El comienzo de los dos últimos ciclos de recortes de tipos dio paso a una recesión. ¿Se repetirá de nuevo la historia?

23 de julio Incluye: SPX 5

Uno de los acontecimientos más importantes de los últimos meses (y quizás de este ciclo expansivo iniciado a comienzos de 2009) tendrá lugar la próxima semana, cuando la Reserva Federal tome la decisión de recortar los tipos de interés por primera vez desde 2008 (el mercado descuenta actualmente un recorte de 25 pbs aunque hay voces dentro de la FED que apuestan por un recorte superior). Una de las cuestiones que más puede sorprender a los inversores es que la FED haga este movimiento con los índices bursátiles en máximos históricos, pero se trata de un hecho que ya ha sucedido siete veces en la historia (la última en 1996). Lo que sí es noticia es, tal y como apunta Charlie Bilello, que la FED nunca ha bajado los tipos de interés con una tasa de paro por debajo del 4% (la más baja fue del 4,2% en enero del 2001, en pleno estallido de la burbuja puntocom), y en la actualidad la misma se encuentra en el 3,7%.

3hyzo1nyuAa8dcGp-r6wkOtv1t5uOUZxQY6Rt2gUWMBtjN2vMPX9c-2P7-ga5br96IKbXiZaH8mcePMDQqNweJhG1g1Tp5lVvTkzO8B67WLZWRC711P7uAeZJgRvY-MrMo04OI1Z

(Fuente: Charlie Bilello)

Pero más allá de las implicaciones económicas que tiene un recorte de tipos (y no solamente porque se produzca con las bolsas americanas en máximos históricos), lo que realmente importa al inversor es el comportamiento del mercado tras un movimiento de este tipo. La historia nos muestra que los primeros recortes de tipos suelen tener generalmente un efecto positivo para los mercados, ya que ayudan a reactivar una economía que está empezando a mostrar síntomas de debilidad y una actuación de este tipo suele ser un bálsamo temporal para las empresas. De ahí que el mercado muestra un buen comportamiento en los meses siguientes, tal y como ocurrió durante la década de los setenta, ochenta y finales de los noventa, en los cuales el mercado se revalorizó de media más de un 10% al cabo de doce meses (en algunos casos la revalorización fue aún mayor).

ukn-bBUmox1QPlof2Uzalrl6VBfUhXgllUZevALY-wsxjxuDMoLCsZvzoCGepXm7wDLO-bZWQzI9PYoJ-2Yvhb4kfjo5IoqgSC9Z6PW_-MGYzFxkFRlRy7qQm4JXG37PTnPv-4W4

(Fuente: Liz Ann Sonders)

Sin embargo, la historia más reciente está echando por tierra este comportamiento histórico. Si nos fijamos con detenimiento en el gráfico que nos proporciona Kevin Smith (fundador y CEO de Crescat Capital), los primeros recortes de los dos últimos ciclos de bajada de tipos, que tuvieron lugar en enero de 2001 y septiembre de 2007, marcaron a la perfección los dos últimos techos de mercados (que como sabemos dieron lugar posteriormente a dos fuertes recesiones con unas caídas bursátiles cercanas al 50%). Kevin Smith considera que esta vez se repetirá la historia más reciente y que el próximo recorte de tipos del mes de julio marcará un techo en los mercados, ya que estamos en la etapa final del ciclo económico y las valoraciones se encuentran en máximos.

WW0A-F-bAq2ejD1ZiP6hREAW0dGnfzoSGTTF7YEqiyc60Ne0YdhSvVbeCFe5VUSj8IObHugDG3sd9j_xK30_cV36o5bVFxaeMRLvuhvDClmO3I96tCfqdawu4Eqg71UNAIwU7dix

(Fuente: Kevin C. Smith, CFA)

En todo caso, y para quien quiera ver la taza medio llena y no le guste comparar la situación actual con las dos anteriores y más recientes crisis económicas, puede echar mano de la siguiente pauta estadística que nos trae Ryan Detrick, estratega senior de mercado de LPL Financial. Según esta pauta, todos los recortes de tipos de interés que ha llevado la FED con los índices en máximos históricos (o muy cerca de ellos) siempre han generado retornos positivos en los mercados al cabo de un año con una rentabilidad media del 10%

2iJlb-0chROXDhREeErlLpxbNEMoADUaxhhNmTAPMvzGanOO5pmkV-ywKZgaR1VVIlMZHF3lg6_y7JrPVrJfqXGdvtZHMqZ3czRLtGWiPvmonK_b6e9jdZ6RaFL0taezwOcjxIkp

(Fuente: Ryan Detrick, CMT)

Teniendo en cuenta la disparidad de estadísticas existentes, la clave para discernir si este primer y próximo recorte de tipos marcará un techo de mercado como en las dos últimas ocasiones será analizar la situación del ciclo económico (en ambos casos la economía ya daba síntomas claros de desaceleración). Si como apunta Hugo Ferrer estamos entrando en una fase de reaceleración económica global, lo más probable es que una bajada de tipos sea una noticia positiva para los mercados. Por contra, si la tan cacareada recesión empieza a materializarse en los meses venideros, el próximo recorte de tipos marcará con bastante precisión el techo del mercado. Por ello, más que analizar históricamente qué ha sucedido cuando se han recortado los tipos por primera vez, la clave se encuentra en analizar en qué punto del ciclo económico estamos

Otros artículos relacionados publicados por el equipo de inBestia:

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 5 comentarios
En respuesta a Luis y Gloria Mayoral
Así es. Una de las pocas cuestiones en las que hay un consenso casi absoluto es que estamos en la etapa final del ciclo. Y no es falso, lo único es que la duración de esta etapa puede alargarse más de lo habitual o de lo que una desearía.
24/07/2019 07:21
En respuesta a Jorge Alarcón
Evidentemente cada día que pasa, queda un día menos para que termine este ciclo, y todo aquello que haya comenzado,
Tanta unanimidad es sospechosa, nunca ha terminado un ciclo con todo el mundo recibiendolo, he vivido los 3 últimos desde 1990, y en ninguno el consenso lo pronosticaba antes de que sucediera, después si lo hicieron muchos
24/07/2019 16:23
En respuesta a Reina Hortensia
Probablemente hasta el próximo año 2020 no veamos una desaceleración mayor. De momento todo está a la espera de Trump y China y de las decisiones de los bancos centrales, que son las que pueden acelerar o desacelerar la entrada en una recesión.
24/07/2019 07:22
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos