¿Qué fue de Volkswagen tras su escándalo de emisiones diésel en Estados Unidos?

24 de julio, 2017 3
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la historia del pensamiento económico y los ciclos... [+ info]
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en... [+ info]
10º en inB
10º en inB

En septiembre de 2015 conocimos el escándalo de las emisiones diésel en Estados Unidos que afectaba directamente a Volkswagen, que acabó teniendo un coste económico muy abultado en relación a otras multas anteriores a fabricantes de vehículos. Desde el punto de vista mediático, también tuvo un gran impacto, hasta tal punto que muchos comentaristas empezaron a hablar de pérdida de reputación del grupo y sus marcas afectadas (Volkswagen, Audi, Seat, Skoda).

El coste económico es evidente y así ha quedado reflejado en la cuenta de resultados de la compañía, que supera los 20.000 millones de $ entre los años 2015 y 2016. Sin embargo, muchos se preguntan sobre el futuro de la compañía. En otras palabras, ¿cuál ha sido el impacto de este escándalo en la posición competitiva de la compañía? ¿Ese supuesto daño reputacional le ha dejado tocada?

Podemos echar un vistazo a las ventas de la compañía en los últimos dos años para hacernos una idea inicial del impacto del problema en el negocio del Grupo Volkswagen. En 2016, las ventas se frenaron y el ritmo de crecimiento fue algo menor a años anteriores, con un aumento del 1,86%. En el primer trimestre de 2017, los ingresos aumentaron un 10,3%. En cuanto a número de vehículos vendidos, en los seis primeros meses de 2017 han aumentado un 8%. Esta evolución de las ventas le ha permitido estar disputando el puesto de mayor fabricante de vehículos del mundo mano a mano con Toyota.

Ingresos y resultado bruto.png

Específicamente, la entrega de automóviles (sin incluir vehículos pesados) en el primer trimestre de 2017 creció un 9,2% en Estados Unidos y un 5,5% en Norteamérica. Tan solo en 2016 se visualiza un bache en la región, con una caída del 0,1% de los ingresos en Norteamérica. Tampoco se puede decir que la compañía haya bajado precios de forma significativa, ya que el margen bruto se ha mantenido estable alrededor del 18% en 2016, en correspondencia con años anteriores a excepción de 2015. El resultado operativo y el resultado neto sí han sufrido dramáticamente, debido a los gastos extraordinarios de multas y costes asociados al escándalo como las recompras de vehículos afectados. Pero no es razonable pensar que estos gastos sean recurrentes.

Resultado operativo y neto Volkswagen.png

Todos estos datos no parecen indicar que el escándalo le haya impedido a la compañía seguir vendiendo vehículos y desarrollar el negocio con normalidad. La principal consecuencia ha sido la reducción del patrimonio y el aumento de la deuda para hacer frente a estos problemas temporales. Los gastos financieros serán a partir de ahora algo más elevados, pero tampoco de forma asfixiante. También se puede intuir que la compañía no ha podido dedicar durante estos dos años su atención y recursos a cuestiones más relevantes de cara al futuro, como el desarrollo de nuevas tecnologías o proyectos de futuro.

Siempre es importante consultar los datos antes de llegar a conclusiones de forma precipitada. En muchos artículos periodísticos se sigue hablando de un impacto decisivo en el negocio de Volkswagen, el supuesto daño reputacional que iba a dañar las marcas. La realidad apunta más a que los clientes y potenciales compradores están más preocupados por otras características de los vehículos y las prestaciones del fabricante en otros aspectos.

La gran preocupación del mercado que permite los grandes descuentos de estas compañías en el sector no puede basarse exclusivamente en este problema, y lo lógico es que estén más interesados en otras cuestiones. A modo resumen, lo que no tienen claro es que estas compañías sigan liderando el sector a medida que se van introduciendo nuevas tecnologías en el sector, como el coche eléctrico (también híbridos) o la conducción autónoma. Es aquí donde está la parte más importante a la hora de valorar compañías como Daimler, BMW o Volkswagen, que por la naturaleza del sector y las circunstancias actuales considero que están en una posición adecuada para seguir manteniendo una gran cuota de mercado.

Cartera Value: Para más detalles sobre la Cartera Value y suscripciones, no dejes de visitar la página de información.

Artículos relacionados:

- Las limitaciones de los screeners y el análisis estadístico - Daimler y los fabricantes de vehículos

- La diferencia la marca el marketing, no la tecnología



Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
En respuesta a alberto devesa sobrino
Lingotes es una compañía muy diminuta, los fabricantes de automóviles y componentes están presentando buenos resultados en general, con las ventas de vehículos aumentando significativamente. El PMI estaba en máximos de 73 meses, ha pasado de 57,4 a 56,8, nada relevante.

Un saludo
24/07/2017 22:03
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad