Spreads de Opciones: la estrategia "todo-terreno" para tiempos difíciles. Nota sobre los Iron Condor

28 de abril, 2020 2
NikoGarnier.net - Actuario de formación, he trabajado en BBVA (gestora de pensiones y gestión de activos de la aseguradora), he sido gestor de... [+ info]
NikoGarnier.net - Actuario de formación, he trabajado... [+ info]
1º en inB
1º en inB

Tras el reciente palo del mercado, hay que tener mucho cuidado de no distorsionar demasiado la operativa por cuestiones emocionales, alejándose de “lo correcto” (que es diferente para cada persona, según perfil de riesgo y objetivos). Cada cual debe hacer introspección y reflexionar lo más objetivamente posible sobre los errores recientes, sobre la inevitabilidad de fases de pérdidas, sobre cuál es realmente su perfil de riesgo y su filosofía de inversión, etc. 

En este post quiero hablar de los Spreads de Opciones, una técnica sencilla y potente, que nos puede ayudar a “no perder comba” en estos tiempos complicados donde las bolsas amagan más rebotes en medio de un gigantesco parón económico, añadiendo confusión a la masa de inversores ya bastante desorientados.

Un spread consiste en comprar y vender simultáneamente dos opciones del mismo tipo (CALL o PUT). Podemos hacer un CALL Spread o un PUT Spread. Además, ese spread se puede comprar o se puede vender. En un entorno de alta volatilidad implícita (es decir, un entorno donde las opciones cotizan caras), lo primero que nos debe venir a la cabeza es la VENTA DE SPREADS, donde tenemos el paso del tiempo a favor y donde nos posicionamos cortos (bajistas) de volatilidad. 

Un ejemplo: en el siguiente gráfico muestro un CALL Spread (por tanto una estrategia lateral-bajista) que he planteado en mi Servicio de Opciones recientemente, sobre el QQQ (ETF del Nasdaq 100). La línea vertical roja representa el nivel actual del subyacente (el ETF QQQ). Como se aprecia, el Spread está OTM, es decir, la estrategia proporciona un ingreso inicial que toca "defender" hasta el vencimiento. 

d485e702d1e8f91caacbf01276e04a5f757861cd.

Ver estrategia en mi calculadora de opciones online.

Este es un spread lateral-bajista construido con CALLs. Debido al Skew de volatilidad (un concepto clave) resulta que aunque el subyacente es el mismo para ambas opciones, la CALL de precio de ejercicio 220$ (que vendíamos) cotizaba con una volatilidad implícita del 34% mientras que la CALL de precio de ejercicio 230$ (que compramos) cotizaba con un 30% de volatilidad implícita (ambas vencimiento junio). Es decir, vendíamos la cara y comprábamos la "menos cara". Un punto de partida a favor.

El perfil de riesgo de la estrategia no es una panacea. De hecho, el beneficio máximo potencial es claramente inferior a la pérdida máxima potencial. Pero a cambio de eso, la probabilidad de que finalmente la estrategia proporcione un beneficio a vencimiento es muy superior a la probabilidad de pérdida. (Todo ello son probabilidades teóricas y en realidad si hacemos esta estrategia es porque pensamos que la probabilidad real está aún más sesgada). Volatilidad y probabilidad son conceptos claves que desmenuzamos en mi Curso de Opciones porque sin entender esto a fondo no tiene sentido operar con opciones.

Antes de continuar quiero recordar este post extenso en el que comparé los PUT Spread vendidos con la venta simple de PUT (putwrite). Es importante comprenderlo para ver las limitaciones de los spreads, pero aquí quiero dar un poco de contrapeso a lo que comenté en ese post. Como digo, en tiempos difíciles no se trata de hacerlo “perfecto” sino de “no perder mucha comba” con el mercado. Y los spreads ayudan psicológicamente a ello.

En última instancia, estar más o menos acertados con el escenario de mercado es lo que nos dará el beneficio. En el caso de un spread vendido, donde lo que planteamos es “hacia dónde NO irá el mercado probablemente”, lo que necesitamos para ganar es acertar con eso que “NO hará el mercado”.

La principal ventaja del Spread vendido respecto a la venta de opciones “al descubierto” es que el riesgo queda totalmente acotado y definido, sin necesidad de realizar ninguna otra operación. En consecuencia podemos afinar mucho más el nivel de riesgo que queremos asumir, planteando incluso un apalancamiento (pero totalmente controlado).

En el mercado actual, esto nos aporta cierta seguridad psicológica, que no es poco. Y vendiendo Spreads vamos en la buena dirección de “hacer lo correcto” porque estamos vendiendo opciones en un entorno de alta volatilidad. En esta línea va también la estrategia de Iron Condor que plantée en mi Servicio de Opciones sobre el Russell 2000 (índice americano de Small Caps) usando el ETF IWM. Aquí, a diferencia de un spread vendido buscamos un escenario mucho más lateral (lo cual no significa “sin volatilidad”). El escenario base es que no iremos a ninguna parte, es decir, no se va a producir ningún movimiento tendencial fuerte significativo y sostenido durante las próximas semanas.

Nota final sobre los IRON CONDOR: ¿vivir de las rentas?

Los Iron condor son una estrategia muy popular en el mundo de las opciones, y mucha gente las utiliza como fuente de “generación de rentas” un poco al estilo de los que compran acciones en función de los dividendos que reparten. Ya expliqué en este post que ambas cosas me parecen un enfoque metodológico equivocado. Si ahora he planteado este Iron Cóndor es porque EL MERCADO me lo sugiere, pero no porque todos los meses plantee un iron condor con la idea de ir “ingresando un ingreso mensual” que considere un beneficio. Siempre insisto en que las opciones son una herramienta para invertir, son un medio (y no un fin en sí mismo). Por eso, cuando utilizamos opciones no debemos perder de vista el mercado subyacente sobre el que realmente estamos operando. 

Es el mercado el que nos dictará la estrategia que consideremos más correcta, y no el hecho de que nosotros siempre queramos hacer un Iron Cóndor. Eso sí, dentro de la enorme variedad y abanico de estrategias que se pueden realizar con opciones, cada cual podrá encontrar un estilo más acorde con su perfil de riesgo, y si lo que buscamos es cierta estabilidad y recurrencia, entonces tenderemos a buscar estrategias de venta de opciones (como el iron condor, pero no exclusivamente). 

Además, incluso los iron cóndor tienen matices: se puede ampliar el margen de beneficios (o sea, ampliar la probabilidad y reducir el beneficio esperado, es decir ser más defensivo), se pueden usar plazos más largos, se puede apalancar más o menos, o se pueden realizar iron cóndor “asimétricos” (donde planteamos una lateralidad de mercado pero con un ligero sesgo hacia una dirección).

En definitiva, tanto spreads vendidos como iron condors son estrategias de venta de opciones donde tenemos el paso del tiempo a favor y estamos cortos (bajistas) de volatilidad, por lo que son estrategias a desarrollar en el tipo de mercado en el que nos encontramos. Al tener ambas un perfil de riesgo limitado -o acotado- son estrategias psicológicamente más fáciles de llevar, y van en la buena dirección. No son perfectas, probablemente la simple venta de PUTs OTM siga ofreciendo un mejor potencial, pero son una buena solución para "no perder comba" con el mercado. 

Además, en mi escenario principal de mercado las bolsas de EEUU han entrado ahora ya sí en un techo de mercado (que no tiene por qué dar paso a una gran tendencia bajista, puede ser "simplemente un descanso" de la tendencia de fondo), por lo que podemos plantear CALL Spreads vendidos (lateral-bajistas) u otras estrategias que limitan el potencial alcista de la bolsa más allá de cierto nivel. Por arriba, mucho más que por abajo, considero importante poner un límite a la hora de vender opciones lo cual da más sentido a los CALL Spreads en este entorno.

Nota: el próximo 14 de mayo empieza la 9ª edición de mi Curso de OpcionesApúntate ya y empieza a recibir inmediatamente el material del curso y un acceso inmediato a mi Servicio de Opciones activo hasta el 4 de julio (todos los alumnos reciben como regalo 1 mes de acceso de mi Servicio de opciones, a contar desde la fecha de finalización del curso el 4-junio).

Visita la página de información y contratación del Curso de Opciones

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Menos mal que ya no estoy solo en lo de ir contra los iron condor, o cuando menos en la utilización indiscriminada de los mismos.....
Considera buenas estrategias para tendencias débiles a las diagonales?
He hecho alguna, y mientras la estrategia se desarrollaba he visto que las pérdidas, al menos momentáneas, eran superiores a las que sugería el gráfico de riesgo de IB.
Es fallo del broker, o es que la trampa de la volatilidad es la responsable?
28/04/2020 14:40
En respuesta a Bertil Merchante
pues la verdad es que nunca he hecho diagonales... precisamente por eso, es decir, porque no le pillo la "lógica operativa". ¿Qué escenario de mercado tienes en mente con una diagonal? Es demasiado enrevesado... al menos para mi gusto. Aunque bueno, como todo en la vida, igual algún día "descubro" algo que me atrae. Pero a día de hoy, no es el caso. Al final estás jugando con los distintos skew de volatilidad para diversos vencimientos. Se puede empinar uno y el otro no... o al revés, o pueden subir toda la curva con más fuerza en un vencimiento y en otro no... Conclusión: muy lioso y sobre todo, poco sentido operativo.

En cuanto a los escenarios de Interactive brokers, pues es que son aproximaciones muy "burdas" porque no te dicen qué suposiciones hacen sobre la volatilidad futura, sobre el skew y sobre el paso del tiempo... Es importante no tomarse eso como "un estimación matemática" porque es muy aproximada...

Saludos !
28/04/2020 16:38
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos