¿Y si estuviéramos a la puerta de un nuevo mercado alcista?

4 de noviembre Incluye: SPX$NDX 4

Ni la incertidumbre en torno a la guerra comercial, ni el Brexit ni la desaceleración económica mundial han podido evitar que el S&P 500 alcanzara la semana nuevos máximos históricos. Y es que mientras la mayoría de los medios de comunicación, analistas bursátiles y economistas vienen alertando de una inminente recesión que pondrá fin a uno de los mercados alcistas más potentes (y odiados) de la historia, los mercados han preferido ignorar dichas advertencias y continuar con su implacable senda alcista.

Sin embargo, empiezan a observarse ciertos signos que apuntan a que un nuevo mercado alcista podría estar iniciándose. Señales que, como apunta Callum Thomas (Topdown Charts), generalmente sólo se producen al inicio de potentes mercados alcistas y que van justo en la dirección opuesta al consenso global que considera que la economía se está dirigiendo irremediablemente a una recesión global y, consecuentemente, a un mercado bajista.

En primer lugar, tal y como nos advierte Callum Thomas, hay que tener presente que el indicador que refleja el número de países que están marcando nuevos máximos de 52 semanas se ha situado en máximos de casi dos años. Actualmente, unos 15 países (tanto emergentes como desarrollados) están alcanzado nuevos máximos e históricamente una señal de este tipo ha sido la antesala de futuras subidas bursátiles, tal y como sucedió en períodos anteriores (2009-11, 2012-15 y 2016-18).

ec251db37a5f6b3e4e07ba3eaf60cd063520a4b9.

(Fuente: Topdown Charts)

En segundo lugar, si analizamos el número de países que están un 20% por encima de sus mínimos, nivel que se utiliza para determinar si un índice o acción está en un mercado alcista o no, podemos apreciar que este indicador está empezando a repuntar con fuerza tras unos años en los cuales colapsó violentamente. En la actualidad, un 27% de los 70 países analizados se encuentran en torno a un 20% por encima de sus mínimos de 52 semanas.  

d3ef51c1e4ba882f4249534ddd8b0dfb7144f625.

(Fuente: Topdown Charts)

En tercer y último lugar, hay que prestar atención al número de países que tienen rentabilidad positiva en términos interanuales. Tras la fuerte corrección de diciembre del año pasado (el S&P 500 se desplomó casi un 20% en cuestión de pocas semanas), en la cual el indicador se situó en niveles sólo alcanzados durante las dos últimas crisis financieras (2008-09 y 2011-12), el índice se ha disparado fuertemente al alza, lo que sugiere que un nuevo mercado alcista podría estar a las puertas.  

3177093178be438595dabf8c2517cc5222cc6c05.

(Fuente: Topdown Charts)

A estas señales técnicas que se están produciendo, hay que unir el positivo efecto “contrarian” que puede tener el elevado pesimismo inversor. Como se ha venido comentando en los últimos meses, los inversores (tanto particulares como los CEOs de las compañías) siguen siendo profundamente pesimistas y ni los máximos históricos de los índices estadounidenses han sido capaces de levantar el ánimo de éstos. 

De este modo, y como bien apunta Callum Thomas, las diferentes señales que nos está lanzado tanto la amplitud de mercado (medida a través de estos tres indicadores) como el sentimiento de los inversores apuntan a que podríamos estar en los primeros estadíos de un nuevo mercado alcista. Si bien es cierto que la situación macroeconómica sigue siendo muy débil, no conviene ignorar estas señales técnicas. Como apuntaba hace unas semanas Nicolás del Moral, “es mucho peor el riesgo opuesto: el riesgo de “perder el tren”, es decir, quedarse fuera de un mercado alcista”.

Pero aún en el caso de que estas señales que estamos comentando sean ciertas y el mercado inicie desde estos niveles un nuevo tramo alcista, tampoco debemos pensar que el mercado va a subir linealmente y sin descanso. Habrá caídas y correcciones temporales que podrán ser aprovechadas para incorporarnos a este potencial mercado alcista. Las próximas semanas serán claves para comprobar si se produce definitivamente una ruptura al alza o nos encontramos ante una trampa alcista.

Otros artículos relacionados publicados por el equipo de inBestia:

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 4 comentarios
Adivinar el futuro, es incluso más difícil que adivinar el pasado, y el exceso de información aturde más que no disponer de ninguna, pero de que viviría un analista de prestigio si no encuentra cada semana algo que señale el camino a los desvalidos inversores
En contra de lo que parece, son las bolsas el indicador adelantado de buena parte de la economía y no al revés
Si por la razón que fuera las bolsas europeas subieran un 30% en los próximos 12 meses, veríamos como en este tiempo se van arreglando la mayor parte de los llamados indicadores que ahora nos traen de cabeza, y tiene mucha lógica
Si la bolsa sube, se es más optimista, hay más dinero para gastar e invertir, el estado recauda más, etc
04/11/2019 18:17
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos