Los consejos de Fisher Investments España para evitar los errores de inversión provocados por las emociones

13 de abril 1
Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited, (“Fisher... [+ info]
Fisher Investments España es el nombre comercial... [+ info]
19º en inB
19º en inB

Tras analizar los comentarios financieros y el ambiente general de los últimos 12 meses, Fisher Investments España cree que el sentimiento inversor ha pasado fugazmente del pesimismo profundo derivado de la pandemia y de su impacto en el mercado al optimismo generalizado por un mundo pospandémico gracias a las campañas de vacunación. Nuestra experiencia nos sugiere que ambas emociones pueden aumentar el riesgo de cometer errores de inversión, ya sea por vender por medio o por comprar por codicia. A nuestro juicio, estos posibles errores de inversión ponen de manifiesto la importancia de adoptar un enfoque de inversión disciplinado. 

7bc6a4997a43877799c4e46ce493d2a5e3aa2853.jpg

Los medios financieros emanaban miedo durante gran parte de 2020. El principal factor, en nuestra opinión, fue la covid-19 y sus repercusiones. En febrero y marzo de ese año, los gobiernos de todo el mundo comenzaron a imponer medidas para atajar su propagación. Según nuestros análisis, estas restricciones forzaron a las bolsas a descontar rápidamente los daños económicos devastadores que se producirían, lo que catalizó el mercado bajista mundial de febrero y marzo (un mercado bajista es un descenso igual o superior al −20 % impulsado por variables económicas fundamentales). Si utilizamos los titulares publicados entonces a modo de indicación, creemos que el miedo se impuso por encima del resto de emociones. No es de extrañar que más de uno se sintiera tentado de salir de los mercados dadas las analogías de los desplomes de 2020 con los de 1930 que realizaban los medios (probablemente, muchos fueron víctimas de ello). Aun así, en ese mismo mes de marzo empezó un nuevo mercado alcista (un periodo prolongado caracterizado por la revalorización general de las cotizaciones). 

Aunque los mercados bajistas son difíciles de sobrellevar, los análisis de las rentabilidades históricas de Fisher Investments España sugieren que ser partícipes de un ciclo bajista no significa necesariamente que se tienen menos probabilidades de alcanzar las rentabilidades necesarias para la consecución de los objetivos de inversión. Como señala Fisher Investments España, el cómputo de rentabilidades anualizadas a largo plazo, que es del 10,4 %, incluye los mercados bajistas (la rentabilidad anualizada se refiere a la tasa de crecimiento anual compuesta que arrojaría la rentabilidad acumulada de los mercados durante un periodo de tiempo determinado). Sin embargo, en nuestra opinión, para beneficiarse de esas rentabilidades en el largo plazo, se requiere participar en los mercados alcistas. Si el miedo (cuyo sentimiento, según nuestros análisis, hace acto de presencia en los ciclos alcistas, especialmente en sus inicios) desalienta la inversión en renta variable, puede que a los inversores les cueste recuperar las pérdidas de la caída si no disponen de este instrumento (lo que, a nuestro juicio, puede suponer un escollo para alcanzar sus objetivos de inversión). 

En nuestra opinión, los inversores actualmente tienen que lidiar con otra emoción muy diferente: la codicia. El pasado otoño los medios financieros desprendían optimismo ante la buena nueva de las vacunas (cuyo sentimiento parece haberse contagiado más aún en la actualidad). En consecuencia, observamos indicios que sugieren que los inversores se están volviendo codiciosos y, aparentemente, más dispuestos a hacer la vista gorda a los posibles riesgos asociados a las perspectivas de rentabilidades astronómicas. En nuestra opinión, esta codicia se observa de forma evidente en los titulares que destacan el sólido desempeño de los instrumentos más especulativos como, por ejemplo, los fondos cotizados temáticos (fondos centrados en una idea o categoría de inversión concreta), las criptomonedas (monedas digitales cuya creación y control no depende de los gobiernos) y las ofertas públicas de ventas (operaciones de empresas privadas que pasan a cotizar en los parqués con el ánimo de obtener capital). Por ejemplo, algunos titulares publicados recientemente destacan que las salidas a bolsa en Europa y en el Reino Unido han aumentado a unos niveles similares a los de 2015, (lo que, en nuestra opinión, constituye una evidencia del entusiasmo que levanta la renta variable en estos momentos). 

A nuestro juicio, la codicia, al igual que el miedo, puede desviar a los inversores de sus estrategias de inversión establecidas. Según nuestra dilatada experiencia, las historias que aclaman ingentes ganancias pueden despertar el miedo de estar perdiéndose el tirón bursátil. Si bien algunos pueden tener un golpe de suerte y obtener una gran rentabilidad con una inversión particular, no creemos que este enfoque de inversión sea sostenible y pueda repetirse de manera sistemática. La suerte, en nuestra opinión, no es una estrategia de inversión. Fisher Investments España cree que la mayoría de inversores largoplacistas deberían tener como objeto la búsqueda de rentabilidades similares a las del mercado con el fin de alcanzar sus objetivos de inversión. En este sentido, si se desvían de su enfoque disciplinado, los inversores más codiciosos podrían correr la misma suerte al seguir las modas que los que salen de los mercados por el miedo: alejarse de sus objetivos de inversión.

Para tratar de gestionar los errores de inversión causados por las emociones, Fisher Investments España cree que los inversores deben preguntarse dos cuestiones. En primer lugar, deben considerar en qué base se sustenta su premisa para comprar o vender un valor. Según los análisis históricos realizados por Fisher Investments España, los mercados se centran principalmente en los factores económicos y políticos futuros que influyen en los beneficios empresariales en un lapso de entre 3 y 30 meses en adelante. A este respecto, deben preguntarse si esta decisión se basa en estas consideraciones sobre los siguientes trimestres o si se centra en el pasado reciente, como las rentabilidades ya reportadas y las modas del momento. En segundo lugar, deben sopesar el papel que jugará este valor en el contexto general de su inversión. En nuestra opinión, los inversores largoplacistas deberían invertir en una amplia gama de categorías de inversión que se comportan de manera diferente en función de las condiciones económicas y bursátiles. Esta herramienta de gestión de riesgos se denomina diversificación. En este sentido, deben preguntarse si comprar o vender un determinado instrumento pone en riesgo los beneficios de una diversificación adecuada y limita las proyecciones de su cartera al comportamiento de una única empresa o sector (lo que, en consecuencia, aumenta las probabilidades de sufrir pérdidas).

Ser conscientes de estos riesgos provocados por las emociones puede ayudar a mantener la disciplina necesaria para no desviarse de su enfoque de inversión, el cual tiene como objeto la consecución de rentabilidades similares a las del mercado a largo plazo (lo que, a nuestro juicio, contribuye a la consecución de los objetivos de inversión establecidos).

Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited,   (“Fisher Investments España”). Fisher Investments España está inscrita con domicilio social en calle Junta de Castilla y León, 8, 28660 Boadilla del Monte (Madrid), con NIF W0074497I, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, en el tomo 39501, folio 110, inscripción 1, hoja M-701327, y en el Registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Empresas de Servicios de Inversión del Espacio Económico Europeo con Sucursal en España, con el número 126.
El presente documento recoge la opinión general de Fisher Investments España y Fisher Investments Europe, y no debe ser considerado como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscal, ni un reflejo de la rentabilidad de sus clientes. No existe garantía alguna de que Fisher Investments España o Fisher Investments Europe sigan sosteniendo estas opiniones, que pueden cambiar en cualquier momento a partir de nuevos datos, análisis o consideraciones. La información aquí contenida no pretende ser una recomendación o pronóstico de las condiciones del mercado. En su lugar, tiene por objeto esclarecer los aspectos tratados. Los mercados actuales y futuros pueden diferir ampliamente de los que se describen en este documento. Asimismo, no se garantiza la exactitud de ninguna de las hipótesis empleadas en los ejemplos contenidos en este documento. Invertir en los mercados financieros implica un riesgo de pérdida, y no hay garantías de que todo o parte del capital invertido sea reembolsado. La rentabilidad pasada no garantiza ni indica los resultados futuros de manera fiable. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de ellas están sometidos a la fluctuación de los mercados financieros mundiales y de los tipos de cambio internacionales.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Las emociones muchas veces están provocadas... para controlar esto no hay fórmula que no pase por tener una visión distante y crítica de la realidad que te rodea o la que crees que te rodea, sobre todo de los medios de comunicación.

Las emociones se viralizan y se expanden como una epidemia, ya sean de forma optimista o pesimista, no se sabe como empiezan, son como corrientes que nacen de pequeños detalles u opiniones y terminan creando una tela de araña que parece envolver la actualidad sin una base estructural lógica bien definida que explique estos movimientos emocionales. Esto ocurre en la bolsa con más frecuencia que en otros lugares y yo creo que en la bolsa hay mucha manipulación interesada y controlada, solo así se pueden explicar los movimientos de algunos activos y las noticias positivas o negativas que les hacen fluctuar de una forma irracional.

Es importante cuestionarse todo lo que se lee, todo lo que se escucha y mantener siempre una actitud desconfiada del sentimiento generalizado y TODO lo que se lee en los medios de comunicación.
14/04/2021 14:32
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas