Estrategia de Opciones para no pillarse los dedos en máximos...sin renunciar a más subidas

2 de octubre 0
También conocido como Niko Garnier, soy actuario de formación, y he trabajado en BBVA (gestora de pensiones y gestión de activos de la... [+ info]
También conocido como Niko Garnier, soy actuario de... [+ info]
3º en inB
3º en inB

Se ha cumplido un año de mi servicio de opciones, y la cartera principal está a cierre de ayer martes 1-oct. en +9,41% (vs +4,73% el Euro Stoxx 50), con una volatilidad del 8,49% (vs 13,84% el Euro Stoxx 50). Podríamos calcular el ratio de Sharpe pero no quiero caer -ni incitar a caer- en la trampa de valorar la calidad en base al corto plazo. Por supuesto, está muy bien que en este primer año el resultado haya sido tan bueno, y es un punto positivo. Pero podría ser suerte perfectamente, así que los lectores y clientes todavía deben guiarse mucho más por la parte cualitativa, es decir, en base a los argumentos, explicaciones, estrategias y metodología que voy aportando, y juzgar por sí mismos si les parece que lo que digo tiene un Valor Añadido diferencial especial o no.

Para celebrar este primer año, que ha estado muy centrado en la operativa con opciones sobre Euro Stoxx 50, quiero plantear una estrategia de medio plazo en abierto, que planteé ayer a los suscriptores de mi servicio, y que gracias al mal dato de ISM que salió en EEUU por la tarde, cerró ayer ya en positivo (+0,13%) y está a media sesión de hoy 2-oct en torno a un +0,88% de rentabilidad. Por supuesto, el que la estrategia esté dando beneficios con un timing tan óptimo es pura casualidad, es decir, "pura suerte". En cualquier caso todo sigue en el aire y la estrategia sigue siendo válida y con el potencial casi intacto.

También conviene recordar que la parte más importante y decisiva de toda operativa (ya sea con opciones o con acciones) es el cierre de la posición y no la apertura. Y en esta estrategia en concreto, quizá aún más, puesto que al tratarse de una estrategia bidireccional, es probable que en algún momento esté en beneficios y la clave está por tanto en saber en qué momento conviene cerrar y amarrar esos beneficios. Mucha gente me pregunta por el criterio que utilizo para cerrar posiciones, si por ejemplo me fijo en la Delta de una opción o en si estoy ganando un 80% de la prima inicial o no. La realidad es que no me fijo en las opciones, sino en el mercado. Cierro una posición si considero que no me interesa mantenerla de cara al escenario de mercado que tengo en mente (siempre teniendo grados de libertad amplios, porque esto no son matemáticas exactas).

Antes de entrar en materia, quiero insistir en que la operativa durante este primer año del servicio ha estado muy centrada en el Euro Stoxx 50, y los resultados han sido muy buenos. Para este segundo año que empieza quiero desarrollar más la operativa de opciones sobre acciones, dando más ideas y propuestas.

Hace poco publiqué un post donde hablaba del fin de la era de la gestión pasiva, comentando que podríamos haber entrado en el principio de la “revancha de los value”, lo que significa que a partir de ahora los índices globales y concretamente los valores growth y los valores de calidad que hasta ahora han sido los protagonistas absolutos de las subidas, podrían empezar a hacerlo mucho peor que valores de sectores odiados y abandonados, o simplemente empresas ignoradas que han perdido el favor de los inversores y cotizan a PERs ridículos. En este escenario, la operativa con opciones sobre acciones “value” olvidadas o demonizadas podría tener mucho más sentido.

Otra idea que tengo en mente para desarrollar la operativa de opciones sobre acciones es utilizar filtros o screeners de tipo fundamental. Por ejemplo: el primer quintil de empresas del S&P500 con mejor ratio FCF -Free Cash Flow-, que según un estudio de Morgan Stanley (en el período 2003-2013), permitirían con una simple estrategia de venta de PUTs ATM sobre este grupo de empresas “selectas”, obtener una rentabilidad anual del 24% con la misma volatilidad que la del S&P500 Total Return (dividendos incluidos). Pues sí, hablamos de más del triple de rentabilidad media anual del SP500TR (que durante este período fue del 7,3%, muy cercana a su media histórica de largo plazo), y con la misma volatilidad (18%). O si se prefiere, una rentabilidad del 5,1% anual con una volatilidad del 4%. En un próximo post hablaré de este interesantísimo informe más en detalle y os contaré más novedades tanto personales como a nivel del servicio de opciones.

LA ESTRATEGIA CON EL MERCADO EN MÁXIMOS

Reproduzco a continuación la estrategia que planteé ayer a los suscriptores de mi Servicio de Opciones, aplicada al índice Euro Stoxx 50 y con vencimiento diciembre-2019 (lo que no significa que vayamos a mantenerla hasta vencimiento). Se puede aplicar idéntica estrategia sobre índices americanos o sobre el ETF del S&P500 (SPY).

La pregunta de partida es: ¿vamos a romper fuerte al alza (siguiendo por ejemplo las señales técnicas que comentó Hugo Ferrer hace diez días en “El fuerte impulso alcista de sept. es un evento técnico de máxima relevancia”) o vamos a asistir a un nuevo fallo alcista y peligroso giro bajista? Lo que queremos con la estrategia que planteo a continuación es ganar en ambos casos (y el riesgo está en que el mercado no se mueva o se mueva poco).

CUNA COMPRADA DIC-2019

Interesante el cierre mensual del Stoxx 50 CON DIVIDENDOS. ¿Ruptura alcista explosiva o “simple ruido”...o peor aún, nuevo fallo alcista?

gBLV1SqQH9jDgj6eePDbYCqW6xqLHApixELFP63xGOfXBbzgmGh0q9T8UBZRBwyvC7kmbSLXoJ3NQNZ3CuHxq26XWcYXw7cbA4NHLHWlad58nNkuGZ9ji49-UGjT_QOPKwd6lAsv

Voy a plantearos una estrategia independiente, para los que buscáis ideas alternativas a las carteras. Es un ejemplo de la riqueza de las opciones, que permiten jugar en este caso un escenario bi-direccional, aunque ya sabéis que mi preferencia es siempre direccional y ahora mismo considero que lo correcto es jugar la continuación alcista -con CALL compradas-, asumiendo que si hay giro a la baja, la rentabilidad de la cartera bajará.

ESCENARIO Y ESTRATEGIA

El escenario es que desde aquí debería producirse un movimiento fuerte, preferentemente al alza...pero podría ser a la baja también. Por eso, vamos a buscar comprar CALL y PUT a la vez.

Para darnos un poco de tiempo vamos a usar el vencimiento dic-2019 (3er viernes de diciembre).

La estrategia: una CUNA COMPRADA.

Con el futuro del euro stoxx de dic-2019 cotizando en los 3.550 puntos, vamos a buscar darle un ligero sesgo alcista a la estrategia.

Comprar 1 CALL euro stoxx 50 dic-2019 strike 3.650 puntos por 46,3 puntos

Comprar 1 PUT euro stoxx 50 dic-2019 strike 3.400 puntos por 51,2 puntos.

Es decir, la CALL está 100 puntos OTM pero nos cuesta más barata que la PUT que está 150 puntos OTM. Esto se debe a que la volatilidad implícita de la CALL es 13% mientras que la de la PUT es 17%. Las PUT son más caras, ya lo sabemos.

Os dejo los datos y el gráfico a vencimiento, que podéis consultar directamenteen este enlace a la calculadora de opciones online:

HrIA3nQWrQ6HVRAPnKVNTWgu9WZfucoUxYQ54p0d_TLC_Iqheduls10qrvRKOQBcBsIjVRtuAExwjHIKjFV9GUKjVo0h2R1giN0GC0A_kpoWy4RxKcT3xoXux3uGltUoWwR141lu

La estrategia supone un desembolso de 512 + 463 = 975€

La pérdida máxima, si el Euro Stoxx vence por debajo de los 3650 y por encima de los 3400 puntos, sería esa: 975€ (más comisiones).

Pero ojo: si el mercado sube por encima de los 3650 puntos (strike de la CALL comprada) iremos recuperando “pérdidas” y hasta los 3750 puntos no entramos en beneficios (tenemos que recuperar los casi 100 puntos que cuesta la estrategia). Del mismo modo, hacia abajo necesitamos que el mercado caiga por debajo de los 3.300 puntos para empezar a ganar dinero. En el siguiente gráfico dejo los niveles con la fecha de vencimiento puesta:

WfWzG4KLR95BVjMp22FLYqL7C8v_4Kw2NOYntdgVXE9jPpl_b_Bf6HSc7DvoahIk2LzFenTtnnPk7n6kMyY4y2puFVZgGuDc9beWmGcKO8F1Lz4H_2Lxn0v7VwRbx67BSJF3gByO

¿Os parece fácil o difícil que entremos en zona de beneficios (verde) antes del vencimiento? En mi opinión no es fácil. Y de hecho, lo más probable ese que no sea así...por lo tanto alguno pensará que podría hacer la estrategia contraria: una CUNA VENDIDA ;)

La cuestión clave es que la parte más difícil en la operativa general de mercado (y no solo con opciones, también con acciones…) es el CIERRE DE POSICIONES. En esta estrategia de CUNA VENDIDA, es probable que en algún momento antes de vencimiento estemos en beneficios. La clave será por lo tanto cerrar la operación en ese momento, sin esperar a que venza la estrategia.

Números para el APALANCAMIENTO POSIBLE

Otro aspecto clave es el apalancamiento. O dicho de otra manera: ¿cuánto dinero necesitamos para realizar esta estrategia?

Si tenemos 10.000€ de capital base por ejemplo, estaríamos arriesgando un 10%, en el peor de los casos.

Podemos mencionar que el subyacente vale 35.500€, ya que eso es LA referencia.

En mi opinión, se puede apalancar algo. Así que voy a fijar un capital base de referencia de 20.000€. Sobre esa cifra calcularemos la rentabilidad final de la operación. La pérdida máxima queda pues fijada en un 5% (1000€ sobre 20.000). El vencimiento es dentro de 80 días, y eso también nos sirve como orientación de lo “mucho o poco” que podemos o queremos ganar, utilizando una extrapolación lineal para el conjunto del año. Un 5% de pérdida en 80 días equivale a un 22,81% en 365 días. No está mal…

Así que considerando que tenemos el tiempo en contra en esta estrategia, creo que si le sacamos un 2% de rentabilidad, no estaría nada mal. Porque además, si ese 2% lo conseguimos en algún momento durante las próximas 4 semanas, la TAE (rentabilidad anualizada) sería aún mayor. Un 2% en 1 mes es una TAE del 24%, así que eso estaría muy bien.

EPÍLOGO: por qué a pesar del riesgo de caída, mantengo exposición alcista en las carteras del Servicio de Opciones.

Como decía al principio, en mi servicio de opciones me centro en una cartera de opciones (la llamada “cartera principal”, porque también existen dos versiones de mayor y menor riesgo, llamadas respectivamente “cartera agresiva” y “cartera putwrite”), y ahí no realizo este tipo de estrategias bidireccionales. ¿Por qué? Pues porque mi enfoque es de largo plazo, buscando acompañar la gran tendencia de fondo que es alcista. No trato de diferenciarme en exceso del mercado porque ante todo quiero ganar cuando el mercado sube, y perder lo menos posible cuando el mercado cae. Así que en realidad, la idea que a mí me seduce más para explotar un escenario de continuación alcista consiste simple y llanamente en comprar CALL. Asumo que si el mercado cae, la cartera bajará. Pero lo hago con gusto, porque para ganar a largo plazo hay que saber perder a corto plazo. Si el mercado cae un 5% y yo solo caigo un 2%, me alegro. Y si puede ser menos, pues aún mejor. Me alegro...pero no me duermo en los laureles, porque esto solo es un éxito si después cuando el mercado suba un 10%, soy capaz de ganar al menos un 5-6%.

Esto es un ejemplo de la idea que quiero transmitir y que hemos puesto en práctica durante este año y pico. La clave es no perder de vista que mientras que la tendencia sea alcista, nuestra obligación como inversores es acompañar esa tendencia en mayor o menor medida, pero desde luego nunca llevarle la contraria. Es decir, no intentar ganar dinero con una caída del mercado… como intenta hacer esta estrategia bidireccional. No lo hago porque primero, psicológicamente no es fácil el cambio de alcista a bajista y en realidad esto es fuente de errores y sobre todo de “pérdida del feeling de mercado”, es decir, dejar de estar “en fase con el mercado”. Tener muy claro que ni siquiera vas a intentar posiciones bajistas proporciona una importante tranquilidad psicológica y ayuda a no olvidar un punto clave: ganar cuando el mercado sube.

Si no sabes ganar cuando el mercado sube, entonces no eres inversor: eres especulador... y conviene recordar que las estadísticas muestran que a la larga, los especuladores pierden dinero -y mucho-.

En segundo lugar no lo hago porque es un error intentar ser más listo que todos y acertar con el momento en que el mercado va a caer dentro de una tendencia alcista de corto, medio y largo plazo. Solo en momentos especiales, está permitida la operativa bajista. Son momentos con condiciones muy restrictivas y específicas (que explico en mi Curso de Análisis Técnico) porque ganar dinero operando a la baja es mucho más complicado de lo que a priori parece (y de lo que la gente piensa).

El 21 de octubre empieza la Octava edición de mi Curso de Opciones online.
Si lo tienes claro, haz click aquí para apuntarte.
Si quieres toda la información sobre el curso, consulta mi post “Nueva convocatoria para mi Curso de Opciones + regalo 2 meses Servicio de Opciones”.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos