“A la hora de invertir, el sufrimiento está presente por todas partes" Fernando del Pino

26 de junio, 2018 8
Editor Jefe de inBestia. Profesor en el Centro de Estudios OMMA y el Título de Experto en Bolsa y Mercados de la Universidad de Alicante.... [+ info]
Editor Jefe de inBestia. Profesor en el Centro de... [+ info]
4º en inB
4º en inB

Esta idea me resonó ayer con fuerza mientras leía la excelente entrevista de Manual of Ideas (MOI) a Fernando del Pino. Para quien no le conozca, Fernando es actualmente inversor privado y miembro del consejo asesor de la gestora Magallanes. En el pasado, entre otras cosas, fue miembro de la Junta Directiva de Ferrovial durante ocho años, compañía que fundó su padre.

Tanto esta reciente entrevista como una anterior realizada en 2014, son altamente recomendables. Parecen reflejo de un inversor totalmente independiente, alejado de modas y tópicos, riguroso en su análisis y aproximación a la inversión. Con muchas cosas interesantes que decir.

Una de ellas fue su referencia al “sufrimiento” como parte inherente del proceso inversor. El término “sufrimiento” quizá pueda sonar exagerado, pero ya sea que utilicemos este término u otros más suaves (tipo “incomodidad”, “desasosiego”, “frustración”, “inquietud”...), me parece una apreciación totalmente acertada y que coincide con mi breve experiencia como inversor particular. El párrafo completo en el que está inserta la frase desarrolla y explica la idea del titular y no tiene desperdicio:

“Es muy importante invertir en consonancia con nuestra personalidad, nuestras necesidades y nuestras metas en la vida. Se podría decir que invertir es elegir entre sufrimientos puesto que, a la hora de invertir, el sufrimiento está presente por todas partes: el sufrimiento causado por una pérdida temporal o permanente de capital, el sufrimiento de ganar menos que el de al lado, el sufrimiento de arrepentirse por no haber invertido en lo que después resulta ser una inversión sensacional, el sufrimiento de calibrar incorrectamente la posición (esto es, haber invertido demasiado si resulta ser un error, demasiado poco si resulta beneficioso), etc. En otras palabras, invertir tiene mucho que ver con conocerse a uno mismo.”
932c99b4af25ff48537280c2827af808c9f0892f.jpg

Esto es una verdad que creo que pocas veces se comenta, al menos no me suena haber leído algo así con tanta claridad. Es una idea que va en la línea de lo que intenté transmitir en un artículo reciente del 26 de marzo, en medio de fuertes caídas de los mercados: Ante las caídas uno podría preguntarse: ¿debería haber vendido?. En particular, ahí me centré en una de esas sensaciones que apunta Fernando: el “sufrimiento”, “incomodidad” o “inquietud” que generan las fuertes caídas de mercado, cuando tu cartera sufre importantes disminuciones y uno se pregunta: ¿por qué no vendí cuando todo subía para guardar algo de liquidez para aprovechar este tipo de episodios?

Ese artículo lo finalicé con la siguiente frase: “Relájate, piensa a largo plazo, sé realista y trata de disfrutar del camino”. Quiero pensar que con el tiempo y las cicatrices, un inversor se va acostumbrando a este tipo de reveses y sufrimientos, cada vez le impactan menos e incluso podría llegar a ser casi impasible, actuando con plena frialdad y racionalidad. Pero las palabras de Fernando del Pino parecen sugerir que uno nunca va a llegar a este extremo. Al fin y al cabo, somos humanos, no máquinas. Tenemos sentimientos. Y esto por mucho que entrenes, va a seguir siendo así.

Esta, creo, es una perspectiva más realista que la de quien trata de transmitir la idea de que las caídas significativas se viven con gran alegría, porque significa que puedes comprar más barato. Incluso está la famosa frase que dice algo así como “Solo compra un activo/valor cuando, si cae un 50% al día siguiente, te vayas a alegrar”. Pienso que la realidad es diferente, como apuntó Iván Martín en la última conferencia anual de Magallanes. Él habló de los quebraderos de cabeza que le generaban algunas posiciones cuyas cotizaciones habían sufrido mucho y de que esto no era en absoluto agradable, pero es parte inevitable del “juego” del value investing.

Y de la Bolsa en general. Como escribió Hugo Ferrer el último día del año pasado haciendo un breve balance de la evolución del fondo que asesora:

El año ha tenido 257 sesiones bursátiles y sólo en 37 el fondo estaba en un nuevo máximo anual. Es decir, el 14% del tiempo. El resto, ese 86% del tiempo, o bien se estaba perdiendo o bien se estaba recuperando una pérdida anterior.

Y eso es la bolsa, una actividad muy poco recomendable para el que prefiere la certeza de un ingreso estable cada mes. Un lugar contraintuitivo donde para ganar se pierde la mayor parte del tiempo.

Por eso la Bolsa no es para todo el mundo. Los "aptos" tienen la capacidad de soportar y no verse influidos ante ese "sufrimiento" de cara a tomar malas decisiones. Los exitosos dentro de los aptos se centran solo en lo que pueden controlar, y no se preocupan demasiado de todo lo demás exógeno. Los "no aptos", en cambio, caen presa y sucumben ante todas esas sensaciones negativas y acaban por tirar la toalla. Prefieren, de forma comprensible, una mayor tranquilidad y menos turbulencias, aunque tengan que renunciar a mayores rentabilidades futuras a largo plazo.

Pero todos los inversores aptos, de una u otra manera y con más o menos intensidad según sus circunstancias y carácter particular, se ven afectados por estas sensaciones.

Artículos relacionados:

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 8 comentarios
Todo es relativo, porque tambien puede ser sufrimiento ver como las bolsas suben, y el inversor con capital apartado con inflacion a 2.1%.,, 10/15 años asi pueden hacer um roto en cualquier patrimonio, llevamos unos años que no arriesgarse es absurdo.. Por lo demas tampoco es necesario eatar siempre al 100% invertido.
27/06/2018 01:56
En respuesta a Juan A Beño Mateos
Hay muchas formas de sufrir, sí jejeje. El sufrimiento fruto de la inflación y la pasividad es mucho menos intenso que el de la bolsa, porque la volatilidad suele golpear de repente y fuerte, mientras que la inflación te va minando poco a poco, año a año, y es bastante menos perceptible y por tanto su impacto psicológico creo que es menor.

Totalmente de acuerdo en que no es necesario estar siempre al 100%.

Lo importante de todo esto es que la inversión es algo muy personal, y que para hacerlo bien necesitas conocerte a ti mismo y ajustar el método a tus características.
27/06/2018 08:00
Al igual que las crisis son sanas y necesarias para corregir los excesos que se dan tras un auge económico, el sufrimiento forma también parte inherente y necesaria de cualquier inversión, es una especie de autodefensa, un recordatorio de que nadie es infalible, una cura de humildad que te devuelve a la realidad, que te calma los ánimos cuando estos están demasiado elevados, llega un momento en que te vuelves, en parte, dependiente de este estado de sufrimiento.
Después de unos cuantos años invirtiendo puedo afirmar que sólo a través del sufrimiento se llega al éxito en cualquier inversión.
27/06/2018 02:42
En respuesta a Miguel Angel Lopez
Muy buen comentario, Miguel Ángel. Como se dice por ahí, de los éxitos se gana, y de los fracasos o pérdidas se aprende, sufrimiento mediante claro.
Un saludo
27/06/2018 08:06
antiguo usuario
En realidad siempre se pierde una forma de perder es lo que dejas de ganar, si compras para siempre los años lateral bajista te resta años alcistas, si haces gestión activa metes la pata si no la haces a perder años bajistas , y luego la típica cartera en la que los índices suben y mi cartera no se revaloriza... esta situación es muy puñetera,jajaja,
En fin...si no inviertes te lo quitan y si inviertes pues también te lo quitan... todo es una condena,jajaja,
El verdadero negocio es vender ilusión , la iusion del inversor es lo que mueve la inversión te ponen a cuatro santos como ejemplo ...jajaja
27/06/2018 06:26
En respuesta a Pepe Mary El chucho de colastani
Qué importante es saber conformarse para no sufrir más de la cuenta, tener en cuenta las limitaciones de uno, ponerse objetivos realistas y quedarte satisfecho al cumplirlos!
27/06/2018 08:05
antiguo usuario
Quizás el que no invierta lo haga mejor que la media de los inversores ,jajaja
27/06/2018 08:16
Vuelvo a incidir, mientras inflacion estaba cercana a cero no hay problema, pero.como el petroleo vuelva a 100, la gemte se va a ver con un 3% de media en inflacion y que los bancos no te dan nada. Invertir se convierte casi en una obligaciom.
27/06/2018 16:31
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad