El indicador adelantado global confirma su caída en este 2022

19 de enero 0
Gestor cuentas gestionadas en GPM (All Seasons Momentum) Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de Alicante Autor libro "El... [+ info]
Gestor cuentas gestionadas en GPM (All Seasons... [+ info]
1º en inB
1º en inB

Hace poco más de dos meses señalé en este blog que el indicador adelantado sobre la economía global, calculado por la OCDE u Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, había empezado a declinar y lo que eso suponía tanto para los activos de riesgo (los cuales suelen depreciarse), como para los activos defensivos (los cuales tienden a apreciarse).

Hace dos días, en su nueva actualización mensual, la OCDE mostró que su indicador adelantado sobre la economía global siguió declinando en el mes de diciembre, tal y com muestra el siguiente gráfico de elaboración propia.

Indicador adelantado economía global OCDE

Lo cierto es que cuando se producen giros en este indicador, ya sea al alza como a la baja, hay que ser cautelosos al principio de esos giros, ya que al ser un dato que puede ser revisado a posteriori, a veces un solo mes puede dar una lectura errática que luego es corregida.

Pero cuando hablamos de un giro que ya se ha confirmado durante tres meses (siendo el primer dato el conocido en noviembre) y que encima está confirmado por el hecho de que la mayoría de los indicadores líderes de los diferentes países que lo conforman también está declinando con claridad (ver siguiente gráfico elaborado por Julien Bittel), podemos dar por seguro que se ha producido ese giro a la baja del indicador adelantado global. En resumidas cuentas, estamos claramente en una fase de desaceleración económica.

Índice difusión indicadores líderes países OCDE

Como expliqué en su momento, las fases de desaceleración económica, ya sean meras desaceleraciones o desaceleraciones que acaban en recesiones, suelen dar lugar a fases de mucha volatilidad en las bolsas de valores, casi siempre con la llegada de importantes pérdidas. La lógica aquí es que las acciones caen ante una peor expectativa de beneficios futuros que proveen esos entornos de desaceleración. 

Por ello puse como ejemplo la evolución del Euro Stoxx 50 y lo que le había ocurrido durante los últimos lustros en esas fases de desaceleración del indicador líder o adelantado de la OCDE. A veces han sido caídas casi inmediatas que daban lugar a profundos mercados bajistas (2007 o 2011). Y otras veces (2014-15 y 2018-20) han sido procesos laterales y volátiles de varios trimestres de duración, donde efectivamente se han visto pérdidas importantes, pero donde también la caída al principio no era tan obvia, ya que a veces incluso se alcanzaban nuevos máximos en precios meses después de que el indicador global hubiera girado a la baja.

1f5498b72fb647cefdc09145e883e3254cfa19c1.png

Un indicador adelantado global que gira a la baja son malas noticias para las acciones y te habla de que el entorno en los siguientes trimestres va a ser complicado y que una aproximación defensiva suele ser la mejor. Pero de ningún modo te dice si el siguiente trimestre la bolsa va a subir o bajar. Esa precisiones son imposibles y como hemos visto, es más importante el poder acotar que se está entrando en una fase turbulenta de los mercados. Y todo, por supuesto, admitiendo que hablamos de altas probabilidades ya que las certezas no existen.

Dicho esto, se alcancen nuevos máximos o no en el corto plazo, es importante entender que cuando el indicador global gira a la baja, las acciones tardan un tiempo en reflejar el empeoramiento de las condiciones económicas generales (en mi opinión ocurre así porque a un mercado complaciente le cuesta despertarse y aceptar la nueva realidad).

Si tomamos como ejemplo del índice Value Line Geometric Index de EEUU, un índice que trata de reflejar lo que hace el conjunto del mercado desde la observación de la mediana de la evolución de las cotizadas de aquel país, vemos que desde los momentos en los que el indicador adelantado global gira a la baja (círculos rojos siguiente gráfico), hasta que efectivamente llegan los problemas, pueden pasar meses o incluso trimestres. 

9aed272f10dd66b41dcb081ec967f3dcbdbb8407.png

En 2011 el indicador giró a la baja en marzo de ese año, pero hasta agosto de 2011 no se vieron problemas, cuando las bolsas mundiales entraron en un fuerte frenesí bajista y hasta el todopoderoso S&P 500 declinó un -20% aproximadamente. 

En abril de 2014 el indicador global volvió a descender, pero hasta que se vieron problemas de verdad en agosto de 2015, pasaron nada menos que 16 meses o algo más de cinco trimestres. Entre esas fechas los mercados globales cotizaron en lateral, aunque bolsas como la europea tuvieron un importante rally a finales de 2014. Pero finalmente la realidad económica se impuso y entre agosto de 2015 y mediados de 2016 los mercados sufrieron una fase muy volátil y con importantes pérdidas. 

En diciembre de 2017 el indicador adelantado global volvió a declinar a la baja. El año 2018 no fue fácil, pero tras un repunte de volatilidad la bolsa americana alcanzó nuevos máximos en octubre de ese año. Sin embargo, desde ahí, unos diez meses después nada menos, comenzaría una fase muy volátil con importantes caídas hasta final de año. A todo ello se solapó un año después la crisis del coronavirus. 

En la actualidad, el giro a la baja del indicador global se produjo en agosto de 2021 (aunque el giro fue conocido en noviembre tras una revisión). Es decir, desde entonces han pasado 4 meses. Desde aquí sólo los adivinos pueden saber si veremos nuevos máximos o no, pero desde un punto probabilístico y siguiendo la historia de los mercados, aunque se alcancen nuevos máximos la situación seguirá siendo delicada en tanto en cuanto la fase de desaceleración económica global siga su marcha.

6d8cb9f1062bf97ff8811cd6ffa70b93f6a6004a.png

Como siempre digo, lo importante es tener un plan. Por malo que sea es mejor que no tener ninguno. Para recibir actualizaciones sobre estos indicadores y su evolución, no dejes de seguirme por los diferentes canales que pongo a tu disposición en los siguientes enlaces:

>> Recibe mi newsletter mensual para no perderte nada de lo que hago pinchando aquí

>> Sígueme en mi canal de Telegram para estar al día de todos mis artículos y análisis (pincha aquí)

>> Sígueme en mi Twitter (pincha aquí)

Hugo Ferrer es gestor de inversiones en Gestión de Patrimonios Mobiliarios Sociedad de Valores con la estrategia "All Seasons Momentum" aplicada sobre cuentas privadas de clientes. 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos