¿Eres un Zorro o un Erizo? Las dos categorías en las que Nate Silver divide a los pronosticadores

30 de agosto, 2013 12
Autor libro "El Inversor Global: inversión y especulación siguiendo las fuerzas económicas que dirigen el mercado de acciones", profesor del... [+ info]
Autor libro "El Inversor Global: inversión y... [+ info]
4º en inB
4º en inB

a0acb95099cc12d869c8920671ce1d59.jpg


Estoy disfrutando muchos estos días leyendo el libro de Nate Silver "The signal and the noise" (creo que no está en español). Silver es un estadístico, economista, escritor y periodista, ya conocido mundialmente por acertar el ganador en 49 de los 50 estados en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de noviembre de 2008. Y por si fuera poco, en las pasadas elecciones presidenciales de 2012, en las que Obama derrotó a Mitt Romney, acertó quien sería el ganador en todos los estados. 

Antes de dedicarse al pronóstico electoral, había sobresalido notablemente en el juego del póker (del que vivía) y en el campo de las estadísticas deportivas, especialmente las estadísticas sobre el juego del béisbol. Entre 2002 y 2003, Silver desarrolló con éxito el algoritmo "PECOTA" para pronosticar el probable rendimiento futuro de los jugadores de este deporte. 

Vi un par de entrevistas de él durante el verano y no pude resistirme a comprar su libro. Ha sido una buena idea porque es un gran libro a pesar de que aún no lo he terminado. En el capítulo 1 analiza cómo las agencias de calificación crediticia fallaron a la hora de predecir el riego real que representaban las titulaciones hipotecarias que hicieron explotar por los aires el sistema financiero internacional en 2008. Básicamente Silver dice que las agencias se basaron en supuestos erróneos elementales. Los cálculos que otorgaban una calificación AAA (excelente) a ciertas titulaciones hipotecarias, no consideraban la posibilidad de que Estados Unidos sufriera una burbuja inmobiliaria y su consiguiente implosión. No lo consideraban ¡porque nunca había ocurrido en EEUU!

9e21b667ee08c3126765344479c073d6.jpg

Hasta que ocurrió. Según Silver, el problema fue que las agencias asumieron en sus modelos, que no habría ninguna burbuja inmobiliaria, por el simple hecho de que no había tenido lugar ninguna en más de un siglo. La obligación de las agencias de calificación crediticia era suponer que hubiera ocurrido con las titulaciones, no solo en condiciones normales, sino también en el improbable pero posible caso de una burbuja inmobiliaria. Para hacer cálculos y suposiciones, las agencias podían haber observado que ocurrió en otras burbujas inmobiliarias, como por ejemplo la de Japón en 1990. 

En resumen, Moody´s, S&P y Fitch, hicieron sus cálculos a partir de la misma premisa desde la que muchísimas personas en España operaron en el mercado inmobiliario durante años. Aquélla premisa que dice que "los pisos nunca bajan".

También en el capítulo 1, se mofa del exceso de confianza que los economistas tienen en sus pronósticos y cómo la enorme mayoría de predicciones económicas son papel mojado. En el capítulo 2 pasa a desmontar la posibilidad de que los analistas políticos tengan mayor capacidad predictiva que una moneda lanzada al azar. Para demostrarlo, aporta un análisis propio sobre la fiabilidad histórica de algunos comentaristas políticos de la televisión norteamericana. Se empieza a entender porque me gusta tanto este libro. 

En el mismo capítulo 2, siguiendo con el análisis de los analistas políticos, se hace eco de un amplio estudio del psicólogo y profesor de ciencias políticas Philip E. Tetlock, que además publicó el libro "Expert Political Judgement: How good is it? How can we know?" .

Tetlock, afortunadamente para nosotros ahora, empezó en 1987 un experimento en el que le preguntaba a diferentes expertos del gobierno y del campo educativo (experto = persona que vive de sus análisis), varias cuestiones sobre temas de política interna, economía y política exterior. Estos cuestionarios fueron realizados de manera sistemática desde ese año de 1987, hasta finales de los 90. Las preguntas incluían temas principales como la caída de la URSS, la Guerra del Golfo, la burbuja inmobiliaria japonesa, la potencial secesión de Quebec, etc.

Lo que Tetlock descubrió, después de más de una década de análisis en tiempo real, es que los expertos, independientemente de su experiencia, categoría o posición, no tenían capacidad predictiva alguna. Sus formulaciones eran pura aleatoriedad.

b6447feb2a8dcf6e986a043759ec8c62.jpg

No obstante, a pesar de que ese es el resultado general, lo cierto es que Tetlock encontró dos grupos de interés: el de los peores pronosticadores y el de los mejores. Como Tetlock, aparte de profesor de ciencias políticas es psicólogo, no pudo resistirse a introducir preguntas en sus cuestionarios que le revelaran cual era el estilo cognitivo del experto cuestionado. Es decir, investigó de que forma procesan y observan los distintos expertos la información que les rodea. Con los resultados, consiguió definir las características propias de cada uno de los grupos. El grupo de los peores pronosticadores son los erizos y el grupo de los mejores pronosticadores son los zorros. La razón de la distinción con esos nombres, tiene su origen en el poeta griego Arquíloco que dijo "los zorros saben muchas cosas pequeñas y los erizos saben una sola gran cosa". 

Los erizos tienen personalidad "tipo A" y creen en "grandes ideas", en principios generales que gobiernan el mundo como cualquier otra ley de la física y que explica cada movimiento social. Un ejemplo sería Marx y su idea de la lucha de clases o Freud y su idea del subconsciente. 

Los zorros tienen un enfoque menos grandilocuente sobre el mundo, creen en muchas ideas y posible enfoques, siendo más tolerantes a los matices, la incertidumbre, lo complejidad del mundo y las opiniones disonantes. Si los erizos con cazadores en busca de "la gran idea", los zorros con recolectores de hechos. 

Un ejemplo de la diferencia entre ambos grupos, son las diferentes predicciones que emitieron sobre la desintegración de la URSS. Los erizos en el experimento de Tetlock, eran personas con una ideología más marcada que los zorros. Los erizos que eran de de derecha, tendían a observar a la URSS como el malvado enemigo y, los erizos que eran de izquierda, observaban la URSS con menor beligerancia y hasta en algunos casos con cierta simpatía. En cualquier caso, su ideología los volvía ciegos a lo que los zorros si podían ver con mayor claridad: la URSS era un unión política en grave crisis económica y completamente disfuncional con alto riesgo de desintegrarse.

Cómo piensan los ZorrosCómo piensan los Erizos
Multidisciplinares: obtienen
ideas de múltiples campos
independientemente del 
origen ideológico del que 
provengan.
Especialistas: típicamente 
su carrera gira alrededor
de uno o dos grandes temas.
Consideran las opciones
externas de forma escéptica.
Adaptables: encuentran 
nuevos enfoques o utilizan
varios a la vez si el que 
originalmente tienen no
funciona.
"Leales": siguen fieles al
mismo modelo o esquema.
La nueva información sirve
para modificar ese modelo.
Autocríticos: a veces 
reconocen errores en sus 
predicciones fallidas y 
aceptan críticas.
Tercos: culpan de los 
errores a la mala suerte
o a circunstancias externas.
Tolerantes ante la 
complejidad:
entienden que
el universo es complejo 
hasta el punto de aceptar
que ciertas cosas no pueden
pronosticarse.
Buscan el orden: entienden
que el mundo es gobernado
por sencillas reglas que se
pueden descifrar aislando
la señal del ruido.
Cautos: expresan sus 
opiniones en términos 
probabilísticos y argumentan
sus opiniones.
Confiados: expresan sus 
opiniones de forma absoluta
y rechazan cambiar de 
opinión.
Empíricos: fundamentan sus
análisis en la observación 
más que en la teoría.
Ideológicos: creen que la
solución a las pequeñas
cosas parten de grandes 
principios e ideas.


Ya que este es un blog de bolsa, mis pregunta son:

 ¿Eres más un analista y operador tipo Zorro o un Erizo?

¿El analista al que sigues es un Zorro o un Erizo?

Es muy interesante este capítulo de este muy recomendable libro, porque expresa de una manera más razonada lo que tantas veces comento en algunos de mis artículos. 

Aparte de esta clasificación, Silver explica que los analistas (¡incluidos los bursátiles!) con mayor proyección mediática, son casi siempre pronosticadores de la categoría "Erizo", con personalidades más grandilocuentes (tipo A), dispuestos a dar proyecciones absolutas y llamativas cargadas de tintes ideológicos. No es difícil imaginar porque a la televisión y a los demás medios de comunicación, les gusta estos analistas que ven el mundo como un partido de fútbol. ¿Se imaginan a un buen pronosticador dar una opinión razonada, pausada, probabilística en programas como "Al rojo vivo" o en cualquier otro debate de la televisión?

Por si fuera poco, Tetlock, descubrió que los "zorros" mejoran poco a poco sus predicciones a medida que acumulan mayor experiencia, pero que los "erizos" empeoran a medida que obtienen más títulos académicos como los doctorados. La razón es que, a mayor la teoría y a mayor cantidad de datos, los "erizos" disponen de más herramientas para sesgar aún más su visión del mundo. Como dice Silver en una más que gráfica metáfora:

"Esta situación es análoga a lo que ocurre cuando pones a un hipocondríaco en una habitación oscura con un ordenador conectado a Internet. Cuanto más tiempo le das, mayor información tendrá y más ridículo será el auto diagnóstico que se haga. No pasará mucho tiempo antes de que crea que cualquier catarro es la peste bubónica". 


P.D. Tres artículos recomendados de mi blog al hilo de este post:

 1) Trading Global Macro III: Observar la Realidad

2) Trading Global Macro IV: Simplificar la Realidad

3) El Cook County Hospital y una lección bursátil: menos es más




Usuarios a los que les gusta este artículo:

.
Este artículo tiene 12 comentarios
¡Yo creo que, a lo largo de mi vida empecé siendo un erizo y cada vez me hago mas zorro! Ahora en serio: siempre me he dado cuenta de que el mundo no se puede reducir a reglas simples, no solo en el ámbito socio-económico, sino también en el ámbito físico, si le preguntas a un ingeniero te dirá enseguida que 2+2 no son cuatro ¡también en ingeniería que podría parecer el reino de lo exacto!. Lo grave no es que la masa adore las ideas reduccionistas y simplistas, lo grave es que los medios de comunicación les den carnaza en ese sentido y los poderes públicos consientan la falta de cultura y educación.
30/08/2013 16:15
Articulo de los buenos , buenos Hugo .

Me alegro que hagas un articulo asi , criticándote un poco te dire que últimamente te estabas volviendo demasiado Erizo
según mi opinión .

al rojo vivo que era un gran programa tiene un problema se ha vuelto muy Erizo por parte de todos los tertulianos
del signo que sean y no te digo nada el presentador.

es una pena la caja de grillos que es a veces , es un sálvame
pero de la política .

Una pena cuando llevaron un dia a La Calle y Muller
se dedicaron a no dejarles hablar o al menos que expresaran sus ideas , que no son las mas corrientes .

Pero este agosto sin el presentador oficial gana mucho .

A mi encanta Galbraith y la anécdota REAL , de la
prohibición de la subida de los precios en las tarifas de las prostitutas en Hawai en la SGM , porque iba en contra de la ideas morales preconcebidas, a pesar de ajustarse perfectamente a la ley de la oferta y la demanda me parece genial .

Creo que muchísimas veces se intenta ajustar las
decisiones no a los hechos sino a nuestras ideas ( ZP para mi fue el numero uno mundial en eso segun mi opinión )y esa labor tuya siempre tendremos que agradecerte que nos recuerdes
que lo importante son los hechos aunque alguna vez no coincidamos en cuales son los hechos importantes

Un abrazo
30/08/2013 18:36
Muy buen review. Tengo el libro acumulando polvo, pero no había decidido leerlo hasta ahora.

Ahora creo que todos dirán que son Zorros, porque eso es lo que todos queremos ser, pero IMHO siempre seremos ambos, tal vez uno en mayor medida que el otro o viceversa. Por qué? porque somos humanos y tendemos al erizo; podemos tratar de mejorar y con el tiempo ser mas zorro, pero aún así siempre tendremos algo de erizo.

El punto no es borrar del mapa al erizo interior, para solo ser zorro, porque precisamente eso es radicalizar y no buscar el punto medio característico del zorro. El punto es conocerlo (al erizo interior) y aprender a controlarlo, no eliminarlo para siempre, porque habrá circunstancias (tal vez mas básicas y elementales que pronosticar) en las que el erizo sea de utilidad.

Honestamente no sé las circunstancias, ninguna me viene a la mente, pero creo que es algo similar al Think fast & think slow del que Kahneman habla. Los dos son necesarios para diferentes tareas.

Saludos.
30/08/2013 19:04
Se da la extrema casualidad de que ayer iba leyendo en el autobús un capítulo de Think fast&slow de Kahneman que trata sobre Nate Silver y otros estudios psicológicos y estadísticos sobre el mundo de las finanzas. Menciona a Silver y utiliza su terminología. Los diversos resultados que se encuentran son simplemente espectaculares. A ver si lo comento con algo más de profundidad.
31/08/2013 12:00
Enhorabuena por el artículo, Hugo. Haces un acertado resumen del libro de Nate Silver, en el que exprimes las ideas principales. Así me lo parece, que aunque confieso que no he leído el libro, supongo que todo el resto al margen de de las conclusiones debe de ser bastante superfluo (me refiero a relatos, estudios comparativos, ejemplos…).

Como ‘El Cisne Negro’ de Nassim Taleb (que sí me he leído), son ambos ensayos cuyas ideas principales son muy interesantes, pero el texto completo me parecen una supina pérdida de tiempo. De cualquier modo, me encanta como queda ‘El Cisne Negro’ a la vista en mi librería ;o)

Hay una cosa que me parece muy curiosa de la conclusión de Nate Silver, en su diferencia entre zorros y erizos, pero que se decanta favorablemente hacia el grupo de los zorros. Mientras el autor critica esencialmente a los dogmáticos de ideas fijas, él hace una separación similar muy radical entre los 2 grupos. El se muestra por tanto, muy erizo, a la hora de definir a los predictores.

‘Predictor’ me ha quedado como un test de embarazo, que ahí sí que no hay vuelta de hoja, o verde o rojo. Creo que en los predictores y visionarios, la radical separación con sus respectivos matices de cada grupo no es así de ajustada. Las personas somos mucho más complejas!

También se debe tener en cuenta que el emisor modula el código y mensaje en función del receptor y de la influencia e intereses que desee tener.

Sin embargo, mi crítica principal a las ideas y conclusiones del ensayo de Nate Silver, va más por otro lado. Aunque valoro los análisis, estudios, conclusiones y aportaciones de los que Hugo, haces referencia; creo que el autor tiene muy poca validez por la sencilla razón de que formula, entiende y expresa la predicción y visión del futuro sea el ámbito que sea desde la pura razón. Todo es racionalismo para él, algo muy común en las culturas occidentales.

Lo que ocurre es que las predicciones racionales son meras opiniones y conjeturas sobre el pasado conocido y la información asimétrica que tenemos, para construir e inventar un futuro. Los verdaderos visionarios, y aquellos que mejor predicen el futuro, utilizan sobretodo su INTUICION. Que poco o nada tiene que ver con la razón.

Buen fin de semana a todos!
31/08/2013 13:09
Buenos dias, me ha recordado el articulo, por la parte de los erizos, a todos los agoreros del calentamiento global, que parece que solo ven o quieren ver aquello que cuadra con sus predicciones.
Muy buen articulo, aunque como dice Carlos gustavo Santamaria, no todo es o blanco o negro.
Saludos
02/09/2013 10:26
He disfrutado con cada línea escrita sobre tu reseña de este libro. ¡Excelente!

A colación del primer comentario de este post, todavía recuerdo cuando en una de nuestras primeras clases de álgebra en la facultad de matemáticas nos enseñaron justamente que 2+2 no tenían por qué ser siempre 4... no presuponiendo que trabajábamos siempre con números naturales. Ese tipo de cosas que se repetían curso tras curso te ayudan a no presuponer nada tanto en la vida como en la bolsa.

Ni siquiera las agencias de rating fueron capaces de prever que los precios de los pisos no siempre subían y de ahí el castañazo de 2008, al igual que pasó con muchos inversores particulares aquí en España.

Siempre precaución y replantearse los supuestos ("que pasa si" o "que pasa si no"...) una y otra vez hasta tomar una decisión siempre ahorra muchos disgustos.
30/11/2015 17:06
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad