¿Como está ganando tiempo el Banco Central Chino para arreglar su problema de Deuda?

18 de agosto 8

Parece que después de las turbulencias acontecidas en 2015 tanto en las bolsas chinas como la pésima gestión de la depreciación de su moneda ha hecho que tanto el Banco Central Chino (PBOC) como su Ministerio de Finanzas (MoF) hayan aprendido la lección de cómo gestionar sus problemas internos. En un mundo globalizado con información al instante el intervencionismo y la pasividad de respuestas pasan elevadas facturas. Hemos constatado un cambio significativo en estos dos últimos años siendo mucho más proactivos y enfocados a garantizar la estabilidad financiera y la correcta gestión de sus riesgos internos.

La comunidad internacional percibe el elevado apalancamiento de la economía china como uno de los grandes retos a los que se tiene que enfrentar el gobierno chino. Por el contrario de lo que pronosticaban muchos agoreros, en los últimos trimestres China ha vivido una época apacible y normalizada. Su moneda se ha estabilizado incluso tomando una senda apreciativa, la fuga de capitales se ha estabilizado, su producto interior bruto crece moderadamente, el sector inmobiliario parece bajo control con las medidas que se adoptaron durante el 2016 y lo que es más importante, el gobierno reconoció, aunque de una forma discreta, su problema de exceso de deuda proponiendo soluciones para solventarlo. O en el mejor de los casos para ganar el preciado tiempo que permita avanzar en el rebalanceo de su economía.

A finales del 2016 anunciaron que a través de los cinco grandes bancos estatales iban a testear un programa de intercambio de deuda por equity denominado DES (Debt-to-equity-swap) permitiendo a los mismos crear AMC’s (Asset Management Companies) específicos para canalizar dichos canjes. En un “consultation paper” publicado el 7 de agosto se ha hecho extensible al resto de entidades financieras del sistema dicho programa.

Los beneficiarios de dicho programa son los grandes conglomerados estatales (SOE-Stated Owned Enterprises). Dentro de dichas instituciones están excluidas del programa DES los denominados zombis:SOE’s sin solución de continuidad y que están en procesos de fusión o liquidación. Durante el ejercicio 2016 entraron en los juzgados 5665 procesos de quiebra de los que 3600 terminaron resueltos, la mayoría con expedientes de liquidación y cierre. El objetivo del gobierno es conseguir una economía más eficiente eliminando holdings que drenan recursos de la economía.

Existen por otro lado grandes conglomerados estatales en sectores de la “nueva economía” china con crecimientos de doble dígito y aportación positiva al sistema. En medio se encuentran los beneficiados de programa DES: compañías en sectores punteros que han sufrido de exceso de sobrecapacidad y que redimensionadas y correctamente gestionadas pueden ser viables y generar aportaciones positivas a la economía.

El denominador común de las SOE’s incluidas en este programa son elevados apalancamientos otorgados en épocas de bonanza que hace que las cargas de costes financieros ahoguen sus cuentas de resultados impidiendo su viabilidad. El objetivo del programa DES es llevar a cabo un canje de la deuda otorgada por los bancos a dichas compañías por acciones de las mismas. En la mayoría de los casos el swap se efectúa con pacto de recompra a un precio prefijado y con una fecha de finalización. Con ello se gana tiempo para abordar su proceso de reestructuración o redimensión de las mismas.

Desde el punto de vista del Banco dicho canje es muy lesivo para sus balances. Por ley tiene que provisionar hasta un 1,250% el valor del “equity” recibido lo que limita su capacidad de financiación a otros sectores productivos de la economía. Es por ello por lo que el PBOC permitió a finales de 2016 que los cinco grandes bancos estatales crearan AMC’s específicas con tal fin. La regulación es mucho más laxa con este tipo de entidades consumiendo tan solo un 200% en requerimientos de capital.

Los requisitos impuestos por el PBOC a los bancos para poder crear dichas AMC’s son:poseer más del 50% de la entidad resultante, un capital superior a 10Bn Reminmbis y que el 50% de los ingresos de las AMC’s provengan de actividades relacionadas con el programa DES. El PBOC también indicó una guía del tipo de prestatarios que podía acogerse al programa favoreciendo a determinados sectores e industrias y asegurándose que no acaben recursos en compañías zombis o en compañías con estructuras de deuda muy opacas y complejas. Por último, los prestamos transferidos a las AMC’s han de ser por el valor nominal de los mismos.

Mediante este programa cambia el papel de los bancos que pasan de tener un papel de gestores de crédito a gestores de equity o incluso de private equity. Es lógico pensar que la capacidad de los bancos a la hora de influir en la gestión de sus participadas es limitada al tratarse de grandes corporaciones públicas. Es más un concepto de “equity holders” que de “real ownerships” pero no deja de ser una manera en la que el estado tenga un mayor control indirecto sobre los mercados financieros locales, que es una espina clavada después de las volatilidades experimentadas en las bolsas chinas en el 2015.

La clave de que este programa sea un éxito o no dependerá de si las SOE’s prestatarias tengan la capacidad de redimensionar sus negocios y hacerlos rentables y poder cumplir con la recompra de sus acciones en el futuro a los precios pactados. Tardaremos años en constatar las bondades del proyecto, pero de lo que no cabe duda es que el gobierno a través de esta medida está comprando un preciado tiempo que le ayudará a gestionar el riesgo de crédito de su economía. Comprar tiempo la mayoría de las veces ha resultado siendo una buena estrategia.

De fracasar dicho programa siempre le quedará la misma alternativa in-extremis como la que se vivió en la crisis “subprime”, es decir, securitizar los activos tóxicos y diseminarlos en el mercado mediante la creación de WMP’s (Wealth Management Products) que son vendidos a los clientes retail mediante las redes bancarias. O siendo más enrevesados aun, siempre le quedará la opción a un banco estatal de volver a prestarle dinero a la misma corporación estatal, para que pueda pagarle las acciones que tiene que ya de por si recomprarle. No deja de ser otra forma de ganar tiempo adicional. Estaremos atentos al desenlace.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 8 comentarios
Muy buen post, lleno de información que no he encontrado en otros sitios. Ahora bien, como dice el autor, es ganar tiempo, y si al final no funciona, será el dinero público el que se encargará del marrón. Todo depende de que China crezca el tiempo suficiente, a la tasa adecuada, para absorber lo que podríamos llamar la "operación chicle". China está muy endeudada, un 270% del PIB el sector NF, por lo que he leído. De momento lo que se hace es aumentar la deuda con estas preciosidades financieras. Al menos yo lo veo así.
Enhorabuena de todos modos por un post tan lleno de información y bien explicada.
18/08/2017 20:09
Los chinos lo tienen muy fácil para salir del embrollo monetario que cuentas, con no copiar lo que ha venido haciendo el Banco de Japon desde 1.87, o la Fed o el BCE desde 2007-08 conseguirán salir airosos de la crisis financiera. Pero de que crisis hablamos si estos siguen creciendo por encima del 6% ó por lo menos eso dicen y su mercado interior, si se lo proponen puede comerse casi tanto como exportan.
19/08/2017 00:41
Muy buen artículo. De ello saco como conclusión que la capacidad humana de encontrar soluciones a los problemas que creamos no tiene límites. Al final, lo que parecía algo irresoluble es arreglado. Y gracias a estos tiempos de duda y de miedo, surgen las oportunidades de inversión.
19/08/2017 13:03
Mi impresión es que la idiosincrasia política china tiene a estos efectos alguna ventaja competitiva frente a occidente: el ajuste de sobrecapacidad y los recortes son más fácil de llevar a cabo en la China dirigista que en el mundo occidental. Y este factor fundamental-estructural para la gestión de la economía - unido a su tradicional centralismo - , la hace mucho más ágil y rápida , y, por tanto, más efectiva. A diferencia de otros muchos países, la falta de democracia en su sistema político constituye al mismo tiempo en China una ventaja competitiva en la gestión de su economía. S2.
19/08/2017 17:09
En respuesta a Ricardo Tortajada (Richard).
Richard, yo en esto disiento. Creo que la excesiva centralización y control estatal es más perjudicial que beneficioso. Aunque parezca que dirigir una economía sin oposición permite un crecimiento más fácil, al final se produce la pérdida del valor que aporta el esfuerzo individual y la búsqueda de la mejora personal. A China ya le pasó en su día, cuando siendo una potencia mucho mayor que los pobres países occidentales fue sobrepasada por éstos. Europa lo formaban pequeños estados independientes y competitivos entre sí. Al igual que los estados que favorecen la libertad personal crecen mucho más que los dirigidos por unas supuestas mentes superiores que saben lo que hace falta en cada momento. Y por desgracia y sufrimiento de los que lo han vivido, la experiencia nos dice que esto es lo que sucede cuando la economía es controlada estatalmente.
Un saludo.
19/08/2017 18:25
En respuesta a Andrés Corral Márquez
Yo estoy de acuerdo con Ricardo, aunque sea sólo a corto plazo, China tiene en las manos más recursos para ganar tiempo. Por supuesto que a largo plazo es la sociedad competitiva la ganadora, pero para china es una ventaja a corto de tener el control de la banca estatal.
Eso sí, tiene que crecer para pagar la deuda que está generando. Si no, caput China y caput nosotros.
19/08/2017 18:32
Teóricamente y a largo plazo estamos de acuerdo. Pero yo incidía directamente en la coyuntura y necesidades actuales: reducción de capacidad, cierres, desapalancamiento y reestructuraciones; y, sobre todo, la no presión de tener que estar mirando de continuo el freno de las elecciones y las servidumbres del corto plazo. Evidentemente, tanto en un sistema como en otro todo depende luego de la calidad de la gestión. Lo que apunto es que esta situación de los chinos de poder bailar entre dos aguas mientras supuestamente caminan hacia una sociedad de libre mercado produce a mi modo de ver la citada ventaja estructural. Por otro parte, coyuntural aquí podría significar treinta, cincuenta o quién sabe cuántos años. Lo que no dejaría de suponer, por tanto, sino una mayor trascendencia de la ventaja competitiva señalada. S2.
https://m.youtube.com/watch?v=2oyhlad64-s
19/08/2017 19:32
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad