Reseña "Superforecasting: the art and science of prediction" de Philip E. Tetlock

23 de octubre, 2015 9
Autor libro "El Inversor Global: inversión y especulación siguiendo las fuerzas económicas que dirigen el mercado de acciones", profesor del... [+ info]
Autor libro "El Inversor Global: inversión y... [+ info]
5º en inB
5º en inB

Philip E. Tetlock es un psicólogo y sociólogo de la Universidad de Pennsylvania que llamó la atención del mundo cuando publicó su libro Expert Political Judgment, una obra en la que exponía las conclusiones de un experimento científico llevado a cabo durante muchos años, en el que se demostraba que las opiniones de los expertos, esos profesionales que viven de sus opiniones, no son más certeras que las opiniones que pudiera dar un mono eligiendo las respuestas al azar.

afc0c56c47697a5f69c47f012a8cb4b2c5f71530

Tetlock empezó en 1987 un experimento en el que le preguntaba a diferentes expertos del gobierno y del campo educativo varias cuestiones sobre temas de política interna, economía y política exterior. Estos cuestionarios fueron realizados de manera sistemática desde ese año de 1987 hasta finales de los 90. Las preguntas incluían temas principales como la caída de la Unión Soviética, la Guerra del Golfo, la burbuja inmobiliaria japonesa, la potencial secesión de Québec y así hasta un largo etcétera.

Lo que Tetlock descubrió, después de más de una década de análisis en tiempo real, es que los expertos, independientemente de su experiencia, categoría o posición, no tenían capacidad predictiva alguna. Sus formulaciones eran pura aleatoriedad.

No obstante, a pesar de que ese fue el resultado general o agregado, lo cierto es que Tetlock encontró dos grupos de interés: el de los peores pronosticadores y el de los mejores, el de los erizos y el de los zorros, un concepto que expliqué cuando realicé la reseña del excelente libro de Nate Silver "The Signal and The Noise". 

Y, precisamente, en su nuevo libro "Superforecasting: the art and science of prediction", Tetlock explica minuciosamente cuales son los rasgos psicológicos y los métodos analíticos de los mejores pronosticadores -o "superforecasters" por su nombre en inglés- rasgos que ha podido aislar con precisión gracias al experimento The Good Judgment Project patrocinado por IARPA, un organismo de investigación de las agencias de seguridad norteamericanas. 

La IARPA, la cual fue creada en 2006 tras el fallido trabajo de la inteligencia americana sobre las armas de destrucción masiva que supuestamente atesoraba Sadam Husein -no había armas pero se invadió un país entero-, decidió costear este nuevo experimento de Tecklock durante más de tres años para intentar averiguar si personas normales y comunes podían ser entrenadas para dar buenos pronósticos y, además, comprobar cómo de fiables eran esos pronósticos en comparación con los realizados por los expertos de las diferentes agencias de inteligencia norteamericanas, expertos que cuentan con amplios medios e informaciones secretas.

El resultado no pudo ser más revelador: Tetlock consiguió que ciudadanos comunes fueran más precisos en sus análisis leyendo el New York Times que los expertos de la NSA con sus agentes secretos. Demostró que "ver el futuro" es más una cuestión de disposición y método que de medios y experiencia.

En la obra, aparte de explicarnos los rasgos generales de los superforecarters -mentalidad escéptica, probabilística y abierta, recolectores de evidencias de diferentes fuentes, analíticos, introspectivos e intuitivos y otros aspectos importantes- Tetlock desarrolla un decálogo de los elementos más importantes a la hora de hacer un buen pronóstico, decálogo que desarrollo a continuación añadiendo algunas notas propias desde el punto de vista bursátil.

1º Horizonte de predicción:

Un pronóstico no puede realizarse sobre un futuro muy lejano porque es absolutamente imposible pronosticar quien ganará las elecciones generales españolas del año 2023. Simple y llanamente, la capacidad predictiva del ser humano tiene sus límites igual que la vista no puede ver la última línea de la tabla de letras del oculista si dicha tabla está situada a 50 metros de distancia. Un superforecaster -superpredictor en adelante- no pierde el tiempo en lo imposible. Como mucho se interesa por lo que ocurrirá en las próximas elecciones generales de diciembre. 

Nota: Sobra decir que esto se puede aplicar al campo bursátil y es una de las razones por las que, particularmente, las predicciones a más de un año me parecen ciencia ficción. 

2º Fragmentar las cuestiones difíciles en cuestiones más pequeñas. 

Si te preguntan cuántos zapateros hay en España ¿sabrías responder correctamente? Sin duda es una pregunta difícil sin tener ningún dato objetivo delante, pero ¿cómo responderla? Los superpredictores, aún teniendo la misma información que los demás, son capaces de desglosar esas preguntas en cuestiones más pequeñas sobre las que hacen estimaciones y, respondiendo con estimaciones a esas subpreguntas, resulta que al final son capaces de llegar a respuestas muy precisas para las preguntas más difíciles.

Los superpredictores estiman cuantos habitantes hay en un país, cuantos zapatos tienen esos habitantes, el ritmo de arreglo que necesitan y otras estimaciones parciales a través de las cuales llegan a la respuesta correcta mejor que otras personas. Esta forma de operar es esencial para realizar pronósticos sobre cuestiones sobre las que se tienen poca idea o datos.

3º Equilibrar adecuadamente la perspectiva general y el caso particular

Los superpredictores parten siempre de la visión general -escenario base- para estimar cual es la probabilidad de un suceso a la luz de la historia. Su lema es "nada nuevo bajo el sol". Luego atienden al caso particular para recalcular el escenario base. En otras palabras, el superpredictor siempre realiza una análisis top-down y no se deja llevar por las anécdotas.

Nota: En términos bursátiles esto es muy macro. Más que importarnos las nimiedades del día a día, como los movimientos intradía e intrasemana, los rumores y otras anécdotas, un superpredictor bursátil con un enfoque macro se interesaría por la coyuntura general de la economía y por la tendencia primaria, no por lo que hace la bolsa un determinado mes.

4º Constante actualización de las previsiones

Un superpredictor no realiza un pronóstico el día 1 y lo da por terminado, sino que lo va actualizando ya sea a favor o en contra de su estimación inicial, a medida que nueva información llega a sus manos. Además, tiene más habilidad para darle el peso adecuado a esa nueva información y no sobreactuar positiva o negativamente con los nuevos datos.

5º Visión de libélula

Un superpredictor no solo busca dos o tres ángulos posibles a un tema, sino que busca tantos ángulos como son posibles, cuantos más mejor para intentar observar la realidad como lo haría el ojo de una libélula, para llegar a una síntesis completa de todos los puntos observados. Por supuesto, esto es agotador, pero nadie dijo que ser un superpredictor fuera fácil. 

Nota: en bolsa no solo hay que mirar el argumento alcista y el bajista, sino los argumentos de muchos alcistas y los argumentos de muchos bajistas, argumentos expresados a través de diferentes temáticas y con toda esa información llegar a una opinión sintetizada. De ahí la importancia de realizar análisis negativos, no solo positivos. Es decir, no solo estudiar lo que funciona, sino también lo que no funciona.

85625de5415825ea18c6bd94e45e8c79359f4cd8

6º Pensamiento y estimaciones probabilísticas de mayor granularidad

Gracias a su mayor número de perspectivas, un superpredictor es capaz de encontrar más matices que hagan que sus opiniones sean más precisas. Es decir, las cosas no son blancas o negras, sino que se encuentran dentro de una amplia escala de grises y, esa forma de entender y analizar la realidad, hace que el superpredictor pueda verla mejor.

7º Calibración

Los superpredictores son más capaces que otros pronosticadores en evitar errores y en generar falsas alarmas sin perder resolución en sus pronósticos. 

8º Corrección de errores

Para un superpredictor no hay errores, sino nueva información. Los superpredictores analizan sus fallos y sus aciertos, este método de automejora continúa -perpetual beta- les hace ser más precisos en sucesivos pronósticos.

9º Equipos de superpredictores

Los superpredictores son aún mejores cuando trabajan en grupo con otros superpredictores cuando la dinámica de grupo favorece la multiplicación de perspectivas, las preguntas precisas y la confrontación constructiva que pueda superar los diferentes egos de los participantes del grupo.

Nota: Esto suena a Ray Dalio por todos lados. El pensamiento en grupo puede ser muy positivo, pero hay que saber gestionarlo.

10º Maestría en el proceso de ensayar y errar

No puedes convertirte en un superpredictor simplemente leyendo manuales, igual que no puedes aprender a montar en bicicleta leyendo la teoría de las fuerzas físicas de esta actividad. Hay que pedalear, caerse y aprender en un proceso continuo de mejora. Lo bueno es que llega un momento en el que los rasgos y métodos necesarios para ser un buen predictor se interiorizan y el esfuerzo intelectual se reduce. Lo no innato puede convertir en una segunda piel a base de ensayar.

Recomendación:

Recomiendo la lectura de este libro (un 10 de nota para mí) a todos los interesados en psicología, sociología, economía y política y sobre todo a los analistas y operadores bursátiles porque solo puede enriquecerles. 

Mi resumen es apenas una pobre muestra de la cantidad de ideas que Tetlock extiende a lo largo de su obra. El libro no solo va de pronósticos, sino además del carácter de las personas, lo cual lo hace doblemente rico porque no deja de ser una disección de la mente y el alma humana.

La obra tiene mucha relación con las obras de Nate Silver, NassimTaleb, Kahneman y otros autores. De hecho, todos ellos son nombrados por Tetlock. La obra, por su naturaleza y así es reconocido expresamente por Tetlock, es profundamente bayesiana

En última instancia la motivación de Philip Tetlock a la hora de publicar esta obra, es que los expertos dejen de comportarse como médicos del siglo XIX que practicaban sangrías "curativas" y pasen a hacer formulaciones basadas en evidencias que se puedan contrastar y de esa manera ir hacia un camino de mejora continúa con mejores previsiones que revierta en el bienestar de toda la sociedad. 

Por ejemplo, nos podíamos haber ahorrado la invasión de Irak, las muertes de cientos de miles de personas, el auge de DAESH, la oleada de inmigración siria hacia Europa y, por lo que se ve ahora, el auge de la xenofobia racista en Europa. Creo que esta obra junto con la anterior tendrá una gran influencia en las próximas décadas.

Quiero agradecer a Gaspar Fierro la recomendación de tan buena obra. ¡Espero que me recomiendes más!

Superforecasting: the art and science of prediction

Ver Superforecasting: the art and science of prediction en Amazon

"La mente científica tiene que ser capaz de responder con claridad a la pregunta de ¿qué cosa me demostraría que estoy equivocado? Y si no puede, es un claro signo de que está demasiado atado a sus creencias"

Philip E. Tetlock

Usuarios a los que les gusta este artículo:

.
Este artículo tiene 9 comentarios
Muchas gracias Hugo y Gaspar.
¡Como echaba de menos entradas de este tipo!
¡Empiezo a leer el libro hoy mismo!
¡Que dificil es desprendernos de nuestro pensamiento emocional y asociativo!
23/10/2015 14:12
antiguo usuario
Me he puesto a leer y me he perdido un poco, los expertos son los unicos que opinán y los demás pues adoctrinados, jajaja, es algo a sí, es que soy muy bestia, claro si todos fueramos expertos, pues seriamos monos jajaja,
Dios mio estamos en manos de algo peligroso, jaja, menos mal que soy un chucho, jajaja
, no se si va a cuento mi comentario pero no me leido todo el articulo, cuando lo lea vuelvo a comentar, jaja
Perdón por mi comentario
23/10/2015 14:58
Gracias por la mención.

Sólo agregar una enseñanza mas de Tetlock que viene implícita en sus enseñanzas e investigaciones: La imprescindible necesidad de la paciencia, la disciplina y la sistematicidad en la aplicación de su Proceso para obtener las conclusiones que comparte en sus libros.

Sin esas tres características es muy difícil que cualquier Proceso funcione, ya sea en el mundo académico o en las inversiones o en la vida misma.

Saludos y un abrazo
23/10/2015 16:43
Hugo, muchas gracias por la reseña. Parece un libro estupendo y que una vez más parece conectar con aquellos libros o ideas que me parecen más atractivas y potentes a la hora de ayudarnos a ser mejores pensadores/analistas/etc (Taleb, Kahneman y compañía.

Últimamente estoy con otros temas más concretos sin dejar de lado el tema de teoría de la información y toma de decisiones, así que me lo apunto entro los MUST. De nuevo gracias y un abrazo.
27/10/2015 13:32
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad