África: ¿próxima potencia emergente? (Parte 1)

30 de diciembre, 2012 6
Inversor particular. Profesor en el Centro de Estudios OMMA y el Título de Experto en Bolsa y Mercados de la Universidad de Alicante. Director... [+ info]
Inversor particular. Profesor en el Centro de Estudios... [+ info]
14º en inB
14º en inB

Empecemos por lo obvio: África es un continente muy heterogéneo que alberga a unos mil millones de personas, que viven y/o sufren realidades muy diferentes. "África no es un país", nos recuerdan desde el blog de El País llamado así. Por tanto, cada vez que se lee que África crece mucho, poco, o regular; o que África vive sumida en guerras civiles y conflictos; hay que cogerlo con pinzas. De la misma manera que no tiene mucho sentido meter en la misma cesta a economías como la sueca o la griega, tampoco lo tendría hacer lo mismo con el África subsahariana. Pero, al mismo tiempo, me parece inevitable. Tomar tasas de crecimiento de un conjunto heterogéneo de países tiene muchas limitaciones, y hay que tenerlas en cuenta, pero algo nos dice en una primera aproximación.

¿Qué imagen tiene de África? 

¿O de los países más pobres del mundo fuera de África? Seguramente cada uno de nosotros tendrá una distinta, basada en muy diferentes fuentes. Aquellos inversores con una mente global quizás vean a África como una fuente de oportunidades, un continente muy pobre pero con un gran potencial. Pero esta perspectiva no es la que tiene el 9X% de la población. Quizá una de las perspectivas más extendidas sobre el Continente Negro sea la que se alimenta de mensajes y escenas que apelan directamente a nuestra sensibilidad, helándonos la sangre o poniéndonos la piel de gallina. Abundan en los medios de comunicación y anuncios de organizaciones de cooperación las imágenes de africanos en estado deplorable, enfermos y malnutridos, niños esqueléticos o con los estómagos inflados. O mensajes del tipo: “Mil millones de personas se van a dormir con el estómago vacío…”. Abundan además las noticias sobre atentados terroristas (eg Nigeria), conflictos bélicos eternos con luchas encarnizadas, y escándalos de otros tipos. Una tragedia. Pero…

"One of the problems with journalism is that we focus on disasters" (Uno de los problemas del periodismo es que nos centramos en desastres), escribe un columnista del New York Times.

Este tipo de mensajes e imágenes impactan en la gente, les animan a hacer cosas por medio de las emociones, a ayudar a los más pobres. Buenas intenciones, sin duda. Pero como dice aquel, el infierno está empedrado de buenas intenciones… y la pobreza también.

Una de las lecciones más básicas de la economía es que por muy buenas intenciones que se tengan los resultados de una determinada acción pueden ser nefastos. El político de turno puede ser la persona más bondadosa de la tierra, pero no por ello los resultados de malas políticas económicas serán buenos. Tus familiares o amigos pueden quererte barbaridad, pero ello no asegura que sus acciones siempre te repercutan positivamente –pensemos en un regalo que no te gusta o en un ser querido que quiere ayudarte pero no lo hace con los medios adecuados, generando efecto contraproducente-.

Asimismo, para resolver la grave situación de pobreza de muchos países y personas hace falta más que el deseo de ayudar. Y este algo más es principalmente el conocimiento detallado de las necesidades concretas de las personas a quienes se quiere ayudar. Un conocimiento local, que depende de circunstancias particulares de tiempo y lugar, y que difícilmente se consigue mediante estadísticas oficiales –las más de las veces altamente discutibles, como veremos- ni mensajes muy generales y simplificadores.

Por ello es conveniente ir más allá de las percepciones iniciales y las imágenes más usuales acerca de los países más pobres. Éstas son las que hacen difícil para muchos creer que el continente africano ha estado creciendo a tasas elevadas desde hace algo más de una década, y se prevé que siga creciendo. Unos datos: seis de las 10 economías que más crecieron en el mundo entre 2001 y 2010 estaban en África. Y según previsiones del FMI (ejem :P), entre 2011 y 2015 los países africanos tendrán a 7 de los 10 países con tasas de crecimiento más rápidas. 

79fdd4e953dc470e92d4434b2f7c8a77.jpg

Ahora, maticemos que parten de niveles muy muy bajos... Pero también añadamos otros dos matices: 1) Según un economista (Alwyn Young), los datos estándar que evalúan el desempeño económico de los africanos infravaloran el progreso real que está produciéndose: “el consumo real de las familias en el África Sub-Sahariana está creciendo entre el 3,4-3,7 % por año, es decir, entre tres y media y cuatro veces más que el 0,9-1,1 % reportado en fuentes de datos internacionales“. 2) Relacionado con el anterior: hay señales que indicarían que el PIB de estos países está infravalorado respecto a países más desarrollados. Una razón es que la agricultura para el auto-consumo, que no entra dentro del PIB, es muy importante en estos países, y casi despreciable en países desarrollados. También tenemos la economía informal. La realidad es que sabemos poco de lo que ocurre, de manera sistemática, en estos países en términos económicos. Expertos hablan de la tragedia estadística de África, apenas existen datos comparables entre unos países y otros en la región. Y un ejemplo de ello es el caso de Ghana, que de un día para otro su PIB fue revisado al alza ¡en un 60%! Según comenta el artículo enlazado, Nigeria revisará sus datos de PIB próximamente, y se espera que podría suceder algo similar.

Resumiendo: sabemos poco, menos de lo que nos gustaría. Al menos echando un vistazo a estas cifras macro. Por eso en el próximo artículo tocaremos otros datos y evidencias. Les espero.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 6 comentarios
antiguo usuario
Muy interesante, a mi tambien me gusta Africa para el largo plazo, que opciones de inversion ves?
30/12/2012 13:23
Yo creo que la mejor y más sencilla forma es vía fondos de inversión o ETFs. Si echas un vistazo en morningstar, en la categoria RV África, puedes encontrar algunas ideas.
30/12/2012 15:53
Hace un cierto tiempo era tópico referirse a África como el "continente olvidado". Desde el punto de vista de la inversión parece que puede ser una importante oportunidad, una reserva de crecimiento. Espero leer los siguientes capítulos de esta serie.
30/12/2012 19:31
Llego con un poco de retraso a este artículo, pero muy interesante. Queda claro lo contradictorio que es el mundo; y desde luego queda claro que hay otra visión de África. Ojalá allí se establezca, aunque sea lentamente, un mayor bienestar general.
11/02/2013 10:25
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos