Altas valoraciones y bajo crecimiento económico: ingredientes para un crash bursátil

1 de julio Incluye: SPX 2

Cada vez son más las voces que alertan de que el actual ciclo económico expansivo está dando sus últimos coletazos. Sin embargo, este tipo de comentarios vienen escuchándose desde hace varios años, y la única realidad es que los mercados bursátiles estadounidenses siguen escalando posiciones y marcando nuevos máximos históricos.

bbf09fdb852a0553816892d51b51a10607bd9470.

Independientemente de los movimientos bursátiles puntuales que se puedan producir como consecuencia de las declaraciones del presidente estadounidense Donald Trump y el líder chino Xi Jinping en el marco de la guerra comercial, la Reserva Federal de Estados Unidos parece decidida a tomar las medidas económicas y monetarias oportunas para que la expansión económica prosiga (el consenso da por hecho que el próximo movimiento de la FED será un recorte de tipos).

Sin embargo, y a pesar de que tanto unos como otros están haciendo todo lo posible para que la situación de bonanza prosiga (especialmente el presidente estadounidense que está inmerso ya en plena campaña electoral de cara a las elecciones del próximo año), los analistas de Goldman Sachs no se muestran tan optimistas.

Según el último informe presentado por el banco de inversión, las probabilidades de que se produzca una corrección bursátil superior al 10% en los próximos doce meses se ha disparado hasta casi el 60%, lo que supone el nivel más alto desde que estalló la Crisis Financiera de 2008 - 2009 (en aquel momento el indicador se situó por encima del 90%).

fd1ae9fb6cc85e53a7f11188dc2546004829ff29.

(Fuente: Zerohedge)

Para realizar tal afirmación, los analistas del Goldman Sachs se basan en un indicador propio que combina por un lado las valoraciones bursátiles (toman como referencia el PER Shiller del S&P 500 – actualmente en 30x) junto con la situación de crecimiento económico (basado en el indicador de actividad económica estadounidense elaborado por ellos mismos).

Sin embargo, los mercados continúan subiendo e ignorando la mayor parte de problemas económicos mundiales (ralentización económica, posible burbuja de renta fija, guerra comercial, etc.), lo que ha llevado a Goldman Sachs a plantearse qué es lo que está pasando.

En opinión del banco de inversión, los mercados están focalizados actualmente en dos únicos aspectos. Por un lado, las declaraciones y noticias derivadas de la guerra comercial. Por otro lado, los movimientos de los bancos centrales. No olvidemos que el presidente Donald Trump fue muy crítico con las últimas declaraciones de Mario Draghi, en las que prometió “estímulos adicionales” si no mejoraban las perspectivas económicas (incluso abrió la puerta a nuevas bajadas de tipos de interés y a recompras de activos).

fecdc0e7dd66304998c78765ac553387b4488dbd.

En el citado informe, Goldman Sachs apunta que para que el apetito por los activos de riesgo aumente de manera sostenida y la volatilidad se mantenga contenida en niveles bajos, es necesario que mejore el crecimiento económico global. Por ello, consideran que hasta que eso no se consiga los mercados seguirán siendo muy vulnerables a los riesgos políticos  (tensión con Irán, guerra comercial China - Estados Unidos) así como a las decisiones sobre política monetaria que adopten los bancos centrales (especialmente la FED, que podría decepcionar al mercado si la hoja de ruta de bajada de tipos de interés es más pausada de lo que actualmente están descontando los mercados).

Sin embargo, y a pesar de la inquietante alerta que está lanzando este indicador, no sería de extrañar que el mercado prosiguiera la senda alcista en las próximas semanas o meses. La reanudación de las conversaciones entre Estados Unidos y China así como el elevado escepticismo reinante entre los inversores (según se desprende de la última encuesta de la Asociación American de Inversores Individuales - AAII), son factores que podrían seguir impulsando al alza las cotizaciones.

8139b3131c0af487dd3c4471b159e0ca514f3ccf.

En todo caso, y tras más de diez años de mercado alcista en Estados Unidos, es conveniente aumentar la precaución y tener presente que la situación macroeconómica, tal y como apuntaba Hugo Ferrer  hace unas pocas semanas, sigue siendo delicada. En su opinión, “signos clásicos de fin de ciclo como la caída de la inversión inmobiliaria residencial en EEUU o una curva de tipos invertida, nos hablan de que se han disparado las probabilidades de una recesión en los próximos trimestres”. En la misma línea se expresaba hace escasos días Álvaro Guzmán de Lázaro (Azvalor Asset Management), al alertar sobre “las altas valoraciones de segmentos importantes del mercado, en parte causadas por el notable caudal de liquidez que ha venido de los bancos centrales en la última década y los tipos de interés bajos”.

Otros artículos relacionados publicados por el equipo de inBestia:

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
En el gráfico veo 4 momentos en los que se ha pasado de 50% contando el actual
El primero en 1991 justo cuando se estaban recuperando las caídas de 1990 llegó tarde, el segundo en 2002 si acertó pero ya se había producido la mayor parte de la caída y todo el mundo estaba buscando el suelo
El tercero ya es en 2009, había bajado todo lo que tenía que bajar, también llegó tarde,
ahora quien sabe, pero tiene toda la pinta de ser un indicador retrasado, como prácticamente todos, pero en gráficos tan comprimidos todo se puede vender
01/07/2019 18:07
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos