Teekay interrumpe su arranque alcista. Sobre Paramés, el cambio climático y el Análisis Técnico

25 de marzo Incluye: TK 14
También conocido como Niko Garnier, soy actuario de formación, y he trabajado en BBVA (gestora de pensiones y gestión de activos de la... [+ info]
También conocido como Niko Garnier, soy actuario de... [+ info]
3º en inB
3º en inB

El Análisis Técnico es quizá la metodología de análisis peor comprendida, tanto por sus detractores como por sus defensores. Hay un clarísimo exceso de uso y confianza en los "poderes" del análisis técnico, cuyo alcance es en realidad muy limitado. Lo que pasa es que un alcance pequeño puede ser más que suficiente para que sea "explotable".

La principal pega que tiene el Análisis Técnico en mi opinión es que "vamos a ciegas". Es decir, no buscamos explicar y comprender qué está ocurriendo, sino simplemente observarlo. No entramos en los "por qués". Y esto tiene una importantísima consecuencia práctica: necesitamos adaptarnos permanentemente. Darwin nos enseño que no sobrevive el más fuerte sino el que mejor se adapta. Eso tenemos que hacer como analistas técnicos: ser conscientes de nuestras debilidades y buscar siempre la adaptación.

El Análisis Técnico observa la batalla permanente que hay entre alcistas y bajistas, y busca pistas que indiquen que uno de los bandos tiene más posibilidades de ganar. Dicho de otra manera, observamos y comparamos la presión compradora y vendedora.

La base del análisis técnico son las tendencias. Sabemos que los precios desarrollan tendencias, y sabemos qué es una tendencia: un movimiento sostenido en el tiempo hacia una dirección (la alcista por ejemplo), que se desarrolla a base de máximos y mínimos locales crecientes (en el caso de una tendencia alcista). El hecho de ser consciente de que una tendencia es como una marea, con avances y retrocesos de corto plazo pero que a medio y largo plazo se traducen en un ascenso neto (en caso de tendencia alcista), es una información clave. Cuando esto se produce, "todo va bien". En caso contrario, alerta.

Por supuesto, estoy haciendo un resumen extremo, porque hay muchas cosas que matizar y comprender. Pero esta es la base, y no es poco.

Para ilustrar todo esto de lo que estoy hablando, voy a actualizar el análisis de Teekay que comenté en mi último post. Empecemos por el gráfico a cierre del viernes pasado.

d02f389bbebce2bc369bce85b2cbca43588c63e9.

He marcado con círculos de fondo amarillo las zonas importantes. En el panel inferior (volumen), hay un pico de volumen en la sesión del 15 de marzo, que me sirvió para apoyar el escenario de ruptura alcista. Este pico de volumen se produce después del círculo amarillo grande en gráfico superior, que constituye un fallo bajista. Todo apuntaba en la buena dirección... pero entonces llegó el velón negro del viernes, que es una de esas cosas que "no vienen a cuento" cuando hay un desarrollo alcista en curso.

Aquí radica el problema principal del Análisis Técnico: no trabajamos con certezas, y vamos a ciegas en la medida en que no sabemos qué está ocurriendo "por detrás". Esta necesidad de adaptación constante y elevadísima flexibilidad es lo que hace que el Análisis Técnico sea inservible para la mayoría de la gente que busca comprender y busca certezas. El AT no va a ofrecer explicaciones ni profundas ni superficiales: no sabemos por qué un valor sube o baja, y en todo caso, lo sabremos a posteriori.

Y por otro lado no tenemos certezas, precisamente por la fragilidad de nuestro conocimiento. Y claro, esto de no tener certezas está muy mal visto en el mundo actual. Los escépticos crónicos somos una minoría dentro de la minoría. ¿Se imaginan una persona que va por la vida diciendo que no sabe si es mejor el PSOE, el PP, Ciudadanos, VOX o Podemos, y que no está seguro de si es mejor estar dentro o fuera de la zona euro, o si es mejor el capitalismo o el comunismo, o si Dios existe o no? Casi sería un loco. No se puede ir así por la vida: hay que mojarse, ¿verdad?

El problema es que el Análisis Técnico (me refiero al bueno, al decente), requiere una gigantesca dosis de escepticismo. Podemos verlo de otra manera, comparando esta herramienta de gestión con la otra gran herramienta: el Análisis Fundamental.

Análisis Técnico vs Análisis fundamental.

Los analistas fundamentales pasan horas, días, semanas, leyendo informes sobre una empresa y su sector, y desgranando su balance. Al final, conocen los por qués y los cómos en profundidad, y alcanzan un grado de conocimiento muy destacado sobre el "Valor" de esa empresa. Este conocimiento no se va a modificar sustancialmente de la noche a la mañana, y les va a servir para saber si les interesa comprar acciones de esa empresa o no, y para saber si en el futuro, en caso de que el precio caiga por ejemplo un 40%, les interesará comprarla o no.

Es un trabajo lento, pero seguro. No se requiere una flexibilidad de corto plazo, aunque sí se requiere una gran capacidad de pensamiento independiente. Recuerdo cuando leí el libro de Paramés, que al final del todo hace una referencia que me dejó boquiabierto, y creo que ha pasado desapercibida...aunque podría haber creado una gran polémica. Me refiero a cuando muestra su escepticismo frente al cambio climático, y dice que si no tienes dudas al respecto, probablemente no podrás ser buen analista "value". Menudo bombazo. Decir esto hoy día en determinados círculos puede significar tu sentencia de muerte, porque se trata de uno de esos dogmas modernos que ni siquiera se pueden poner en duda porque levantan mil pasiones (de las malas). Básicamente eres un hereje si te muestras escéptico con todo el tema del cambio climático. Me parece un buen ejemplo para ilustrar lo que significa pensamiento independiente.

Volviendo al tema, para hacer análisis fundamental necesitas tener pensamiento independiente, y necesitas ser flexible en tus razonamientos y convicciones. El problema es que para hacer análisis técnico necesitas además ser muy flexible en tu operativa. Este principio general necesita también muchas matizaciones (de las que hablo en mis Cursos de Análisis Técnico), porque tampoco se trata de cambiar de blanco a negro y de negro a blanco todos los días. Hablamos de matices, de adaptaciones progresivas, que es donde está el dinero (es decir, en la gestión dinámica, no en las apuestas "tipo casino").

Mi posición.

Yo no soy analista fundamental (por razones que se salen del ámbito de este post). Pero me encanta leer a analistas fundamentales, y en concreto los que practican la filosofía "Value". Están llenos de sentido común.

Sería tonto por mi parte no hacer uso de esa información. Yo comparto mis análisis técnicos (entre otras cosas), y cada cual es libre de leerlos y hacer uso de ellos. De la misma manera, leo informes y análisis varios, y saco mis propias conclusiones.

Como analista técnico, soy muy consciente de las enormes limitaciones de la herramienta, y también sería tonto por mi parte no intentar complementarlo con otras herramientas, como el análisis fundamental. El hecho de saber que Teekay (y su sector) es una de las mayores apuestas de gestores y analistas value en estos momentos, es una información clave. Sin eso, es absolutamente seguro que no estaría siguiendo a Teekay, cuyo gráfico no es especialmente atractivo desde el punto de vista chartista. Ahí es donde tengo que ponderar subjetivamente si puede más el análisis fundamental o el técnico, asumiendo que puedo estar fuera de un valor por técnico y que de repente se ponga a subir en vertical tras cualquier noticia o rumor. Recuerdo que esto me pasó con Thalès (empresa francesa que tenían varios value en cartera). No pasa nada: mi objetivo no es capturar todos los movimientos, ni de lejos.

A lo que voy es que combinar análisis técnico y fundamental proporciona una fuerza impresionante. Y por esa razón, Teekay es un valor que no hay que dejar de seguir. A corto plazo, el velón negro del viernes simplemente no viene a cuento. Ha roto el soporte de los 4,20$, un nivel que había sido resistencia a finales de febrero, y que había conseguido superar dos días antes (el miércoles pasado). Estaba pues en zona de escape alcista... pero el viernes abrió con gap bajista y cerró en mínimos de la sesión. También es cierto que sigue por encima de la MM30 (media móvil de 30 sesiones), y por encima del mínimo local anterior (3,58$). De hecho, la zona de soporte relevante empieza en los 3,90$, como vemos en el siguiente gráfico de velas diarias.

f899e52cf75fcf93e40fcf21a34ead88faeb2105.

Globalmente, la figura de suelo no es especialmente atractiva. En el siguiente gráfico muestro lo que podría ser un pequeño canal alcista...que en realidad constituye un banderín de consolidación, es decir, un pequeño movimiento en contra de la tendencia de fondo, que implicaría continuidad bajista.

7c454005f910a3dc0127512456baa4e38b16f24f.

A medio-largo plazo, nos interesa el gráfico de velas semanales. El potencial sigue ahí, pero el timing es otra historia. En el siguiente gráfico muestro uno de los múltiples caminos que podría seguir su cotización, dando la razón a los inversores value de largo plazo, pero provocando un buen susto a los corto placistas. Las flechas dibujadas significarían caer un 30% para después rebotar un 90%.

62cf0d64aee1b7c1a44c3e65e0550560f577b47b.

En definitiva, un valor a seguir, porque en análisis técnico, no nos queda otra. Seguimiento y adaptación permanente, con el objetivo de evitar grandes caídas. Y como digo, combinar análisis técnico y fundamental es para mí un mix claramente ganador.

Si quieres aprender a extraer información útil de los gráficos, consulta aquí los detalles de mi Curso de Análisis Técnico online.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 14 comentarios
Te invito a leer este artículo, el más reciente en Seeking Alpha sobre: https://seekingalpha.com/article/4250696-teekay-slowly-turns-around de un autor que en su día, cuando hubo mucho entusiasmo con la historia alcista (por J Mintzmyer, más o menos en la época que se conoció la idea por Cobas), se mostró muy cauto con sesgo negativo. Que alguien que estaba pesimista pase ahora a ser positivo es una buena señal.

La volatilidad del valor es enorme. Un factor que ha lastrado mucho la cotización en el corto plazo es que tienen una deuda pendiente de refinanciación en 2020, y existe incertidumbre sobre ello, algunos incluso pensando en que podría necesitar ampliar capital. Otro elemento que le ha pesado es la caída del petróleo de final de 2018, dado que la matriz tiene 3 barcos cuyos flujos de caja dependen del precio del petróleo. Pero la mayor parte de la tesis de inversión de la compañía depende de una historia cuya certidumbre es relativamente alta: su filial de LNG TGP, cuyos flujos de caja van a incrementarse con casi toda seguridad en los próximos trimestres (flujos derivados de contratos a largo plazo con compañías sólidas), y parte de esos irán eventualmente a parar a la matriz TK.

Pero en el corto plazo muchas veces el mercado trata a TK como si fuera una empresa apalancada al precio del petróleo. El viernes vimos una caída del 2ypico% del petróleo, malos datos de PMI europeos, inversión de la curva... en fin, miedo a una recesión que sin duda dañaría a TK, pero que está lejos de ser una certeza y aunque lo fuera, no sabemos el timing...
25/03/2019 12:53
En respuesta a Ángel Martín Oro
Muy interesante Ángel, muchas gracias !!
Voy a leer ese enlace que pones.

Lo que no acabo de entender es que, si realmente el destino de TK (la matriz) depende de su filial TGP, ¿por qué no centrarse sólo en TGP? También voy siguiendo su gráfico, así como el de Teekay Offshore partners (TOO) y el de Teekay Tankers (TNK). Como siempre, la evolución del precio y las pautas técnicas que van formando, nos dicen mucho sobre la fortaleza relativa de uno y otro. Después, cuando leo análisis fundamentales, veo si coinciden o no con lo que veo en el precio. En este caso, está muy claro: el más fuerte es TGP (el único que ha rebotado de verdad en los últimos meses, pego gráfico).

En TOO entré y salí...porque no me convence (entre otras cosas porque es muy estrecho). Hay un posible triple suelo (con fallo bajista en la última pata), pero por ahora es una teoría y en el muy corto plazo no veo que los alcistas estén tomando el control. Si TGP (la más fuerte) corrige un poco después de tocar el techo del canal (e incluso salirse), las demás marcarán nuevos mínimos, entiendo. TGP podría corregir hasta la zona de los 13,5 - 13,7$, donde coincide un gap alcista relevante (soporte) y el retroceso Fibo 38% de toda la subida desde mínimos de diciembre. A seguir...

Saludos !
25/03/2019 13:52
En respuesta a Nicolás del Moral Garnier de Boisgrollier
Es un grupo de empresas cañero! jeje.

La razón por la que invertir en TK en vez de TGP es que TK tiene más upside (aunque más riesgo). Aparte de que sus otras filiales también le afectan, para bien y para mal, dejándolas de lado (algunas valoraciones asumían que valían 0 para valorar TK y aun así les salía interesante comprarla) TK tiene algo que se llama Incentive Distribution Rights de TGP, básicamente como lo define en google. "An IDR is a right of the General Partner in the MLP to a greater proportion of the Limited Partnership's quarterly distributions. The IDRs provide the GP with an increasing cut of the incremental distributable cash flow from the MLP." Si TGP aumenta las distribuciones y superan cierto umbral, entonces TK recibirá no solo esa distribución más alta, sino una mayor proporción de la misma respecto a lo que le tocaría según su participación en la compañía. Es una estructura algo compleja, General Partner - Limited Partner, pero muy sintetizadamente así es como funciona. Dado que las distribuciones están aún bastante por debajo de los umbrales que activarían ese IDR, entonces el mercado ni los valora, pero en unos 2 años si todo va como planeado deberían activarse y que entre mucha caja en TK consecuencia del aumento de las distribuciones de TGP.

Sobre los gráficos y el rebote, TK llegó a cotizar en intradía por debajo de 3$. Tanto TK como TGP han rebotado más o menos lo mismo, algo más del 30%, no? El resto están por los suelos... Pero la caída de TK ha sido muchísimo mayor que la de TGP, en parte por lo que comentaba de su tema del refinanciamiento de la deuda y su vínculo con los precios del petróleo.
25/03/2019 14:56
En respuesta a Nicolás del Moral Garnier de Boisgrollier
aquí va el de TK.
Como se aprecia, TGP se ha ido a buscar el techo del canal bajista, mientras que TK se ha quedado en la directriz bajista intermedia. Tampoco es extraño puesto que TK mostró mucha más debilidad en la caída del últ trimestre de 2018...
25/03/2019 15:16
En respuesta a Nicolás del Moral Garnier de Boisgrollier
Sí.. desde esta perspectiva se ve mejor que el rebote de TK ha sido escaso teniendo en cuenta la caída previa. Más upside, más riesgo que TGP. De momento, que han venido mal dadas, se ha manifestado el "riesgo", veremos si se da la vuelta la tortilla y aparece el upside por algún lado...

Por cierto donde dije que TK se vería dañada en una recesión, habría que matizar... Mírate en un gráfico cómo lo hizo en el crash del 2000...
25/03/2019 16:15
En respuesta a Ángel Martín Oro
te refieres a ésta subida en 2000 cuando triplicó su precio... bufff
(gráf en velas mensuales).
O sea que podría subir fuerte en medio de una crisis...? Supongo que dependerá de otros factores, como por ejemplo, si esa crisis se debe a una subida fuerte del precio del petróleo...
25/03/2019 17:32
En respuesta a Nicolás del Moral Garnier de Boisgrollier
Bonito, eh. Por supuesto habría que ver qué pasó con la empresa en ese periodo. No es la misma ahora que hace 20 años. Ha cambiado bastante. La pata de LNG p.ej. ni debía de existir, así que la comparación es engañosa. Pero aun así resulta interesante.

El mercado bajista de 2000 fue más selectivo que el 2008, diría que se debió más a la sobrevaloración que a una crisis crediticia, de solvencia y liquidez en toda regla, en la que no se salvó nadie. Pero las materias primas lo hicieron muy bien en los 2000. Ese es precisamente un escenario que gestores como Azvalor han comentado en alguna ocasión, que el escenario actual sea similar al de entonces donde la tecnología vaya a sufrir por altas valoraciones (soy escéptico de este argumento) y las materias primas lo vayan a hacer bien.

Y es que la Gran Recesión no tiene por qué repetirse en tiempo. Habrá recesiones, pero no creo que sea el modelo de recesión típica...
26/03/2019 07:53
En respuesta a Ángel Martín Oro
El techo real del mercado fue 1998. Los índices hicieron techo en 2000 por la burbuja de internet. Los gestores y fondos value perdieron incluso dinero en 1999...pero lo recuperaron con creces en 2000-2002 cuando los índices caían. Es la divergencia más grande que ha habido en amplitud de mercado (línea AD). Por eso el paralelismo actual es muy interesante, porque también tiran del mercado las tech, y los value llevan sufriendo varios años... Pero estoy de acuerdo en que hay diferencias notables, y tampoco veo burbuja en las tech (sobrevaloración puede ser...).

en cualquier caso tendría mucho sentido que las tech y otros valores de crecimiento echaran el freno en los próx 2-3 años mientras que los Value recuperan terreno y brillan. Es una tesis que en mi opinión merece ser "operada", porque ofrece buena relación riesgo-recompensa. Por eso estoy siguiendo Teekay, Aryzta, y alguna más ;)

Saludos !
26/03/2019 11:36
En respuesta a Nicolás del Moral Garnier de Boisgrollier
Coincido contigo en no ver burbuja en tech. Y en que tarde o temprano los gestores value resurgirán... Aunque algunos value lo han seguido haciendo bien en los últimos años.

Pues para operar esta tesis, merece la pena también seguir Greenlight Capital Re ($GLRE), la compañía de de reaseguros de David Einhorn a través de la cual invierte. Sirve de proxy de su hedge fund. Y en consecuencia está muy cerca de los mínimos de 2008.

Saludos!
26/03/2019 14:58
El tomar riesgos en este tipo de empresas yo lo veo interesante. Por un lado, es verdad que pueden caer mucho y realizar ampliaciones que diluyan el capital. Pero también se pueden recuperar y multiplicarse por varias veces. Con lo que la relación riesgo beneficio, si diversificamos bien, puede ser muy rentable.
25/03/2019 19:06
En respuesta a Andrés Corral Márquez
Hay que saber dónde se mete uno, pero sabiéndolo, puede dar alegrías en el largo plazo, o en el corto plazo si eres muy listo o tienes mucha suerte y eres capaz de acertar en el timing con precisión...
26/03/2019 07:55
De todas formas la vela negra del viernes no rompió nada, yo tengo un comentario de ayer al ver que no rompió nada la clave al cierre era no perder los mínimos del viernes, y no lo perdió, y el origen de la vela negra hay que irse a un grafico de una hora y hay un triangulito bajista en la cresta,
La vela negra se paró en el lugar clave , jajaja
26/03/2019 14:23
En respuesta a Pepe Mary
tienes razón, la vela del viernes no es una señal clara. Me anticipo...porque en cualquier caso, considero que no venía a cuento. Como dices, está en nivel clave: la MM30, la directriz central del canal, y el último gap alcista (=soporte) en 3,90$. Si pierde ese nivel, malo.

Pero insisto, como siempre, el AT implica adaptación y flexibilidad. Cuando ves algo que "no viene a cuento", puedes esperar confirmación, puedes reducir un poco, o puedes salir...y volver a entrar si era falsa alarma. Es cierto que moverse mucho es peligroso. Pero cuando hablamos de valores que se pueden ir a los infiernos... o a los cielos, lo que pierdas en ese "trading" de corto plazo se recuperará con creces con el movimiento mayor..

Saludos !
26/03/2019 19:48
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad