Petróleo y gas natural en la economía española

20 de abril 4
Inversor particular. Autor del libro: "El Camino hacia el Sol: Economía, Energía, Medio Ambiente y Sociedad"
Inversor particular. Autor del libro: "El Camino hacia... [+ info]
5º en inB
5º en inB

Es algo evidente que el precio de las materias primas influye en la economía, esta y las sociedades se mueven con energía.

Hecho por el que la situación de la guerra de Ucrania, aunque no solo eso, está influyendo en la inflación, y a través de esta, presumiblemente, en la competitividad de la economía. Sin embargo, habría que matizar que, en principio, el coste de la energía no debería ser un factor condicionante. Ya que hay que recordar que los mercados de la energía son globales, y por tanto los precios afectan en principio, ya que la dependencia energética exterior no es la misma para todos, a todos los países igual. Siendo la competitividad un factor relativo entre países.

Cabe señalar, sin embargo, que el mercado del gas, ese que condiciona el precio de la electricidad, no es tan global como el del petróleo, encontrándose más regionalizado, ya que se encuentra condicionado por la estructura de la red de gasoductos y el porcentaje de gas importado en forma de GNL, más caro que el transportado a través de gasoducto.

Y en referencia al precio del gas en España, indicar que se ha incrementado menos que en la UE, y que sin embargo, el precio de la electricidad se ha incrementado en España mucho más que en la UE (figura siguiente), de lo que cabe deducir que el incremento del precio de la electricidad responde más a factores domésticos que del precio del gas.

ec6f5f17920ec0479fd06515ed461d7570a5cccf.JPG

Figura.- Evolución de la HICP del gas y la electricidad en la UE y España en datos mensuales y variación ineranual. Datos EUROSTAT.

Siendo adicionalmente a destacar, sorprendentemente, como afecta el incremento del precio del gas o petróleo al crecimiento del PIB español con respecto a otras economías (figura siguiente).

39481d546a37914f2c48583e9c4026e5a122ef61.JPG

Figura. Banco de España. Situación económica tras la invasión de Ucrania y respuesta de política económica

 

Por tanto, el precio del gas, si importa de cara a la competitividad del país, y por tanto al crecimiento y el empleo, y se encuentra condicionado por las piruetas geopolíticas de nuestro presidente. Un tema ya comentado anteriormente aquí y aquí.

Su política exterior ha dado lugar a un incremento de la tensión con uno de nuestros principales proveedores de gas, Argelia. Situación que probablemente se intensificará tras el anuncio de que se reabrirá de nuevo el gasoducto Magreb, cerrado por Argelia, pero en sentido inverso para transportar GNL regasificado en las instalaciones españolas hacia Marruecos.

Sin embargo, por otra parte, el acuerdo también presenta aspectos positivos. El aprovechamiento de la capacidad de regasificación no utilizada del país, lo que puede reportar ingresos por facturación de los procesos de regasificación y transporte. Sin embargo, dada la experiencia, también nos podríamos encontrar que nuestro presidente concede a Marruecos estos servicios gratuitamente. Espero equivocarme.

Y el cambio de escenario producido ha dado lugar a que USA se convierta en uno de los principales proveedores españoles de gas en forma de GNL. Un gas obtenido por fracking, ese fracking que está prohibido en nuestro país y cuya explotación se ha estimado que permitiría el autoabastecimiento del país durante más de 70 años

Y algo semejante ocurrirá en aguas de Marruecos muy próximas a Canarias, en las que el gobierno marroquí pretende explotar yacimientos de petróleo y gas así como de minerales críticos. Unos yacimientos que probablemente ocupen también territorio canario, y cuya explotación  puede implicar contaminación que puede llegar a las costas canarias. De tal forma que España puede sufrir la contaminación de dichas explotaciones y no beneficiarse económicamente de las mismas. 

Por tanto, cabe concluir que presentamos una gran dependencia energética exterior, en parte al menos, porque queremos, al no explotar los recursos del país. Lo que conduce a un incremento de las importaciones y déficit comercial, contrayendo el PIB al mismo tiempo que no se crea empleo.

Lo expuesto, como he comentado otras veces, no significa que no haya que apoyar una transición energética, pero responsable, no basada en la ideología, y reconociendo que, de momento, los combustibles fósiles son necesarios.

 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 4 comentarios
En España hay una oposición política y social a las materias primas.

La CE es consciente de la necesidad de obtener ciertos minerales dentro de su territorio por las crecientes tensiones geo-políticas.

España debería aprovechar la situación actual con la construcción acelerada del gasoducto entre España y Francia para monetizar las instalaciones de re-gasificación LNG y en solidaridad a Ucrania y el este de Europa que depende del gas ruso.

Lamentablemente se dejo de invertir en Gas por la política medioambiental de la CE.

A nivel doméstico no invertiría en nuevas instalaciones de gas que se continuan publicitando en medios de comunicación. Para reducir el consumo eléctrico existen otras alternativas viables.
24/04/2022 10:52
En respuesta a Enrique Vert
Si ciertamente, pero creo que es un error que la ideología, y no solo la de la UE sino también la española, predomine sobre la sensatez, el pragmatismo y la eficiencia, cuando además nosotros representamos muy poco a nivel global en cuanto a emisiones, y la energía es un componente importante de la competitividad.
Por otra parte, lo lógico es pensar que se deben incrementar las interconexiones con Francia, pero incluso abriendo MIDCAT la capacidad de interconexión llegaría a 17bcm https://inbestia.com/analisis/el-circo-de-sanchez-las-piruetas-geopoliticas , lo cual parece hasta ridículo.
Y desde luego que hay alternativas al gas, fundamentalmente las renovables, pero incidiendo sobre todo en el almacenamiento, profundizando en las curvas de aprendizaje y economías de escala además de la I+D, así como incrementado las interconexiones y la eficiencia energética.
Pero no se trata de reducir el consumo eléctrico, ya que este se incrementara ante el inexorable paso de la electrificación de la economía. Pienso que la solución está en encontrar la fórmula del almacenamiento con gran capacidad, barato y flexible.
24/04/2022 14:39
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos