El potencial de la comprensión de los datos financieros y el Análisis Fundamental

8 de mayo, 2017 5
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la historia del pensamiento económico y los ciclos... [+ info]
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en... [+ info]
17º en inB
17º en inB

El pasado jueves impartí la sexta clase sobre Análisis Fundamental del Curso de Bolsa Zero, dos horas intensas con el objetivo de dar una introducción bien encaminada y lo más útil posible para los que se inician en el mundo de la bolsa. Mi propósito no fue enseñar un método o estrategia concreta, actitud que suele ser corta de miras. Ninguna estrategia concreta y simple funciona para siempre, por lo que el inversor debe buscar la comprensión de los fenómenos y no quedarse en unas reglas simples. Debe entender por qué esas reglas funcionan y en qué entorno podrían fallar.

Mi principal objetivo fue mostrar el enorme potencial de este enfoque, no solo con ideas generales sino con varios ejemplos prácticos. Con el análisis fundamental y una correcta comprensión de las dinámicas de las compañías, se pueden saber cosas muy útiles para mejorar la rentabilidad como inversor. El análisis no equivale a una bola de cristal donde podemos predecir cualquier evento y su momento concreto, pero de igual forma es erróneo pensar que no se puede saber nada sobre el futuro de una compañía y sus rendimientos.

Estadísticas ordenador pexels.jpg

Esta es una idea que ya intuía desde el principio, pero no la vi ilustrada a la perfección hasta que leí el gran libro de Philip E. Tetlock titulado Superforecasting. Este libro narra un experimento dirigido por el autor en el cual se trata de evaluar las capacidades de las personas para realizar predicciones con mayor o menor acierto. La principal observación del experimento es que hay un grupo de personas que lo hace mejor que la media de forma consistente. Estos superforecasters no son visionarios ni tienen una bola de cristal, pero reúnen una serie de cualidades que les permite desarrollar buenas aproximaciones a problemas o eventos próximos. No tienen una bola de cristal porque no predicen con una certeza del 100%, es decir, casi nunca tienen total seguridad de nada. En su lugar, lanzan predicciones del tipo: hay un 70% de probabilidades de que llueva en Madrid a lo largo del día de mañana. Este superforecaster se estaría equivocando si de cada 10 veces que dice “va a llover en Madrid con un 70% de probabilidades”, lloviese las 10. Estaría ajustando mal las probabilidades, debería decir 100% o al menos un porcentaje más alto.

Hay mucha gente que tiende a pensar en extremos. Algunos creen que hay personas con capacidades sobrenaturales que son capaces de predecirlo todo, que son infalibles. Esta es una actitud en la mayoría de casos inconsciente que se puede observar en multitud de campos sociales. Se ve en el fútbol, el entrenador A es un genio porque le han salido bien una serie de cambios durante un partido, cuando en un solo evento todo es posible hasta por casualidad. Lo lógico sería evaluar periodos de tiempo largos y ver si el entrenador acierta más que falla y viceversa. En el mundo de la inversión también sucede, a menudo vemos titulado “Warren Buffett invierte en la compañía X” o “la gran apuesta de Francisco García Paramés”, y una parte del público enseguida piensa en la última compra de un gran inversor como algo seguro. De forma inconsciente les consideran infalibles, cuando en realidad son inversores que simplemente aciertan más que fallan, pero aún así siguen fallando no pocas veces, y quién sabe si la última gran idea de estos inversores no es más que otro fallo.

Y por otro lado, están los escépticos radicales que parten de la base de que no se puede saber nada. Aquí incluyo a los que de forma regular me dicen que pierdo el tiempo analizando los datos financieros de las empresas, porque son todos falsos o al menos pueden serlo. A lo mejor han tenido una mala experiencia con algún enfoque pobre y desfasado del Análisis Fundamental y se han rendido. Desde luego, si buscas retornos espectaculares a corto plazo, el Análisis Fundamental no es lo tuyo.

Hay una parte del público que se queda fascinada cuando alguien dice “la empresa A va a subir” y a la vuelta de 5 días sube un 15%. A mí me dan la enhorabuena cuando tras seleccionar una empresa esta se dispara en unas semanas o meses, cuando en realidad es algo más circunstancial que habilidad predictiva. Cuando una de mis ideas de inversión cae un 18% en un día tras presentar resultados, enseguida acude gente que ni siquiera sigue mi estilo de inversión para preguntarme qué ha pasado. Si esas subidas o bajadas se producen de forma gradual en un periodo de dos o tres años, la atención disminuye y solo se da cuenta quien ve las ganancias o pérdidas en su cuenta de valores. Todo lo que no sea una reacción rápida a la idea de inversión es para esta parte de los inversores inservible. Tiene que haber una causa-efecto clarísima para impresionarles. No es necesario recordar que con subidas lentas y graduales se pueden lograr retornos impresionantes, del mismo modo que también se puede perder mucho dinero.

Por lo tanto, no hay que pensar en blanco o en negro. El análisis de los negocios de las empresas, tanto financiero como cualitativo, es tremendamente útil para ciertas cosas, siempre con sus limitaciones. No solo sirve para seleccionar empresas a largo plazo, lo que se denomina Inversión en Valor, sino que permite entender ciertas cuestiones básicas para otro tipo de inversores. Para empezar, no hay nada mejor que el Análisis Fundamental para comprender por qué la renta variable ha sido la mejor categoría de inversión en EEUU en los últimos 200 años de forma casi constante. Lo ilustré en este artículo explicando la gran diferencia de invertir en acciones frente a otras opciones como la renta fija o los inmuebles. Se trata de una idea sencilla y accesible a una gran mayoría que estoy seguro de que a muchos les obligará a replantear su idea sobre la bolsa. El entendimiento de las dinámicas internas de una compañía ayuda a entender lo que sucede en la sociedad, el siguiente artículo es un buen ejemplo para liberarse de muchas teorías completamente erróneas sobre el origen de las crisis económicas (el exceso de deuda no es el origen del problema).

Además de ayudar a comprender lo que sucede en los mercados, si profundizamos en la gran variedad de herramientas que ofrece el Análisis Fundamental, también podremos evitar los desastres financieros más importantes que de vez en cuando se producen. En la clase que impartí el jueves lo expliqué así: no podemos tener una certeza absoluta de que cada dato financiero que se nos presenta sea correcto o no esté manipulado. Sin embargo, no se trata de si un dato financiero refleja bien lo que se supone que debe representar, sino si el conjunto de datos y el contexto tienen sentido o, por el contrario, hay grandes inconsistencias. Como mínimo, empiezan a surgir ciertas preguntas que necesitan ser contestadas antes de continuar con la idea de inversión. El análisis de flujos de caja bien empleado es una herramienta con gran potencial en este área, sobre todo si va unido a un análisis más amplio de la compañía. Al igual que hay una serie de procedimientos protocolarios para evitar que nos engañen en muchas facetas de nuestra vida (comprar un piso, vender un vehículo), se puede elaborar un checklist de cuestiones a tener en cuenta a la hora de dar por buenos los datos que una empresa emite en sus informes.

Por supuesto, tenemos el principal uso de esta información que es detectar compañías infravaloradas o con gran potencial de buenos retornos para los inversores. Muchas de las herramientas correspondientes las he ido explicando en este blog de forma regular, algunas otras las explicaré con más detenimiento en el Curso de Análisis Fundamental que comenzará a partir del 22 de mayo. No son cuestiones extremadamente complejas en sí mismas, sobre todo si abandonamos esa tendencia muy habitual en el mundillo de utilizar una jerga innecesaria. Quien me siga sabe que utilizo un lenguaje sencillo y directo, en otras palabras, intento acercarme a los lectores y no diferenciarme. Para mí esta es una cualidad indispensable en cualquier curso o proyecto divulgativo, que seguiré de forma fiel en el curso.


Si está interesado en el Curso de Análisis Fundamental, visite la página de información del curso que comenzará el 22 de mayo. El descuento por pronto pago acaba el 15 de mayo.

Cartera Value: Pruebe un mes gratis de la Cartera Value si está interesado en el análisis de compañías desde el punto de vista fundamental.

Artículos relacionados:

- Presentación del Curso de Análisis Fundamental de inBestia

- Superforecasting: the art and science of prediction

- El factor diferencial de las acciones frente al resto de activos

- Es el apalancamiento operativo, no la deuda - Analizando los QE

- La prueba del algodón - El Estado de Flujos de Efectivo o el análisis de los flujos de caja


Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 5 comentarios
Pues a pesar de ser consciente de que siempre existe y existirá una tasa de fallos, yo estoy contigo Enrique. Te estoy muy agradecido por tu acertadísimo análisis de PayPal, y confío y sigo a Ubiquity de cerca. Para mí la fuerte corrección que acumula desde los máximos poco tiene que ver con los resultados (aunque pretendan hacernos creer que es así). El recorte está dentro de la normalidad teniendo en cuenta la fortísima revalorización previa. Y aunque no la tengo en cartera porque en su momento no había leído tus análisis, la espero con ganas en los 45$.
10/05/2017 13:06
En respuesta a Raul Bermudo Arribas
Gracias. La verdad es que yo no suelo regatear con los precios. Si no estuviese dentro compraría al precio actual porque nunca sabes cuando puede despegar. Esto ya es cosa de cada uno, hay diferentes criterios para entrar o salir. El mío es claro: Comprar a precio de mercado cuando es muy atractivo y la cotización ya ha sido castigada.

Un saludo.
10/05/2017 13:13
En respuesta a Enrique García Sáez
Tienes toda la razón del mundo, y hay muchos valores que se me han escapado por esperar. Sin embargo en otros tantos me he tenido que salir con pérdidas a pesar de haber acertado el movimiento días o semanas después. Aunque soy pro filosofía Value, mis conocimientos y mi experiencia es puramente Chartista, siempre uso stop loss y trato de afinar bastante bien el timming para tener poco riesgo y cargar más la posición. Así que la esperaré en los 45 para la semana que viene o la otra, antes no creo que despegue, se esperará a que yo la compre.. hahah
11/05/2017 08:45
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad