El sentimiento, la Teoría de la Opinión Contraria y los suelos y techos del mercado

21 de febrero, 2012 0
Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de Alicante, docente del Máster de Economía Bancaria de la Universidad de Sevilla, autor libro... [+ info]
Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de... [+ info]
4º en inB
4º en inB

Este artículo está relacionado con el último "El Sentimiento y la Teoría de la Opinión Contraria". Allí sugería que el sentimiento por sí solo no es una herramienta válida, sino que hay que utilizarlo a tu favor cuando crees que la mayoría está equivocada (sentimiento  alejado de la realidad subyacente). Pero si en un momento dado no crees que la mayoría esté equivocada, entonces el sentimiento como herramienta carece de valor o no podrás obtener nada contradiciendo a la masa. Así, una encuesta que muestre optimismo cuando consideras que no hay peligro de recesión, no es ninguna oportunidad de venta, solo una información neutra. Y si esa encuesta muestra optimismo y tu sí crees que estamos a las puertas de una nueva recesión (lo que muchos piensan hoy en día), entonces sería un punto idóneo para tomar posiciones cortas en el mercado.

Excepto que hay un problema: el mercado se puede mantener racional (para el alcista) o irracional (para el bajista) durante mucho tiempo y además hay que entender que los suelos y los techos del mercado no tienen la misma estructura, lo cual tiene importante consecuencias para el operador.

Para empezar, no solo hay que tener en cuenta tu perspectiva macroeconómica (si habrá o no recesión) o qué dice una encuesta de sentimiento para saber si estamos ante una oportunidad de operar al alza o a la baja. Además hay que entender y conjugar todo esto, conociendo perfectamente cual es la estructura típica de los suelos y techos del mercado, sino el desastre está servido. El pánico dura muy poco tiempo y, sin embargo, las fases de complacencia o subidas duran mucho más tiempo. Esto lo podemos ver por aproximación en el "índice el miedo" VIX (gráfico). Vemos que las fases de caídas bursátiles o miedo (recuadros rojos) son excepcionalmente breves. Y que las fases de no-caídas  o de subidas del mercado, duran mucho más tiempo (flechas verdes).

Picture

¿Por qué es importante esto? Principalmente porque no se analizan y operan igual los techos del mercado que los suelos...pero el 99% de los analistas no tienen en cuenta esta diferencia. Por eso sus análisis suelen ser tan pobres y abstractos.

Imagine que su perspectiva macroeconómica es que viene una recesión y ve que el sentimiento es optimista y entiende que ha llegado el momento de vender porque en su opinión la opinión de las masas están totalmente alejadas de la realidad subyacente. Entonces ¿puede vender y darse por satisfecho? ¡por supuesto que no! Si la vida fuera tan fácil todo el mundo sería millonario. Si usted se encuentra en esta situación, tiene que tener en cuenta además que el mercado se puede mantener irracional muchos meses antes de ver caídas. Es lo normal, ya que como hemos dicho, los suelos y techos de mercado no son iguales y las diferentes duraciones temporales de cada uno tiene importantes consecuencias.

Picture
En este gráfico inmediatamente superior, se muestra un indicador que un analista estadounidense llama "dumb money" o dinero idiota. Observen como el "dumb money" dio señal de venta (cuando el indicador se vuelve rojo) desde junio de 2009 hasta abril de 2010, mientras el mercado subía a todo ritmo. Lo mismo ocurrió en noviembre de 2010, el indicador empezó a dar señal y sin embargo el mercado estaría subiendo hasta mayo de 2011, 5 meses nada menos. En este caso el mercado se mantuvo "irracional" para el operador bajista durante mucho tiempo, demasiado para sacar algo en claro del mercado más allá de una pérdidas. Este analista estadounidense se pasó muchos meses recomendado vender. Pero de nuevo, el sentimiento por sí solo carece de valor. Hay que conjugarlo con la visión macroeconómica y a la vez con el conocimiento de que las fases de complacencia y miedo son totalmente diferentes. 

Esto ocurre una y otra vez, la gente es confundida por el mercado simplemente porque no entienden que las fases alcistas del mercado duran mucho tiempo y para el operador bajista son una pesadilla porque casi siempre parece que el mercado va a caer y al final no cae. Por eso, tal y como dije en un boletín reciente, en mi opinión es mejor no adelantarse a las ventas, no vender fortaleza, sino solo vender debilidad cuando esta es manifiesta (por ejemplo una pérdida de soporte). 

Evidentemente, estoy hablando de que el mercado se puede mantener "irracional" durante mucho tiempo si es que eres bajista. En mi caso, que soy alcista, prefiero decir que el mercado se puede mantener "racional" o estable durante mucho tiempo antes de que un nuevo shock sacuda brevemente al mercado. Lo de racional o irracional depende de tu punto de vista. 

Para ejemplificar un poco más lo que estoy tratando. Hay una interesante encuesta a gestores que se conoce por las siglas NAAIM (la pueden encontrar en Archivos y Links subsección "sentimiento"). Esta encuesta nos sirvió en verano para entender que el pesimismo era extremo y que lo probable eran subidas. De hecho, el pesimismo era tan extremo que la encuesta estaba en mínimos histórico. Hoy, sin embargo, nos dice que los gestores están bastante alcistas (bullish).
Picture
Independientemente que seas alcista o bajista y está encuesta carezca de valor o no según tu perspectiva macroeconómica, lo que no se puede decir es que porque la encuesta diga que los gestores están "bullish" es una señal de venta. Observe como en 2010 y en 2011, cuando la encuesta llegó por vez primera al nivel de "bullish", no significó que el mercado se parara y empezara a caer o que incluso dejara de subir. No. El mercado se mantendría racional o irracional (según tu criterio) durante muchísimos meses.

Y de esta manera, al final operar con el sentimiento y la teoría de la opinión contraria, no es algo sencillo y "plano" o fácil de aplicar. No. Se trata de algo más complejo, de ver el mercado de forma tridimensional: tendencia macroeconómica, sentimiento y contextualizar todo esto con la idea de que las fases de subidas y bajadas son diferentes, o lo que es lo mismo, entender que para ponerse largos hay que actuar rápidos y que para ponerse cortos hay que tomárselo con mucha calma. 

Un capitán no navega igual en medio de una tormenta que en medio de la "calma chicha". En los mercados no es diferente.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos