Situación técnica sumamente interesante. ¿Tramo alcista arrancando?

11 de abril, 2016 1
OPTIONS CENTER: https://bit.ly/2VMhlz9 También conocido como Niko Garnier, soy actuario de formación, y he trabajado en BBVA (gestora de... [+ info]
OPTIONS CENTER: https://bit.ly/2VMhlz9 También... [+ info]
4º en inB
4º en inB

Como complemento a mi post anterior "El DAX vuelve a dar oportunidad de entrada", quiero mostrar algunos elementos técnicos distintos en el Eurostoxx50, que son también un buen complemento para la situación general de las bolsas europeas. Las diferencias entre DAX y Eurostoxx se deben principalmente a que el Eurostoxx es un índice que no incluye los dividendos que reparten las empresas, y que son además importantes debido a la ponderación de pesos pesados del Ibex como Santander o Telefónica, que forman parte del Eurostoxx50. Es decir, el Eurostoxx no incluye dividendos (el DAX sí), y además incorpora empresas de los índices IBEX y MIB (Italia), y muy particularmente el maldito sector bancario. Esto explica (entre otras cosas) su peor comportamiento relativo durante los últimos años:

910158715e61eb84b95d5e544e4251bd5d8ee843

Cuando más atrás vayamos en el tiempo, más se notará el efecto acumulativo de los dividendos, que hacen subir mecánicamente al DAX un 2% cada año (aprox) por encima del eurostoxx y otros índices que no los incluyen. Ese 2% capitalizado año tras año, se transforma en un 22% de sobre rendimiento del DAX al cabo de 10 años. Además, la distinta configuración sectorial del DAX, más reflejo de la economía alemana, hace que a más largo plazo, se amplíe el spread:

ebc1e29d01a9e3e0b75000618138541785b710de

Por eso, el DAX y el Eurostoxx solo se pueden comparar (técnicamente) en horizontes temporales más cortos, buscando divergencias y comportamientos relativos distintos, además de confirmaciones o invalidaciones de escenarios.

Recuerden este gráfico del DAX que puse en mi último post, mostrando la tendencia (canal) alcista desde 2009:

0ea5f53d784e18858b6edc9652739cd8f0a488da

Pues bien, como ya habrán visto anteriormente, resulta que el canal alcista equivalente en el Eurostoxx50 tiene una pendiente mucho menor, pero a cambio de eso, desde que empezó la fase correctiva actual, en abril de 2015 (ver canal en rojo), todavía no hemos ido a tocar la base del canal alcista mayor (en verde), cosa que el DAX sí ha hecho:

081a6f4b28d3073a14dd6ce7468b9519b829e3f6

Observen la importancia del nivel de soporte entre los 2.850 y 2.900 puntos. Tenemos una sombra inferior larga (en velas de dos semanas), que ha supuesto una ida y vuelta rápida (ver círculo rojo) por debajo de esa zona que ha venido siendo soporte desde finales de 2013 (líneas discontínuas en azul).

No debemos descartar que pueda romper ese soporte con más contundencia para ir a buscar la base del canal alcista largo (verde), sin que eso suponga un cambio de tendencia de largo plazo, entre otras cosas porque no existe esa tendencia de largo plazo en el Eurostoxx, tal y como hemos visto al principio del artículo (en todo caso hay lateralidad de largo plazo). No existe euforia ni ciclo alcista expansivo brutal previo, así que tampoco sería lógico esperar una tendencia bajista. Lo digo para los que sienten miedo y temen una crisis como consecuencia de los excesos anteriores, que no tienen nada que ver ni con los de los años 90 (y techo 2000), no con los de 2007-08.

Dicho esto, al margen de que tengamos un nuevo tramo a la baja, me parece que la situación técnica ya es de por sí muy atractiva, y ese es el escenario que debemos perseguir. Tras el test bajista de febrero, los niveles actuales ofrecen una atractiva relación riesgo-recompensa, porque estamos en soporte, y una reanudación alcista de largo plazo (canal verde) en medio de una reactivación económica europea, sería muy suculenta. La clave es jugar esa potencialidad con el riesgo controlado.

El último máximo local en el Eurostoxx50 (de principios de marzo) nos fija un nivel a vigilar en los 3.060 puntos, equivalente a los 10.000 del DAX ya comentados.

Ciclo alcista desde 2012.

Hasta ahora hemos estado analizando el canal alcista que parte de 2009. Pero en realidad existe otro canal más reciente, que parte de los mínimos de 2011-2012. Hay dos formas de trazarlo (ninguna es perfecta): la primera parte del mínimo de 2011, y pasa por el último mínimo local de septiembre de 2015. Fíjense en que los máximos de marzo 2015 se salen ligeramente del canal por arriba, en un típico exceso de mercado (que aproveché para realizar una estrategia lateral-bajista de cobertura con opciones):

c13bbe98449a1fdff52d559e880718580fa7654a

La otra forma de trazar este canal alcista es "metiendo" ese máximo de marzo 2015 dentro del canal (ver gráfico siguiente), pero en realidad poco importa. En ambos casos se ha roto el canal, y también la directriz alcista más reciente, que parte de un gap alcista de ruptura de septiembre de 2013 (ver línea naranja gruesa en el gráfico). Esta directriz alcista tiene menor pendiente, y por eso es más relevante. Fíjense también en otro detalle: el rebote de marzo ha supuesto un pull-back hacia esa directriz, y también hacia la MME30 (media móvil de 30 semanas), como muestro en el círculo amarillo:

c37e412f5d8cd3a9ca756c5a9bfc306e88036f7b

Observen también que los mínimos de febrero ha ido a tocar el nivel de retroceso de Fibonacci del 62% del tramo alcista desde 2011.

Así que tenemos el cuadro completo: si realmente estamos en el tramo final de una corrección amplia que empezó en marzo de 2015, ya no deberíamos ir más allá. El retroceso Fibonacci 62% es el máximo que se puede considerar razonable en un escenario alcista de fondo. Hemos roto una directriz alcista relevante, hemos hecho el pull-back, y ahora estamos otra vez en torno a los 2.900 puntos. Vamos a mirar estos niveles desde más cerca.

Observen en el siguiente gráfico, el círculo rojo. La primera vela negra (con sombra inferior larga) es la segunda semana de febrero. La siguiente vela es blanca, de rebote, en la tercera semana de febrero. Es un movimiento de ida y vuelta por debajo de los 2.900 puntos (que he comentado antes), una zona de soporte importante desde 2013. Si miramos la línea de tendencia suave (roja) desde 2013, ya estamos bajistas y hemos hecho pull-back. Si miramos el soporte horizontal, todavía estamos en fase de indefinición. Considerando la mayor debilidad estructural del Eurostoxx50 frente al DAX (que no ha roto), podemos dar ese margen de confianza.

6192e7b6ede2cc9dbb06cfaf8fe84db1667861eb

La recaída bajista durante las 4 últimas semanas, después del pull-back (amarillo), ha ido a buscar apoyo de nuevo en los 2.900 puntos. Es por lo tanto un nivel clave, porque podría ser el principio de un nuevo impulso alcista importante. Es por tanto un nivel donde tomar posiciones de forma controlada. Si nos giramos al alza y superamos el máximo local anterior (nivel del pull-back), el escenario alcista cobrará fuerza. Pero el punto actual es donde más potente puede ser el timing, en caso de acertar. Por eso me parece tan interesante.

¿Y el DAX desde 2011-2012?

También podemos trazar una directriz alcista en el DAX desde 2013, que ha sido perforada a la baja, y hacia la cual ya se ha producido ese pull-back. Todo ello se estaría desarrollando ya fuera del canal alcista desde 2012, como vemos en el siguiente gráfico, y por tanto estaríamos bajistas:

8c7a9aa5cdec44cf0633b3f119f30870441f3a17

Observen que en marzo de 2015 se produjo en salida del canal por arriba, en falso. De forma simétrica, esta salida por abajo también podría ser en falso. Y si parece que es más contundente en duración y amplitud que el escape alcista fallido de marzo 2015, observen el siguiente gráfico donde amplío el canal verde para que pase por el mínimo inicial de finales de 2011: aquí la cosa ya no es tan grave, y estaríamos en pleno soporte para comprar.

0ccdf47ee56597156344f96b0908cac7d32a8c33

Observen también que la zona de soporte clave desde el año 2013 son los 9000 puntos, y ese es el nivel que el DAX ha ido a testear en febrero, tras romper la directriz alcista (rojo) y el canal alcista (verde). Recuerden que a mayor plazo, el canal alcista desde 2009 se mantiene.

El resto del escenario descrito para el eurostoxx50 también se respeta: pull-back (círculo amarillo) hacia la antigua directriz alcista y hacia la MME30 (media móvil de 30 semanas), y consolidación durante las últimas semanas, que nos ofrece el timing óptimo de entrada a medio-largo plazo. La clave, como explico en mis cursos de Análisis Técnico, es asumir un riesgo de corto plazo (más pequeño) para perseguir un beneficio de medio plazo (más grande). Estamos pues en una de esas situaciones: el soporte para stop del DAX en los 9.400 puntos, en gráfico de velas diarias, es asumible, y nos permite tomar posiciones con un riesgo controlado, en busca de un movimiento alcista mayor de medio plazo, anticipándonos a futuras rupturas de resistencias. La primera, como dije, en los 10.000 puntos. 

0e5b66bf44a1945ed15b8b6bebe3290345de441f

La clave en todo esto es lo que no se ve, o no se dice. El contexto macro, técnico de largo plazo, fundamental y de Sentimiento. Tener una visión de largo plazo es clave, incluso si operas a corto plazo. El sentimiento actual sigue siendo negativo en Europa y escéptico en EEUU. Por supuesto que hay factores de riesgo, pero siempre los habrá. Cuando lo veas claro, y todo el mundo esté de acuerdo, entonces será tarde, muy tarde para entrar en bolsa.

Lo que no digo explícitamente en estos gráficos es toda esa información que recojo a diario sobre indicadores macro, de sentimiento, fundamentales, que leo en artículos y análisis, toda esa "sensación" que de forma directa o indirecta forma parte de todo gestor y analista. Es esa parte subjetiva que todos tenemos, y que en realidad muchas veces marca la diferencia, para bien o para mal. Todo eso está implícitamente recogido en estos escenarios técnicos que estoy planteando, y en el timing elegido para plantearlos, que a veces es tan importante como el escenario. Porque el timing puede resultar determinante en el resultado de nuestras inversiones...

En cuanto a la esperada y temida corrección en EEUU, simplemente decir que no se puede operar en Europa en base al gráfico del SP500, y que además este SP500 no está bajista, al contrario. No podemos estar siempre con miedo a esa corrección, sobre todo cuando técnicamente todavía ni siquiera está en marcha. ¿Por qué no puede el SP500 seguir subiendo hacia nuevos máximos históricos? Su gráfico nos invita a pensar en eso claramente:

46f7354105c3136350b7add40ff2aa1fd524ce74

Y la proyección alcista en caso de romper al alza es banderín de consolidación lateral que se inició en abril de 2015, nos lleva muy cerca del techo del canal alcista de largo plazo, en torno a de los 2.370 puntos

b4d406087ac84ed82069773fcb7af6aa3797b378

Así que, a pesar del siempre abierto riesgo correctivo en EEUU, lo cierto es que el SP500 sigue alcista, y por tanto no es un problema para plantear un claro impulso alcista de medio plazo en EEUU y en Europa. Lo único que me chirría es el corto plazo en EEUU, porque el SP500 en velas diarias sigue cerca del techo de su reciente canal alcista, y es complicado plantear que siga subiendo a este ritmo a corto plazo, aunque vista la relevante fortaleza que viene demostrando, todo es posible.

d22cbd63fd392b182d76374ed4a9c41280d59255

Como siempre, todos los escenarios deben gestionarse para ir adaptándonos a la realidad, según se va desarrollando. Hoy planteo este escenario alcista de medio plazo, y esto no es una "apuesta y me olvido hasta dentro de un año", sino una primera piedra sobre la que seguir construyendo...o reculando, si el Sr. Mercado me lleva la contraria. En cualquier caso, considero que la situación actual merece ser jugada, porque es técnicamente atractiva y con buena relación riesgo-recompensa.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos