Es precisamente en fases de pánico (bolsa cayendo y volatilidad disparada) cuando más “seguro” es vender PUTs

16 de mayo 17
También conocido como Niko Garnier, soy actuario de formación, y he trabajado en BBVA (gestora de pensiones y gestión de activos de la... [+ info]
También conocido como Niko Garnier, soy actuario de... [+ info]
8º en inB
8º en inB

Cuando los mercados han caído a plomo (bien sea a corto plazo, como estos días, o a medio plazo, como la caída de diciembre de 2018), se plantea la posibilidad de reforzar posiciones alcistas (en caso de tener margen para hacerlo). Con opciones, lo normal es que pensemos en comprar CALL para aprovechar ese rebote “con el riesgo controlado”, pudiendo incluso apalancar. El problema (que ya hemos comentado en varias ocasiones) es que la compra de opciones tiene un doble enemigo: el tiempo y la volatilidad. Tras una fuerte caída de mercado la volatilidad se ha disparado y si el mercado rebota, esta volatilidad -llamada volatilidad implícita- de las opciones, volverá a caer hacia su media y eso hará que las CALL compradas suban sensiblemente menos de lo que cabría esperar (o incluso no suban). Pongamos números al problema.

Vamos a comparar el comportamiento de la CALL Euro Stoxx 50 strike 3400 y vencimiento junio-2019 durante la caída reciente del mercado. En concreto, la parte final de la caída y el rebote posterior: fijaros en los máximos y mínimos relativos de cada línea en el siguiente gráfico.

XOCmwJoi3EEGUOn3WoEnanu7UbEnP_CTnG99oBCUMTxL4lPBbdqMqXyG0esVSvmoFHPLspwAoO46IQjEMwV6fEHoTJfZkrkOtYM611zW-A2tSCCn1A4qBr5XjYQwZWwu2N6_TSgC

La parte superior del gráfico es la evolución de la prima de la CALL 3400 jun-2019 y la parte de abajo es la evolución del Euro Stoxx 50. En el rebote, el Euro Stoxx 50 ha superado con creces el primer máximo local anterior pero la CALL 3400 sigue por debajo.

Veamos más en detalle estos días clave:

CALL 3400 jun-2019 vs Euro Stoxx 50

jjAhOk8e30k2FmsEA-zE25N7lrl6ogQW24NC8hnqBo9xFn5Q1W3j-As0jvRHc4Kxvwj058U1zYH52LTzYeH1KjODharA6Wd7Z3rhdtel-jGF0lJGLwXSd-CSCDxVqPSJmwyPRksG

La línea azul es la CALL 3400 y la línea naranja es el Euro Stoxx 50. Durante la caída, la CALL cae menos (en términos relativos) que el Euro Stoxx porque la volatilidad sube (más volatilidad = mayor prima de la opción). Pero una vez hecho el mínimo, en el rebote la CALL se queda muy atrás en los 2 primeros días, especialmente el primero. Como resultado, entre el 10 y 14 de mayo, el Euro Stoxx ha subido un 0,09% pero la CALL 3400 ha caído casi un 20%. Esta es la tabla con los valores del gráfico anterior, para que veais los números en detalle:

_VXyf0sVWAT4V6CXwyauE52-PdyGTCu5aFxRcMjKckaVv3RJBwqAhIAg2kptb3vGaEbM79hGpfaY2ASRnanrrqz0vXRf1GgxeUlWiLziU7ZwKLZT8YRvvPH0Hzf7AEA4YsR-iCMd

Como se ve en la tabla, hay otra comparación llamativa: el 15 de mayo la CALL 3400 vuelve a estar al mismo precio que el 10 de mayo: 38,2 puntos. Sin embargo, el Euro Stoxx50 está 24 puntos por encima (un 0,7%).

Esto es siempre así en las correcciones que tocan fondo y rebotan: al principio (puede durar entre 1 y 3 días o incluso más) las CALL suben poco o nada, mientras el mercado rebota fuerte desde mínimos. Como consecuencia, si tenemos la suerte de haber acertado con el mínimo de la corrección pero decidimos comprar CALL para “limitar el riesgo”, resulta que ese miedo que nos condujo a limitar el riesgo...es el que nos impide ganar como deberíamos.

Veamos en este mismo rebote del Euro Stoxx qué hizo la PUT 3250 jun-2019. El siguiente gráfico es idéntico al anterior pero aplicado a esta PUT (línea azul, en escala invertida).

PUT 3250 jun-2019 vs Euro Stoxx 50

obUvGIbpZ0vxcgxEpzk02YMXSuCT-GWcsPgqlaG8ur6KooyBh1RN7ui2RYdbukFI_vUmi2JRbNondxcRprk8GcDgdqcK7wQPeMi0K1g8Qh8TLfmFofIEdzwW0Ke6-UrHFIoATeE2

La comparación salta a la vista, ¿verdad?

En primer lugar, esta PUT es mucho más volátil que la CALL. ¿Por qué? Pues porque los bandazos de volatilidad implícita que sufre son mucho mayores que los de la CALL. El llamado “skew de volatilidad” se ceba con las PUTs, porque es donde está el miedo.

Pero sobre todo lo interesante es que cuando llega el rebote de verdad, esta PUT (que recordemos, estamos planteando vender, porque somos alcistas) sube proporcionalmente mucho más fuerte que el Euro Stoxx, porque tenemos todos los vientos a favor:

  • sube el suyacente (euro stoxx),
  • baja la volatilidad sensiblemente,
  • pasa el tiempo (impacto menor en este caso porque son solo unos días… pero a favor también).

Esta es la razón que explica nuestro rebote en la Cartera Principal de mi Servicio de Opciones, que nos permitió ayer recuperar y superar nuestros máximos anteriores, mientras que el Euro Stoxx se situaba todavía a un 3,8% de sus máximos previos como vemos en el siguiente gráfico desde el 1-ene:

J5Hr0P48zIpdLYykxfq-fCDmoDQfTSzH6UbzzL0sRo6XJDkNSWW2Lyz5B0YBbJ0cjHD2_XavfMQZrBt6eyhQSbAfTfGBoWoiSC8ezsd4VU9AM2d0ZPR6c5PLFJW6tRRqz4UPoJkZ

Bueno, obviamente también ha tenido mucha importancia el hecho de estar poco expuestos cuando se produjo la caída. Ha sido por tanto un doble acierto: estar poco invertido en máximos, y subir rápido la exposición muy cerca de mínimos, en las cercanías del retroceso Fibo 38%. (ya hablaré en otro post de la importancia de los retrocesos de Fibonacci, una de las herramientas clave de las que dispone el analista técnico).

En resumen: en caso de rebote, se gana mucho más (al principio) con PUT vendida que con CALL comprada. Otra cosa es que ese rebote vaya a más: en ese caso, es decir, en el caso de que esperemos mucho más que un rebote (es decir, una corrección de la caída anterior), por ejemplo, en el caso de que esperemos una reanudación de un movimiento tendencial alcista, entonces la compra de CALL se impondrá como necesaria si queremos capturar una parte mayor de ese tramo alcista. Eso es lo que hicimos en la Cartera Principal a principios de enero, cuando compramos 10 CALL Euro Stoxx 50 3600 puntos de vencimiento dic-2019. El objetivo no era un rebote, sino un movimiento mayor...como así ha sido. (También teniamos PUT vendidas para beneficarnos del paso del tiempo y la caída de la volatilidad porque una cartera de opciones siempre debe buscar el equilibrio apropiado al entorno de mercado). 

Por lo tanto, la cuestión clave es que para ganar en un rebote de mercado después de una caída fuerte donde la volatilidad se ha disparado, hay que tener PUT vendidas, y no CALL compradas porque de lo contrario, el primer 2-4% de rebote, apenas lo aprovecharemos.

El problema es que precisamente en medio de una caída en picado…¿quién se atreve a vender PUTs con “riesgo ilimitado”? Volvemos a lo de siempre:

En contra de lo que “emocionalmente” e “impulsivamente” pensará la mayoría de la gente, es precisamente cuando el mercado cae a plomo y la volatilidad se dispara cuando más seguro es vender PUTs OTM. La seguridad no la da el hecho de poder decir “tengo el riesgo acotado en esta operación en concreto”, sino el poder decir “tengo la estadística abrumadoramente de mi lado en el conjunto de operaciones que voy a realizar”.

La realidad difícil de aceptar.

La estadística nos dice que cuando las volatilidades implícitas (ya sea el VIX, el VSTOXX o el VIBEX) están por encima del 20-22%, la venta de PUT es muy rentable por un doble motivo:

  • en primer lugar, porque el mercado ya ha caído “a plomo” y está en sobreventa. Si el mercado no rebota, desde luego es más complicado que siga cayendo a esa velocidad -la velocidad es un concepto clave para el operador de opciones-, y al vender PUT de vencimiento corto (1 mes), el paso del tiempo juega más que nunca a nuestro favor,
  • y en segundo lugar porque la volatilidad al 20% o 25% hace que vendemos “duros a peseta”, es decir, vendemos PUT carísimas, y eso hace que aunque el mercado siga cayendo a corto plazo, a la larga ganaremos porque ingresamos más de lo que valen realmente. Puede ocurrir por ejemplo que el mercado siga cayendo otro 3-5% en los siguientes días para después rebotar de nuevo un 3%...y terminar en el mismo nivel actual pero dentro de 1-2 semanas. En ese caso, nuestra venta de PUT habrá ganado por doble vía: el paso del tiempo y la caída de volatilidad que se habrá producido en el rebote final del 3%.  La cuestión clave es no apalancar para no ponerse nervioso (y poder soportarlo financieramente) si el mercado sigue cayendo a corto plazo...

En definitiva, operar con la estadística a favor no significa ganar todas las batallas. Operar con la estadística a favor significa que hacemos lo que hacemos con la convicción de que ese comportamiento reiterado, será rentable. No sabemos si en este ocasión en concreto ganaremos, pero sabemos que si hacemos esto 40 veces seguidas, habremos ganado.

CONCLUSIÓN.

Si fuera fácil, no existiría la oportunidad. Igual ocurre con el Value investing: está probado estadísticamente pero aún así, solo una pequeña minoría es capaz de invertir de verdad según esa filosofía de inversión, porque requiere unas cualidades que son poco “humanas”. Principalmente, control de emociones y pensamiento de largo plazo.

Pues bien, con las opciones ocurre lo mismo. Se conoce dónde está la ventaja estadística pero poca gente es capaz de explotarla porque requiere unas cualidades (que se pueden aprender igualmente) que van “contra natura”. El hecho de tener el riesgo “sin acotar y teóricamente ilimitado” es algo difícil de aceptar para muchos, y la búsqueda de esa seguridad (hacer un spread) al final tiene un coste importante. El ser humano no está hecho para funcionar con estadísticas (porque son variables).

El ser humano prefiere la certeza de las matemáticas, y esa es la razón por la que la operativa de venta de PUTs, igual que el value investing, siempre seguirán siendo una oportunidad para el que esté dispuesto a estudiarla bien y aplicarla con rigor y constancia.

NUEVA EDICIÓN DE MIS CURSOS ONLINE DE OPCIONES Y DE ANÁLISIS TÉCNICO.

Curso de Opciones (7º edición): Del 27 de mayo al 19 de junio. Consulta aquí detalles e inscripción.

Curso de Análisis Técnico (8º edición): del 10 de junio al 3 de julio. Consulta aquí detalles e inscripción.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 17 comentarios
Hola Nico, cuando hay una caida repentina y la volatilidad se dispara, y te dispones a vender una put, te encuetras con unas horquillas de precios muy separadas, entonces como hay que poner la orden para que se ejecute correctamente y no tener que ir a la parte alta de la horquilla? por ejemplo si esta en 30 -40 que ponemos la iorden a 35 o mas baja? O esperar a que la horquilla recupere un rango mas normal como de 30-31?
17/05/2019 12:20
En respuesta a Margarita M A
En algún momento del día...o al día siguiente, esa horquilla se reduce. En el mismo momento en que sale una noticia por ejemplo, y el mercado se mueve fuerte en intradía, las horquillas se amplían... Pero cuando la volatilidad sube porque el mercado cae en picado, en algún momento de "calma intradía", las horquillas vuelven al rango habitual. Es cuestión de tener paciencia y buscar un momento de tranquilidad para meter las órdenes.

Normalmente si buscas comprar (vender) una opción, hay que colocarse un poco por encima (por debajo) del centro de la horquilla. Es cuestión de ir probando...y poco a poco descubres cómo "funciona" el creador de mercado ;)

Saludos !
17/05/2019 14:48
antiguo usuario
En respuesta a Margarita M A
En meff tienes una calculadora de primas que ya automáticamente te mete todas las variables las delta vencimiento subyacente precio de ejercicio y puedes saber para que lo puedas ajustar un poco para que te entre y se cruce fácil la operación.
18/05/2019 12:10
Excelente artículo, que deja muy claro cuál es el punto fuerte de las opciones. Lo que no tengo claro es si las variaciones en la volatilidad afecta en la misma medida a las call vendidas. Gracias.
17/05/2019 14:05
antiguo usuario
Siempre que salga bien la estrategia y siga despreciando se el subyacente más el efecto vencimiento dejen el valor del derecho en cero o próximo a cero que permita recomprar cerrando la posición. Lo contrario es perdidas ilimitadas y obligación de comprar las acciones del comprador de la put al precio de ejercicio del strike. Bit dangeours.
18/05/2019 08:40
Buenos días Sr. Nicolás, he leído con mucha atención su articulo y, como ya nos tiene acostumbrados, excelente articulo.
Permítame un pequeño apunte, hace usted fuerte hincapié en la "estadística" y su manejo a nuestro favor. Sobre ello, estoy de acuerdo con usted a grandes rasgos generales, pues muchas veces esa "estadística" tan "cabezona", "tozuda", que casi siempre viene acompañada de infinitos gráficos que ponen de manifiesto su validez, esa “estadística” digo, es la que muchas veces nos hace perder cantidades importantes de dinero cuando se rompe. (Creo que por aquí hay más de uno que puede darme la razón).
Así pues, asumiendo su exposición detallada de los movimientos de las primas según vencimientos y volatilidades, le pregunto:
¿Cuál es el plan B, para cuando el VSTOXX se nos va por encima de 35% o 40% en apenas unos días, como ocurrió a principios de Febrero de 2018?
Por favor, que su respuesta no sea: “Tenía una baja exposición al mercado en previsión de una caída más o menos profunda, para vender put,s en los mínimos del mes.”
Gracias.
18/05/2019 11:56
En respuesta a jesus abenojar b
Pregunta clave, y la respuesta es clara: dejar que venzan las PUT vendidas...y vender todavía más!
Si la volatilidad se dispara y pasa del 25% al 35% por ejemplo, mayor es la oportunidad. Y como hacen los Value, si su valor estrella cae...pues compran más.
La clave es NO SOBRE APALANCAR.
En la operativa de mi servicio de opciones, vamos a velocidad de crucero...y solo apalancamos cuando la volatilidad se dispara.

Eso no impide que en caídas como en 2008, no haya operaciones con pérdidas. Incluso sin el extremo de 2008, puede haber pérdidas. Pero se suelen recuperar más o menos rápido. La estrategia es buena.

Vender volatilidad 23% es caro. Si se dispara al 35%, más caro podemos vender. Si ya vamos al límite de apalancamiento, pues no podemos vender más. Nos conformamos con la venta inicial. Esperamos el vencimiento, y entonces volvemos a vender...
En definitiva, no vendemos put para especular con ellas sino para dejarlas vencer. Las vendemos pensando en el mercado. Importante recordar que hablo de PUTS sobre índices como el euro stoxx 50.

Saludos!
18/05/2019 12:09
En respuesta a Nicolás del Moral Garnier de Boisgrollier
Agradezco su rápida respuesta Sr. Garnier, por otra parte una respuesta previsible pues, dejar que venzan las PUT,s vendidas, es ceñirse simplemente a la operativa “Putwrite” que tantas veces nos ha descrito.
No seré yo quien ponga en duda los contundentes resultados de dicho sistema, aún así, siento decirle que tengo mis reservas, pues dejar que venzan los opciones vendidas puede traernos unas pérdidas que literalmente acaben con la cartera.
Pongo un ejemplo que espero clarifique mi posición.
Todos los lectores que muestres interés por las opciones financieras, más tarde o temprano “conocerán” al Sr. James Cordier, del que recomiendo la lectura de sus libros sobre la venta de opciones.
Con más de 30 años de experiencia en el tema, el Sr. Cordier era gestor del hedge fund OptionsSellers, repito, más de 30 años vendiendo opciones.
En noviembre del año pasado su fondo quebró. Literalmente perdió todo el dinero y algo más...(recuerden que la venta de opciones tiene como característica ganancia limitada y pérdida ilimitada).
El culpable del desastre fue una posición de Call,s descubiertas sobre futuros del Gas Natural (las materias primas eran su especialidad). La fuerte subida del subyacente disparó la volatilidad, por ende la exigencia de garantías por parte del bróker.
No había plan B. No había ningún plan para gestionar el riesgo. 30 años de experiencia, con buenos resultados en el ingreso recurrente de primas, se esfumaron junto con el dinero de sus clientes.
Les dejo enlace al vídeo donde Sr. Cordier explica a sus inversores lo sucedido:
https://www.youtube.com/watch?v=WTFBmGA2kjE
Creo por tanto, en la necesidad de siempre contar con algún tipo de plan “B” no solo cuando vendemos opciones, sino en nuestra operativa en el Mercado de Valores. Puede ser un nivel técnico concreto a partir del cual cerramos la posición o, el uso de medias móviles (me parece que usted es apasionado de la media de 30 semanas) o, lo que creamos conveniente, pero siempre tener un plan para la gestión del riesgo y me refiero sobre todo a ese tipo de riesgo que tiene 0% de probabilidades de suceder, pues, por alguna extraña razón, de vez en cuando sucede.
Gracias Sr. Garnier, siempre es un placer leerle.
18/05/2019 16:47
En respuesta a jesus abenojar b
Buenas tardes, cuando la volatilidad se dispara y evidentemente afecta sobremanera al precio de las opciones y esta volatilidad se mantiene durante días y semanas como ha ocurrido de forma recurrente en los últimos diez años en Europa, la única posibilidad que tienes para evitar palmar es cubrir te con el futuro o subyacente de esas opciones vendidas porque el mercado se estrangula, desaparece el creador y te comes con papas las opciones vendidas. Eso es así y es verdad verdadera.
19/05/2019 14:08
En respuesta a jesus abenojar b
Hola Jesús,
Lo que dices es muy importante, y aunque creo que he hablado mucho sobre ello, seguramente no suficiente. En mis cursos de opciones y mis posts insisto mucho en ello: cuando hablo de vender PUTs, estoy hablando de PUTS SOBRE ÍNDICES DE RENTA VARIABLE. Exclusivamente.
En todo caso, la venta muy puntual y en muy pequeña medida de PUTs sobre acciones, con sumo cuidado (empresas de gran calidad). Una empresa, por mucho que pongamos la mano en el fuego, siempre puede quebrar (descubrirse un pufo contable, etc...). O sea, la probabilidad no es cero.

Un índice de bolsa no puede quebrar. Otra precisión: hablo de índices de RV internacionales y diversificados, como el Euro Stoxx 50, el SP500 etc. El peor evento que podemos plantear es una caída del 50% en el caso de índices diversificados.

Otro detalle importante: solo hablo de VENDER PUTS, NO CALLS. Suelo insistir mucho en que el riesgo alcista es muy superior al que la gente estima, mientras que se sobrevalora el riesgo bajista (muy especialmente en el caso de índices grandes de RV).

Para terminar, también insisto en la necesidad de no sobreapalancar.

En resumen, hay 3 DIFERENCIAS FUNDAMENTALES con el caso de Cordier que menciona:

1. El operaba en mercados cíclicos (no tendenciales por definición como la bolsa), mercados que yo no domino como las materias primas o cualquier otro que no sea la bolsa. En bolsa las empresas tienen un valor. Todo lo demás es debatible. ¿Cuánto vale el oro?...

2. Cordier vendía CALLs OTM, yo no. Y si lo hago, son spreads porque ahí sí que quiero tener el riesgo cubierto. (Precisamente donde la mayor parte de la gente no siente miedo de « dejarlo abierto »).

3. Cordier apalancaba probablemente en exceso, y la operativa que yo planteo no es apalancada ni mucho menos. De hecho, técnicamente hablando es MUY SUB-APALANCADA.

Por estas 3 poderosas razones, lo que yo planteo no tiene nada que ver con Cordier. Suelo repetir a menudo que la clave del éxito es la SENCILLEZ. Cordier buscó la sofisticación vendiendo CALLs sobre materias primas y apalancando: intentó ser muy listo...
Mientras que yo me asocio plenamente a la cida de Buffet-Munger: « intento consistentemente no ser el más tonto ». O lo que es lo mismo, es una operativa defensiva donde las haya... porque contra-intuitivamente, es siendo ultra-defensivo como se consigue ganar a largo plazo...

Saludos !
19/05/2019 18:45
En respuesta a Nicolás del Moral Garnier de Boisgrollier
Doy fe que los consejos de Nico son siempre prudentes, como debe ser.

Yo hubiese citado en lugar de Cordier el caso de Long Term Capital Management, el famoso hedge fund cuyos accionistas eran los premios Nobel Scholes y Merton (los de la famosa formula Black-Scholes Merton). Si esos quebraron, imaginaos el resto de mortales! La lectura de Taleb es imprescindible para entender estos riesgos “long tail”.

Creo firmemente que las opciones son una herramienta, y depende de cada uno si se usan con sentido común (la vía siempre defendida por Nico) o algo más especulativo.

Yo a pesar de ser ferviente seguidor de Nico discrepo en algo: la volatilidad sobre indices esta artificialmente baja (VIX, VSTOXX). El Short Volatility es un trade exageradamente omnipresente en Wall Street. Numerosos analistas de la talla de Marko Kolanivic han prevenido sobre los riesgos sistemicos de los feedback loops ligados al “short vol”. No tengo ni idea de cual puede ser la chispa, pero el dia que pete (si peta) el de-leveragering forzado sera brutal, brusco ... a lo flash-crash.

En un entorno de mercado como el actual donde no hay grandes chollos de empresa baratos, la venta sistemática de calls diversificadas sobre subyacentes burbuja de alta volatilidad no la veo tan descabellada vs. la clasica put-write sobre indices que rendirá, pero poco por la baja volatilidad. La creencia del mercado en el mantra BTFD (buy the f...king dip) ha sido certeza durante años gracias a la FED y la orgía de liquidez de los bancos centrales, hasta que un día deje de ser valida. Ese es el gran Cisne Negro que temo, y el risk-reward asociado a los bajos niveles de VIX no me acaba de convencer... prefiero pescar en los márgenes menos transitados de la volatilidad implicita.

Saludos,
David
19/05/2019 21:32
En respuesta a David - el principiante -
Coincido contigo en que la volatilidad de los índices de bolsa es artificialmente baja...bueno, lo ha sido en 2017 por ejemplo. En 2018 y 2019 ya hemos tenido unos cuantos conatos, más normal...aunque entre medias, es llamativo ver que esa volatilidad implícita ha vuelto a caer a niveles "anormalmente bajos", es decir, por debajo del 10% (absurdo...). En esos casos, casi prefiero comprar volatilidad ;)

Entre eso, y que estamos -en teoría...- en fase final de ciclo, hay que tener cuidado con la venta sistemática de volatilidad (short vol como dices). Es un problema... especialmente para los que venden esa volatilidad apalancados, que es lo que suelen hacer los americanos que practican el "short volat". Si no apalancas, lo único que ocurre es que la operativa es menos rentable...y si el mercado cae rápido, pues dará pérdidas, y si el año es muy malo, podría ser un año de pérdidas incluso. Pero sin apalancar, en ningún caso las pérdidas serán del tipo "game over".

La idea de venta de CALLs sobre grandes empresas "infladas", sospecha de burbuja, suena bien. No he mirado si la volatilidad de esas CALL OTM también está disparada, sería un dato importante.

Por cierto, el putwrite estrictamente hablando no es un short volatility porque el objetivo es dejarlo vencer. O sea, ingresar la prima, sea la que sea. No recomprarla (que sería el short volat "puro").

En resumen, soy consciente de que vender PUTs sobre índices con la volatildiad por debajo del 10% no es buen negocio. Por eso intento "pescar" aunque sea en pequeñas correcciones del 2-3% ;)

Saludos !
19/05/2019 21:44
En respuesta a Nicolás del Moral Garnier de Boisgrollier
Buenos días Sr. Garnier,
a riesgo de ser “pesado”, me gustaría indicar que salvando las distancias del “terreno de juego” donde se opera (materias primas, indices de renta variable, acciones, divisas, etc.), el ejemplo de James Cordier (siempre he leído con mucha atención sus artículos sobre la operativa con opciones desde que era presidente de Liberty Trading Group), era para enfantizar que un gestor con más de 30 años de experiencia, repito, más de 30 años de experiencia en la operativa que nos tiene “entretenidos” y con éxito en el ingreso recurrente de primas, desgraciadamente una sola operación se llevó por delante todos los logros.
Sr. Garnier, coincido con usted en la mayor parte de lo expuesto y su defensa del sistema “Putwrite” o si lo prefiere la versión de “cuna vendida” (cuyos resultados son todavía mejores), pero mi experiencia es que dejar vencer las opciones (gran ahorro de comisiones por otro lado) el 95% de las veces tendrá éxito. Me preocupa el otro 5%, cuando la velocidad de las “caídas” es enorme en muy pocos días y el VSTOXX (hablando del Eurostoxx 50 claro) se nos va por encima del 40%.
En mi caso particular, mi gestión del riesgo va enfocado a ese 5% pues, en la venta de opciones, tiene el potencial de o bien liquidar una cartera o hacerle bastante daño, aún cuando ésta esté “sub-apalancada”.
Esa es mi experiencia.
Por favor, contemple esto como un debate sano sobre inversión. Está lejos de mi intención el rechazar o criticar sus exposiciones de las cuales estoy bastante de acuerdo e insisto, siempre es un placer leerle.
20/05/2019 10:32
Personalmente me siento más cómodo siendo comprador de opciones que vendedor. Me alineó más con el pensamiento de Taleb cuando nos dice que es cierto que el 90% de las opciones llegan a vencimiento sin valor, pero que el apuesta por el 10% restante, porque aunque tenga una pérdida limitada, cuando pille un evento inesperado ganará mucho. Yo por eso sí vendo opciones es para financiar compras, ganó menos pero me mantengo a largo plazo. Eso no quita que si por mi análisis veo un mercado en un punto demasiado caliente, alcista o bajista, no apueste por venta, aunque siempre con spread, o si no con éste último, nada apalancado para soportar la contracorriente en su caso y poder salir a la primera oportunidad o asumir pérdida aceptable. He leído mucho a Niko y comparto su punto de vista en éste artículo, ya que el reitera que debe "no apalancarse" y hacerlo con volatilidad por las nubes. Creo que ahí radica la clave, ya que no es lo mismo poner la sombrilla en la playa con la marea baja apostando a que no va a subir y mojarnos la toalla, que ponerla cuándo está ya alta o subiendo pero cerca de la pleamar y apostar a que tiene que bajar y no me va a mojar. La clave está en el timing.
Saludos
19/05/2019 11:18
En respuesta a FRANCISCO JOSE CARDENES SUAREZ
Es una posición muy razonable. Pero psicológicamente MUY complicada. Taleb no hablaba de probabilidades de acierto del 10%, sino más bien del 0,00001%, es decir, CISNES NEGROS...donde en realidad la probabilidad está mal calculada y es muy superior a ese 0,00001% (ahí está la clave: compras opciones a precio de 0,00001% de probabilidad cuando en realidad valen mucho más...).

El problema de esta operativa es que puedes perder la prima pagada en la compra de la opcíón durante 39 operaciones seguidas...para terminar dando el « pelotazo «  en la número 40. (Es un ejemplo).

Por cierto, es una operativa que también explico y defiendo. Un ejemplo: tenemos PUTs compradas de TESLA desde hace más de un año. Esas PUTs representan menos de un 0,2% de la cartera (hablo de mi servicio de opciones), pero si Tesla termina desplomándose...la idea es que puedan aportar un 3-4% a la cartera (o más).

Otro tema: también compramos opciones, es decir, a menudo usamos parte del dinero ingresado por la venta de PUTs para comprar CALL (es decir, apalancarnos sin asumir más riesgo). Este punto por supuesto que es fundamental. A veces incluso gastamos más dinero en la compra de opciones que el ingresando en la venta de opciones... si el escenario de mercado que manejo así nos lo sugiere.

Recientemente he creado dos carteras nuevas en mi servicio de opciones: una con menos riesgo que exclusivamente vende PUTs OTM sobre Euro Stoxx 50 (método putwrite « puro ») y otra llamada cartera agresiva, donde se apalanca comprando y vendiendo opciones (sobre Euro Stoxx igualmente).

En definitiva, en absoluto estoy diciendo que no haya que comprar opciones. Lo que digo es que la venta de PUTS OTM es clave para ganar. Es una fuente de ingresos muy atractiva por todo lo que comento: precios muy sobrevalorados en los momentos en los que en realidad no deberían estar tan caras...

Saludos !
19/05/2019 18:55
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad