inversión que aporté en el último año en la Cartera Value procede de la separación de una gran compañía en dos nuevas sociedades cotizadas. Uno de los aspectos que me interesó es que la separación es buena para las dos sociedades nuevas, ya que reduce el tamaño y permite a la nueva directiva concentrarse en menos problemas. Se trata de una mayor descentralización de la organización. Este cambio beneficia a ambas, pero... ¿cuál elegir de las dos?

Una descripción básica de ambos negocios me recordó a la distinción que hace Peter Lynch en su libro ‘One Up on Wall Street’ (hay versión en español), donde muestra su clara preferencia por sectores de no crecimiento frente a los sectores de alto crecimiento. Esta es su argumentación:

Many people prefer to invest in a high-growth industry, where there’s a lot of sound and fury. Not me. I prefer to invest in a low-growth industry like plastic knives and forks, but only if I can’t find a no-growth industry like funerals. That’s where the biggest winners are developed. There’s nothing thrilling about a thrilling high-growth industry, except watching the stocks go down. Carpets in the 1950s, electronics in the 1960s, computers in the 1980s, were all exciting high-growth industries, in which numerous major and minor companies unerringly failed to prosper for long. That’s because for every single product in a hot industry, there are a thousand MIT graduates trying to figure out how to make it cheaper in Taiwan

[...]

In a no-growth industry, especially one that’s boring and upsets people, there’s no problem with competition. You don’t have to protect your flanks from potential rivals because nobody else is going to be interested.

Muchas personas prefieren invertir en sectores de alto crecimiento, en medio de un gran redoble de tambores. No es mi caso. Yo prefiero invertir en sectores de bajo crecimiento como los cubiertos de plástico, pero sólo si no encuentro un sector sin crecimiento como los funerales. Ahí es donde se encuentran las mejores oportunidades. En realidad, los sectores de alto crecimiento no tienen nada particularmente excitante, más allá de ir viendo cómo caen uno tras otro sus valores. La moqueta en los años cincuenta, la electrónica en los años sesenta, la informática en los ochenta, todos ellos fueron sectores de alto crecimiento, en los que gran cantidad de empresas grandes y pequeñas fracasaron en su intento de prosperar durante demasiado tiempo. La razón es que por cada producto de un sector caliente hay mil graduados del MIT tratando de encontrar el modo de producirlo de forma más barata en Taiwán.

[….]

En un sector sin crecimiento, especialmente uno que resulte aburrido y desagradable, la competencia no es un problema. No tienes que protegerte de rivales potenciales porque nadie más se va a interesar por ello.

Peter Lynch - One Up on Wall Street

La argumentación de Peter Lynch requiere su contexto. Es importante que el sector de no crecimiento no se base en una tecnología obsoleta, se trata de que la decadencia sea muy lenta. En ese entorno una compañía establecida podría incluso crecer en beneficios reduciendo costes y aprovechando la salida de capital del sector. 

No creo que haya que quedarse con una regla fija ya que también hay buenas ideas de inversión en sectores de crecimiento, sino introducir en el análisis el impacto de la competencia y la certidumbre a largo plazo. Simplemente es un buen punto de partida sobre el cual ir haciendo ajustes y las salvedades correspondientes.

Un gran ejemplo podría ser la enorme rentabilidad que proporcionó Philip Morris durante décadas a sus accionistas. El consumo de tabaco no crecía rápidamente, sino más bien lo contrario, pero el coste de fabricar cigarrillos se redujo drásticamente y la compañía era capaz de subir precios.  El tabaco batió a Apple según este artículo de Lawrence Hamtil.

elR9h4rM-XZqQk-i2CA98bhj-4AakJ4b1KRURnc0gnuE6E34Esdir9mCznPFJ0lgAiBdgBgCLAmUmHnfxIUhBHGIbiAJ3__GLT-z5q_hDOs1x_fC5gs-aVP4t4gMCvmv7fT5q7zb

Precisamente, la separación de la compañía mencionada al principio del artículo da lugar a dos cotizadas en entornos diferentes. La compañía A se encuentra en una posición cómoda en un sector consolidado, en el que podemos esperar cierta estabilidad y no grandes cambios de paradigma. La compañía B opera en un sector a priori más prometedor, con más oportunidades de crecimiento y que sería más apetitoso para muchos inversores actuales.

Creo que la idea de Peter Lynch es correcta y a igualdad de condiciones prefiero el negocio en un sector ya consolidado, donde la empresa va a tener ventaja para seguir dominando el mercado que no atrae nuevos competidores. Ser capaz de innovar y crecer no es incompatible con operar en una industria de bajo crecimiento. Desde el punto de vista de la competencia y la certidumbre a largo plazo, la empresa A que está en un negocio más tradicional me pareció más interesante. Además, cotiza con mayor descuento sobre beneficios.

*Cartera Value: Si está interesado en el análisis de compañías desde una perspectiva de largo plazo, no dude en visitar la página de información de la Cartera Value.

Contenidos relacionados:

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 5 comentarios
Estoy de acuerdo con Peter Lynch, a mediados de los 80 se popularizó el ordenador personal, se vendieron miles de millones en las décadas siguientes, pero ningún fabricante fue capaz de ganar dinero de forma sólida con ellos, paradójicamente fue Microsoft a la cual se recurrió proporcionandale casi el sistema operativo para que pudiera haber un estándar la que si gano mucho dinero
A final de los 90 las empresas de telecomunicaciones tenían el futuro a sus pies, nadie dudaba de su brillante futuro pero este no llegó
24/08/2018 18:34
antiguo usuario
Una empresa de crecimiento es fabulosa mientras crece y cuando deja de crecer y si eres inversor de por vida te darás cuenta que el gran negocio se hizo hace años como Telepizza o Puleva o Popular o Telefónica y todos los bancos, digamos que el Ibex fue un gran negocio lo único que le queda es comprar en un precio óptimo y cobrar el dividendo
Appel porque no explota ?porque todavía le falta el móvil con teletransportacion y puede tardar un poco,jajaja
Peter le deduzco que se quedó de por vida con alguna empresa en crecimiento y salió escaldao, y escribió un libro...se me ocurre eso
En este mundo de la especulación o inversión si dices una cosa también dices la otra,
Peter viene a decir que las empresas de moda son un chollo pero se estrella ante una mentalidad inversora de por vida,jajaja
24/08/2018 19:43
No termino de estar conforme con las conclusiones generales, porque no están centradas en el lapso temporal en el que se entra. Es decir, vale que tabacos haya batido a Apple cuando ambos entraron en los años 80a costo de 1$. Pero, ... y qué!
Tomemos el mismo chart (aunque no sea muy preciso en los precios de entrada. Supongamos que en vez de entrar en noviembre de 1984 se hubiera hecho en Noviembre de 2001 (calculo -por el chart- que tabacos estará alrededor de $75 y Apple al rededor de $3) y cortamos en las fechas de -digamos- alrededor de noviembre de 2008: con lo que parece que tacos estaba ligeramente por encima de $100 y Apple parece que hubiera rondado los $40. Resulta claro que el periodo temporal de teneceia de ambas acciones es favorable a Apple.
En resumen, no discuto que la evolución de las cotizaciones de un sector de características generales aproximado al de Philips Morris no tenga mejor (por menor sobresalto) perspectiva que otro como el de ordenadores (por las razones enumeradas en el post). Mi principal crítica alcanza al hecho de que los charts deliberadamente seleccionados nos cuentan lo que queremos que nos cuenten, pero eso no es la demostración de las hipótesis de partida, sino una poco afortunada manera de hacer que la realidad no nos arruine un buen titular.
Insito en disentir de la tesis si se afronta desde una ejemplificación de discutible validez científica: el chart sólo sirve si todos hubiéramos invertido en el mismo momento cero y desadvertido (o no) en el momento final. Eso no se acompasa con la realidad, donde el factor tiempo y el estado de cosas al tomar posiciones y al dejarlas, lo es todo.
Sí aceptaré que, como en tantos otros mercados, los buenos negocios no se hacen en el momento en el que se vende, sino en el momento en el que se compra: ambos momentos son lo único que está en la mano del que entra o sale, lo demás entre medias es contingente e incierto.
24/08/2018 22:57
En respuesta a Antonio Amusategui Batalla
El ejemplo que cito no es tanto para decir que el tabaco fue más rentable que Apple, sino demostrar que un sector de bajo crecimiento en la demanda final puede generar unas rentabilidades espectaculares. Todo el mundo entiende que una compañía puntera puede hacer mucho dinero durante décadas, pero no es tan intuitivo que vendiendo chicles o cigarrillos puedas generar rentabilidades como las de Philip Morris.

Un saludo.
25/08/2018 12:36
Indudablemente. No es de comprensión inmediata.
Mi énfasis lo sitúo en la interpretación acrítica de un chart y el riesgo de asumir que ello supone una subsunción absoluta del escenario que el propio gráfico refleja. En eso se centra mi comentario...
Saludos.
26/08/2018 09:47
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad