Unas acciones con el nombre de Dell (NYSE: DVMT), ¿qué estarías comprando en realidad?

3 de septiembre, 2018 Incluye: DVMTVMW 0
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la historia del pensamiento económico y los ciclos... [+ info]
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en... [+ info]
13º en inB
13º en inB

Una de las cuestiones más importantes a la hora de invertir en compañías es realizar una descripción básica de lo que estamos comprando. No se trata solo de observar los activos y obligaciones de la compañía en cuestión, sino que a veces hay que prestar atención a ciertas provisiones legales y condiciones periféricas alrededor del activo financiero en cuestión. Un ejemplo claro lo mostré con la estructura legal y corporativa de algunas cotizadas chinas, donde los inversores extranjeros no tienen el control directo sobre los activos en cuestión. También analicé la diferencia entre las acciones ordinarias y preferentes de Henkel, situación en la cual están más caras las acciones sin derecho a voto.

Esta semana comento el caso de Dell Technologies, una compañía conocida por todos ya que probablemente hayamos visto ordenadores y pantallas de la marca. Si uno busca en los medios financieros como Yahoo Finanzas, encontrará el ticker DVMT que recibe el nombre de Dell Technologies. Además, la compañía tiene una zona para inversores donde publica los informes anuales y las comunicaciones a la SEC.

Incluso los portales de finanzas aportan de forma automática algunos datos clave, como el nivel de ingresos o cuándo presentará resultados. Esto es producto de una automatización absurda, ya que las acciones de Dell que cotizan en la bolsa de Nueva York no representan a la compañía en cuestión. En realidad no tienen derechos económicos directos sobre el conjunto de Dell, sino solo sobre una pequeña parte del grupo y ni siquiera de forma directa.

Lo que vemos en la pantalla cotizando son acciones de Clase V, unas acciones especiales que representan a la participación del grupo Dell en VMware, otra compañía cotizada. El grupo Dell no tiene la propiedad completa de VMware, solo el 81% de las acciones, lo que permite que VMware también cotice en bolsa. Por lo tanto, las acciones de clase V de Dell Technologies deberían seguir la estela de la valoración del 81% de VMware. Esta emisión de acciones se realizó en 2016 como consecuencia de la adquisición de EMC, que a su vez poseía el 81% de VMware. Para financiar la operación, Dell utilizó la participación en VMware como contrapartida para emitir nuevas acciones de clase V. Esta es la representación gráfica que elaboré en el informe correspondiente de la Cartera Value:

awF_YvWanG0PRWOfHM11NeC3Tc3LAzUObl3lfsYrh3VHJCXzr4SFXrLDCuII-TqYVNJ5P1fAwBIBUcV_-B6v6Vx7eB4N8SCPSrSOTVjti66c3qCeYffyocUbS-Y245iktLAKEOE6

Los números encajan aproximadamente. VMware vale en bolsa ahora mismo (cierre del día 31/08/18) alrededor de 62.518 millones de $, por lo que el 81% recibiría una valoración proporcional de 50.639 millones de $. Al mismo tiempo, hay 443 millones de acciones de clase V emitidas que cotizan alrededor de los 96,17$ por acción en estos momentos. Si multiplicamos estas dos últimas cantidades obtendremos una capitalización bursátil de 42.603 millones de $. Obviamente, las acciones de clase V cotizan con un descuento del 15,9% sobre la valoración proporcional de VMware. Que este descuento sea muy elevado o no dependerá de percepciones subjetivas, pero es lógico que exista debido a los riesgos e inconvenientes que tienen las acciones de clase V.

Y es que esta es una situación un tanto especial, se trata de un activo financiero que no tiene derechos económicos directos sobre los activos que supuestamente representa. De hecho, si VMware distribuye dividendos, no necesariamente serían redistribuidos a los accionistas de clase V. Eso sí, hay un compromiso/obligación de que si esos dividendos no son redistribuidos, las cantidades sean asignadas de algún modo a las acciones de clase V. Al mismo tiempo, las acciones de clase V podrían tener problemas si la matriz tiene problemas de solvencia (quiebra, suspensión de pagos), es decir, no estás comprando el negocio de VMware sin más. A estas alturas ya está claro que el cumplimiento y la honestidad de los organismos de supervisión de la compañía pública son importantes aquí. La información básica puede encontrarse en este documento de preguntas comunes elaborado por la propia Dell: Class V Common Stock FAQ.

Como puede ser algo enrevesado, he explicado de forma hablada las ideas más importantes en este vídeo/webinar para facilitar la comprensión de la situación:


Precisamente en los últimos meses se ha anunciado una operación que podría acabar con esta extraña estructura corporativa, que está previsto que se complete en el último trimestre de 2018. El grupo Dell Technologies, que está en manos privadas, va a ofrecer un canje por el cual se convertirán acciones de clase V en acciones de clase C de Dell. Estas últimas sí tienen derechos económicos sobre el grupo Dell Technologies. El canje se ha propuesto a 109$ por acción, un 13,5% superior al que cotizan actualmente las acciones de clase V.

¿Parece dinero gratis? No tan rápido. En realidad, la mayor parte del canje se hará entregando acciones de clase C de Dell Technologies, y una parte muy pequeña en efectivo. Es decir, si no estás interesado en acciones clase C de Dell a estos precios, no tiene mucho sentido intentar llevarse el diferencial. Las acciones de clase C de Dell no cotizan, precisamente esta operación busca que la compañía vuelva a cotizar, eso sí, esta vez de forma ordinaria y no a través de unas acciones con condiciones tan extrañas. Por lo tanto, sería importante analizar mínimamente el grupo Dell, cuyos datos financieros están publicados desde 2016.

En la Cartera Value analicé toda esta situación, aunque el aspecto que realmente me interesaba era entender la estrategia y modelo de expansión de Dell y cómo contrasta con el de otras compañías que seguimos de cerca. La emisión de acciones de clase V es consecuencia de la adquisición de EMC Corp por parte de Dell, donde VMware juega un papel esencial en los planes de comercialización de hardware de Dell. Está claro que Dell está apostando por una mayor integración de servicios y productos en la misma organización empresarial, ¿será esta la estrategia adecuada?

*Cartera Value: Si está interesado en el análisis de compañías desde una perspectiva de largo plazo, no dude en visitar la página de información de la Cartera Value.

Contenidos relacionados:

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad