3 Tipos de Operaciones. B) Ineficiencias del mercado (II)

5 de agosto, 2012 0
Gestor cuentas gestionadas en GPM (All Seasons Momentum) Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de Alicante Autor libro "El... [+ info]
Gestor cuentas gestionadas en GPM (All Seasons... [+ info]
3º en inB
3º en inB

En el último artículo de la serie "3 tipos de operaciones" describí el comportamiento del mercado a corto y medio plazo y lo que es una ineficiencia que, en resumen, es un desvío del mercado de acciones con respecto a lo que está haciendo la economía. Como "proxy" de la economía, utilicé el dato de peticiones semanales de paro y vimos las ineficiencias producidas en 2010 y 2011:

Imagen

En azul, peticiones de paros (invertido) y en negro S&P 500. 2009-2012

Ahora bien, cuando vemos este tipo de situaciones, solo observando el desvio del mercado con respecto a una serie de indicadores adelantados, ya sabemos que se está generando una ineficiencia. Pero hace falta algo más, exactamente necesitamos saber cuando "atacar el mercado", cuando comprar o vender y para ello nos ayudamos de diversas herramientas e ideas. 

Toda ventaja sobre este tipo de operaciones, se basa en la observación de la ineficiencia, del desvío. Lo que están haciendo el mercado y la economía muestra una divergencia presente que ha de cerrarse más pronto que tarde. 

Pero para ayudarnos a elegir el momento de tomar partido (market timing), nos ayudamos de varios indicadores y herramientas. Algunas de ellas son:

1) VIX: el índice de volatilidad implícita o también llamado el índice del miedo.

2) Encuestas de sentimiento: contextualizadas con la situación macroeconómica pueden ser una poderosa herramienta. 

3) Indicador de claudicación: aparte de ayudarnos a detectar el fin de un mercado bajista también puede ayudarnos en este tipo de operaciones.

4) Patrones estabilización en el precio: figuras de vuelta en los precios, en especial el doble suelo.

________________________________________________________________________________________

1) El VIX:

He hablado innumerables veces del VIX y aquí tienen un artículo (ver: "Como analizar el VIX para buscarle suelos al mercado de acciones") que resume bastante bien porqué y cómo vale la pena usar este indicador. De hecho, todos los enlaces que he puesto en esta serie de artículos son absolutamente esenciales ya que expanden temas  importantes que solo puedo mencionar parcialmente. 

No obstante, una nota. El VIX es el llamado indicador del miedo. Sube cuando los mercados entran en pánico que es cuando es probable que encontremos una ineficiencia en un mercado alcista. Lo que tiene de bueno el VIX, es que es un indicador que regresa siempre a su media y, por tanto, si nos fijamos en el momento en que empieza a regresar a su media, entenderemos que ese será el momento en el que la ineficiencia creada en un mercado alcista empezará a "cerrarse" o, dicho de otro modo, el mercado empezará a converger con la realidad económica. 

Imagen

VIX en base mensual y S&

Vemos en el gráfico inmediatamente superior que los grandes "techos" del VIX coinciden con grandes suelos del mercado de acciones (tanto finales de mercado bajista 2002 y 2008-9) como ineficiencias del mercado (1998, 2010 y 2011). 

Y el patrón que siempre buscaremos (normalmente en base semanal), es el llamado "reversal" o "vela envolvente bajista":

Imagen

Velas "reversals" en el índice VIX

¿Por qué buscar este patrón? Porque es el que nos indica que el miedo ha hecho techo y la situación empieza a revertir...el momento en el que la ineficiencia tiene altas probabilidades de empezar "a cerrarse". Cuando el miedo sube verticalmente y, de repente, a la siguiente semana desciende abruptamente (que es lo que refleja estos reversals) entendemos que ha habido un cambio en la psicología de mercado. El miedo extremo se ha interrumpido

2) LAS ENCUESTAS DE SENTIMIENTO:

Las encuestas de sentimiento bursátil con una de las herramientas más incomprendidas por todo el mundo. Casi nadie las ha analizado correctamente y casi todo el mundo piensa que porque haya una mayoría de alcistas o bajistas ya significa que se debería ir en contra de esa mayoría. Grave error. Gravísimo. 

Observen las únicas veces en el que la encuesta de American Investors mostró una mayoría de bajistas en el presente mercado alcista del S&P 500:

Imagen
Semanas en que hubo mayoría bajista en la encuesta AAII

Viéndolo así parece ser una encuesta adecuada para llevar la contraria a la masa cuando hay más del 50% de bajistas. Es más, la mayoría bajista aparece justo en los suelos del mercado. Pero observemos otro caso, esta vez no en un mercado alcista, sino en uno salvajemente bajista, el de 2007-2009:

Imagen
Semanas en la que hubo mayoría bajistas en la encuesta AAII

En esta ocasión, las cinco veces que hubo una mayoría de bajistas, no pronosticó una subida del mercado.  Y es que ese es el problema. Las encuestas de sentimiento, como todas las demás herramientas no presentan, per se, una ventaja para el operador. La ventaja está en saber que hay una ineficiencia en el mercado. Las herramientas solo sirven para acotar, para decirnos cuando entrar en el mercado, pero siempre y cuando las contextualicemos con la situación macroeconómica. 

En un mercado que creemos alcista y en donde creemos que se está produciendo una ineficiencia, utilizaremos esta encuesta de tal manera que, cuando haya una mayoría bajista, intentaremos operar al alza. Lo que nos interesa es detectar consenso bajista en medio de una ineficiencia de un mercado alcista.

Y lo contrario es cierto. Buscaremos detectar consenso alcista en medio de una ineficiencia de un mercado bajista.:

Imagen

Semanas en la que hubo mayoría de alcistas en la encuesta AAII

Si no contextualiza las encuestas de sentimiento con la situación macroeconómica está perdido. Observe, por ejemplo, las veces que hubo una mayoría de alcistas (flechas) durante un mercado alcista:

Imagen

Semanas con mayoría alcista en la encuesta AAII durante un mercado alcista

¿Ve? Contradecir a la masas porque sí hubiera sido un completo error. Contextualice. 

3) INDICADOR DE CLAUDICACIÓN:

Ya hablé ampliamente de este indicador en el primer artículo de esta serie y expliqué lo útil que era detectando "claudicaciones" o momentos finales de un mercado bajista. No obstante, este indicador también puede dar señales que no son final de un mercado bajista, como las ineficiencias en medio de tendencias bursátiles ya establecidas, tal y como ocurrió el año pasado y advertimos en este blog. 

Imagen

Cuando el S&P 500 (azul) se desvía un -10% (horizontal roja) con respecto a su media de 50 sesiones el indicador de claudicación da señal.

Imagen

El 8 de agosto de 2011 el indicador de claudicación dio señal. El mercado subiría un 25% en los siguientes meses.

4) PATRONES DE ESTABILIZACIÓN EN EL PRECIO:

Ya he mencionado varias veces a lo largo de este artículo, y lo seguiré haciendo, que todas estas herramientas no ofrecen ningún tipo de ventaja por sí mismas. No. La ventaja es detectar una ineficiencia del mercado y utilizamos estas herramientas para delimitar y decidir el momento en el que un movimiento secundario alcista está comenzando. 

El análisis técnico, el clásico, el de resistencias, soportes, canales, MACD y todo eso,  en mi opinión es un puro sinsentido. Pretende explicar el presente y el futuro en base a lo que hicieron los precios ayer. Eso es básicamente como intentar hacer negocios leyendo el Expansión de hace dos años. La ventaja, en un mercado, siempre estará en que exista una ineficiencia aprovechable. Y el análisis tecnico, para ser útil, siempre ha de ser una herramienta accesoria como yo la utilizo cuando detecto una ineficiencia. 

La mayoría de patrones son aleatorios y carecen de explicación lógica para su existencia. Pero hay un patrón que si tiene una razón de ser y que de hecho se repite constantemente en los suelos del mercado. Se trata del doble suelo

Esta figura suele aparecer casi siempre tras un crash bursátil o tras un fuerte movimiento a la baja. Algunas muestras:

Imagen

Crash bursátil 6 de mayo de 2010

El 6 de mayo de 2010, los mercados bursátiles americanos sufrieron el llamado "flash crash" en el que en pocos minutos, el S&P 500 descendió dramáticamente tal y como muestra el gráfico de 4 horas. Después de ese evento, el mercado reaccionaria rápidamente al alza y en las siguientes horas formaría un doble suelo. 

Imagen
Gráfico 4 horas de la claudicación del crash en el NIkkei 225 tras el terremoto de Fukushima.

En marzo de 2011 se produjo el terremoto de Japón que afectó a la central nuclear de Fukushima. Esos días el mundo estuvo en vilo y todos los mercados bursátiles descendieron. El mercado japonés entró en un potente crash. ¿Como finalizó el crash? También mediante un doble suelo observado en gráfico de 4 horas como pueden ver en la imagen con fondo negro. 

Imagen
S&P 500 2011-2012

Durante el verano de 2011, el S&P 500 llegó a descender un 20% debido a los temores al contagio de la crisis europea, el problema del "techo de la deuda" de EEUU y la idea de un impago en sus obligaciones financieras por parte del pais norteamericano. El violentísimo movimiento bajista, finalizó con una figura de estabilización clásica en estas situaciones, el doble suelo. El movimiento secundario bajista, haría un breve nuevo mínimo el 4 de octubre y es que un doble suelo no garantiza siempre que sea el mínimo absoluto, pero sí suele indicar que el movimiento secundario bajista ha dado ya todo de sí. 

Como se puede observar, esta figura de estabilización del precio es altamente frecuente, he puesto tres ejemplos de los últimos dos años. Y, además, ejemplos extremos, pero es que este patrón se repite en movimientos bajistas más calmados. Ahora solo queda explicar porqué este patrón funciona y cual es su razón de ser:

Imagen

Cuando el mercado está descendiendo, por alguna razón que probablemente nunca sepamos, el mercado se detiene (a). Bueno, las razones pueden ser nuevas noticias, cierre de cortos, entrada masiva de nuevos compradores, etc. El mercado se detiene y comienza un significativo rally (b), pero este rally no dura mucho en el tiempo y también se detiene más pronto que tarde. ¿Por qué? Porque tras una caída importante, la emoción dominante es la bajista, así que mucha gente no confía en que ese rally que se ha iniciado  sea un rally que vaya a seguir teniendo continuidad. El mercado entra en duda y de alguna manera se dice a sí mismo "oye, hemos visto un rally, pero ¿este rally es verdadero?" . Y como surge esa duda general, el mercado necesita "retestear" o probar la fortaleza del anterior mínimo (a). Así que el mercado desciende (c) hasta llegar al nivel (d) del anterior mínimo (a). 

Si en ese momento el mercado se detiene y comienza de nuevo a subir ligeramente, es altamente probable que muchos participantes del mercado se sumen al lado largo -ya que las dudas han sido despejadas- y un enérgico rally comience dando fin así al movimiento bajista anterior. 

Imagen

Los dobles suelos son figuras que ofrecen un "market timing" muy preciso además de que el stop loss puede colocarse muy cerca. 

Hay otras figuras chartistas que se pueden considerar, siempre y cuando se pongan al servicio de la ineficiencia detectada, porque por sí mismas jamás tendrán valor alguno. Pero no me vo a extender más porque aunque son artículos largos tampoco pretenden ser increíblemente exhaustivos. 

En el próximo artículo trataremos el último tipo de operaciones, aquélla que no toman ventaja de ninguna ineficiencia sino de la tendencia económico-bursátil. Son las menos interesantes de las tres, pero dado que muchas veces no encontramos ineficiencias en los mercados, intentaremos hacer operaciones de este tipo.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos