Primer paso: salir de Matrix - Conocer es abrir los ojos

15 de mayo 1
Director de inBestia y de la Cartera Value de inBestia. Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la historia del pensamiento económico... [+ info]
Director de inBestia y de la Cartera Value de inBestia.... [+ info]
10º en inB
10º en inB

Hay un gran número de herramientas y conocimientos sobre los mercados financieros a disposición de los inversores. El entendimiento de la contabilidad, cómo se elaboran los datos económicos y qué significan o el análisis de la curva de tipos son claros ejemplos de que se pueden saber cosas interesantes sobre el presente de los mercados. Sin embargo, cada una de ellas por sí sola no será suficiente para desarrollar una filosofía de inversión de éxito.

Mucha gente se inicia en los mercados buscando el Santo Grial de las finanzas, algún truco superior que le permita hacer dinero rápido y sin contratiempos. Otros no son tan ambiciosos, pero también buscan un método extremadamente simple y que les lleve poco tiempo. Es entonces cuando aparecen las conclusiones extremadamente simplistas. Se llega a este resultado porque es lo que buscaba el inversor en primer lugar, no romperse mucho la cabeza y no realizar el trabajo correspondiente.

Esto provoca que me encuentre con conocidos que prefieren invertir en los fondos de inversión que ofrece la banca minorista a escoger fondos de gestoras independientes que al menos aportan algo más de valor. Inmediatamente le explico a esa persona que el típico fondo de inversión que comercializa la banca minorista no es más que una colocación donde el el banco se lleva la gran mayoría de la comisión de gestión, mientras que el fondo no genera buenos resultados a largo plazo. Por lo tanto, si va a invertir en fondos de inversión, al menos que el gestor cobre por un trabajo valioso y no por calentar la silla (ni siquiera le propongo la Cartera Value porque le va a exigir estar más activo).

Enseguida, mi interlocutor se queda totalmente contrariado, una sensación muy incómoda que va a ser difícil de encajar por una simple razón: va a tener que realizar un esfuerzo extra para mirar el tema y buscar otras alternativas. A continuación comienzan las excusas a lo que es una evidencia aplastante: “es que me parece más seguro tener el dinero en una entidad grande y conocida”, “es muy complicado”, “soy muy conservador”. Y la mayor parte de la gente no pasa de aquí. No es un problema de conocimiento, sino de actitud. Es la actitud la que acaba generando el conocimiento, ya que el inversor tiene curiosidad y desea progresar.

Me hace gracia cada vez que aparecen algunos críticos con la industria de fondos en España echándole la culpa del 100% de lo que sucede a las entidades financieras. A veces llevan al extremo la idea de que todo está controlado por la industria y que engañan a los clientes. Nada más lejos de la realidad. La industria es como es porque en muchas ocasiones el cliente así lo demanda. El típico cliente quiere cosas seguras y que alguien de la cara cuando algo va mal para reducir el estrés que supone haber obtenido malos resultados. También quiere grandes oficinas para sentirse más seguro, y por lo tanto, ahí está la gran inversión tradicional en oficinas por todas las calles de las ciudades buscando captar clientes (la cual se está reduciendo por diferentes motivos). Todo lo demás le da miedo y no desea saber nada de ello. De hecho, cree que en un banco minorista disfruta de más seguridad jurídica que en una gestora independiente. A la gente del mundillo se le olvida a veces que una gran mayoría del público no tiene ni idea ni de lo más básico. Y si eso es así es porque no han aprovechado ni una sola de las oportunidades que se les han presentado para entender un poco mejor lo que sucede.

No hay que ser pesimistas, de hecho, algunos conocidos míos han descubierto el funcionamiento más básico de los mercados y la bolsa partiendo de cero. No se dedican a esto, pero tenían la mente abierta y pasito a pasito se han ido familiarizando con algunas cuestiones importantes. Uno de estos conocidos siempre me dice que cuando le recomendé leer ‘El pequeño libro que bate al mercado’ de Joel Greenblatt para él fue como tomarse la pastilla roja para salir de Matrix. Este libro explica la importancia de uno de los pilares fundamentales de la renta variable: las compañías reinvierten en sus negocios una parte muy importante de sus recursos, logrando a veces rentabilidades elevadas. A largo plazo, se puede acumular un gran valor gracias a la reinversión de los beneficios.

También algunos seguidores del blog y de la Cartera Value han perdido el miedo a seguir avanzando gracias al conocimiento. Todavía recuerdo cuando comencé la nueva edición y la primera compañía analizada fue alemana, varios suscriptores me escribieron preocupados partiendo de la base de que invertir en el extranjero es más arriesgado o complicado. Ahí había una barrera mental importante para inversores que ya habían invertido en acciones por sí mismos. Hubo diferentes reacciones, algunos se desentendieron de la Cartera Value bajo la premisa de que no van a invertir en compañías que no cotizan en España, otros siguieron el camino emprendido con curiosidad y una mente abierta.

Y volviendo a la idea del principio, el conocimiento no consiste en descubrir un método simple de inversión, sino en una mejor comprensión y entendimiento de los mercados y su entorno. Cuanto mayor sea ese conocimiento, mejor para la filosofía de inversión y los diferentes métodos que emplee el inversor. Explicado con una analogía, cuando caminamos con los ojos cerrados lo hacemos muy despacio y con mucho miedo, teniendo mucho cuidado donde pisamos para no tropezarnos. Cuando abrimos los ojos perdemos el miedo y comenzamos a caminar con rapidez, confianza y hasta cruzamos al otro lado de la calle después de mirar hacia los dos lados. El conocimiento y las herramientas son el equivalente a abrir los ojos, después todo es más fácil. No basta con abrir los ojos, también es importante aprender a andar, un proceso de prueba y error como sucede con los niños pequeños. Alguna vez se caen, pero acaban aprendiendo. Una buena idea es empezar despacio, es decir, invirtiendo poco dinero en otras alternativas a las que ofrece la banca minorista. Poco a poco, el inversor se irá familiarizando con los problemas y el funcionamiento de cada producto.

Un ejemplo es esa idea de que hay que tener mucho cuidado a la hora de analizar las cuentas de las empresas porque pueden estar manipuladas. La comprensión de la contabilidad y los fraudes del pasado deberían tranquilizar mucho al inversor sobre estas cuestiones. Cuando uno entiende por dónde suelen venir los problemas, cuáles son los síntomas y por qué, no tiene miedo a cruzar al otro lado de la calle después de haber mirado a los dos lados y haber respetado el semáforo de peatones. Es imposible asegurar que nunca le vaya a pasar nada, porque la certeza total no existe, pero no tiene sentido quedarse paralizado por el miedo. Con tomar las precauciones correspondientes, es suficiente para circular en coche o como peatón.

Los ahorros y el patrimonio personal son algo demasiado importante como para renunciar por completo a esta tarea de aprendizaje. El propio concepto de libertad personal está muy ligado a la capacidad para controlar nuestras decisiones financieras. Algunos llegarán más o menos lejos en su proceso de aprendizaje, dependiendo del esfuerzo y tiempo que le dediquen, pero nadie está condenado de antemano a ser un analfabeto financiero. Solo su actitud ante el mundo le impedirá o le permitirá salir de ahí.

Si está interesado en el Curso de Análisis Fundamental, visite la página de información del curso que comenzará el 22 de mayo. El descuento por pronto pago acaba hoy 15 de mayo a las 12 de la noche.

Cartera Value: Pruebe un mes gratis de la Cartera Value si está interesado en el análisis de compañías desde el punto de vista fundamental.

Artículos relacionados:

- El aprendizaje: el gran olvidado cuando se discuten alternativas de inversión

- En los mercados cada uno encuentra lo que busca

- Presentación del Curso de Análisis Fundamental de inBestia


Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
antiguo usuario
Yo me tomé una pastilla y se me quedó esta cara,jajaja
15/05/2017 19:54
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Nube de tags

ChurchBrown-Forman corpDiageoReckitt BenckiserHistoriaburbujadineroCAFBiografíasTeoría del cicloSesgos cognitivosIncertidumbreEstructura de la producciónREERegulaciónPrimCaja netaM1MDFTécnicas ReunidasDFEFlujos de efectivoFerrovialHeathroweconomías de escalaEnterpriseOperaciones corporativas407 ETRIPCDeflaciónEdad de OroIndicadoresViviendaIncentivosActivision BlizzardATVIAnálisis sectorialKofaxVRSUbiquitiWifiApalancamiento operativoSerendipiaPIBConsumos IntermediosContabilidad NacionalWoWCoDCarteraNasdaqIndicadores monetariosAdquisicionesDepósitos bancariosQEExpansión monetariaCurva de tiposVenta insiderContabilidadMetodologíaKen FisherSuper StocksPSRMúltiplo sobre VentasTransportationMotor Vehicle Retail SalesTrucksCartera TecnológicaGorilla GlassEfecto RicardoBeige BookPoste ItalianeKingHearthstoneCasual GamesBancaPrincipio de devengoBookingsEEUUComercio ElectrónicoEleccionesInlaciónVentaja en costesRevolución IndustrialDeuda PúblicaDavid HumeUniFiAirMaxCartera ValueBenjamin GrahamDividendoEconomía del desarrolloPolítica económicaPERTasa de rentabilidadSynapticsAmazonRenta FijaInflaciónReseñasRumoresCuenta de resultadosRonald CoaseCurso BenéficoReserva FederalEBITDAAnálisis financieroContextualizaciónAlternativas de inversiónValoración de activosMarketingTecnologíaTeoría económicaKeynesianismoRentabilidad sobre capital empleadoValor contableTrack RecordExpectativasCrash de 1929AprendizajeComparativa con índicesRecompras de accionesCurso de Bolsa ZeroPrincipios básicosAnálisis cualitativoCompetenciaDiferenciaciónCurso de Análisis FundamentalToma de decisionesPhilip A. FisherTimingGestión del capitalFuentes de informaciónReducción al absurdoFabricantes de vehículosVolkswagen
Publicidad