Luz al final del túnel: la M1 acelera y apunta a una mejora del sector manufacturero europeo

18 de septiembre Incluye: SX5E 1

Es por todos sabido que la Eurozona vive uno de sus momentos más delicados de los últimos años. La grave desaceleración económica de Alemania (al borde de la recesión), unida a la inestabilidad política de países como España o Italia y un contexto global complicado, son algunos de los principales motivos que explican que la recesión esté planeando sobre nuestras cabezas (de ahí algunas de las últimas medidas adoptadas por el BCE con el objetivo de reactivar la economía y evitar “in extremis” una nueva recesión).

448a93b35f241b4ce68de19e6b457856819d356a.

Pero no todo son datos negativos, ya que estamos empezando a observar algún signo de esperanza que apunta a que lo peor de la situación actual, es decir, la recesión que vive el sector manufacturero (especialmente el de Alemania) podría estar tocando a su fin. Uno de estos datos es el agregado monetario M1, el indicador monetario por excelencia, que como define Enrique García, director de la Cartera Value de inBestia, “es la suma del dinero en efectivo, las reservas bancarias y los depósitos a la vista en un sistema bancario”. Se trata de un indicador que proporciona señales bastante precisas sobre el ciclo económico, tanto durante las épocas de expansión como en las recesiones. Sabemos que el ciclo económico está muy influenciado por el ciclo de crédito (como muy bien explica Ray Dalio), por lo que si el dinero / crédito fluye, la economía se expande, y si aquél se contrae, la economía sufre.

Hace unos pocos meses ya se advirtió de que la M1 estaba empezando a repuntar y lo que estamos viendo unos meses después es que esa mejoría iniciada a principios de este año continúa su marcha. Por ello, y teniendo en cuenta la estrecha correlación entre ambos indicadores, podríamos estar ante el principio del fin de la recesión del sector manufacturero europeo, algo que sería una excelente noticia para la economía alemana (netamente exportadora y con un gran peso del sector manufacturero) y europea. Y en consecuencia también para las acciones cíclicas europeas.

373378fc333b3b120d67aadb69a291d09bd2d160.

(Fuente: Isabelnet)

Sin embargo, y antes de lanzar las campanas al vuelo, hay que ser conscientes de la delicada situación económica y geopolítica mundial en la que estamos inmersos. Las actuaciones de los bancos centrales, tanto la Fed como el Banco Central Europeo, la guerra comercial o la reciente intensificación de las tensiones en Oriente Medio son factores clave que determinarán tanto el futuro de la economía europea como mundial.

Otros artículos relacionados publicados por el equipo de inBestia:

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos