La capitulación de los bajistas, ¿señal de que el mercado bajista es inminente?

27 de junio Incluye: SPX 3

Desde hace varios años se viene alertando por parte de multitud de analistas e inversores de la “burbuja” que se vive en los mercados (tanto de renta variable como de renta fija) y de que los niveles alcanzados eran insostenibles. Las bolsas, en cambio, han escalado un “muro de preocupaciones” y registrado subidas muy importantes en estos últimos años.

La volatilidad que volvió a finales de enero y las caídas de estos últimos meses han devuelto las dudas a los operadores acerca de la continuación del mercado alcista. ¿Serán las actuales turbulencias un adelanto de lo que está por venir en los próximos trimestres? Miles Johnson, editor de la sección “Capital Markets” del Financial Times, sugiere que existen signos reales que muestran que esta vez sí que podemos estar ante un verdadero techo de mercado.

Hace escasos años una de las opiniones más contrarias que un inversor o analista podía tener era decir que el mercado no estaba sobrevalorado y tampoco había motivos para un crash bursátil. Voces tan dispares como las de Donald Trump (en aquellos momentos todavía no era presidente de Estados Unidos) o la del premio Nobel y profesor de la Universidad de Yale Robert Shiller, advertían de las burbujas que se estaban formando en los mercados financieros.

Desde entonces, y analizando sus declaraciones en retrospectiva, queda claro que ambos se equivocaron o, al menos, que se precipitaron en sus declaraciones. El S&P 500 se ha revalorizado más de un 30% desde comienzos del 2015 y Donald Trump, justo después de tomar posesión como presidente de Estados Unidos, optó por empezar a tuitear de forma frecuente sobre el buen comportamiento de la bolsa estadounidense, como si la subida de las cotizaciones fueran un barómetro de su éxito político, en lugar de una advertencia sobre una creciente complacencia.

5ae153465bd4247d06106b66211a0a2b2f35a900.

En los últimos años ha habido un cambio significativo en el tono de los comentaristas financieros. Con la fuerte tendencia alcista bursátil el número de analistas y comentaristas que estaban convencidos de que el mercado iba a desplomarse parece haberse reducido. Si bien esta forma de medir el sentimiento inversor no es del todo precisa y tiene alto margen de error, esta gradual desaparición de los bajistas de los medios de comunicación es una señal a tener en cuenta por quienes estén pensando en invertir hoy en los mercados bursátiles.

Los periodistas financieros, los cuales invariablemente reflejan las opiniones de los participantes más influyentes del mercado, parecen estar cada día menos bajistas conforme aumenta el tiempo transcurrido desde la última crisis. Desde FT Alphaville han señalado que el número de artículos en los que se menciona el término “burbuja de mercado” (market bubble) ha caído bruscamente, apareciendo un mayor número de artículos con este término en el año 2017 con respecto al 2016, pero sustancialmente menores que en todos los años desde 2013. En la actualidad, las menciones de los medios a este término, según la investigación llevado a cabo por Factiva (se trata de una base de datos comercial de información de prensa, corporativa y comercial ofrecida por Dow Jones), muestra que son incluso más bajas que durante los años comprendidos entre el 2002 y 2008.

95791bfe2bc6e3490e33385f7f15e5695c853940.(Fuente: Financial Times)

Mientras tanto, los inversores profesionales están mostrando un comportamiento comprador aparentemente contradictorio con su visión de mercado. La famosa encuesta mensual de gestores de activos llevada a cabo por Bank of America Merrill Lynch, apunta que durante el mes de junio los inversores en renta variable habían vuelto a sobreponderar la renta variable estadounidense por primera vez en 15 meses, tal y como podemos apreciar en el gráfico inferior. Michael Harnett, estratega de inversiones de Bank of America Merrill Lynch, señala que las favorables perspectivas para los beneficios empresariales están propiciando un regreso de los inversores a la bolsa estadounidense.

ac28cdfe4846c6d9f03bca2ed03887b30b835f5d.(Fuente: Trustnet)

Y todo esto se produce cuando la renta variable estadounidense es considerada uno de los activos más sobrevalorados de todos los mercados desarrollados. Parte de los encuestados dijeron que donde más sobreponderados estaban era en acciones globales del sector tecnológico, mientras que al mismo tiempo creían que las posiciones largas sobre grandes acciones tecnológicas de Estados Unidos y Asia eran la operación más “concurrida” por los inversores y, por lo tanto, la más peligrosa en este momento.

Además de todo esto, un creciente número de comentaristas han pasado de alertar acerca de la sobrevaloración de la renta variable estadounidense a reconocer que los mercados están caros mientras animan a sus clientes a permanecer invertidos y huir justo antes de que las cosas se pongan feas. Y ese momento sería en el que los tipos de interés sean más elevados, lo que hará que disminuya el atractivo de las acciones para aquellos inversores que anteriormente estaban desesperados buscando rentabilidad para su cartera.

Un ejemplo de este proceso de evolución del pensamiento es Jeremy Grantham, co-fundador y CIO de la firma de gestión GMO (Grantham Mayo Van Otterloo), quien al comienzo de este año señaló que el precio actual de la bolsa estadounidense era excepcionalmente elevado. A día de hoy Grantham cree que es probable que el actual mercado acabe en una explosión alcista o burbuja en algún momento dentro de los seis meses o dos años siguientes. A esta posibilidad, el afamado gestor le otorga una posibilidad del 50% y señala que uno debería estar listo para reducir la exposición a renta variable cuando cualquiera de los signos psicológicos se vuelvan extremos o, cuando después de un considerable ascenso, el mercado se derrumbe de manera rotunda. Nada de esto equivale a una salida a la desesperada del mercado a pesar de la sobrevaloración extrema del mismo. Simplemente, Jeremy Grantham se limita a señalar que la estrategia que debe aplicar el inversor es tratar de salir justo antes que todos los demás.

Ahora bien, ¿es esta estrategia sensata y prudente? El sentido común nos dice que si pensamos que algo está caro, no lo compramos. En caso de que ya lo tengamos, pero creemos que se ha revalorizado hasta unos niveles mucho más elevados de lo que en realidad vale, entonces deberíamos vender.

c51bcf98c856e049b17f2be5fbe49d4a04609446.

De este modo, en lugar de “perder” el tiempo pensando sobre la situación e intentando determinar cuándo los mercados finalmente se darán la vuelta a la baja, el inversor sensato, en opinión de Miles Johnson, debería negarse a participar de este juego si considera que el mercado no le ofrece una recompensa adecuada en función del riesgo asumido al comprar o mantener activos de renta variable en su cartera.

El prolongado mercado alcista, que dura ya más de nueve años, ha dejado a muchos bajistas agotados, y los que han aguantado con su posicionamiento bajista han sufrido varios años de rendimientos pobres o incluso negativos. En estas últimas fechas, parece que muchos bajistas están “tirando la toalla” justo en el preciso momento en que aparecen señales de que algo se está enfriando en la economía y los mercados globales. Por ello, en lugar de mantener y menos aún comprar activos sobrevalorados, quizá sería lo más prudente reducir la exposición al mercado y mantener en cartera más efectivo de lo normal.

Lo cierto es que detectar el techo de mercado es una tarea realmente difícil, por no decir imposible. Tradicionalmente, uno de los síntomas de sentimiento más claros de techo de mercado es cuando todos los bajistas y pesimistas desaparecen del mercado. Es difícil precisar con total exactitud si estamos en una situación así (otros analistas sugieren que todavía no existen señales de grandes excesos o euforia), pero lo que sí parece evidente es que la fuerza de este mercado ha dejado en fuera de juego a muchos bajistas. Esto no significa que el mercado vaya a derrumbarse inmediatamente, principalmente porque los indicadores de sentimiento son solo una pata del análisis, pero sí que es una señal que hay que vigilar de cerca, junto con los indicadores macroeconómicos y de valoración.

[Nota: este artículo es principalmente una traducción del original publicado por Miles Johnson en el Financial Times.]

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
Yo miro este gráfico de cajas es increíble lo igualito que son las cajas y como escapa al alza por los vertices, al ser tres cajas estamos en un techo de mercado ,
El vértice de esta última caja , la distancia sugiere que se está disytribuyendo para romper la caja azul por la base y descontar una caja en el mejor de los casos y en el peor dos cajas,
El romper la caja azul rompe con la secuencia alcista medido por cajas,jajaja
27/06/2018 09:29
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad