Apple: más allá del iPhone X, sigue ofreciendo potencial al alza

12 de septiembre Incluye: AAPL 2
Editor Jefe de inBestia. Profesor en el Centro de Estudios OMMA y el Título de Experto en Bolsa y Mercados de la Universidad de Alicante.... [+ info]
Editor Jefe de inBestia. Profesor en el Centro de... [+ info]
9º en inB
9º en inB

Hoy es un gran día para los acérrimos seguidores de Apple y su producto estrella, el iPhone. Se celebra la conferencia donde se presentará en sociedad el nuevo iPhone. Esto ocurre todos los años por estas fechas, pero en esta ocasión es el décimo aniversario del lanzamiento de este dispositivo revolucionario, y existe gran expectación por sus novedades. Pero, aunque el iPhone va a ser el principal foco de atención, no solo del smartphone vive Apple. Eduardo Archanco, coordinador del portal Applesfera, me cuenta lo que podemos esperar del evento de esta tarde:

El evento de esta tarde va a tener bastante que mostrar. Tres nuevos iPhone, nuevo Apple Watch y Apple TV de quinta generación están prácticamente confirmados. Y podría haber alguna sorpresa más adicional. Este evento está a la altura del que se celebró en 2014 y que anunció el iPhone 6, 6 Plus y el Apple Watch. Va a marcar un antes y un después en el iPhone gracias a su rediseño y a que el Apple Watch por fin se liberará de las “cadenas” del iPhone gracias a una conexión 4G.

También desde el punto de vista de los inversores en la compañía, entre los que me encuentro, la expectación es alta. Esperamos las novedades del evento cerca de máximos históricos en la cotización. Durante este año se ha hablado de que este nuevo lanzamiento podría representar para el iPhone un nuevo “super-ciclo” de crecimiento, como sucediera con el iPhone 6 y 6 Plus (finales 2014), que fue el primero con pantalla grande.

JPbmZ7ZHCW0DCnNzRiOXg7ZSnJp4EXAFn5q6aGES

Este ha sido uno de los motivos por los que la cotización lo ha hecho tan bien este 2017. Asciende casi un 40% YTD, mientras el Nasdaq 100 sube un 23% y el S&P 500 un 11%. No está mal para ser la compañía más grande (> $830bn de capitalización de mercado a precios de cierre de ayer), con cerca de $200bn de diferencia respecto a la segunda, Alphabet.

Tampoco está mal para una compañía que, según algunos, básicamente fabrica dispositivos móviles. Efectivamente, el iPhone contribuye a más del 60% de los ingresos totales de la compañía. La dependencia de Apple a un solo producto ha sido una preocupación constante entre los inversores, y es probablemente una de las razones por las que no cotiza a múltiplos más altos. Sobre este punto ya he comentado en ocasiones anteriores, como en esta entrevista y en alguno de mis artículos en inBestia sobre la compañía.

Estos miedos fueron más pronunciados hace 4-5 años (septiembre 2012 a abril-junio 2013) cuando las tasas de crecimiento se desaceleraron. En este periodo la compañía perdió más del 40% de su valor en bolsa, reflejando los temores a que Apple podría convertirse en la nueva Nokia. Se hablaba de la comoditización del hardware y del peligro de ser tan dependientes a un producto de hardware como el iPhone. (Lo conté más en detalle aquí)

Pero por esa época, el management no estaba preocupado, como ilustra esta portada de septiembre 2013 de la que hablé en inBestia en esos días. Por cierto, en ese artículo recibí dos comentarios negativos sobre el iPhone: uno de ellos decía que no tenía nada que hacer en China ante la competencia de fabricantes chinos baratos, el otro contaba el caso de una persona fan de su iPhone que, tras cambiarse a un Android mucho más barato, no quedó rastro de su anterior apego al teléfono de la manzanita.

MngPVYYR5bqtaY4UlXAsp6mi1X4mzntqbaiPQ9_E

Desde entonces, la realidad ha dado la razón al management: el excelente desempeño del producto ha hecho que los miedos hayan remitido, como refleja la cotización (subiendo más de un 140% desde la fecha de la portada, sin contar dividendos). Pero se mantiene cierto escepticismo que se manifiesta cada vez que surgen datos o noticias negativas, donde el mercado parece susurrar: ¿no será que ahora sí que Apple va a perder su trono en el mercado en favor de dispositivos más baratos?. El “Apple is doomed” que siempre está coleando:

lo que ha hecho que el argumento de "Apple está condenado al fracaso" sea tan tonto es que siempre ha implicado que Apple era incapaz de aprovechar su enorme base de usuarios o su demostrada habilidad para iterar en sus productos líderes de la industria. Como si la empresa olvidara de alguna manera cómo hacer un teléfono, o que los desarrolladores renunciarían a una base de usuarios de cientos de millones, o que los usuarios repentinamente no se preocuparían por las cosas buenas. Todo tonterías.

En mi opinión, aunque esta dependencia hay que tenerla en cuenta, por el momento no me preocupa, dado que los datos (ventas, precio medio de venta u otros datos de fidelidad de los usuarios) sugieren que mantiene el poder de fijación de precios, la fortaleza de la marca y las ventajas competitivas derivadas de la integración vertical del hardware con software y servicios.

Acerca de este punto, es interesante la perspectiva de Ben Thompson de ver a Apple como un monopolista de facto en buena parte del mundo por el ecosistema iOS:

Este ha sido siempre el fundamento del modelo de negocio de Apple: hardware diferenciado por software de tal manera que dicho hardware puede venderse con un margen muy superior al de los competidores “nominales” que operan con un sistema operativo “commodity”. Además, las ventajas van más allá de los márgenes: la mejor manera de entender tanto los beneficios de Apple como muchas de sus opciones es entender que la empresa tiene el monopolio no sólo de MacOS, sino también y más importante, de iOS. Esto significa que Apple no sólo puede capturar “excedente del consumidor” en hardware, sino también el “excedente del desarrollador” cuando se trata de ventas de apps.

Pero esta característica de monopolista de facto, señala Thompson, no existe en el caso de China por la omnipresencia de WeChat en las vidas de los chinos, que sirve de ecosistema propio local multifuncional que puede ser utilizado tanto en Android como en iOS por igual. En China, por tanto, Apple no tiene esta ventaja, tan “solo” es un fabricante de smartphones premium cuyos dispositivos confieren status. Que puede no ser poco, pero tiene que ganarse la confianza de los usuarios en cada lanzamiento. No obstante, el mismo analista es optimista con el lanzamiento del nuevo iPhone en China, por incorporar una nueva forma y aspecto (algo que no sucedió con el 6S y el 7), que para los usuarios chinos es importante. Así, podría parar la debilidad que ha mostrado el iPhone en China en los últimos trimestres y apoyar ese nuevo super-ciclo.

También optimista con China es Neil Cybart, pero desde una posición diferente. De hecho, no coincide con Ben en la importancia de WeChat para explicar la debilidad de Apple en el gigante asiático, sino que lo atribuye a otras cuestiones, como la ralentización del mercado de smartphones o problemas específicos del iPhone en este mercado. Pero ve luz al final del túnel: observa que la caída en ingresos se está estabilizando, la cuota está mejorando recientemente y el ecosistema en su conjunto permanece fuerte. En definitiva, que China es todavía una oportunidad para la compañía, si bien tienen que superar determinados problemas.

Eduardo Archanco, que es un estudioso de los modelos de negocio y estrategias competitivas en el sector tecnológico (véase su blog en inglés), es también optimista con el futuro de la compañía:

La ventaja competitiva de Apple sigue siendo la de tener y desarrollar tecnologías que hagan más fácil la vida de las personas a través de sus productos. Habrá años mejores y peores, pero mientras Apple siga ofreciendo un hardware marinado con software y servicios diferenciales, no debería tener problemas. No hay más que ver cómo todos daban a Apple por muerta en el campo de la Realidad Aumentada y ahora con ARKit ha superado con creces cualquier propuesta de la competencia.

Respecto al tema de la Realidad Aumentada, interesante este artículo.

Como accionista de la compañía, ¿cuál es mi postura actual?

INuoktFS2obF8VWoVrxoKa69MyvGTfbVg6LMMWtj

La subida reciente ha sido notable (aunque si comparamos a 5 años con el Nasdaq, Apple lo ha hecho sensiblemente peor: 66% vs. 112% sin incluir dividendos), y eso debería llevar a rebajar expectativas futuras. Probablemente tras el evento habrá un “sell on the news”, pero son cuestiones de corto plazo poco relevantes. No espero espectaculares rentabilidades de mi posición en Apple desde este punto, pero me cuesta mucho vender. La posición competitiva sigue siendo fuerte, genera y mantiene una caja espectacular de la que podemos esperar sacarle jugo, y aún creo en su capacidad de innovación y potencial de crecimiento: en China (pese al problema estructural con WeChat que señala Ben Thompson), en India con un mercado con elevadísimo potencial, en servicios donde los crecimientos son del 20%, en nuevos productos y sorpresas que nos puedan deparar en el futuro...

Asimismo, da confianza que el management haya estado acertado anteriormente: con el tema de la portada en 2013, o con el optimismo de Cook en trimestres anteriores de que el iPad no estaba muerto, y ahí lo tenemos, en crecimiento positivo nuevamente. En el tema de China como oportunidad para la compañía, está por ver todavía. Por último, la valoración actual no es exigente, y pienso que aún existe recorrido al alza.

Artículos relacionados míos:

¿De verdad el mercado es eficiente? El fascinante caso de Apple - 24 de noviembre, 2014

Todos los artículos míos en inBestia sobre Apple.

Otros artículos referenciados en el artículo por fuente:

- Ben Thompson:

Apple and the Oak Tree - 2 de agosto, 2017.
Apple’s China Problem - 3 de mayo, 2017.

- Neil Cybart:

Apple in China - 31 de agosto, 2017.

- Seeking Alpha:

Valuing Apple Using 3 Different Free Cash Flow Scenarios - 9 de agosto, 2017
300 Billions Reasons To Buy Apple - 3 de agosto, 2017.

- Business Insider:

Apple has lost its hardware mojo — but iPhone fans should be happier than ever - 10 de septiembre, 2017.
Gráficos de la evolución del negocio de Apple tras la última presentación de resultados - 1 de agosto, 2017.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Comparto tu visión Ángel. Yo mantengo Apple en cartera desde el split que hicieron las acciones, que compré una semana antes. Estuve bastante tentado a vender en 2014 cuando alcanzó los 120, pero conseguí resistirme. Le sigo viendo un gran potencial a largo plazo, y el mercado indio puede ser una gran oportunidad para muchos, no sólo para los de la manzana. En cualquier caso, como usuario de iPhone, tengo que reconocer que ahora mismo me cuesta mucho pensar en desembolsar tanto dinero en un teléfono como el que tiene el iPhone X. Preferiría comprar acciones en este momento incluso antes que pagar la novedad.
13/09/2017 08:43
En respuesta a Marcos Montes
Hola Marcos, yo también he estado algo tentado a vender en algún momento, pero no lo he hecho y eso en retrospectiva ha sido buena decisión. Suelo tener "discusiones internas" entre mi yo buy-and-holder y mi yo que busca ajustar timing y hacer liquidez... Por el momento gana el buy-and-holder en previsión de ese potencial que aún existe, que tampoco creo que sea espectacular, pero lo suficiente para estar cómodo y no vender de momento. Otro factor que no he comentado aquí es el de la debilidad del dólar durante 2017. Como pienso que hay potencial de apreciación, es otra razón para no vender activos en dólares... aunque también es cierto que a Apple le va bien un dólar débil.

A mí me pasa lo mismo con el iPhone X... incluso diría que también con el 8. Entiendo que el X será un pequeño nicho, que el que más se venderá con mucha diferencia será el 8. Pero aun así, probablemente la demanda supere a una oferta ajustada en el caso del iPhone X... Veremos.
14/09/2017 08:46
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad