¿Comienzo del fin de la pesadilla? Datos que apuntan a un suelo en la crisis de la industria alemana

11 de octubre Incluye: DAX 1

Cuando se publiquen los datos de producto interior bruto de Alemania correspondientes al tercer trimestre de este año se confirmará muy probablemente lo que todos los analistas, inversores y economistas descuentan. Y es que Alemania se encuentra técnicamente en recesión, es decir, dos trimestres consecutivos de contracción del PIB.

693e70a6529904c1c284b3a7bc333ab29803310c.

Esta debilidad de la economía alemana, incuestionable motor económico de la Eurozona, unida con la ralentización que está empezando a mostrar la economía estadounidense, ha avivado de nuevo los temores de los inversores a una nueva recesión económica global. Y la realidad, tal y como apuntaba recientemente Nicolás del Moral Garnier, es que en la actualidad el riesgo recesivo es el más elevado de los últimos diez años.

Sin embargo, y quizá pecando de optimistas, algunos analistas empiezan a vislumbrar algunas señales, todavía incipientes, que apuntan a que lo peor para la economía alemana podría estar a punto de finalizar. Así por ejemplo, la tasa de variación interanual de los pedidos de fábrica en el sector manufacturero ha empezado a repuntar ligeramente en los últimos meses (aunque permaneciendo en terreno contractivo), a diferencia de lo que reflejan las encuestas como el PMI Manufacturero o el IFO, las cuales apuntan a que el deterioro económico aún no ha hecho suelo (véase el gráfico inferior, donde la línea ocre representa los pedidos de fábrica, la roja las expectativas del sector manufacturero de IFO y la azul el PMI manufacturero). 

725f97898c88d2480687e95b1e9fb36200398611.

(Fuente: Oliver Rakau)

Tal y como afirma Oliver Rakau, economista jefe de Oxford Economics, la dinámica actual podría parecerse un poco a la del año 2012, cuando la crisis de deuda de la Eurozona y los riesgos de cola asociados a esta crisis pesaron en el sentimiento de los empresarios (lo que reflejan las encuestas citadas anteriormente) bastante más que la realidad económica.

Si analizamos con mayor detalle este ligero repunte de la tasa de variación de los pedidos de fábrica en el sector manufacturero, podemos apreciar ciertos signos de estabilización en el deterioro en algunos segmentos, lo cual es el paso previo para la recuperación (gráfico inferior). Los pedidos de bienes intermedios de capital (es decir, los bienes y servicios que se utilizan como productos intermedios durante el proceso productivo, tales como materias primas, combustibles, útiles de oficina, etc.), han frenado la fuerte caída que acumulan desde comienzos de 2018 (color ocre), y los pedidos de bienes de equipo (como por ejemplo maquinaria y equipos de fabricación, excluyendo los sectores del automóvil y otros transportes) están repuntando con fuerza desde mediados de este año (color rojo). 

f093f8ed9f2d1dd8284b11f7a56836cf817a3cf6.

(Fuente: Oliver Rakau)

Si nos centramos en el importante sector automotriz para la economía alemana, los pedidos (línea roja del gráfico inferior) continúan yendo mejor que la muy débil producción (azul). En opinión del economista de Oxford Economics, “una recuperación moderada parece probable”.

8ffebe468e03bc59f5deb897bde9294ea15c9e40.

(Fuente: Oliver Rakau)

Esta leve mejoría del sector manufacturero se ha visto reflejada en los datos de producción industrial. Como vemos en el gráfico inferior, y aunque la tendencia bajista sigue aún vigente, y en tasa interanual está cayendo a uno de los ritmos más elevados desde la crisis financiera de los años 2008 y 2009, en el mes de agosto la producción industrial en el país germano se anotó una  subida del 0,3% respecto al mes de julio.

57e1ef98fadaa4ec88aa25c452b44b56ad78d5b5.

(Fuente: Jeroen Blokland)

De este modo, tal y como señala Oliver Rakau, un análisis más en profundidad de los detalles de los pedidos de fábrica del mes de agosto muestra una situación de menor debilidad que la que reflejan los datos de las encuestas, lo cual en opinión de este analista es una muestra de que la desaceleración del sector industrial alemán podría estar haciendo suelo. Sin embargo, es importante aclarar que debido al fuerte carácter exportador de la economía alemana, la evolución del comercio global será la que marque el futuro de la economía alemana, donde no solo China juega un papel importante, sino también el Reino Unido con su proceso de Brexit.

Otros artículos relacionados publicados por el equipo de inBestia:

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
En el segundo gráfico la LINEA OCRE, representa datos del pasado (pedi2 de fábrica), cuando lo que cotiza es, el futuro. La LINEA ROJA es una linea fantasma, pues las expectativas de como me va a ir el año que viene, son mejores que las de mi vecino y digo yo ¿si alguien se equivoca con las expectativas, se le otorga algún castigo? o ¿aun no hemos aprendido de las agencias de calificación y ENRON?
En el tercer gráfico, el sector del automóvil alemán, está peor que a finales de 2017, porque cuando un rico se compraba en los años 80 un coche, se compraba un Mercedes, mientras que hoy, se compra un TESLA.
De to2 mo2, a mi modo de ver, el gran peligro, no es el frenazo o no, de la locomotora alemana, el problema de verdad, se llama la herida abierta del BRÉXIT, que ahora se cerrará, dicen los ingleses que nos han vuelto a engañar, allá por Enero de 2020. Y mientras esto no se solucione... no habrá carbón para mover la locomotora.
28/10/2019 00:39
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos