Motivos técnicos para una potencial ruptura al alza y vuelta a máximos históricos

15 de octubre Incluye: SPX$NDX 2

En las últimas semanas hemos hecho referencia a multitud de señales que apuntan a que el actual ciclo económico estaría llegando a sus etapas finales, ya que en estos últimos años nunca se habían acumulado tantas señales macroeconómicas negativas como las que tenemos en la actualidad (recesión del sector manufacturero, impacto de la guerra comercial, significativa ralentización del comercio mundial, debilidad de los indicadores económicos adelantados, etc.). Un fin de ciclo (y su correspondiente techo bursátil) no se forman en cuestión de días, sino que es un proceso largo, lento, complicado y lleno de falsas señales. Por ello, que estemos en el final del ciclo económico no significa que los mercados no puedan desarrollar tendencias alcistas de corto plazo de cierta intensidad. De este modo, en estos últimos días estamos apreciando ciertas señales técnicas que sugieren que el mercado podría iniciar una tendencia alcista que le lleve a romper, en el caso del mercado estadounidense, sus máximos históricos alcanzados hace escasos meses.

En primer lugar, y como ya se ha comentado desde estas páginas, el pesimismo reinante entre los inversores (en este caso particulares tal y como refleja la encuesta semanal de sentimiento inversor elaborada por la Asociación Americana de Inversores Individuales) sigue en niveles muy elevados, lo cual históricamente se ha producido en suelos de mercado y ha generado tendencias alcistas de cierta intensidad

aaf98f9ad7eaa1d6ee5c4390d3f120db00971bc8.

(Fuente: MACRO-OPS)

Un pesimismo que también se puede ver reflejado en el gráfico de apetito por el riesgo de los inversores a nivel global elaborado por la entidad financiera Credit Suisse, que en la actualidad se sitúa en niveles propios de recesión o desaceleraciones económicas profundas. En la mayor parte de ocasiones en que se han alcanzado niveles como los actuales, los mercados o han hecho suelo o estaban muy cerca de él.

5435be1263e0a0d95e3852f7820e4bf0458221dc.

(Fuente: MACRO-OPS)

En segundo lugar, hay que considerar el ratio put/call, que es uno de los indicadores bursátiles más utilizados entre los especuladores que relaciona el volumen de opciones put (opciones de venta) con el volumen de opciones call (opciones de compra). Un valor alto del ratio put/call nos indica que los inversores son pesimistas y la cercanía de un suelo de mercado, mientras que un valor bajo refleja optimismo entre los inversores y nos indica un techo en el mercado de valores. De este modo, y si nos fijamos en la situación actual del mismo, estaríamos a las puertas de un movimiento al alza, similar al que se ha producido en diversas ocasiones a lo largo de este mercado alcista

4d33a04d97958cc3b0f827423aaad2ab8207616e.

(Fuente: MACRO-OPS)

Por último, el nivel actual de posicionamiento alcista de los grandes hedge funds sobre el S&P 500 se sitúa en niveles históricamente muy reducidos. En este ciclo alcista iniciado en 2009, tan sólo en tres ocasiones (sin contar la actual) se han alcanzado niveles de posicionamiento alcista tan reducido como el que tenemos actualmente y desde todos ellos los índices bursátiles han desarrollado fuertes tendencias alcistas.

772f39fa7ede9624f9de1c46934bca0c2f54ea04.

(Fuente: MACRO-OPS)

Como vemos, la situación actual refleja un gran nivel de pesimismo entre los inversores (tanto particulares como se refleja en la encuesta AAII como profesionales a través del posicionamiento de los grandes hedge funds). Un pesimismo que es reflejo de la situación de miedo y tensión que se vive por la debilidad macroeconómica existente así como por la incertidumbre derivada de la guerra comercial y su impacto en la economía. Sin embargo, y aunque es altamente probable que desde los niveles actuales, y por la teoría de la opinión contraria, los mercados estadounidenses se dirijan al ataque (y posible ruptura) de los máximos históricos alcanzados hace pocos meses, no debemos perder de vista la situación macroeconómica de fondo. Por ello, si bien es bastante factible asistir a algún tipo de escape alcista a corto plazo en la renta variable, esperar una tendencia alcista sostenida en el tiempo no parece lo más probable habida cuenta de la situación macroeconómica existente.

Otros artículos relacionados publicados por el equipo de inBestia:

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos