Visualizando el desplome del S&P 500 en la siguiente recesión: ¿lo podrás soportar?

7 de marzo Incluye: SPX 5
Asesor de inversiones basado en Kansas, Estados Unidos. Cuenta con 15 años de experiencia en la industria, y escribe sobre temas financieros... [+ info]
Asesor de inversiones basado en Kansas, Estados Unidos.... [+ info]
17º en inB
17º en inB

El verano pasado intenté visualizar cómo se desarrollaría el próximo mercado bajista utilizando ejemplos de los dos casos más recientes del S&P 500, que comenzaron en 2000 y 2007. Más tarde, examiné los drawdowns (caídas de máximos a mínimos) del S&P 500 tanto a nivel de índice como de sectores individuales. Pensé que podría ser útil basarse en estos dos artículos para intentar estimar (aunque de una manera muy cruda) la profundidad del próximo mercado bajista en el S&P 500.

En primer lugar, es importante recordar que no hay dos mercados bajistas iguales, en el sentido de que algunos pueden ser cortos y despiadados, como en 1987, o pueden ser inflacionarios y extenderse durante un largo período, como ocurrió en la década de 1970. Dada esta situación, cualquier intento de visualizar lo que pueda ocurrir en el futuro está destinado a ser poco útil, pero sí que puede servir un propósito en términos de medir la capacidad de tolerancia al riesgo de cada uno, o quizá mejor, de 'aceptación de las pérdidas'.  

Dicho esto, deberíamos empezar por definir un mercado bajista como una caída de un 20% en el índice. Utilizando esta definición, First Trust señala que, desde 1926, ha habido ocho mercados bajistas que han durado, en promedio, 1,4 años, con una pérdida media del 41%. Sin embargo, este análisis a nivel agregado tiene muchas limitaciones, debido a la naturaleza cambiante del S&P 500. Por ejemplo, en 1990, las compañías tecnológicas altamente cíclicas representaron aproximadamente el 6% del S&P 500, mientras que ahora representan más de la cuarta parte del índice.  Por el contrario, las compañías del sector energético, que se benefician de las presiones inflacionistas, han visto cómo su participación en el S&P 500 se ha reducido a la mitad, del 13% en 1990 al 5,5% en la actualidad:

2ocsG1lkYbZzWeGnLV2AC24JY6C2gYsEzlsclcw6d1w3zzylAZ1uTcnsXJuYBBAAgYbGKLGMtWextlPvSh7GqXfs_CqusO0HKJQ4N25n2XYWDV4uVw1n2i1SAKsaNZIu5zUKixvX

En segundo lugar, aunque ha habido mercados bajistas fuera de las recesiones, generalmente son bastante raros, por lo que podemos centrarnos en los mercados bajistas que coincidieron con las últimas recesiones. La combinación de estos datos con los datos de las recesiones / mercados bajistas de 2000-2002 y 2007-2009 nos permite hacernos una mejor idea de cómo le iría al S&P 500 tal y como está configurado hoy en el próximo ciclo descendente.  

Aquí están los resultados de rendimiento total (total return) por sector durante las últimas cinco recesiones y/o mercados bajistas*:

64wcEiJHBCvUIzfsmSI8PmllxOiF3RbV2MRXz64Y4faqiWnp9omGIl1Dii7axRRtudFS4AYtLeTvts4ef8lqTS-FDoyXjBM_cNU_RTygvwQ9MyExqBFyKVcbRX0Z9nHD2cF5NIEj

*Fuentes:  Mapping Decline and Recovery Across Sectors - McKinsey; The Fed Needs to Unbridle the Yield Curve - S&P

Entonces, si tomamos las ponderaciones por sector actuales del S&P 500 y las multiplicamos por el promedio histórico y la mediana de los descensos en un mercado bajista / recesión, llegamos a una proyección de un descenso de algo por encima del 35% en el S&P 500:

aKPgMRejNCUH9GIiokQClQ_-lWLceW4kCdZfb-EkJ5edZm87ot6RMX36nN4sNDJjds2RKYzaIp5FAdpQEd9---vKhK9XPc7tarvXxaVBXex0xXFYxphsmIlChJr13SQc8W4J1ueo

Obviamente, hay limitaciones notables en este análisis. Por una parte, es un enfoque muy simplista y no tengo en cuenta muchas variables importantes, como las valoraciones inicial y final, los tipos de interés de los bonos del Tesoro, etcétera. Tampoco tenemos ni idea de cuán profunda y prolongada será la inevitable recesión que llevará al mercado bajista y, por lo tanto, no tenemos ni idea de hasta qué punto caerán los beneficios empresariales como resultado. Sin embargo, debido a que los datos aquí abarcan cinco recesiones muy diferentes (inflacionaria en el caso de 1973-1975, aumentos masivos de las tasas de interés en 1980-1982, y una crisis financiera en 2007-2009) podemos tener una idea razonable de lo que podría ocurrir, independientemente del escenario recesivo que tenga lugar.  

Nota del editor: 

Este artículo se publicó originalmente en inglés, en el blog de Fortune Financial Advisors. El lector puede seguir al autor en Twitter. Traducción realizada por la edición de inBestia.

Artículos relacionados:

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 5 comentarios
Una cosa son los indices y otra cosa es la mugre que lo compone,jajaja,
Cuantas veces los indices para arriba y a muchas empresas las meten mano,pero no transciende porque el indice no lo nota,
Esas meteduras de mano suelen ir por barrios para que el indice no lo note porque el nivel propaganda lo dá el indice, que mal está todo pero el indice rompiendo maximos entoces no está todo tan mal,pero mi cartera está hecha unos zorros,jajaja
08/03/2018 16:31
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad