Por qué en el ciclo bursátil el tamaño de las cotizadas importa

18 de mayo 0
Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited, (“Fisher... [+ info]
Fisher Investments España es el nombre comercial... [+ info]
19º en inB
19º en inB

La mayoría de los inversores saben que la renta variable puede ser volátil. Esta característica provoca no pocos sobresaltos al ser una mera cuestión de azar que los títulos cierren en verde o en rojo en una sesión determinada. En lapsos más largos la bolsa se ha revalorizado históricamente, puesto que las fases positivas (mercados alcistas) son más pronunciadas y duraderas que las negativas (mercados bajistas), provocadas por factores fundamentales. Estas tendencias se denominan ciclo de mercado o ciclo bursátil. Es un concepto muy relevante porque las diferentes categorías de acciones suelen sobresalir, algunas veces de forma significativa, en función del momento del ciclo. Por ejemplo, las empresas de menor capitalización y del factor de valor (estilo value) tienden a exhibir una rentabilidad relativa mayor al comienzo de los mercados alcistas, mientras que las de mayor capitalización y de crecimiento (estilo growth) lo hacen en las fases finales. Asimismo, la adscripción de un valor a un determinado sector o región puede influir en los resultados. Identificar el momento del ciclo bursátil no siempre es una tarea fácil, pero si lo consigue podrá posicionarse de modo que se beneficie de los segmentos más rentables en cada fase.

001efb81d7836c67037744efadb7cf525063986d.jpeg

Los ciclos de mercado y el tamaño de las cotizadas

Un factor que afecta a las acciones durante el ciclo bursátil es la capitalización de mercado. Este dato se refiere al tamaño de una empresa y se calcula multiplicando la cotización por el número de títulos en circulación.

Las compañías de pequeña capitalización (small-caps en inglés) presentan balances menos robustos, mayor endeudamiento e ingresos por ventas inestables. Cuando el crédito se contrae, normalmente en la fase final de los mercados alcistas o en mercados bajistas, son las primeras en sufrir. En sentido contrario, se recuperan con más fuerza en las primeras etapas de los mercados alcistas. También les va bien cuando la curva de rendimientos adopta una pendiente positiva y la actividad crediticia fluye, características propias del rebrote de los mercados alcistas, etapas que suelen liderar.

Cuándo les va bien a las acciones de megacapitalización

Las cotizadas de mayor capitalización típicamente muestran mejores resultados relativos a partir de la segunda mitad de los mercados alcistas, si bien la transición del liderazgo entre las pequeñas y las grandes no tiene lugar sin fricciones, oscilando periódicamente de unas a otras, aunque, a medida que el mercado alcista avanza, las más grandes se destacan cada vez por una mayor diferencia. En la segunda mitad del ciclo, además, brillan con luz propia las acciones de megacapitalización (o mega-caps), que definimos como las compañías cuya capitalización de mercado supera a la del promedio ponderado del índice de referencia.

Asimismo, cuando el mercado alcista da sus primeros pasos las ganancias se generalizan, conque son numerosas las acciones que observan un buen comportamiento ante una economía que se refuerza y un clima crediticio propicio. Sin embargo, a medida que se completa la recuperación y se tantean nuevos máximos, los inversores se vuelven más selectivos y las revalorizaciones comienzan a limitarse a unas pocas compañías que impulsan las ganancias del conjunto del mercado. Aquí radica la importancia de que la cartera cuente con mega-caps.

¿Por qué las acciones de megacapitalización toman la delantera por un margen que no deja de aumentar en el último tramo de los mercados alcistas? Porque, si bien el mercado alcista madura mientras la expansión económica continúa, esta normalmente se desacelera y solo las empresas más grandes están preparadas para seguir creciendo, incluso en plena ralentización. Con respecto a las más pequeñas, las mega-caps presentan mejores economías de escala, balances financieros más robustos, beneficios más estables, mayor acceso al crédito, una amplia variedad de fuentes de ingresos y unas marcas más prestigiosas entre los consumidores. Además, desde el punto de vista de la confianza, los inversores que eran reacios a volver al mercado, cuando lo hacen es posible que recurran a empresas que perciben más próximas, las más grandes y reconocibles. Más raro es que tomen posiciones en empresas de menor tamaño y más arriesgadas. Las acciones de megacapitalización se benefician de estos nuevos inversores, pero también de aquellos más bregados que buscan aprovechar las revalorizaciones más relevantes.

Identificar el momento del ciclo bursátil no siempre es fácil, ya que a veces el tramo final de un mercado bajista puede parecer el inicial de un nuevo mercado alcista, o lo que parece ser el ecuador de un ciclo no deja de ser el final del primer cuarto. Cuando se cree que el mercado alcista va por la mitad y, en realidad, aún es demasiado pronto, se puede acabar sobreponderando las mega-caps y perderse parte de las mejores ganancias relativas que cosechan las pequeñas al principio de estas rachas. Sin embargo, si se espera más de la cuenta, podría quedarse sin buena parte de las importantes plusvalías de las megaempresas. El cambio de corriente no es tan fácil de atisbar, los liderazgos cambian por momentos y, además, se producen movimientos erráticos. A esto hay que añadir, asimismo, las correcciones bursátiles y otros eventos que desatan mucha volatilidad a corto plazo que pueden alterar las dinámicas de los diferentes segmentos. En todo caso, a la hora de diseñar una cartera de inversión, el tamaño de las empresas constituye un factor más. Con todo, si cree saber en qué fase está, posiciónese en consecuencia, pues si acierta más veces de las que se equivoca conseguirá que su cartera alcance antes sus objetivos de inversión a largo plazo.

Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited,   (“Fisher Investments España”). Fisher Investments España está inscrita con domicilio social en calle Junta de Castilla y León, 8, 28660 Boadilla del Monte (Madrid), con NIF W0074497I, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, en el tomo 39501, folio 110, inscripción 1, hoja M-701327, y en el Registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Empresas de Servicios de Inversión del Espacio Económico Europeo con Sucursal en España, con el número 126.
El presente documento recoge la opinión general de Fisher Investments España y Fisher Investments Europe, y no debe ser considerado como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscal, ni un reflejo de la rentabilidad de sus clientes. No existe garantía alguna de que Fisher Investments España o Fisher Investments Europe sigan sosteniendo estas opiniones, que pueden cambiar en cualquier momento a partir de nuevos datos, análisis o consideraciones. La información aquí contenida no pretende ser una recomendación o pronóstico de las condiciones del mercado. En su lugar, tiene por objeto esclarecer los aspectos tratados. Los mercados actuales y futuros pueden diferir ampliamente de los que se describen en este documento. Asimismo, no se garantiza la exactitud de ninguna de las hipótesis empleadas en los ejemplos contenidos en este documento. Invertir en los mercados financieros implica un riesgo de pérdida, y no hay garantías de que todo o parte del capital invertido sea reembolsado. La rentabilidad pasada no garantiza ni indica los resultados futuros de manera fiable. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de ellas están sometidos a la fluctuación de los mercados financieros mundiales y de los tipos de cambio internacionales.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas