Entrevista a Finanbest: “los españoles no se benefician del crecimiento económico global como podrían y deberían hacer”

6 de febrero 0
Editor Jefe de inBestia. Profesor en el Centro de Estudios OMMA y el Título de Experto en Bolsa y Mercados de la Universidad de Alicante.... [+ info]
Editor Jefe de inBestia. Profesor en el Centro de... [+ info]
8º en inB
8º en inB

Hoy traigo algo diferente al blog. Mientras que en mis artículos solemos hablar de estrategias de inversión activas, en las que los gestores tratan de destacar sobre los índices mediante su particular análisis, en esta ocasión nos vamos a centrar en algo más simple: no ganar a los índices, sino replicarlos. Como dijo el padre de la inversión indexada, el recientemente fallecido Jack Bogle, "Evita la complejidad, confía en la simplicidad y la parsimonia, y tus inversiones deberían florecer". De esta forma, no se necesita una gran capacidad analítica para saber qué empresas o activos está valorando mal el mercado. Por tanto, los costes son mucho menores. Pero tampoco quiere decir que sea fácil. Al menos no lo es en términos emocionales dada la volatilidad inherente de los mercados bursátiles.

Para aprovechar el potencial que ofrecen las estrategias de inversión indexadas y las nuevas tecnologías, han surgido en España gestores automatizados de fondos (o roboadvisors, como se conocen en inglés), que facilitan el acceso a los inversores a este tipo de productos. Uno de ellos es Finanbest, nacido hace un año y medio, plataforma sobre la que hablamos en esta entrevista que he realizado a Asier Uribeechebarria, CEO de Finanbest, y Frédéric Dupuy, su director de inversiones (izquierda y derecha en la imagen inferior, respectivamente). A continuación nos detallan cuál es su propuesta de valor y desgranan las estrategias de inversión que aplica Finanbest.

TR-NvpnR3GtU8sibkQauVjEUxWZPgIAT1hO7cMlJLzHdluxUkAJ-WLEHgtQ_xI7HPmCd7sJrDp5ZxXxjYvL3VRZyGm6vGZDgg20EmpoJPZZiRFiUtiqAbXK6qFad2Ftp3c2DCQYz

R. España es uno de los grandes países de Europa que menos invierte en fondos de inversión. Tiene mucho de sus ahorros en depósitos o en ladrillo, y poco en instrumentos financieros como acciones y bonos, de tal forma que no saca beneficio del crecimiento económico global como podría o debería hacerlo. También, cuando sí decide invertir en los mercados financieros, tiende a hacerlo mal... Decide comprar cuando el mercado ya ha subido mucho, y luego tiende a vender en las caídas, es decir en el peor momento. Además, confía demasiado en su banco sin buscar nuevas alternativas independientes y más económicas.

  • P. ¿Cuáles son las necesidades del ahorrador español que trata de satisfacer vuestra compañía?

R. El ahorro de las familias españolas está creciendo y cada vez más dirigidos a fondos de inversión, ya que un 15% del ahorro va a estos productos.

Los productos de ahorro y de inversión de la banca tradicional sufren de tres problemas: fuertes conflictos de interés, asesoramiento deficiente, y altos costes y comisiones.

Hemos pensado y construido Finanbest con el objetivo de darles más rentabilidad a nuestros clientes y hemos arreglado las graves deficiencias de las instituciones tradicionales desde la raíz gracias a un modelo de distribución y on-boarding totalmente digital y una gestión de carteras cuantitativa y automatizada. Somos totalmente independientes,

hacemos una gestión dinámica diversificada globalmente, y nuestras comisiones son radicalmente bajas (hasta un 80% menores que las de la banca).

  • P. ¿Qué diferencia a Finanbest frente al resto de competencia en el sector de roboadvisors o gestores automatizados en España?

R. Nuestros competidores son los Robo Advisors realmente independientes, descartando de esta manera los “seudo” RoboAdvisors de algunos bancos que suelen cobrar comisiones muy altas y sufren de fuertes conflictos de interés. Comparándonos a nuestra competencia directa, observamos tres diferencias importantes.

Para patrimonios de entre tres mil y medio millón de euros nuestras comisiones son menores (0.39% comisión de gestión + 0.145% comisión de custodia).

Además, contamos con el apoyo de la consultora AFI, el modelo de gestión cuantitativa más potente (Black-Litterman) del mercado, apoyado por un Comité de Inversiones con profesionales de gran prestigio.

Por último, tenemos una visión pragmática a la hora de elegir los mejores fondos de inversión: si bien es cierto que seleccionamos fondos indexados en la mayoría de los casos, hacemos algunas excepciones y seleccionamos fondos de gestión activa en algunos mercados de Renta Fija de mayor riesgo y menor liquidez donde los índices no son totalmente satisfactorios.

  • P. ¿Podríais contarnos en qué consiste este modelo de gestión cuantitativa?

Nuestra política de inversión se basa en un modelo cuantitativo estadístico, que traduce en términos matemáticos una intuición muy sensata: es mejor diversificar las inversiones que jugar a hacer algunas pocas apuestas, porque en este caso uno acaba teniendo inversiones muy concentradas y muy arriesgadas.

Nuestro proceso de inversión parte de un modelo muy conocido, el modelo de Markowitz. Markowitz fue galardonado con el premio Nobel de Economía por su trabajo que data de los años 50. Permite, en base a datos de volatilidad, de correlación, y de rendimientos esperados, construir la cartera con el más alto rendimiento esperado para cada nivel de riesgo que uno está dispuesto a asumir.

Es importante entender lo que son la volatilidad y la correlación: la volatilidad mide el nivel de riesgo de un activo, es decir, refleja la amplitud de los movimientos que pueda tener (por ejemplo: una acción de una empresa China suele ser más volátil que un bono soberano emitido por el gobierno alemán). La correlación mide la relación o la dependencia de los rendimientos de dos activos, es decir, la propensión de dos activos de moverse juntos en la misma dirección, o de manera independiente, o incluso de manera opuesta.

Nuestro objetivo es de optimizar el binomio de rentabilidad/riesgo apoyándonos en las características de riesgo, de rendimiento y de correlación de los activos que gestionamos. Por ejemplo, tener dos activos que tengan baja correlación entre ellos permite reducir el riesgo total ya que cuando uno tiene malos rendimientos, el otro tiende a compensar con rendimientos mejores. Es una filosofía de inversión conservadora que tiene como punto de partida el control del riesgo.

Aunque sea conceptualmente muy potente, este modelo tiene sus limitaciones e imperfecciones. El objetivo del segundo modelo que utilizamos, el modelo de Black-Litterman, es precisamente el de paliar las lagunas del modelo de Markowitz. Black-Litterman nos permite un pilotaje bastante más preciso de las inversiones teniendo en cuenta no solo datos históricos, sino también las expectativas de rendimientos, combinadas con grados de convicción, por parte del comité de inversión, es decir, la contribución humana. Gracias a este modelo de Black-Litterman, el comité de inversión tiene las herramientas matemáticas para pilotar e intervenir de manera óptima y coherente en la construcción de las carteras.

  • P. ¿Bajo qué criterios seleccionáis los fondos de inversión para las carteras?

R. Lo primero y lo más importante: independencia total y acceso a los mejores fondos del mundo. Seleccionamos de forma totalmente independiente los mejores fondos del mundo entre más de 50.000 de más de 1.000 gestoras internacionales (gracias a la plataforma AllFundsBank). Solo cobramos de nuestros clientes, y nada de las gestoras de los fondos que elegimos (no cobramos retro-cesiones o retro-comisiones como puede pasar en el sistema tradicional). Disponemos de una herramienta de análisis cuantitativa bastante potente que nos permite comparar y filtrar estos fondos. Con esto, nos centramos en los fondos más potentes y sólidos en términos de rentabilidad, riesgo, liquidez, transparencia, eficacia, track-record, tracking-error, tamaño, "traspasabilidad" y coste. Al final, para cada mercado donde queremos invertir, llegamos a una pequeña selección de fondos potenciales (dos o tres). El último paso consiste en un análisis cualitativo profundizado de cada fondo y en un diálogo con las gestoras. La decisión final la toma nuestro comité de inversiones. Es importante añadir que solo invertimos en las clases más económicas de los fondos que elegimos, es decir la clase institucional o la clase "limpia". Finalmente, como os decía, en regla general privilegiamos los fondos indexados. De hecho, en los mercados de Renta Variable solo invertimos en fondos indexados (gestión pasiva). En cambio, en algunos mercados de Renta Fija (por ejemplo: bonos High Yield o de países emergentes) preferimos invertir en fondos de gestión activa.

  • P. Comentas que en Renta Variable solo invertís en fondos indexados, ¿por qué?

R. Reconocemos las numerosas ventajas de los fondos indexados: son transparentes, muy económicos y eficaces. Replicar un índice (por ejemplo, el S&P500 o el IBEX35) es sencillo, por eso la comisión de gestión es muy baja. Estos fondos dicen lo que hacen y hacen lo que dicen: dan una rentabilidad igual a la rentabilidad del índice que replican, menos la comisión de gestión (baja) y más/menos una pequeña desviación mínima. Parte de la potencia de estos fondos viene de sus comisiones menores: este ahorro en comisiones se transforma directamente en rentabilidad adicional.

SXDMTf63zI_as8GalafaNdjYnqgB-Go9HJ5VWyRhcdsKLHRMAat33qny-UidCI3t_qNwIPuBQH9fGFmCJKFZx4YZkNQVcKK24z7cCyZOmikiTJ85WIoDuyWSXfFT_dPdkntvuWXr

Además: ¿por qué querer batir un índice? Lo realmente importante no está en batir a un índice, sino en seleccionar bien en qué mercado/índice invertir, y con qué cantidad de su patrimonio. Todos los estudios demuestran que, a largo plazo, la abrumadora mayoría de los fondos de Renta Variable de gestión activa que pretenden "batir el índice", una vez descontadas sus altas comisiones, no lo baten, es decir que tienen peores rendimientos a largo plazo que los fondos indexados. ¿Por qué?

1- porque es muy difícil con un equipo de algunos analistas "ser más listo que todo el mercado" a la hora de seleccionar las mejores compañías entre cienes o miles de ellas, y aún más hacerlo a nivel global, y de forma consistente y repetida en el tiempo

2- porque son muy caros (hay que pagar a estos analistas) y cobran comisiones muy altas que restan rentabilidad al fondo, y

3- porque los índices de Renta Variable son potentes y los fondos indexados eficaces.

Algunos de estos fondos de gestión activa pueden tener suerte durante un tiempo, hacer una apuesta que le salga bien, se hacen famosos, pero la suerte no se repite y luego tienen rentabilidad por debajo de la media... Por estas razones, en los mercados de Renta Variable siempre invertimos en fondos indexados. Los índices de RV son conocidos, buenos, y además corresponden a una sistemática de trading de "momentum" sensata y eficaz: invierten más en las mayores empresas que en las menores, y los reajustes se hacen a favor de las empresas que crecen y en contra de las que lo hacen peor (empresas ponderadas por capitalización bursátil).

  • P. ¿Cuáles son los principales elementos que tenéis en cuenta para confeccionar una asignación de activos óptima?

R. Lo primero consiste en seleccionar los mercados donde queremos invertir a nivel global (incluyendo Europa, EEUU, Japón, Países Emergentes etc...). Solo invertimos en los mercados financieros, es decir en instrumentos (acciones y bonos) que financian a la economía y cuya rentabilidad a largo plazo se apoya en el crecimiento económico global. Estos mercados tienen que tener expectativas de rentabilidad positiva a largo plazo, tienen que ser suficientemente grandes y líquidos, y tienen que completarse el uno al otro, es decir tener cada uno su dinámica propia, para justamente poder construir carteras diversificadas optimizadas a través de los efectos de des-correlación de estos mercados. El segundo elemento tiene que ver con la propia optimización matemática: gracias a nuestro modelo de Black-Litterman, a partir de estos mercados, construimos la mejor diversificación posible para cada perfil de riesgo.

Por último, pero no menos importante, seleccionamos los mejores fondos de inversión para invertir en cada uno de los mercados que componen la asignación óptima de activos. Para esto, y esto es muy diferente comparado a la banca tradicional, tenemos acceso a miles de fondos de centenas de grandes gestoras internacionales, y hacemos una selección totalmente independiente. Como ya he dicho antes, no cobramos nada de las gestoras de los fondos que elegimos, solo cobramos de nuestros clientes.

  • P. Es interesante que, además de los modelos cuantitativos, intervenga también el juicio humano del comité de inversión en la elaboración de las carteras. En este sentido, ¿cuál es vuestra perspectiva acerca del actual entorno de mercado? ¿Es momento de ser más agresivos o más defensivos en la asignación de activos?

R. Una gestión 100% cuantitativa no existe, y si existiera sería peligrosa. Primero, el juicio humano es quien fabrica el modelo y lo parametriza. Este mismo comité analiza los resultados y "las propuestas" de inversión que nos da el modelo y toma las decisiones finales. Los modelos cuantitativos "aumentan" las capacidades humanas, pero no las sustituyen. El rol de nuestro comité de inversión es un papel de pilotaje. Toda máquina, todo algoritmo tiene un piloto que controla que todo vaya bien.

En realidad no decidimos si debemos ser más o menos "agresivos": nuestro modelo cuantitativo de gestión se adapta a cada uno de los seis niveles de riesgo que ofrecemos a nuestros clientes. Es el cliente quien decide, en base a nuestro asesoramiento (perfilado), el nivel de riesgo que desea. Nuestro mandato de gestión consiste en optimizar la rentabilidad de la cartera con el "presupuesto" de riesgo correspondiente, que es un dato fijo. Nuestros clientes pueden a lo largo del tiempo cambiar de perfil de riesgo, por ejemplo bajar a una cartera más conservadora.

Además, sabemos que intentar hacer "market-timing", es decir, intentar adivinar si es mejor comprar hoy o dentro de una semana o de un mes, es un juego estéril donde el factor clave es la suerte. Preferimos gestionar el dinero de nuestros clientes con una visión de largo plazo donde los movimientos del corto plazo no son tan determinantes y los efectos de la suerte se promedian. Dicho esto, nuestras perspectivas a largo plazo para los mercados donde invertimos son buenas.

  • P. A nivel de regiones geográficas en la parte de RV, ¿qué mercados os resultan más atractivos, y basados en qué indicadores?

R.  Invertimos en USA, Europa, Japón y Emergentes y tenemos expectativas de rentabilidades positivas en todos estos mercados. Muchos datos se tienen en cuenta en nuestro modelo: factores de riesgo como la volatilidad y las correlaciones, datos de rentabilidades, de precio, de resultados y expectativas de resultados, de dividendos, de tipos de interés, de divisas y de inflación (así como expectativas de inflación y de sendas más probables de políticas monetarias) etc... El PER de Shiller es un ratio interesante que se integra en nuestro modelo, pero no es el único.

  • P. Por último, ¿qué le dirías al ahorrador que quiere “hacer algo con su dinero” más allá del típico producto bancario que ya no le da nada, pero que le da miedo la bolsa?

R. Este ahorrador tiene que entender que la bolsa, las acciones y los bonos son los instrumentos financieros que financian la economía global. Si uno está convencido que a largo plazo la economía global crecerá, por la innovación, por el comercio, por la demografía, por las ganancias de productividad, por lo que sea, entonces puede estar igualmente convencido que los inversores que han financiado este crecimiento cosecharán sus beneficios.

Es cierto que a corto plazo puede pasar de todo, porque los mercados sobre-reaccionan a cualquier noticia. Pero esto a largo plazo desaparece porque la tendencia de largo plazo que sostiene el crecimiento económico es bastante más potente que el ruido del corto plazo.

Esto sí, uno tiene que ser paciente y no verse obligado a vender en momento de rentabilidades negativas.

La forma correcta y eficaz de invertir es a través de una inversión muy diversificada a nivel global, con un riesgo adaptado a su perfil, una visión de largo plazo, y una gestión dinámica. Finalmente, la total independencia del gestor y de los intermediarios es vital para tener acceso a los mejores productos al mejor coste.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos