El primer y principal error que cometemos los españoles en nuestras finanzas personales

27 de octubre 4
Editor Jefe de inBestia. Profesor en el Centro de Estudios OMMA y el Título de Experto en Bolsa y Mercados de la Universidad de Alicante.... [+ info]
Editor Jefe de inBestia. Profesor en el Centro de... [+ info]
3º en inB
3º en inB

Que en España existe una cultura financiera muy escasa es de sobra conocido. No sé hasta qué punto es mucho peor que en países europeos similares al nuestro, porque a veces se tiende a exagerar los problemas propios y las virtudes ajenas. Pero la afirmación primera sigue siendo cierta. Por eso en este y otros artículos próximos vamos a centrarnos en explicar cosas básicas que seguramente muchos de los que me seguís habitualmente ya sepáis, pero la mayoría de los españoles no.

Los efectos de esta escasez de cultura financiera pueden verse en cómo está distribuido el patrimonio total y financiero de los españoles. ¿Dónde hemos colocado nuestro dinero? ¿Somos los españoles hábiles en poner nuestro dinero a trabajar? Un momento. ¿Poner el dinero a trabajar? Quizá esta frase le suene rara. “Yo gano mi dinero trabajando todos los días, pero ¿cómo es posible que ese dinero “se ponga a trabajar”?”, se puede plantear.

Bueno, es una expresión. Pero es muy real: la parte de nuestros ingresos que no gastamos (o sea, el ahorro), si la dedicamos a buenos productos financieros, se podrá multiplicar por varias veces sin que usted haga nada (de hecho, suele ser mejor que incluso se olvide de ello por completo). Esto no va a suceder de la noche a la mañana, ni mucho menos; requiere paciencia, disciplina y el paso de los años. Pero si cumple estas condiciones, en el futuro podrá sentirse libre de reducir el tiempo que dedica a trabajar, pagar una mejor educación para sus hijos o asegurarse una vejez con mayores cuidados.

¿Es magia? O peor, ¿una estafa de financieros sin escrúpulos? Nada de eso. Es la lógica de la creación de riqueza o valor por parte de las empresas que tiene lugar en las economías capitalistas de mercado. Usted puede ser co-propietario de las principales multinacionales del mundo. De Apple o Amazon, de Nestlé o Procter & Gamble. Pero también de pequeñas empresas que tienen un gran potencial por delante. (Un lector perspicaz podría replicar que también hay empresas, por muy grandes que sean, que fracasan. Sí, eso es cierto. Pero eso, aunque un buen matiz, no invalida el argumento general). Esta es una lógica de la que todos nos podemos beneficiar. Desgraciadamente, pocos españoles lo hacen.

nQzzt2_CgYRzQ7OHaLmP4_I6YZ_Foyw3u7qY35tS

Fuente: Mitos y realidades sobre la desigualdad en España, informe del Instituto Juan de Mariana. Con datos de la base de datos de distribución de riqueza de la OCDE.

Esta es una realidad que reflejan los datos, como puede verse en el cuadro superior, donde se muestra la composición de la riqueza en España, la media de países OCDE y Estados Unidos.

Lo comentaban los Irrational Investors en inBestia el otro día, destacando el excesivo riesgo inmobiliario al que los españoles estamos expuestos. Del total de nuestra riqueza, más del 70% está relacionada con las propiedades inmobiliarias, siendo la residencia principal el principal factor (más del 50%). ¿Qué pasa cuando los precios de los pisos suben y suben? Que nuestro patrimonio sube mucho. Pero de modo inverso, si se produce una fuerte crisis y los precios se desploman, nuestro patrimonio también lo hace.

Ahora bien, cerca del 70% de ese patrimonio inmobiliario es la vivienda en la que residimos. En principio, es cierto que no nos vamos a preocupar demasiado de que los precios de nuestra casa bajen, porque es una inversión a muy largo plazo y no queremos vender. Simplemente, queremos vivir en ella. Aun con todo, fijémonos en ese casi 24% del total de nuestro patrimonio en “Otra propiedad inmobiliaria”. Ahí sí han intervenido factores como la rentabilidad esperada, tanto por las rentas por alquiler como la posible revalorización del inmueble, y las alternativas de inversión existentes.

En contraste, el porcentaje que le dedicamos los españoles en media al ahorro o inversión en activos financieros no supera el 20%, en contraste con países como Estados Unidos, donde es más del 50% de la riqueza. La diferencia no es tan amplia con países no anglosajones, como refleja el promedio de la OCDE, en el 26%.

Pero no se piense que esa parte destinada a “activos financieros” está adecuadamente asignada. Nada más lejos de la realidad. Dentro de lo que dedicamos las familias a los activos financieros, según los datos del Banco de España recogidos por Cinco Días, el 40% se dirige a efectivo y depósitos: esas cuentas bancarias donde recibimos nuestros ingresos recurrentes y utilizamos para pagar gastos; esos depósitos que el español promedio utiliza como vehículo de sus ahorros que, por evitar el “casino” de la bolsa y otras aventuras de alto riesgo (ya veremos si esto es o no cierto), se asegura que la tasa de inflación será sensiblemente superior a los exiguos intereses que le vayan a pagar.

qcNH1N19-Eharcj5ooGSbrQh_I_pFrOYq2Bv5lAx

Ha leído bien. Sus ahorros en depósitos le están haciendo perder dinero, o mejor dicho, poder adquisitivo, casi todos los años. Esto se debe a que mientras le pueden estar pagando, en el mejor de los casos, tan solo un 0,6% en intereses (en caso de plazos a más de 2 años), los precios en promedio suben en torno a un 2% cada año. Así, de forma silenciosa y sin que nadie le avise, cada año que pase su dinero podrá comprar menos cosas.

Mal negocio, ¿no? Pues aún peor si esos depósitos a plazo se los hace hoy, porque le van a dar un irrisorio 0,1% de interés en media. Ahora bien, estos niveles de tipos de interés no siempre han estado así, como ilustro en el siguiente gráfico. En octubre de 2008 (momento de máxima tensión en los mercados financieros internacionales tras la caída de Lehman Brothers) el tipo de interés para nuevos depósitos a menos de 1 año llegó a superar el 5%, dato máximo de toda la serie desde 2003.

wKfMzZHw-kcgG1hCDpc0WqybydVvi-l5HRXNS-0U

Fuente: Banco de España. Nota: los datos de los depósitos a plazo son un tipo de interés medio ponderado para las nuevas operaciones.

¡Vaya, eso sí que era una buena inversión! No se emocione. Porque hay truco. Decía antes que había que tener en cuenta no solo lo que usted “gana” con los intereses, sino también lo que sube lo que usted paga (la inflación). Ese mes de octubre, la tasa de inflación de los precios al consumo estaba en el 4,5%, por tanto usted ganaría en términos reales (descontando la inflación) un 0,5%. Que es cierto que está mejor que el -1,7% actual (0,1% de intereses - 1,8% de inflación), pero tampoco es ninguna maravilla.

Así las cosas, el panorama del ahorrador español, centrado en inmuebles y depósitos, no es muy alentador. Lo primero, porque la exposición al mercado inmobiliario es excesiva y convendría tener una mayor diversificación. Lo segundo, porque lisa y llanamente, usted está perdiendo poder adquisitivo de forma garantizada. Estos serían los errores primeros y principales que comete el ahorrador medio español. Pero hay más. Para conocerlos tendrá que esperar a un siguiente artículo.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 4 comentarios
Es sorprendente que haya un 40% en efectivo y depósitos, pero lo peor es que suelen ser gente que piensa que los bajos rendimientos se van a acabar en cuestión de meses. Si les enseñas que la deuda de países como Suiza tienen rendimientos negativos a 10 años no se lo creen. Alemania y otros muchos países también los tienen a varios años e incluso España. Pues nada que no apartan el burro aunque se les venga el tren encima, siguen pensando que si no es para Navidades, será para Semana Santa cuando sin arriesgar nada ya tengan un 2% o mas. En fin, que palos con gusto saben a gloria.
Para terminar y según comentaba hace unos días, cuando esta gente llegue a la renta variable, será el momento de salir corriendo, pues quedaran pocos meses para iniciar el cambio de ciclo.
27/10/2017 20:27
En respuesta a Luis Mayoral Garcia
Sí, cuando veamos que sube mucho el % de asignación a bolsa de los minoristas, habrá que pensarse si el fin de las alzas está cerca... pero aún queda mucho para eso.
29/10/2017 10:43
Una de las claves más importantes, por no decir la más importante, es la educación. En este caso, educación financiero. Al respecto escribimos hace un tiempo en inBestia un pequeño artículo con 10 conceptos sencillos pero fundamentales de cara a mejorar la educación financiera de las personas. Aquí lo dejo:

Educación financiera en 10 pilares básicos > https://inbestia.com/analisis/educacion-financiera-en-10-pilares-basicos

Saludos!
29/10/2017 17:32
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Nube de tags

Post invitadoÁfricaemergentesPerspectivas 2013Sudeste AsiáticoIndonesiaInmobiliario USAETFsRecomendaciones de lecturaEmpleo USACuriosidades del mercadoHussmanQuantitative EasingPolítica MonetariaCiclospsicologíaChinaPeter LynchHistoriaAppleEventosMacro USABestinverBuffettPersonal investingFuturaMarketsEURUSDAsset AllocationMercados fronteraMercados emergentesRay DalioEntrevistas a gestoresPrediccionesManagementShareholder Value MaximizationJames MontierMárgenes empresarialesBeneficios empresarialesValue investingpsicología de los mercadosCréditoBalance 2014Mi posicionamientoEntrevistasMercados financierosDraghiDeflaciónCoyuntura económicaUFM Market TrendsEspañaIbex 35EleccionesEstadísticaBrasilEWZIndiaburbujahoward markscoyuntura EspañainformemacroeconomíaBonsai CapitalValoracionesMomento de mercadoTecnologíaS&P 500CAPEPERGestión activaGestión pasivaJack BogleWarren BuffettEstrategias de inversiónEntrevistaPresentaciónEUR/USDBanco Central EuropeoTrumpEstados UnidosdólarDivisasEuroAnálisis divisasDiferencial de tipos de interésYellenBCEReserva FederalEurozonaInflaciónAnálisis macroiPhoneValentumTrue ValueFondos de inversiónEnrique GarcíaCartera ValueAnálisis fundamentalCiclo económicoEscuela AustriacaBolsa estadounidenseBolsa europeaGestión de fondosValoración de empresasTendencias sectorialesSelección de valoresTipos de cambioDatos macroTipos de interésMetavalorBolsa españolaJosé Ramón IturriagaOkavangoBBVA BolsaRV EspañaPremios CitywireSpanish OpportunitiesMedios de informaciónLuis BononatoGlobal Allocation FIGlobal MacroAnálisis fondoscrisis Eurozonacrash 2008burbuja Renta FijaRichard ThalerDaniel Kahnemaneconomía del comportamientofinanzas del comportamientoRobert ShillerPremios nobel de economíaConsejos de bolsa gurísRazones para venderLecciones del mercadoBen Carlsonmercados alcistasSobrevaloración del mercadoIndicador de BuffettMetavalor InternacionalMetagestiónIWGRegusBrexitBolsa británicaUmanisTenbaggerAlejandro EstebaranzJosé Luis Benitosmall cap francesaEconomía españolaAnálisis macroeconómicoProceso independentistaCataluñaFinanzas personalesErrores ahorradoresPerfil ahorrador españolPoner dinero a trabajarCaterpillarEconomía estadounidenseValores cíclicosActividad industrialEconomía globalConstrucción globalSector energéticoSector mineroPrincipales movimientos fondos valueQiwiTalgoTécnicas ReunidasPaypalKeck Seng InvestmentsBorr DrillingAnálisis técnicoCarlos DobladoFundamentos del análisis técnicoElon MuskTeslaFlujo de caja libreCoche eléctrico autónomoSector automovilísticoiPhone XResultados financieros AppleiPhone 8Planes de pensionesArtículos didácticosBack to basicsBanca comercialFrancisco García ParamésCobas Asset ManagementTeekay CorporationTeekay LNGIdeas de inversiónTransporte marítimoSector automóvil europeoBMWDaimlerVolkswagenPeugeotRenaultMagallanesApuestas sectorialesFabricantes de cochesXavier BrunIván MartínVolatilidadCaídas del mercadoRiesgos de colaBofA Merrill Lynch Global Fund Manager SurveyErrores en fondos de inversiónError ahorradores
Publicidad