El mejor analista bursátil de la historia: Edson Gould

2 de enero, 2013 14
Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de Alicante, docente del Máster de Economía Bancaria de la Universidad de Sevilla, autor libro... [+ info]
Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de... [+ info]
1º en inB
1º en inB

Edson Gould, analista técnico, se reía cuando se le decía que sus palabras tenían impacto en las acciones, pero lo cierto es que sus predicciones bursátiles son las más precisas que nadie ha podido emitir en la historia de los mercados. Con todo detalle predijo grandes mercados alcistas señalando el suelo con precisión milimétrica como si pudiera ver el futuro a través de una mirilla. En realidad Gould  no tenía una bola de cristal ni poderes mágicos y sí fue un individuo muy inteligente, un profundo investigador de los mercados y con teorías bien contrastadas a través del tiempo. Todas esas cualidades, le convirtieron en una leyenda.

Edson, un tipo bajo y tímido, se graduó en la Universidad de Lehigh con la intención de convertirse en ingeniero, pero en 1922 ingresó en las filas de Moody´s donde, desde el primer día, se sumergió en una constante y profunda investigación de los mercados. Se volvió obseso con la idea de descubrir el factor clave que movía la bolsa, más allá de las políticas monetarias o de las condiciones económicas del momento. 

"Estudié datos económicos de todo tipo con más de 100 años de antigüedad y me di cuenta que daba igual lo mucho que supieras de los fundamentales, porque aún así no podías tener una respuesta precisa para explicar los movimientos del mercado"

Como amante del Dixieland -estilo de jazz- y un avezado músico con el banyo, Gould intentó encontrar la respuesta secreta a los movimientos del mercado, en los patrones armónicos de la música y, tras no hallar nada, lo intentó con la física cuántica en donde tampoco encontró nada de valor.

Sin embargo, al parecer, su búsqueda del secreto de los mercados, empezó a dar sus frutos cuando leyó el libro de Gustave LeBon titulado "The Crowd" (La masa).

"Me hizo entender que el comportamiento de la bolsa es más o menos una simple manifestación de la psicología de masas. Con esta forma de ver el mercado, lo que no tenía sentido, empezó a tenerlo"

De esta manera, Gould llegó a la conclusión de que los precios a los que se negocian las acciones, no dependen de ningún tipo de sistema de valoración objetivo, sino que dependen de lo que la masa de inversores cree que valen en cada momento.

Después de haber dirigido el departamento de economía en Moody´s durante los años treinta y, tras un breve periplo como director de investigación en Smith Barney´s, Gould se hizo un hueco en la industria escribiendo un boletín bursátil titulado "Wiesenberger Investment Report" el cual distribuía cada dos meses. Más tarde, en los años sesenta, fundaría la publicación que le catapultó a la fama un década después: "Findings & Forecasts" con un precio de suscripción de 500 dólares (3,600$ a día de hoy), el cuál seguían 2,500 inversores e instituciones (es decir, recaudaba unos 9 millones de dólares por año en precios de hoy). 

Cada boletín comenzaba con una sencilla introducción, luego desplegaba su análisis el cual estaba poblado de gráficos, comparaciones históricas y estadísticas. Todo esto lo decía acompañado de ricas metáforas para explicar lo que creía que estaba ocurriendo en cada momento.  Así, típicamente, no decía "el mercado va a subir verticalmente", sino "el avión está a punto de despegar". 

Pero más allá de su particular prosa, el culto a su personalidad (sic) se desarrolló a partir de sus asombrosas predicciones bursátiles. Justo después de la fuerte caída de 1962, Gould predijo que el Dow Jones subiría 400 puntos y que el gran mercado alcista nacido décadas atrás, acabaría en 1966. Acertó. En 1966 pronosticaría que Wall Street estaría de capa caída 8 años. Y también acertó. 

Su mayor predicción (e importante) fue la que mencionó en 1963 en la que comparaba el gran mercado alcista de los últimos 20 años con el gran mercado alcista de los años veinte. Decía que, aunque su velocidad era la misma, la duración de ambos era diferente, ya que, el mercado alcista que estaban viviendo por aquél entonces, triplicaba al mercado alcista de 8 años que tuvo lugar antes de la gran depresión. Y por eso (en resumidas cuentas) el mercado haría techo en 1966. 

En octubre de 1972, cuando el índice Dow Jones se encontraba en 940 puntos, Gould predijo que subiría hasta los 1040 a finales de año, nivel que finalmente tocaría los primeros días de enero de 1973. Tres días más tarde, el 16 de enero, envió un boletín especial a sus suscriptores recomendándoles vender, ya que creía que el mercado alcista nacido en 1970 había llegado a su fin. En los dos siguientes años, el mercado se desplomaría hasta los 500 puntos.

¿Cómo era capaz de llegar a estas casi-mágicas predicciones? 

Gould, utilizaba varias herramientas, incluyendo sus conocimientos de psicología que expresaba con datos, como el famoso "Senti-Meter" el cual calculaba dividiendo el índice Dow Jones por el dividendo agregado de las 30 compañías que formaban ese índice, o, lo que es lo mismo, a través de un ratio precio-dividendo (precio que los inversores están dispuestos a pagar por un dólar de dividendos). Según Gould:

"Cuando más confianza sienten los inversores, pagarán más caro ese dividendo. Y cuando más miedo hay, pagarán mucho menos"

f032fc57fd85ec30b88689e5387e660f.jpg

Este dato parece una gran herramienta para pronosticar el largo plazo, pero es difícil creer que la precisión de Gould viniera de herramientas como ésta. Si se analizan sus boletínes, la mayor parte de su perspicacia a corto plazo, venía de su entendimiento de la psicología de mercado. En palabras del propio Gould:

"Básicamente, el mercado está dirigido por las emociones humanas, y esas emociones no han cambiado en miles de años"

Curiosamente, para no ser víctima de las emociones y que éstas no influyeran en sus predicciones, Gould no invertía en bolsa:

"Invertir, interferiría con mi capacidad analítica. No sería objetivo. Cuando el mercado está en medio de un crash, si mi dinero estuviera en juego, no podría tener la mente fría para leer el mercado como lo hago"

De esta manera, Gould se hizo realmente famoso a sus 70 años, cuando su nuevo editor, Anametricsm, promocionó a todo bombo sus exitosas predicciones. Edson Gould, que trabajaba desde su oficina en Wall Street y desde su pequeña granja de 35 acres en Pensilvania, se retiró finalmente en 1983 a la edad de 81 años y moriría 4 años más tarde. 

Su último gran pronóstico bursátil, lanzado por primera vez en 1979 con el Dow Jones cotizando en 850 puntos, fue que veríamos un gran mercado alcista sin precedentes. El boletín especial que se publicó para ese pronóstico, se tituló "The Sign of the Bull" y predecía un Dow Jones a 3000 puntos en el plazo de 10 años, lo cual era, por aquél entonces, un pronóstico salvajemente optimista. 

Como si la ironía quisiera hacerle un guiño a Gould, el Dow Jones hizo techo, 10 años y 8 meses después de su predicción, en los 2999,75 puntos. Y el gran mercado super-alcista nacido en 1979 duraría hasta el año 2000.

Es probable que Edson Gould estén riéndose desde la tumba sobre el acierto de su más salvaje predicción. Fue uno de los mejores analistas de la historia, un "market timer" que es la excepción a la regla de que nadie puede pronosticar el mercado. Acertó en las tendencias principales y en los mayores techos y suelos, sin preocuparse por las pequeñas ondulaciones de la bolsa. Fue el primero en pronosticar un gran mercado alcista a partir de los años 80. A día de hoy, ya es casi una figura olvidada en un mundo que solo recuerda los titulares de hace 5 minutos.

Lo más significativo del trabajo de Gould es como desarrolló una capacidad para combinar el análisis técnico, el fundamental y la psicología de masas. La mayoría de los analistas, tienden a sopesar uno de estos factores más que los otros, o, si utilizan los tres, los combinan mal. Pero Gould demostró que, un buen análisis teniendo en cuenta el pasado y la psicología de masas, es la clave para el análisis bursátil. Su claridad, simplicidad y su visión han sido de las más elevadas y le convierten en una de las grandes leyendas de todos los tiempos.

9dad1ee5b5af18bcef8122a5fae20c16.jpg

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 14 comentarios
antiguo usuario
No se que de cierto y de leyenda tendra Gann:

William Gann utilizaba la astrología, la geometría y las matemáticas para hacer predicciones de mercado asombrosamente exactas.
02/01/2013 14:09
Tengo biografías de perdedores también, como Gann, pero me gustan más las de ganadores..pero bueno, pondré de todos.

Esto me tiene que entrar el gusanillo y ponerme un par de horas traduciendo.
02/01/2013 14:19
antiguo usuario
Yo lo empecé a leer y aunque estaba interesante lo dejé a medias. Tendré que empezar de nuevo.
02/01/2013 23:32
antiguo usuario
El titulo habla de Gann pero el contenido del artículo habla de Gould. No sabia quien era Gould pero tengo un par de libros de Gann esperando a leerlos cuando sea mayor y sepa los conceptos básicos de trading. Si alguno de vuestro equipo fuese capaz de introducir un resumen valorando cual fue la aportación de Gann, le estaré agradecido y puede que hasta me de ánimos de iniciar la lectura de esos libros que tengo aparcados.
02/01/2013 17:21
Sergio, me he quedado un poco perdido con lo de "el titulo habla de Gann pero el contenido del artículo habla de Gould".


¿a qué te refieres?

intentaré hablar de gann, a ver si me da por ahí un día de estos.
02/01/2013 23:14
antiguo usuario
Juraría mil veces que el e-mail recibido se refería al título: "El mejor analista bursátil de la historia, Gann". Luego, al abrir el articulo comprobé que no trataba de Gann sino de Gould. Volvi atras y comprobé un par de veces más que en el e-mail ponía Gann. Te aseguro que no habia bebido.
03/01/2013 08:19
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos