Por qué los funcionarios deberían invertir mucho más en bolsa

17 de noviembre 12
Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de Alicante, docente del Máster de Economía Bancaria de la Universidad de Sevilla, autor libro... [+ info]
Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de... [+ info]
2º en inB
2º en inB

Se da una terrible paradoja. Vale, terrible no, pero sí al menos extremadamente curiosa. Y es que Dios le da pan a quien no tiene dientes. O dicho de otra forma, y por supuesto hablando en general con todo lo injusto que eso es, Dios le dio a los funcionarios dientes pero falta de hambre. 

Antes de nada tengo que explicar que mi familia es una familia de funcionarios. Cuatro de mis cinco hermanos son funcionarios y el otro es abogado que es casi como ser funcionario, en el sentido de que la abogacía es una profesión que en buena medida está garantizada por el funcionamiento de la maquinaria del Estado. Y, por si fuera poco, cuatro de mis cinco cuñados o cuñadas son funcionarios. 

Es más, mis dos padres eran funcionarios y hoy en día son unos felices funcionarios jubilados. 

Y tengo que decir que aún hay más, sí. Tres de mis cuatro abuelos eran funcionarios. La abuela que no era funcionaria era simplemente rica y esa ha sido la fuente de patrimonio de la familia durante ya cuatro generaciones. Bendita abuela rica. 

Con todo esto quiero decir que me arrogo la capacidad de saber cómo piensan los funcionarios desde dentro, porque al fin y al cabo mis cenas de Navidad son conversaciones de funcionarios. 

Y de todo mi análisis intrafamiliar e intergeneracional he llegado a una conclusión sólida, a una verdad inmutable y contra la que no se puede argumentar: a los funcionarios no les gusta nada el riesgo. Pero nada de nada. Aborrecen el riesgo más que mis gatos el agua. 

Funcionario camino al trabajo

Esto se traduce en que no tocan ni con la punta de un palo ningún producto financiero que no sea un depósito. Y cuando prueban a invertir en uno y tienen la mala suerte de perder, abjuran de nunca volver a invertir. Excepto mi madre, una señora de 81 años a quien el banco le engañó endosándole un fondo demasiado arriesgado para su perfil. Es decir, la única inversión en una familia de funcionarios, es la que el banco le consiguió meter por la escuadra a una señora que pensaba que estaba invirtiendo en un depósito. Touché. 

Para ellos, el mercado inmobiliario es la vía adecuada para canalizar sus inversiones. Algo tangible, algo que se puede respirar y refugiarse dentro si hiciera falta. Algo que cuando hay que pagar se hace en cuotas predecibles y que, cuando se cobra, también se hace en cuotas igualmente predecibles. El mayor riesgo es un impago del inquilino durante algún tiempo y el deterioro del inmueble. Poca cosa comparada con la elevada impredecibilidad de ese casino que para ellos son los mercados financieros. 

En los dos últimos artículos que he escrito en este blog mío, me he centrado en la inversión, no desde el punto de vista de las oportunidades, sino desde el punto de vista más importante que existe: la situación personal del inversor. Principio y fin de toda decisión que se tenga que hacer. 

Cuando la gente pregunta ¿en qué puedo invertir? se están haciendo la pregunta equivocada. Y esto es un error universal que cometen incluso inversores muy sofisticados con años de conocimientos y experiencia. Por eso hace nada alertaba de que la indexación no es la solución a todos los males, porque la realidad es que lo probable es que el tiro acabe saliendo por la culata, si en un primer momento no se han abordado las preguntas correctas. Dame un mercado bajista de un -50% y te mostraré una legión de indexados arrepentidos malvendiendo sus posiciones. 

Y no, un formulario que perfile el riesgo de cierta manera, no sirve de nada, es un mero paripé legal, unas preguntas de mínimos, parecidas a las preguntas transaccionales que se tiene con una prostituta. Sin amor. 

La pregunta nunca debe ser en qué se puede invertir, una pregunta que es una vulgaridad y un sinsentido. ¡Invierta en Bitcoins señora! Las preguntas importantes a la hora de invertir, son casi las mismas que a la hora de casarte. Cosas como quién eres, qué haces, qué edad tienes, qué quieres hacer, cuáles son tus circunstancias, qué es lo que esperas de la vida, cuál es tu educación, etcétera

Ese es el primer paso de toda inversión, porque las inversiones deben adecuarse a todas esas circunstancias únicas y especiales de cada inversor. Pero nadie hace esas preguntas porque casi toda la industria de inversión no se diferencia mucho sección de contactos de los periódicos. Yo he puesto esos anuncios y sé de lo que hablo. 

Otra mentira que se da mucho es la de proponer asignaciones de riesgo según la edad del inversor. Eso es otro sinsentido porque tampoco responde a las circunstancias exactas del inversor. 

Según esa manida teoría, un tío de 25 años debería estar invertido 100% en renta variable. Pero i̶g̶u̶a̶l̶ probablemente el inversor joven tiene pocos años de experiencia y, cuando vienen mal dadas, o se sale del mercado o se cambia de estilo de inversión. Y entonces lo de la exposición al 100% en renta variable se demuestra como una receta para el desastre. Un bluf. 

Y por supuesto tenemos el ejemplo contrario. Según esta absurda teoría de invertir según la edad, un tío de 65 años no puede invertir mucho en renta variable. Pero eso dependerá de sus circunstancias. Si sus expectativas, ahorros y estilo de vida lo requieren, igual esa persona va a tener que exponerse un 100% a renta variable para tener más probabilidades de alcanzar sus planes. Más cuando hoy en día 65 años es ser casi un chaval y la esperanza de vida se está prolongando tanto. Es decir, no lo sé, cada caso es un mundo, pero creo que queda claro que no hay reglas universales a la hora de invertir. 

Y, sin embargo, partiendo del principio sagrado de que a la hora de invertir es difícil encontrar respuestas universales, si puedo decir una generalidad, y es que los funcionarios invierten demasiado poco.

En mi último artículo, leído por más de 70.000 personas, señalaba que desde el punto de vista de los riesgos personales, había mucha gente en este país cometiendo un error muy gordo, y es el de invertir un patrimonio personal importante en la misma empresa para la que trabajas. 

Eso, para la mayoría de los trabajadores, es algo que no se puede hacer, porque si la empresa va mal, lo probable es perder tu inversión y tu empleo. Claro, hay circunstancias específicas y cada caso es diferente ¿no estamos hablando de eso?, pero es un error muy común.

Y si el otro día hablaba de no sumar riesgos cuando trabajas en una cotizada, cuando hablo de los funcionarios, tengo que decir lo contrario. A ver, tienes un trabajo asegurado, un sueldo decente. Por supuesto que hay muchísimas cosas que te preocupan en tu vida, pero la de no recibir tu suelo a final de mes, no es una de ellas. Es más, este año te han subido el sueldo un 0,9% en medio de una crisis brutal y con la inflación en negativo. 

Cuando tu situación laboral es una que está garantizada, no deberías ser especialmente cauteloso, sino asumir más riesgo del que el común de los mortales se puede permitir.

Es por ello, quedando pendiente el estudio particular de cada caso, que por lo general los funcionarios deberían salir de su zona de confort, dejar de invertir tanto en inmobiliario y convivir con más naturalidad con los riesgos financieros, riesgos que cuando se invierte a largo plazo, suelen ser riesgos calculados. 

La paradoja entre la seguridad de sus puestos y la cautela de sus inversiones, se da porque en un primer lugar los funcionarios suelen ser funcionarios porque son personas que sobre todo han buscado la seguridad y tranquilidad. Eso no es ni bueno ni malo. O tal vez es muy bueno. Pero justo esas cualidades que les llevan a ser funcionarios, suelen ser su punto ciego a la hora de invertir. 

>>> Suscríbete gratuitamente a mi newsletter y te notificaré con un correo electrónico cuando escriba sobre algunos de los temas que son de tu interés, como finanzas personales, ahorro e inversión, gestión patrimonio o análisis del ciclo

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 12 comentarios
Soy funcionario y el artículo no es para mi. Hablando claro, yo no invierto más porque no tengo más dinero. Pienso que tendremos una muy mala pensión y que soy yo quien tengo que buscarme ahora mi pensión invirtiendo con tiempo.
Buenos artículos Hugo.
17/11/2020 21:44
Jajaja, bueno, pues en mi caso, no es esa regla, aunque comparto al 100 % el contenido del articulo, porque es totalmente cierto lo que comentas.
En mi caso, además de la privada, mundo jurídico, fiscalidad, que fue breve ( varios años), porque no me gusto nada, He trabajado como funcionario 15 años, unos años unos destinos mas aburridos, otros años destinos con mas movida, incluso peligrosidad. y a su vez me he interesado, por la inversión. ¿Por qué? pues seguramente, por varias razones, entre ellas que no me gusta la vida rutina, y me escape de esa rutina de está manera, y por otro lado, al ser interino, siempre he tenido la incertidumbre de futuro, con lo cual, en mi pensamiento, siempre ha estado, salir de ese circulo, y además de procurarme tener un colchón financiero, que me permita vivir (como es el caso de ahora que no estoy trabajando). Lo que comentas Hugo, es totalmente cierto, pero, haré unos matices, en mi entorno cercano, que es gente ya entre 40/50 años aprox, no conozco amigos que inviertan, y son de la privada, incluso algún empresario, y es gente con buenos salarios, que supuestamente tienen dinero de margen para invertir, ¿ Por qué no lo hacen? pues bien, en algunos casos, prefieren invertir en cambiar primeras residencias a sitios mas centricos de la ciudad, o bien comprar segundas residencias, chalets en playas, etc, ¿ Por qué? pues bien, es muy fuerte el estigma, pues se asocia inversión a ruina, a mucho riesgo, etc. Por lo tanto, en lo que yo conozco, son ambos sectores, creo que es un tema generacional mas bien, existen inversores mas antiguos, los que conocieron el boom del ibex 35, luego están los del medio, que es gente que ha vivido las crisis, Y no quieren saber nada, y luego creo hay una generación de muy jóvenes, que son atraídos por los brokers baratos, lo que yo llamo inversores millenials, que estan más al rollo tecnológicas, tipo Neflix, Tesla, Criptomonedas, trading, etc etc , Luego en redes, tengo muchos contactos, que es gente de pasta, o bien gente que ya no trabaja, o bien gente que tiene negocios, o herencias , incluso gente en los 55 prejubiliados, o gente que ha dejado el mundo laboral por lo que sea, Por lo demás, al igual que se asocia inversión a peligro, perdida, etc etc, sí hay gente que invierte en otros activos, incluso en poner algun negocio. La mentalidad del funcionario la conozco muy bien, porque la he vivido desde muy cerca, desde los altos funcionarios, he trabajado con magistrados de altos tribunales, hasta con Inspectores de Hacienda cuando estaba en AEAT, etc etc, y dentro del funcionariado, los hay de muchos tipos, desde gente que simplemente no vale para la privada, porque es gente poco inteligente que solo supo memorizar unos temarios, en un encerramiento clausura de varios años, hasta gente que compagina el trabajo, y tiene otras inquietudes, incluso, hasta he visto gente de dudosa salud mental, no sé si provocado por el encerramiento opositor, o ya venian de fabrica asi, jaja ya sabéis, que en la Administración es mas difícil despedir, jeje. Yo he visto de todo, ni os imagináis, En cuanto a lo de abogado, aunque colegiado no he ejercido, no comparto la opinión, ser abogado no es igual que funcionario, aunque existan en determinados colegios, servicios de guardia, o abogado de oficio. burocracia, etc etc Abogados hay a " porrillo", sobretodo en grandes ciudades, y es una temática muy diferente, porque las diferencias son abismales, puedes ver abogados pobres, y abogados que facturan lo mas grande, igualmente puedes ver despachos, donde el Gerente no es Abogado, simplemente ha montado el negocio. ¿Por qué la gente funcionaria no arriesga? pues es fácil, es un tema educacional, de hábitos, en los que NO solo inexiste la creatividad, sino que el riesgo es algo fuera de orbita, os diría, mas, un funcionario, no se cambia de puesto de trabajo, porque simplemente están hechos al mismo puestos muchos años, y les es todo un mundo cambiar, ¿fijaros el riesgo?...., y esto lo digo con conocimiento de causa, incluso cuando han habido temas de nuevos reparto de trabajo, el cambiar simplemente de mesa, o de tarea, ya era un escandalo, jajajja , solo cambian los que quieren concurso traslado porque quieren residir en otros lugares por motivos familiares, o bien por dinero, los puestos donde hay complementos especificos, guardias, por ejemplo Violencia de Genero, instruccion de guardia etc etc. .Ojo, no estoy diciendo que el 100% sea igual, hay excepciones. Por lo demás, y ya saliendo del tema inversión, llega un COVID19, y mientras autónomos y pequeños empresarios tienen que cerrar, y las pasan putas, los funcionarios tienen su sueldo sin mas riesgo,
17/11/2020 22:14
Aquí todos los que sois usuarios de inBestia y funcionarios sois un mal ejemplo de la gente a la que me refiero en mi artículo.

En todo caso a ustedes os gusta demasiado el riesgo
17/11/2020 22:45
Jajajaja, bueno, hay de todo en la viña del señor, riesgo, o supervivencia.

Se me quedo algo en el tintero, que ocurrió hace unos años, y son los años de la crisis de la deuda, 2011/2012, recuerdo que hubieron recortes de sueldo en los funcionario

Lo recuerdo perfectamente, porque el recorte venia del Estado, y a su vez de la Comunidad Autónoma en los complementos especificos, Y en muchos casos, llego a ser casi 10%de la nomina, con lo cual, los que tenían comprometido todo el sueldo en gastos fijos, lo pasaron mal, conozco casos de pedir hasta préstamo.

En aquel entonces, yo que mostraba ya tiempo atras mostraba preocupación, por tema de prima de riesgo, quiebra, impago etc etc, ellos se creían que era por las inversiones, y les conteste que podrían desde recortar, hasta no pagarnos.

En aquel entonces, se cayó un mito, no hay nada FIJO, ni para los funcionarios fijos.

Y esa lección, aunque debió ser aprendida, ya muchos la han olvidado, pero otros, con la temática, COVID, la han vuelto a rememorar.

Quiero con esto decir, que el futuro es incierto, incluso para los que se creen que van a tener una paga de por vida, vale, es difícil, pero el 2011/2012 ahí están.

Luego el tema futuro de las pensiones, que ya os imagináis, aqui todos los políticos siguen dando largas, y capotazos.

Solo, por este motivo, se debería invertir.

Por otro lado, hay otro estigma en la imagen del funcionario, y si bien es cierto que el sueldo es fijo, existe muchos funcionarios de a pie, mas cerca del mileurismo y pico, que de los 2000 euros.
17/11/2020 23:06
Mi cuñado es funcionario de carrera de nivel alto y está quemado en su departamento solo curra el y sus jefa , los demás no dan un palo al agua,
y hay una que es actriz de teatro esa ni aparece por el trabajo supongo que no cobrará o si cobra...previlegios a mogollón y gracias a los sindicatos
yo le digo a mi cuñado que te pongan por trabajar no por no hacer nada...
Y desde luego mi cuñado no piensa en inversiones y yo con el nunca hablo de estas cosas ...
Ahora piensa en comprarse un deportivo ...y sin embargo está quemado porque trabaja...y yo le digo que estar entretenido en el trabajo no es trabajar
Pero claro se lo dice un autónomo como yo que viene del paro y se lo que es cobrar 600 euros al mes ...jajahs
18/11/2020 09:53
En respuesta a Pepe Mary el Chucho de Colastani
Yo se lo que es una mano retorciendote las tripas o el año en el paro cagando sangre todos los días las famosas almorranas ...
Me hice autónomo para tener buena salud y es verdad los autónomos nunca nos ponemos malos no usamos los servicios públicos de la salud y en el sector de los funcionarios hay una especie de epidemia mi cuñado todos los años un par de meses de baja no se lo quita nadie,. entra las lumbares , las rodillas , los catarros , ahora una infección de orina ,...vacaciones , moscosos y no sé qué más no ha currado en todo el año y es el que más curra ...jajaja
Yo por lo menos tengo buena salud ...jajajahs
18/11/2020 11:13
Una medida a colación a que los autónomos no usan los servicios sanitarios, sería bajar la cotización a la seguridad social porque baja incidencia al sector autónomo y subir las cotizaciones al sector funcionario por el sobreuso...igual como hacen las compañías de seguros..
Y sin embargo al autónomo le toca pagar las inyecciones que no se pone...jajaja
18/11/2020 11:22
Un asesor norteamericano, de cuyo nombre no puedo acordarme, hace referencia a un cliente que se definía a sí mismo como un bono. Evidentemente los funcionarios, salvo interinidades, o altos cargos políticos tienen una rentabilidad fija y pueden permitirse una elevada exposición a la renta variable al tener una mínima exposición al ciclo económico.
Los funcionarios tienen ingresos seguros como un bono norteamericano mientras que en otros empleos/actividades se llega al nivel del bono basura.
19/11/2020 06:15
Yo más bien pienso, que es la población española en general, la que no tiene cultura financiera y asocia renta variable con riesgo. Algo que los tiempos que vienen se encargarán de desmentir, porque probablemente los grandes perdedores van a ser los ahorradores "tradicionales", los funcionarios y los pensionistas y todos aquellos que tengan un sueldo fijo pero que no se adapten fácilmente a la devaluación de la moneda. Estos comprobarán que aunque creían encontrarse en un lugar seguro no lo era para nada.
19/11/2020 08:59
En el fondo es una cuestión de ganadores y perdedores ,
Un funcionario es un ganador no tiene porqué complicarse la vida...pero los que buscan ser ganadores no paran de arriesgarse en busca de triunfar ...
Se puede considerar que los funcionarios son ganadores y para que invertir?
En el fondo quien invierten son los perdedores y son los que mueven la economía y los desarrollos sociales
Un ganador o un funcionario ni se menea ...jajaja
Yo de funcionario no sería el Chucho...jajaja
19/11/2020 10:58
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos