¿Qué debería hacer el Gobierno español?

27 de noviembre, 2012 5
Editor Jefe de inBestia. Profesor en el Centro de Estudios OMMA y el Título de Experto en Bolsa y Mercados de la Universidad de Alicante.... [+ info]
Editor Jefe de inBestia. Profesor en el Centro de... [+ info]
3º en inB
3º en inB

El otro día hablé con Negocios.com / Intereconomía sobre qué medidas debería tomar el gobierno de Rajoy. El resultado salió ayer, en un artículo donde también opinan Lorenzo Ramirez y Juan Ramón Rallo. 

Con estas cosas uno difícilmente se queda satisfecho, por lo que resumiré lo que dije.

En primer lugar, como objetivo más urgente, se debe despejar el fantasma del default o salida del euro, como medio para evitar un desastre todavía mayor, dado que los mercados se cerrarían y los capitales huirían como de la peste; los costes de financiación se dispararían con todos las repercusiones que ello tiene en forma de contracción (todavía mayor) de la actividad y el empleo. Esto parecería lo más urgente. Por supuesto que esto no genera crecimiento económico, pero evita una catástrofe mayor.

En estos momentos parece que este riesgo está un poco apartado, básicamente porque el rescate y la posterior compra de deuda del BCE está prácticamente descontada. Pero los fundamentales no veo que hayan cambiado sustancialmente.

¿Y cómo se hace esto? ¿Cómo se genera la percepción de que España es un país solvente? Primero, obviamente, corrigiendo el grave desajuste de las finanzas públicas. ¿Subiendo aún más los impuestos? No creo que ésa sea la vía: recuerden la Curva de Laffer, o más coloquialmente, cuidado con matar a la gallina de los huevos de oro. Más bien, bajando de manera contundente los gastos públicos. Como debe hacer una empresa que se encuentra en graves dificultades, debe hacer una revisión profunda de su estructura de costes e incentivos, para hacerla más eficiente y asegurar su viabilidad. Ello, normalmente, conlleva decisiones dolorosas que ya estamos viendo; pero es esencial para que la empresa sobreviva.

Por otro lado, antes he puesto la palabra "percepción", que es clave. Además de hacer bien las cosas, hay que enseñar al mundo que se están haciendo, y convencerles de ello. Para conseguir esta credibilidad, parece importante cumplir con los compromisos a los que el Gobierno se ha comprometido con Europa (ej. objetivo de déficit). Asimismo, no estaría mal que el Gobierno contara (o hubiera contado) con un "plan de viabilidad de España S.A." donde se detallara la estrategia a seguir en materia de política económica. Sí, algo así como un programa electoral pero de verdad. Esto para generar cierta certidumbre a los inversores, y evitar los bandazos e improvisaciones que han caracterizado a éste y al anterior gobierno. Eso sí, obviamente, habría que atenerse a ese plan y no desviarse de él.

En tercer lugar, se debe aumentar el atractivo de invertir en España para captar capitales extranjeros, tanto en forma de inversiones en cartera como inversiones directas. Aquí hay un gran margen de mejora, que ha sido puesto de manifiesto recientemente por, al menos, un par de empresarios de renombre. Uno, Victor Grifols, quien critica duramente el marco español de hacer negocios, básicamente por inseguridad jurídica y falta de seriedad de las Administraciones Públicas. Dos, Martin Varsavsky (el post no trata sobre ello, pero sí lo menciona en un paréntesis), quien hizo lo mismo, haciendo referencia al factor cultural de que en España se mira con desagrado y envidia al empresario, y a la inexistencia de un marco mínimo en el que desarrollar la actividad empresarial, algo que sí encuentra en Estados Unidos. También sacó a relucir la cuestión del crédito: “el poco crédito que hay está metido en el agujero negro de la construcción y los bancos malos”.

Las mejoras pueden hacerse en muchos frentes: mercado laboral (Varsavsky ha dicho ya varias veces que la reforma laboral del PP no supone un abaratamiento de la contratación sino solo del despido), mercado energético (con el desastre tema de las renovables y una de las energías más caras de nuestro entorno), impuestos (sociedades y plusvalías), facilidad para crear nuevos negocios (algo en lo que, como muestra el informe Doing Business y señalan analistas y emprendedores, España suspende), etc.

Por supuesto, en todo esto la banca también tiene un papel importante. Pero para que pueda tener un rol positivo sobre la actividad y el empleo, se debe avanzar en su recapitalización y desapalancamiento, evitando al máximo posible que sea el contribuyente español, ya suficientemente castigado, el que pague la factura de su mala gestión. 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 5 comentarios
Yo creo que debería disminuir el impuesto del IRPF, en lugar de aumentarlo, para de este modo aumentar la renta disponible y que las familias pudieran empezar a reducir deuda. De lo contrario, no quedará más remedio que empezar a hacer como en Grecia, vamos, quitas de deuda privada.

Creo que el Gobierno se equivoca en intentar aumentar los ingresos (algo que veo sumamente complejo), en lugar de intentar reducir de verdad los gastos.
27/11/2012 20:09
antiguo usuario
No creo que la alternativa sea la de reducir el gasto público: deberíamos fomentarlo. Estamos de acuerdo en que el hecho de subir impuestos es nefasto porque corresponde a una medida totalmente corto-placista. Sigo manteniendo aquello de 'gastar-para-impulsar' parafraseando un poco a Krugman. Si seguimos con esas medidas dolorosas sólo contraeremos una enfermedad - en términos económicos sería algo así como: la austeridad sólo provoca más recesión -. Sin embargo - y aunque me considero keynesiano - respeto a los liberales.

Salud
27/11/2012 22:19
antiguo usuario
Y que ocurrira con los ahorradores? Y quien pagara ese exceso de deuda?
28/11/2012 07:54
Lo que hay que hacer para crecer y que los españoles tengamos futuro, es no pagar la deuda publica que ahoga la economia española, y no nos permite ni invertir ni consumir dada la enorme cantidad de recursos que se destinan a su servicio. El sistema financiero está montando para esclavizar a las sociedades a traves de la deuda, la deuda es un cancer que no debería existir. Claro que cualquier politico que defienda esto tiene sus días contados, pues los negreros sionistas que mantiene al mundo esclavizado no lo permitirían. Ahí teneis a S.Hussein y a Gadafi, mirad lo que les ha pasado por ser demasiados independientes y no someterse a la tiranía de la finanza internacional. Angel Martín Oro, sé un poco valiente y reconoce que el problema de la economía mundial es el sistema financiero, que fomenta los ciclos económicos para endeudar y esclavizar al mundo cuando inevitablemente viene la recesión posterior al auge.
Esto es más claro que el agua pero la cobardía impide contarlo.
28/11/2012 15:58
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad