Un indicador para confirmar crisis sistémicas: ratio Oro/Cobre

17 de marzo Incluye: GOLD$COP 0
Gestor cuentas gestionadas en GPM (All Seasons Momentum) Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de Alicante Autor libro "El... [+ info]
Gestor cuentas gestionadas en GPM (All Seasons... [+ info]
1º en inB
1º en inB

Ahora que el año 2022 se está convirtiendo en todo menos en el sueño aplacible que nos prometía el cierre de 2021, con pavorosas guerras en Europa y con potenciales problemas económicos a la vista, es hora de revisitar alguno de los indicadores de mercado que nos pueden confirmar que estamos entrando en un periodo convulso. 

Y por convulso no me refiero a lo que hemos visto estas semanas, sino a crisis económicas globales que lleven las economías a recesión y se produzcan profundos mercados bajistas en los activos de riesgo. 

Un ejemplo de indicador que sigo muy de cerca es el ratio Oro/Cobre, el cual se eleva con contundencia cuando se está entrando en una fuerte crisis. El siguiente gráfico y sus anotaciones explican las últimas 5 crisis en las que este ratio señaló la llegada de problemas: la implosión de la burbuja tecnológica, la burbuja subprime que acabó en la Gran Recesión, la crisis de deuda europea, la desaceleración global de 2015-16 (que trajo un mercado bajista a Europa) y finalmente la desaceleración de 2018 y la subsiguiente pandemia. 

bd7e538faa4ce9fb41f6ac755b5f282d703fb4f9.png

El Oro es un activo ultradefensivo que tiende a apreciarse ante crisis y desequilibrios globales y, a su vez, el cobre es un metal industrial, que tiende a apreciarse cuando las cosas van bien, porque habrá demanda del mismo. Como ambos metales responden a situaciones opuestas, cuando las cosas van a ponerse difíciles o ya se están poniendo difíciles, los activos defensivos (como el Oro) repuntan fuertemente ante los activos cíclicos (como el Cobre).

Para filtrar un poco el ruido del ratio, que como todo mercado oscila, podemos simplemente determinar que el ratio está alertando de potenciales peligros cuando su MACD, un indicado que ayuda a filtrar la tendencia, se torna positivo

a5f123e52943d9de3c1391280078067dd1e643f5.png

En sí mismo el ratio no tiene por qué ser un indicador adelantado. Es más bien de confirmación, aunque efectivamente a veces está bastante pegado al inicio o justo antes del inicio de las crisis, como cuando en diciembre de 2007 estaba ya alertando de peligros en la burbuja subprime y subsiguiente Gran Recesión. 

O cuando en agosto de 2011 señalaba problemas que acabaron materializándose en la crisis de deuda europea. O antes de las últimas 2 desaceleraciones importantes (2015-16 y 2018) que trajeron importantes mercados bajistas y correcciones alrededor del mundo.

Como se puede observar, en la actualidad el ratio está estable y su indicador MACD se acerca peligrosamente al terreno positivo (lectura actual -1,93), pero si en los próximos meses supera el nivel clave de 0, entonces podremos decir que este indicador de crisis sistémicas nos está alertando de peligros.

>> Recibe mi newsletter mensual para no perderte nada de lo que hago pinchando aquí

>> Sígueme en mi canal de Telegram para estar al día de todos mis artículos y análisis (pincha aquí)

>> Sígueme en mi Twitter (pincha aquí)

Hugo Ferrer es gestor de inversiones en Gestión de Patrimonios Mobiliarios Sociedad de Valores con la estrategia "All Seasons Momentum" aplicada sobre cuentas privadas de clientes. 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos