No se puede apostar por el Oro y por la Bolsa Japonesa y acertar en ambas a la vez

3 de octubre, 2016 1
Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de Alicante, docente del Máster de Economía Bancaria de la Universidad de Sevilla, autor libro... [+ info]
Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de... [+ info]
3º en inB
3º en inB
"No creo que nadie tenga un buen modelo de lo que hace que el precio del Oro suba o baje"

Janet Yellen, presidenta de la FED

Hace unos minutos he recibido un correo electrónico de una gestora con un par de ideas especulativas.

33bf65cb775d220e56ed3d2c5bdad2913f471318

El título ya es "sugerente", Un periodo de volatilidad, como si los mercados no fueran constantemente fuente de incertidumbre, ya sea enero, primavera, octubre o fin de año. Además, este periodo no es especialmente volátil, más bien bastante normal si atendemos al ATR trimestral del índice Global Dow en euros. No elevado, no bajo, normal.

8adacc4165542f868961ba3f1528674fc89a3b8e

Pero lo interesante es ver como ofrecen 2 ideas especulativas que pueden parecer producto de intensas cábalas y que en el fondo no es más que un compre y venda a la vez que alguna de las dos acertará.

La primera idea es que se compre Oro, la segunda es que se compra Calls (opción alcista) sobre la bolsa japonesa. Vamos a ver como es extremadamente improbable que las dos salgan bien. Es decir, como es casi seguro que una de las dos va a salir mal.

El siguiente gráfico muestra el precio del Oro en dólares y el índice Yen contra una cesta de las principales divisas. Como puede observarse, más allá de sus valores absolutos, el Oro y el Yen están bajo la influencia de las mismas fuerzas macroeconómicas, que en este caso son los tipos de interés reales.

9f02f6209d3bc6dcc83812f9f15c441227917167

El Oro es un activo que no ofrece intereses, al igual que ocurre con el Yen desde hace años. Por ello, la evolución de las cotizaciones en ambos casos, está estrechamente ligada a los tipos de interés reales y, más específicamente, con las expectativas de los tipos de interés reales.

Así, en un periodo donde la inflación es del 2% y el bono soberano de EEUU ofrece un 1%, el tipo de interés real es -1%. Se pierde dinero. Por ello conviene refugiar el dinero en el Oro o en el Yen que, aún no ofreciendo rentabilidad alguna, conservarán el valor.

Y en realidad, dado que en los últimos años se han revalorizado cuando hay tipos de interés reales negativos o se profundiza en ellos, efectivamente se espera una apreciación.

En el siguiente gráfico vemos como el oro y los bonos soberanos protegidos contra la inflación de los EEUU se comportan de forma prácticamente similar.

d172e3d1f9877b33ca5a1a78cbb789bf6eeb2585

No hay nada mágico sobre el Oro, no es la demanda, no es la oferta, no es es una operación contra el fin del mundo, sino una aproximación más a los tipos de interés reales. Luego, si no te fías de los gobiernos, entonces puede tener sentido preferir el Oro a un bono protegido contra la inflación.

El problema de la recomendación de la gestora es que no se puede hablar de que el Oro vaya a subir y que la bolsa japonesa también lo haga. O lo uno o lo otro. ¿Por qué? Simplemente porque en la actualidad la bolsa japonesa solo es una función de su divisa, al menos su índice más conocido, el Nikkei 225.

En el panel superior del siguiente gráfico puede observarse como el Nikkei 225 prácticamente solo asciende cuando el Yen se deprecia contra el Dólar (panel inferior, cuando la curva asciende el Yen se está depreciando).

366c35aaeddbef69f7834f73316a38f2c659f2f6

De esta manera, por estas interrelaciones entre los diferentes mercados, si uno piensa que el oro va a apreciarse, también debería pensar que el Yen se apreciará y que por tanto la bolsa japonesa descenderá.

Y lo contrario, si uno piensa que la bolsa japonesa se apreciará, debería pensar que el Yen se depreciará y el Oro también.

Lo uno o lo otro, pero no las dos posibilidades. Tal vez alguien tenga una idea muy fuerte de por qué una relación de este tipo entre el Yen, el Oro y la bolsa japonesa se va romper, pero eso hay que argumentarlo. Mientras tanto, a la hora de establecer varias operaciones, hay que entender las relaciones que las gobiernan porque podríamos estar especulando en un sentido y el contrario a la vez sin saberlo.

Mi objetivo no era criticar las recomendaciones de la gestora, que solo son mumbo jumbo comercial, sino hacer entender que hay relaciones muy importantes en los mercados, las cuáles hay que entender.

Artículo relacionado:

Por qué un inversor en bolsa europea no quiere ver al Yen apreciarse

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: el autor de este análisis está o puede estar invertido en los subyacentes e instrumentos mencionados a través del compartimento del fondo de inversión Renta 4 Multigestión / Ítaca Global Macro que asesora a través de su sociedad Ferrer Capital Management.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos